Los analyst rating de Morningstar

Esta semana Morningstar ha escrito tanto en su web como en Twitter acerca de la fiabilidad de sus analyst rating. Como probablemente ya sabrán, se trata de unas calificaciones fundamentalmente cualitativas y que son de mejor a peor: negative, neutral, bronze, silver y gold.
Incluso en Twitter han publicado un listado de los fondos gold a la venta en España.

image

El estudio de sus ratings está hecho mediante dos tipos de análisis distintos. Por un lado han calculado el alfa de los fondos haciendo una regresión de Fama-MacBeth. Por otro han calculado el rendimiento del fondo frente a la media de la categoría.
El primero de los análisis tendrá sus partidarios y académicamente será implecable, pero a la mayoría de los inversores le interesará más el segundo. Al respecto publicaban el siguiente gráfico:

A tenor de este gráfico su sistema de valoración tiene indudablemente un apreciable valor pues es capaz de discriminar los fondos malos de los que son mejores. No es mi propósito tratar de minusvalorar dicho sistema, pero conviene revisar el conjunto del estudio e intentar hilar más fino.
Si nos centramos en los fondos de renta variable, este es el resultado:


Los fondos gold siguen haciéndolo claramente mejor que el resto, aunque los silver acaban algo peor que los bronze. En cualquier caso, no creo que la diferencia entre estos dos últimos se pueda considerar significativa.
Ahora bien, hay que tener en cuenta que la mayoría de fondos son centrados en bolsa estadounidense. Si buscamos fondos EMEA (Europa, Oriente Medio y África) nos encontramos con otro gráfico distinto:

Ahora resulta que los fondos gold ya no destacan tanto y de hecho los silver, sin ofrecer una estadística espectacular, acaban siendo mejores.
Conclusión provisional: en nuestra zona (Europa) los analyst rating gold probablemente funcionan peor.
Ahora vamos a ver los resultados de los fondos comparados no ya frente a la media de su categoría sino frente a los índices de referencia, que creo que es más interesante para el inversor. Desgraciadamente aquí no tenemos datos desglosados por regiones sino en conjunto.


Como se puede apreciar, los fondos bronze se comportan peor que los neutrales, y los silver casi a la par que estos. Solo destacan los gold, pero he aquí lo que quiero resaltar: este selecto grupo solo consigue batir al índice por un margen muy estrecho. Concretamente un 0,14% anual.
Y si ahora tenemos en cuenta lo que hemos visto anteriormente de que en nuestro continente los fondos gold no destacan tanto sobre el resto como en USA, no sería de extrañar que ni siquiera pudieran batir a sus índices de referencia en conjunto.
En definitiva pienso que las calificaciones de Morningstar hacen un buen trabajo discriminando fondos malos de menos malos, pero no está claro que fuera de Estados Unidos consigan hallar el Santo Grial, que son los fondos que consistentemente van a conseguir superar al índice.

14 Me gusta

Muy interesante. No acierto a entender si el rendimiendo extra es anualizado o acumulado en los 5 años. Y otra cosa, ojo que es “la media” de cada categoría lo que se lista. Indexación: variabilidad cero. Coger un fondo Gold pues tb hay que acertar

Es acumulado en los 5 años. Hay una tabla en la que detallan el rendimiento según el periodo en el que se mantiene la inversión. El 0,14% que he mencionado es a un año. Es decir, tomando un conjunto de gold y manteniendo solo durante ese tiempo. Si se hace eso mismo a 5 años, el resultado es aún peor que un 0,14% anual.

A mi me parecen interesantes los analyst ratings, pero no tanto la calificación en sí como los comentarios que suelen acompañar al mismo, que se pueden leer si estás registrado.

Normalmente indican algunas consideraciones bastante generales pero que los usuarios deberían conocer de los fondos, como el estilo de inversión , algunos posibles problemas asociados al mismo, como por ejemplo sufrir más de la cuenta en mercados bajistas o tendencia a quedarse retrasado en mercados alcistas, así como por ejemplo la solidez del equipo gestor, que suelen menospreciar en las consideraciones generales del fondo con un breve comentario del año de incorporación, en los analyst ratings suelen tener un papel importante siguiendo toda la trayectoria profesional del mismo y no simplemente el tiempo que lleva en el fondo actual.

En todo caso los ratings de Morningstar, por lo que suelo leer de los mismos, no son muy distintos a los que haríamos buscando fondos con una buena rentabilidad a largo plazo, equipo gestor con muchos años de experiencia o en un gestora que se caracteriza por hacerlos de forma razonable y estrategias donde predomine la consistencia a elementos que pueden dar mucha rentabilidad a corto plazo pero con riesgo de inconsistencia.

Creo no obstante, como ya hemos comentado otras veces, que existe una gran dificultad por clasificar a los fondos dentro de una categoría y precisamente esto dificulta no sólo elegir buenos fondos dentro de su categoría sinó lo que realmente puede y debe esperar un inversor de un fondo.

REcuerdo un artículo y un gráfico del propio Morningstar, ya referenciado otras veces, comentando los problemas de su sistema de estrellas:

Para mi hay dos causas evidentes del desastre de las estrellas, y que los analyst ratings lo tienen complicado para deshacerse de ese mismo sesgo, al menos cuando se analiza su rentabilidad, la difícil clasificación por categorías ya señalado y la otra tiene que ver con los plazos de las rentabilidades analizadas y su extrapolación a otros plazos.

Esta segunda consideración creo que como inversores la solemos minusvalorar pero es importante para encuadrar los resultados. 5 años no son nada y según las condiciones de mercado que se presenten, los resultados de los fondos dentro de su propia categoría pueden diferir ampliamente.

Por ejemplo si cogemos los últimos 5 años hay fondos que se han beneficiado tremenadamente de algunos de sus sesgos que igual les habrían penalizado significativamente los 5 anteriores.

Fondos que lo hayan hecho tremendamente bien los últimos 5 años son candidatos a sufrir a la que se presente un mercado complicado bajista.

Vamos con un pequeño ejemplo, un fondo muy de moda hace 2-3 años, el Ethna-Aktiv A que curiosamente estava con analyst rating Neutral después de un 2016 nefasto.y veo que ha desaparecido. Veremos si le cambian a alguno positivo a la que vuelva a funcionar.

Tenemos, especialmente hace dos años, lo que parece la panacea de todo buen inversor en fondos, una rentabilidad superior a su índice (y más a su categoría) durante muchos años y uno de los gestores principales desde inicio del fondo.

Pero cuando un fondo destaca mucho a largo plazo, especialmente si goza de alguna consideración como defensivo o mixto, deberíamos plantearnos si realmente se trata de un fondo que está bien categorizado o no.
En el siguiente gráfico le he subido el benchmark de mixto defensivo a mixto moderado.Vamos que mirado a largo plazo ya se parece bastante más

Queda por analizar lo bien que lo hizo el fondo en 2008 especialmente respecto a este segundo índice.
Como inversores debemos ser especialmente cautos con estrategias que tienen un resultado muy bueno pero cuya base desconocemos o cuyos resultados pueden ser tremendamente distintos en otra situación de mercado. Vamos lo que resulta de intentar hacer market timing en alguna de sus variantes.

No sé que niveles de inversión en renta variable ha ido teniendo este fondo en los distintos años, tampoco el nivel de exposición a según que tipología de bonos que conviene no menospreciar. El nivel de riesgo proviene no sólo de la exposición a renta variable, que parece el único factor que a algunos les gusta recordar para poder presumir luego de haber logrado un resultado peor que un RV pero con supuesto mucho menor riesgo. La tipología de RV utilizada como la de RF o la tipología de gestión son riesgos importantísimos a considerar, especialmente a largo plazo.

Volviendo al fondo en cuestión vamos a ver que le pasó a finales de 2015 principios de 2016 donde algunas casas de gestión de carteras lo utilizaban y/o recomendaban a sus clientes para bajar el nivel de riesgo de RV pero sin que las espectativas de rentabilidad se debieran reducir excesivamente.

Mirando el gráfico vemos como a inicios de 2015 no logra apenas capturar las subidas del mercado (punto 1)

Pero la situación realmente interesante se produce en los puntos 2 y 3.

En el punto 2, finales de 2015, principios de 2016, vemos como el fondo se come íntegramente la caída de los mercados de forma similar a un índice moderado (no a uno defesivo). No es de estrañar dado que recuerdo haber mirado la exposición a RV del fondo a finales de 2015 y haber visto una exposición a RV de alrededor del 55%.

En el punto 3 desde marzo de 2016 a finales de ese mismo año no logra beneficiarse de la posterior recuperación de sus índices. Algo por otro lado normal teniendo en cuenta que a principios de marzo había cambiado su exposición a RV por menos del 10%.

No pretende esto ser un análisis exhaustivo de este fondo en concreto sinó una muestra de como fondos muy bien vistos por la industria en general en determinados momentos, realmente no es muy consciente de la base de sus resultados y que, a veces, los buenos resultados pasados son la base de problemas futuros, especialmente sinó entendemos los problemas asociados al tipo de gestión de cada fondo.

8 Me gusta