Mejor manera para vivir de los dividendos

DGI? Pero… alguien sigue pensando en DGI existiendo el DGE?? Ya en su banco!!

Jejeje
Me ha recordado al “mes a mes” que ofrecía el banco mediolanum, éste.
Nunca llegué a ver los detalles, pero reconozco que me intrigó el planteamiento de organizar los fondos para obtener dividendos mes sí mes también.

1 me gusta

Pero las comisiones de los Best Brands de Mediolanum son de las más altas del mercado y sus rentabilidades tampoco son para echar cohetes

2 me gusta

Saludos cordiales.

Permitánme recordar algo por todos sabido: Los dividendos que reparte una empresa se descuentan de su cotización.

No hace falta invertir en empresas que repartan altos dividendos sino en buenos activos que deban revalorizarse.

Personalmente, partiría ese millón de euros en dos partes, una para invertiría y otra en liquidez (o productos asimilables) para aumentar la,robustez de la cartera a largo plazo (debemos vivir de ella).

  • Una parte pueden ser 7 años x 12 nenes x 2.000 euros = 168.000 euros.
  • Otra el resto: 832.000 euros

La primera parte la repartimos entre una c/c y activos con riesgo limitado (letras del tesoro —cuando la rentabilidad sea, al menos, positiva—, bonos —recuerdo que pueden venderse—, fondos defensivos, moderados…).

El resto en fondos de renta variable incluyendo tres zonas: Europa, Norteamérica y una parte menor de países emergentes.

Pues permítame dudarlo, lo que hace el mercado es pagar lo que pagaba el día anterior aplicando ese descuento, pero igual lo hace o no… eso es asunto del mercado. Que yo sepa nadie hace ese descuento que dice, más que el mercado soberano para poner el precio, igual está en fuerte subida y ni se entera o igual está en fuerte bajada y pierde el doble.

Y para demostrar que no se descuenta nada le ánimo que me diga ¿quién lo hace? y el asiento contable que se hace puntualmente.

1 me gusta

Es el mercado, amigo.

Es el mercado si lo hace como le he dicho, igual sí igual no, igual lo dobla… el mercado no tiene reglas que se sepa.

1 me gusta

Mire, estamos como ante las meigas: «Existir, no existen; pero haberlas, haylas».

Aunque sea Vd. quien lleve la razón, créame y no pretenda enriquecerse comprando valores justo antes del reparto de dividendo y vendiéndolos inmediatamente después.

Por cierto, si el reparto de dividendos no lastrara la cotización de la acción, ¡qué pena que no fuera mucho mayor!

Llevan todos ustedes razón en parte. Los dividendos te aportan mayor certidumbre acerca de las rentas periódicas, pero también es cierto que al final se acaba descontando de la capitalización bursátil de la compañía (si nos creemos aquello de que la cotización a largo plazo va detrás del valor intrínseco, al salir efectivo de las compañías su valor disminuye). Otro asunto es que se descuente a corto, medio o largo plazo, de ahí la mayor certidumbre del dividendo.

3 me gusta

La cotización baja al día siguiente del reparto del dividendo, eso es inapelable. Pero si esa salida de dinero de la empresa es del flujo de caja libre, es decir, del dinero que, simplificando mucho, le sobra y no hace falta a la empresa para seguir operando, el valor de la empresa no disminuye y no tiene por qué valer menos. Otra cosa es en qué plazo la cotización recupera ese precio que ha perdido. Eso depende del mercado.

Si esto no fuese así, empresas de dividendos generosos como PM o XOM valdrian cero.

Diferente es que la empresa pague el dividendo con dinero que sistemáticamente no tiene, endeudándose. Entonces sí que pierde valor y no es sólo una bajada transitoria de la cotización. Por desgracia hay muchos ejemplos de empresas patrias.

5 me gusta

¿Entonces vale lo mismo un piso que, arrendado, acumula en una caja fuerte durante años las rentas que percibe después de descontar gastos, que otro que manda al propietario periódicamente las rentas? Yo creo que independientemente de que sea necesario o no, dinero que sale pudiendo quedarse disminuye el valor de la empresa (otro asunto es que al accionista le de igual, o incluso prefiera, tener esa parte del valor en su bolsillo vía dividendos, pero el valor de la empresa se ve necesariamente reducido).

4 me gusta

Que llevo razón ya lo ha dicho, de lo contrario sabría usted a ciencia cierta qué va a hacer un valor después del cierre del último día con derecho a dividendo y no lo sabe, ni usted ni nadie la apertura al día siguiente es un enigma, pero no sólo el día del dividendo sino todos los días de mercado, el motivo es simple, nadie sabe qué trama el mercado en un futuro ni cercano ni lejano, si lo supiera sería rico.

¿Y por qué no le darle la vuelta? y piensa que el reparto de dividendos infla la cotización, tiene mucha más lógica que que lo que plantea, desde el momento en que se conoce la seguridad del cobro de ese dividendo el mercado lo incluye en el precio hasta el día del cobro.

O incluso puede valer más, pues demuestra que el negocio es sostenible con su flujo de caja y además reparte al accionista motivo de que se incremente su valor en el mercado.

Pues dependerá de muchas más cosas, por resumirlo, de todas las variables que rodeen al piso y afecten a su capacidad de venta, pues puede ocurrir que por muchos otros motivos se deprecie o aprecie su valor y haga que esa caja pese menos o más que otras variables, el problema de base es ustedes se fijan en dos variables, caja y precio, pero hay muchas más que el mercado tiene en cuenta y al parecer ustedes no.

2 me gusta

Depende de la utilidad que el mercado le asigne a esa política de reparto. ¿Estaría cómodo un accionista al que le dijeran que su dividendo se lo guardan en la caja sabiendo que no lo usarían para expandirse? Hay un coste de oportunidad muy alto.

3 me gusta

Tiene toda la razón ahí, un ejemplo pueden ser muchas empresas japonesas, el acumular “por si acaso”.

Lo estaba pensando desde un punto de vista puramente cuantitativo, pero desde un punto de vista cualitativo sí tiene sentido.

2 me gusta

Claro, pero si tiene dos pisos iguales, en el mismo bloque de pisos, etc. Y uno tiene 30.000€ en la caja fuerte y otro 0€, ¿cuál prefiere? :wink:

Es que nunca hay dos pisos iguales, eso es imposible.

Esa es la clave: el coste de oportunidad. O la rentabilidad que empresa le puede dar al dinero que deja en ella, respecto a la rentabilidad que obtiene el inversor con el dinero que se le entrega en forma de dividendos.

Por eso las dos opiniones tienen en parte razón. Si la empresa está creciendo, y obtiene una alta rentabilidad sobre el capital, sería preferible que no reparta dividendo. La empresa será mas grande con el tiempo y la acción debería acompañarla en algún momento. Si la empresa no está creciendo y acumula el exceso de caja, lo mejor es que, guardando una caja razonable, reparta dividendo para que el accionista pueda reinvertirlo en otras empresas. Es cierto que el valor de la empresa será mayor, y la acción deberá reflejarlo, pero en un ratio de 1:1. Es decir, cada euro en la cuenta debería reflejarse en un euro en la capitalización bursátil.

Ahora bien, el “mercado” puede pensar que mañana esa acción vale 1000 y al día siguiente 100. Ese ser esquizofrénico no sabe de cuentas ni contabilidad.

1 me gusta

No quiero decir que la caja no valga, por supuesto que tiene su peso, sobre todo a corto plazo. Ahí está la fórmula de EV=cotización + caja - deuda, usada en combinación con el EBITDA para valoraciones. Pero a largo plazo el mercado valora más la capacidad de llenar la caja (aunque se quede seca cada año con los dividendos que salgan de ella) que el valor puntual de la caja en sí.

3 me gusta

De hecho, la caja en un balance la justa, si hay de más y no está trabajando mucho mejor en el bolsillo del accionista pues no olvidemos que la caja es un activo improductivo y empeora la rentabilidad del activo.

Seguro que tiene Vd. razón, pero le ruego que considere la posibilidad de que me haya expresado mal o haya sido malinterpretado.

En cualquier caso, aunque Vd.esté convencido de que los dividendos no se descuentan de la acción, no intente enriquecerse a costa de los necios que estén dispuestos a venderle una acción inmediatamente antes de que se repartan dividendos e inmediatamente después comprársela de por el mismo precio en promedio porque el valor no se ha visto afectado.