El fondo más barato del mundo


#1

Cada vez va teniendo más adeptos la indexación. Afortunadamente ahora hay más vehículos que antaño, tanto fondos como ETFs, para poder llevarla a la práctica. Y además la competencia por ofrecer las comisiones más bajas ha llevado a que existan diversas opciones con costes muy contenidos, e incluso en el caso de Fidelity se ha llegado al coste 0. Aunque cuidado, como dicen sus competidores, cuando no te cobran por algo por algún otro lado se lo van a acabar cobrando.
Para Estados Unidos es fácil encontrar fondos y ETFs baratos. Y también en el caso de fondos globales. Para otras opciones más exóticas lo más probable es tener que acabar pagando algo más, pero por lo general siguen habiendo opciones atractivas.
Algunos de estos fondos alquilan sus acciones, de modo que obtienen algo de rentabilidad extra que ayuda a paliar el impacto de comisiones y gastos varios.
En cualquier caso, lo que es común a todos los fondos, tanto indexados como activos, es la retención que sufren en los dividendos de las empresas de sus carteras. Es algo inevitable hoy por hoy y por ello los benchmarks suelen ser siempre con dividendos netos, no brutos.
En realidad el uso de este tipo de benchmarks no siempre es lo más adecuado puesto que los fondos estadounidenses no sufren retención en los dividendos de su país, al igual que ocurre en España con los fondos nacionales. En esos casos lo justo sería compararse frente a índices con dividendos brutos.
Aquí se puede ver la comparativa entre el conocido ETF SPY y el S&P 500 TR (con dividendos brutos). Lo que pierde respecto al índice solo es un pequeño 0,12% a quince años.

Si hablamos de fondos globales, los gestores serán capaces de recuperar esas retenciones en algunos países, lo que ayudará, además del alquiler de acciones comentado anteriormente, a que el fondo quede rezagado en menor medida de lo esperable respecto al índice con dividendos netos. Aquí podemos ver el caso del Amundi Index MSCI World que a tres años solo pierde un 0,18% anual respecto al índice con dividendos netos cuando el TER es de 0,30%. En la imagen pueden ver la rentabilidad frente al índice. Morningstar comete un error y falta un signo negativo delante del 0,18%.

Tanto si uno invierte en acciones como si usa fondos sufrirá las retenciones de los dividendos que paguen las empresas que posee de forma directa o indirecta. Pero la clave del asunto es que en el caso de fondos y ETFs tributará dos veces. La primera a través de estos, y la segunda cuando el fondo o ETF reparta dividendo, o si no lo hace, cuando el inversor comience a vender participaciones.
Piensen por un momento en el impacto de esta doble tributación. Tomemos un fondo global. El dividendo actual es del 2,38% para el MSCI ACWI. Una retención promedio del 20% supone un 0,48%. Eso sería lo que tributaríamos más o menos si tuviéramos las acciones que componen el índice.
Pero si somos inversores en fondos, pagaremos “solo” en torno a un 0,36% (porque los gestores consiguen recuperar 0,12%, siendo generosos) y luego de lo que quede acabaremos pagando un 20% más en el momento de cobrar dividendo o vender participaciones.
Veamos los números: el dividendo neto para el fondo queda en un 2,02% (2,38%-0,36%). Como sobre este dividendo aún tendremos que tributar un 20% debemos restar otro 0,4%. De modo que al invertir mediante fondos globales hemos pagado en total 0,76% (0,36%+0,40%). Por tanto hemos acabado pagando un 0,28% de más en tributos que en el caso del inversor en acciones y a ello hay que añadirle alrededor de un 0,30% extra en gastos corrientes.
Si cambiamos a modo deep ahorro que tanto gusta por estos lares deberíamos poner el grito en el cielo por el gasto de casi un 0,6% anual y buscar alternativas menos gravosas.
La primera solución pasaría por limitar la diversificación ciñéndose solo a aquellos países donde no practiquen retención al ETF o fondo doméstico (USA, Francia, España…). El inconveniente es que nos vamos a dejar muchas regiones del planeta por cubrir.
Otra opción es fabricarse una cartera indexada casera, comprando uno mismo las acciones. Se podrá objetar con razón que para el inversor medio no es práctico comprar las cerca de 1600 empresas que constituyen un MSCI World, por ejemplo. Pero no creo necesario llegar a ese extremo. Pienso que con 100 empresas ya se conseguiría una diversificación suficiente.
¿Cómo implementar esto?
El primer paso es buscar un bróker que no cobre comisiones de gestión, y las de compra-venta que sean bajas. Eso nos lleva directamente a algún bróker extranjero. Tendremos menores gastos con mejores plataformas y hasta ocasión de practicar nuestro oxidado inglés.
El siguiente paso sería tomar las primeras 100 empresas del índice y comprar según sus ponderaciones en el índice. En realidad no creo que sea necesario tomarse tal molestia, salvo que minimizar el tracking error sea una prioridad. Teniendo en cuenta que los índices equiponderados hasta ahora han sacado un poco de rentabilidad extra a los índices por capitalización tampoco parecería mala idea asignar el mismo capital a todas las empresas y de paso se simplifica la tarea.
Quedaría por resolver el problema de que 100 empresas seleccionar. Aquí se podría usar algún complejo sistema de selección como el que pueden ver más abajo.

image

Una vez confeccionada la cartera el siguiente paso consistiría en el seguimiento y monitorización de las acciones en cartera, que básicamente consiste en no hacer nada excepto reinvertir dividendos, en las mismas empresas o en otras nuevas para aumentar la diversificación. Para esto último pueden volver a echar mano del sofisticado sistema del que hemos hablado.
¿Y qué hacemos si alguna de las acciones sale del índice? Nada. Por lo general las acciones que salen del índice suelen tener mejor rendimiento a posteriori que cuando estaban dentro. Por supuesto alguna puede llegar a valer 0, pero otras pueden hacerlo bastante bien e incluso volver a entrar en el índice más adelante. Con esta estrategia nos evitamos frontrunnings y cosas desagradables que los especuladores les hacen a los indexados estrictos.
De lo que se trata ante todo es de no tributar más de lo necesario, así que lo mejor es estarse bien quieto. No estoy descubriendo nada nuevo. El forero @quixote1 es un maestro en estas lides y pontifica siempre que puede sobre el buy&hold, solo que su método de selección de acciones es bastante más burdo que el del peludo analista que he propuesto :stuck_out_tongue_winking_eye:
Ah, y otra cosa que también convendría hacer es poner las acciones en alquiler y cobrar un dinero extra por ello. Con ello matamos algo el aburrimiento de estar todo el año sin hacer nada más que reinvertir dividendos. Es bastante más sencillo que alquilar pisos y el arrendatario siempre devuelve las acciones tan impolutas como se las entregamos.
¿Qué inconvenientes tiene esta estrategia?

  1. Que con 100 acciones siempre vamos a tener algo de discrepancia con respecto al índice, a favor o en contra. Cuando uno o más años se obtienen rentabilidades por debajo del índice normalmente al inversor activo le surge una importante desazón, pero no creo que este caso sea equiparable. En el primero aparecen las dudas de si el proceso que sigue el gestor es adecuado y si las comisiones pagadas merecen la pena para la labor desarrollada. En definitiva, si la calidad/precio del producto que nos venden es adecuada. En el caso que nos atañe no debería de aparecer tal desazón puesto que la calidad del proceso de selección de acciones ha sido sobradamente contrastada. Y para los más puntillosos que quieren saber el ratio calidad/precio, podemos considerar como precio de la gestión el coste de invitar al analista a un plato de cacahuetes, que viene a ser ínfimo y dispara la ratio a niveles muy satisfactorios.
  2. Que algunas acciones acabarán opadas y nos tocará tributar. Qué le vamos a hacer. Al menos sabemos que hemos pagado lo que toca y no estamos dobletributando. Si ya estábamos gozando de una merecida independencia financiera mediante dividendos siempre podemos tratar de compensar el exceso de dinero cobrado tratando de recibir algún dividendo en forma de acciones.
  3. Que no tiene la flexibilidad del Boglehead díscolo que puede cambiar porcentajes de activos en su cartera. Esto es una desventaja y una virtud al mismo tiempo, puesto que nos evitamos el riesgo de que en un ataque de locura macroeconómica nos dé por hacer market timing con renta fija, variable, distintos sectores, regiones…

¿Qué ventajas tiene?
Las ya reseñadas, que se resumen en que es el fondo más barato del mundo. A saber:
Comisión de gestión: 0% (o el plato de cacahuetes si dejan de lado el deep ahorro por un momento).
Comisión de depósito: 0%
Gastos de análisis externos: 0%. Aquí no hay lugar a disputas sobre si lo debe pagar el partícipe o la gestora.
Impuesto de sociedades (en España es el 1% sobre beneficios para las IIC): 0%
Auditorías anuales de las cuentas: 0% ya que las hace uno mismo. Su cónyuge también puede encargarse de ello, pero puede acabar saliendo bastante más caro.
Corretajes: las comisiones de compra bastante bajas, ya que nos hemos ido a un buen bróker extranjero y las de venta nos da igual porque lo tenemos prohibido.

Con ello ya tienen las directrices generales para la creación del fondo más barato del mundo. Debo decir que yo no predico con el ejemplo, pero se debe a que soy una persona muy solidaria y decido colaborar con el sostenimiento de las familias de los gestores así como con la reducción del déficit público. Cada uno desperdicia el dinero como quiere.


#2

Muy interesante reflexión. Enhorabuena por el post y los datos que aporta.

Siendo yo de los más inexpertos, me siento el menos capacitado para realizar el primer comentario pero el que no llora no mama, o el que no pregunta no aprende…

  1. Si usted empezara a día de hoy (con su conocimiento actual) a realizar su primera inversión y dispusiera de
    100.000 euros para invertir, compraría esas 100 empresas en un bróker extranjero u optaría por el camino que ha seguido usted en la actualidad?

  2. si optara por la compra de esas 100 empresas pero esos 100.000 euros no los fuera a tener totalmente invertido hasta dentro de, digamos 3 años, optaría por el bróker extranjero o algún otro? Lo digo porque en interactive brokers con menos de 100.000 hay que pagar comisión mensual si he entendido bien pero por contra en otro bróker que no cobre comisión de mantenimiento, custodia, etc, tendría mayor comisión de compra i.e. ING. Igual la opción sería ING y cuando se llegue a los 100.000 pasar la cartera a IB aunque imagino tb hay comisión de por medio… supongo que sería cuestión de hacer los cálculos y encontrar el punto muerto.


#3

Excelente artículo; Completo de datos y que hace pensar

Confieso que desde hace unos meses estoy en fase de implementación de una idea bastante parecida, incluido el sistema de selección que va en la misma linea de lo que ha propuesto.:wink:

Como anécdota, decir es la primera vez que mi mujer ha llegado hasta el final de la explicación sobre mi nueva idea (normalmente no pasa de la introducción y cuando entiende que hablo de bolsa cambia de tema) y no solo eso sino que ha aceptado que le abriera una cuenta en IB para replicarla para ella.


#4

Bien dicho. Para comentar y tener un diálogo provechoso no hace falta ser ningún experto.

Con lo que sé hoy volvería a hacer lo que hago, es decir, invertir en un reducido número de fondos de gestión activa. Tal vez con lo que sepa de aquí diez años mi respuesta sea distinta; no lo sé.
Lo que tenía claro hace diez años, ahora y posiblemente en un futuro es que no optaría por un broker nacional.

Ya lo he respondido, y para mí no importa que tarde 3 o 5 años.

Haga números, pero me parece que claramente le interesa más IB. Es cierto que tiene una comisión mensual de mantenimiento, pero el coste de las operaciones que vaya realizando no se suma a la comisión de mantenimiento. Es decir, si usted supera en comisiones de compra/venta a la comisión de mantenimiento, esta no se paga.
De todas formas, estúdielo detenidamente y decida.


#5

totalmente de acuerdo con lo que comenta @Cygnus


#6

Sin duda sus dotes expositivas son superiores a las mías :wink:
Si algún día quiere compartir algunos principios de su estrategia, aquí tiene un lector.


#7

Gran articulo @Cygnus. Me atrevería a plantear una variante un poco loca:

  1. Comprar las empresas del Dow30 en la misma proporción (así se asegura de que la mayoría serán buenas y no necesita 100).

  2. No hacer nada.

  3. Los dividendos gastarlos en lo que más le guste para cubrir el riesgo de “muerte prematura y no haber visto ni un duro”.

  4. Acordarse de no hacer nada cuando nuestra estrategia sea de las peores.

Poner las acciones en alquiler me parece tomar un riesgo adicional que yo no correría pero tiene su lógica.

Habría que mirar si otros gastos que pudiera tener la estructura no la harían mas ineficiente desde el punto de vista de los gastos totales.

En mi caso creo el limite de extensión de cualquier conversación bursátil anda por los 30 segundos.


#8

Loca sería si se atreviera a hacerlo con el Ibex 35 :stuck_out_tongue:

Yo durante el tiempo que lo hice nunca tuve ningún problema, pero reconozco que lo mío puede ser como lo del pavo y el día de Navidad.


#9

Me interesa mucho esta estrategia.
Alguna vez fantaseo con hacer algo parecido.
Habría que hacer un bien trabajo para intentar recuperar el máximo de dobles retenciones y hacer un modelo 720 largo. Las comisiones mensuales de IB creo que no serían problema pasados los 100k que comentabais arriba.

Una variante que se podría estudiar es que la compra de las acciones sea totalmente aleatoria, comprar una cantidad fija de una acción cada mes escogida al azar. El resultado sería similar al de un índice equal weight pero sin la desventaja de que el índice gasta mucho en los reblanceos.

Yo la verdad que no me atrevería a implementarlo… :sweat_smile:


#10

Tengo una gran cantidad de posiciones de derivados (y de acciones), en mi cartera, que no sabría por donde empezar en explicitarlas todas en el M720, por lo cual en estos años siempre he presentado el modelo como total activos de la cuenta, sin ningún detalle, y hasta la fecha no he tenido ningún problema.


#11

Excelente articulo @Cygnus,
Puesto que Merlín ( el sesudo analista ) con la edad a perdido el pulso para acertar con los dardos , tendremos que pensar en otro sistema para seleccionar esos 100 valores ; que para carteras medianes me parecen demasiados .

Buena solución , pero entonces limitamos el uinverso de inversión solo a USA


#12

Desde el total desconocimiento ¿qué riesgo tiene poner las acciones en alquiler?


#13

Una opción para aquellos que colaboran en el mantenimiento de +D es picotear entre la selección de acciones que ofrece @arturop a los mecenas.
Otra opción puede ser el +D51 Global Teforras Portfolio, que aunque suene a broma lleva compañías de mucha calidad.


#14

Yo sigo dándole vueltas…
Me gusta la idea de selecionar los valores casi al azar.
Una forma sería:

  • Hacer una lista de países fiscalmente amigables y fácilmente invertibles.
  • Seleccionar el tamaño de las empresas que queremos invertir. Mi idea sería que tuviesen un tamaño 0,015% del índice MSCI ACWI IMI. Este tamaño coincide aproximadamente con las mayores empresas del índice small-cap.
  • Cada mes el índice actualiza, comprariamos la primera empresa que cumpla los criterios país y tamaño y que no tengamos en cartera. Después nunca la venderíamos aunque su tamaño cambie. La selección sería totalmente aleatoria porque las empresas de esa parte de la lista se mueven mucho.

Si no me equivoco en cuanto tuviesemos más de 50 empresas la cartera se movería con el índice small-cap o mid-cap, a parte tendría poquísimos gastos (menos que un fondo indexado a ese indice que rondaría 0,11% anual) y sin dobles retenciones.


#15

Y ya puestos a desgranar la idea voy a contar un motivo que tendría para implementar esta estrategia, a ver si alguien piensa lo mismo.

Actualmente todo mi patrimonio lo tengo o lo planifico tener en fondos o planes con un conercializador español.

Si algún día la cosa en España se pusiese complicada del tipo elevar el impuesto del ahorro al 50% por decir algo tendría todo mi dinero rehén para sacarlo desde otro país.

Utilizar un intermediario estadounidense con el que tuviese que declarar las acciones en España lo facilitaría todo, si me voy a otro país a vivir en un caso extremo, el gobierno de España de turno puede dificultar los traspasos de un país a otro antes de tributar, pero no le puede impedir a IB que yo venda mis acciones y luego tribute en otro país…


#16

¿no cree que a base de querer optimizar demasiado la factura fiscal al final nos terminamos contradiciendo nosotros mismos y planteándonos escenarios cuya prevención igual precisamente consiste en optimizar algo menos?

Si uno piensa que puede terminar pagando el 50% por ciertas plusvalías, posiblemente aquellas que pasen de ciertos umbrales, la solución algo menos mala sería ir tributando poco a poco por las ganancias. Si al final tiene cierta razón @Fernando cuando nos recuerda que ir cobrando dividendos no es tan malo como puede parecer de entrada.


#17

Entiendo lo que dices y tiene sentido. Pero lo de pagar un 50% por las plusvalías era solo un ejemplo y que desde luego no tengo ni idea si va a suceder. Otro ejemplo sería que se endureciese mucho el impuesto de patrimonio y en ese caso daría igual haber cobrado dividendos o tener plusvalías latentes…
Lo que digo es que no tengo la idea de dejar de vivir nunca en España, pero si las cosas se pusiesen muy mal, un cisne negro, con un broker estadounidense estaría más seguro. Como tener una cuenta en Suiza en caso de guerra, pero más fácil.


#18

jajaja. Eso sería ya… temerario.

Personalmente es que lo prefiero: me aseguro cierta seguridad jurídica, el respaldo de un gobierno fuerte de cara al exterior, normas contables claras y el que las empresas operen en una moneda de referencia (no con monedas exóticas tipo… el euro jeje). Si hay que pagar una prima por esto (no estoy seguro de que se pague realmente) yo lo hago encantado (posiblemente esté ahí mucho tiempo la prima).
Por otro lado, con Apple, Coca-cola, 3M y cía. yo pienso que uno tiene una exposición bastante global.

Qué la persona/institución a la que le preste las acciones no se las devuelva (como cualquier préstamo). Una insolvencia por ejemplo. En principio parece poco probable pero a mí me gusta ir a lo amarrateguí que ya bastante riesgo le veo a la inversión por sí sola y si las acciones las voy a tener mucho tiempo, el tiempo juega en mi contra si las presto.

Ahora, qué nos quiten lo bailao :money_mouth_face::joy: