Lo difícil que es ver al vecino hacerse rico

En relación a un vídeo que volví a ver hace una semana después de tener un pequeño debate con uno de los protagonistas del mismo, he recordado con cierta nostalgia esa época y unos cuantos sucesos que me gustaría compartir con ustedes.

Estoy seguro de que muchos de los miembros de esta comunidad lo recordarán o lo habrán visto alguna vez.

-“La vivienda nunca bajará” (Versión larga):

-“La vivienda nunca bajará” (Versión corta):

Después de escuchar los comentarios y las réplicas que se hacían en este programa a los que no pensaban igual, me ha recordado un poco a la actualidad y la cierta polaridad que se está creando en los mercados, acerca de lo que no deja de subir y los argumentos que se dan ciertas veces para argumentar dichas subidas.

Si alguna vez alguien me preguntase por una habilidad o cualidad que creo que destaca en mi persona, aunque seguramente sea errónea y únicamente la perciba yo desde mi punto de vista, es la capacidad de hilar y de recordar de una manera vívida los sucesos y los hechos del pasado.
Cuando menciono esto, me refiero a poner todo el recuerdo en perspectiva con imágenes tan vívidas como si de ayer mismo se tratara. Conversaciones, lugares, personas, olores…

Recuerdo aquellas épocas con cierta nostalgia y por lo que en mí marcó toda esa burbuja.
No les enrollaré demasiado contándoles mi vida pero resumiéndolo, el hermano de mi madre se montó una empresa de intermediación inmobiliaria en pleno auge y por otro lado mi padre, segunda generación ya, tiene una empresa de mármoles y granitos la cual sigue gestionando a día de hoy y por lo que dice, seguirá hasta el final de sus días.

Por otro lado les comentaré que tengo amigos que por aquellas épocas sin haber estudiado, siendo peones de albañilería, se levantaban una pasta todos los meses muy superior a la que cualquier pobre recién licenciado o con ya varios años de experiencia, pudiera conseguir o tener.
Hasta tal punto era semejante pasta, que recuerdo ver por la calle a chavales en mi pueblo de Toledo con 18 años y el carnet recién sacado, con coches con marcas tan lujosas como BMW, Audi etcétera y, pensando en comprase ya su primera vivienda.
¿Quién por esas épocas pensaba en estudiar con lo fácil que era salir del colegio a los 16 años y levantarse semejantes salarios?

Todo este rollo que les he contado, es para hilarlo ahora con los dos sucesos que posteriormente ocurrieron. Se trata de sucesos que tienen mucho que ver con la avaricia y la prudencia. Dos palabras más que acertadas para asociarlas con la inversión y con los mercados.

House prices Spain
Evolución de los precios de la vivienda

Uno de los recuerdos más vívidos que tengo de esas épocas, es el de un viernes por la tarde estar en la pequeña oficina que tiene mi padre charlando y que de repente, viniera un “promotor” allá por el año 2005 a ofrecerle trabajo. Se trataba de suministrar y colocar todo el material para una promoción de 300 viviendas en una localidad de la provincia.

Hasta esa época en la empresa de mi padre, los ingresos generados por el sector de la construcción representaban aproximadamente el 50% del total de sus ingresos y el 50% restante, se generaban del sector funerario (Si puede llamarse así). A pesar de todo el auge, nunca quiso alejarse de la diversificación tan famosa que en este foro mencionamos constantemente e hizo, que mantuviera siempre unos ingresos más equilibrados.

Él ya en la mayoría de las veces cuando estábamos comiendo, comentaba que empezaba a estar mosca de la cantidad de casas que se estaban construyendo y de los cambios que estaban teniendo las construcciones de las promociones de manera contractual y formal. Se cuestionaba continuamente si semejante barbaridad era sostenible en el tiempo y otras numerosas preguntas que cualquier persona con dos dedos de frente, debería de haberse hecho.

Al principio en pleno auge, los promotores antes de empezar a construir las casas y sobre plano, tenían todas “vendidas” con la señal ya por adelantado pagada y con la autorización de la hipoteca los futuros compradores. Los promotores por aquellas épocas pagaban con pagarés a 30-60 días máximo y únicamente, el que había trabajado toda la vida en la construcción se dedicaba a construir.
Según fueron pasando los años, los pagarés llegaron a ser de 180-210 días y las señales que se daban por las casas que se iban a construir, dejaron de existir.


Gráfico de déficit de exportaciones

Todo esto se lo cuento porque la persona que entraba en ese día del año 2005 en la oficina de mi padre que les he mencionado antes, era un señor que en su vida había tenido relación con el ladrillo, no sabía ni de qué materiales se componía una casa y, ni siquiera sabía a quién podía contratar para llevar a cabo dichos proyectos.
En el momento que mi padre empezó a hacerle preguntas (Las recuerdo como si se las hubiera hecho esta misma tarde), las respuestas hasta a mí me parecieron aberrantes.

-¿Cuántas tienes ya vendidas o te han dado señal de las mismas?
“Tengo vendidas cero pero ya sabes que casa que se hace, casa que se vende y cada año por más”.
-¿Cuáles son las condiciones de pagos que me propones?
“Pagarés no garantizados a 210 días”
-¿Te han proporcionado los bancos la financiación para arrancar con el proyecto? ¿Tienes el terreno ya?
“El banco me adelantará el 10%, el resto a través del sistema de pagos “diferidos” se va autofinanciando automáticamente”.

Hubo bastantes más como este señor y de hecho a esta persona, mi padre ya la conocía de antes. Pasó de ser un humilde trabajador un año antes, a llegar con un Mercedes clase S de color negro (Si recuerdo bien era el modelo 320) nuevo, que probablemente lo tomaría de renting o vaya usted a saber.
Toda esta historia para comentarles que fue ese, el día en el que mi padre dejo de aceptar trabajos del sector de la construcción del miedo que cogió ese mismo viernes pensando en la burbuja que se estaba cocinando si hasta este señor iba a construir.


Gráfico de desempleo en España

De hecho y hasta el año 2009 (Casi 4 años a la contra), tuvo empleados que comenzaron a montarse el negocio por su cuenta convirtiéndose en competidores directos de él, tuvo que aguantar risas y alardeos de gente que seguía “forrándose” en el sector y lo más doloroso, posteriormente tuvo que ver cómo a muchos de sus colegas de profesión y antiguos empleados, les embargaban todos sus bienes por haber sido avariciosos y codiciosos.

No se piensen que esto era tan lógico y obvio para verlo en esas épocas, ya acaban de ver el vídeo que les adjunté en la parte superior cómo la gente había dado por hecho, que era normal que esto sucediera año tras año.

Para concluir la historia y que no quede un tocho infumable, acabaré contándoles que mi tío aún tiene deudas y propiedades mal compradas por esa época a la espera de la recuperación de sus inversiones. Eso sí, esos años los vivió a todo trapo y se endeudó hasta las orejas viviendo por encima de sus posibilidades.

Por otro lado, la enseñanza pura que pude llevarme en mis propias carnes de la manera que tuvo mi padre de actuar ese día y los posteriores, no dejándose llevar por la avaricia en parte, ha marcado mi vida de una manera más que positiva yo diría.
Al final y cuando más lo reflexiono más creo en ello, somos en parte los sucesos experimentados, la gente de la que nos rodeamos y las vivencias tenidas.

Pasen un feliz año nuevo todos y reflexionen acerca de la actualidad con este texto.
¿Qué recuerdos tienen de esa época?

110 Me gusta

Lo que es la tasa de inflación inferior al tipo de interés, explicándolo sencillamente, significa que te regalan el dinero.
Si te regalan el dinero, lo que a ti te conviene es endeudarte.
Si lo que te conviene es endeudarte, ¿que haces?, compras el activo soñado, la ilusión de tu vida.

Gonzalo Bernardos
Profesor de economía en la Universidad de Barcelona y experto en asesoría inmobiliaria

:face_with_hand_over_mouth::no_mouth:

12 Me gusta

En 2007 yo cumplí cuarenta años, no realicé ninguna compra importante entre 1998 y 2010, pero sí gastaba mucho en caprichos mientras podía. Mi pareja compró la vivienda pagando la mitad con sus ahorros e hipotecándose por la otra mitad.

Creo que mi pareja y yo pasamos de ser los habituales más jóvenes del Leixuri a los más viejos de los 100 montaditos.

:rofl: :rofl: :rofl:

13 Me gusta

También recuerdo que @Retranca, un usuario de Invertia, hizo la reflexión de que la vivienda en España no había subido desde donde llegaban sus recuerdos, excepto dutante el boom porque la devaluación de la peseta y la inflación se habían comido el aumento de precio. Mucha mejor inversión hubiera sido en los sesenta haber comprado oro con dólares. No sé si tenia razón; además, en algún lugar había que vivir.

1 me gusta

La verdad es que los razonamientos a día de hoy de este señor, siguen siendo desde mi punto de vista, incluso peores.


El problema es quien le haya hecho caso sin entender lo que significaba.
Más de 50k de seguidores en twitter y encima saliendo día sí y día también en la sexta.

32 Me gusta

Si me permite el consejo, Sr. @camacho113, evite meterse en el fango de Twitter con un friki tertuliano de la sexta. No va a sacar nada en positivo.

Para mí lo preocupante es que este individuo sea profesor de universidad, pero es que hace décadas era muy fácil acceder a una plaza en la universidad pública, básicamente por la escasez de demanda. Ahora sucede todo lo contrario. Podemos encontrar a profesores/profesionales muy brillantes y a sujetos como éste. Ser profesor de universidad no es garantía de nada. No voy a contar vivencias de compañeros a los que no les dejaría al cuidado ni de un simple baño termostático y que llevan décadas sin dar un palo al agua, catedráticos incluidos. Ni la leyenda negra que tienen las facultades de derecho y económicas en, al menos, la universidad donde ejerzo.

Ninguna lástima me daría alguien que siguiera los consejos de este friki, hasta le estaría bien y lo dejo aquí para evitar hablar de política y lo que vota cada uno.

30 Me gusta

Muchos somos los que tememos una fuerte caída del S&P-500, pero sabemos que ni aún teniendo razón podemos predecir razonablemente cuándo. Es decir, sabemos que la bolsa sube y baja.

Especialmete cuando salir por la tele es una fuente de ingresos; ¿vas a llevar la contraria del ideario de la cadena? Los profs. Lacalle y Rallo se prodigan menos.

Tengan unos Reyes generosos
:dromedary_camel: :dromedary_camel: :dromedary_camel:

4 Me gusta

@camacho113, me ha encantado su texto. Resume a la perfección el espíritu de aquellos años. El desenfreno frente a la prudencia. Qué fácil era hacer dinero. La vivienda nunca va a caer. Endéudate que el dinero es gratis. En fin.

No puedo evitar compararlo con las sensaciones que siento estos días por Twitter donde inversores con escaso año y medio de experiencia muestran sus beneficios de doble dígito (los hay más valientes, con triple dígito!). De manera fácil, a hombros de compañías con PER estratosféricos (total, qué más da, muerte al PER coño que somos de Bilbao) o comprando Bitcoins porque es el nuevo oro (con 10 años de vida) y somos plenamente capaces de valorarlo como activo refugio porque, ojo, hay un número limitado de estos.

Y ahí se encuentra cada uno. Con unos cuantos años en la mochila de experiencia vital/profesional y un poquito inversora. La lectura del contexto (social, psicológico y económico) llama a la prudencia mientras “grandes inversores” desde sus modestas habitaciones duplican y triplican su patrimonio.

Y entonces, uno se pregunta… Joder, ¿soy el más tondo de la clase? Con un all-in bueno en los valores que están de fiesta me retiro en tres meses, ¿Qué puede salir mal?
Pero sinceramente soy incapaz de actuar de manera irracional. “No pienses en cuánto ganarás, si no en lo que podrías perder” es lo que me digo por las noches, cuando uno se pone reflexivo. Y con ese sentir pasan las semanas, con una cartera deprimida llena de dudas pero plenamente consciente de haber vivido en los 2000 y 2008 una exhuberancia muy similar.

Y su texto, @camacho113, me ha ayudado a anclar estas reflexiones de prudencia y ver que existen sentimientos y sensaciones compartidas por más inversores.

Buen sábado!

52 Me gusta

Es como la anécdota de Rockefeller y el limpiabotas. Yo sigo esperando con paciencia a que mi cuñao venga a hablarme de bitcoins.

17 Me gusta

@albertolari, me alegra que haya captado exactamente el mensaje que quería trasmitir.
Es exactamente esto, cuidado con las nuevas narrativas!

10 Me gusta

Simplemente me encanta esta cita :heart_eyes: :heart_eyes: :heart_eyes:

Con su permiso se la copio para mi día a día

10 Me gusta

Por supuesto @Oguisa, hágala suya sin problema! De hecho es probable que yo también la cogiera prestada de alguien, pues no soy tan original :sweat_smile::sweat_smile:

Un abrazo!

10 Me gusta

Brillante exposición y repleta de sensatez . Gracias por su aportación a la Comunidad. Sin la menor duda , estamos condenados a repetirlo , como un bucle sin fin . Es la condición humana…

7 Me gusta

Es q la burbuja actual no está en bitcoin ni en el oro! está en la deuda de los Estados, en las bolsas. En el dinero gratis q se imprime sin parar para sostener el sistema financiero viejo, y q de momento impide que caiga wall street.

Es esa la gran burbuja q va a reventar este año, o el próximo, o dentro de 5. Porq es sencillamente insostenible. Deudas de más del 100% y crecimientos mínimos o negativo.

Cuando todo eso caiga, y el dólar y el euro se devalue a lo bestia Argentina style, querre tener bitcoin. Cueste lo q cueste.

2 Me gusta

Resulta muy complicado evitar no seguir la estrategia de todo aquel que, a priori, le empieza ir todo fenomenal. La sensación de estar perdiéndose el momento es devastadora y nunca sabe uno si está en lo correcto o en lo incorrecto.
Sin lugar a dudas, todo ello se evita con experiencia, y su padre se lo demostró a usted @camacho113.
Tendemos a ser como los demás y alcanzar lo que los demás tienen, sin ser conscientes en muchos casos que somos únicos, y debemos seguir nuestro propio camino, y no el camino que otros nos insinúan, con beneficios o sin beneficios para con ellos.
No es sencillo y muchas oportunidades se pierden siendo “prudente” pero otras muchas se ganan.

8 Me gusta

Coincido, en parte , con su afirmación. Pero tenga en cuenta que lo que argumenta es algo incontrolable por nosotros ( Al menos por mí… ) . De ahí que me centro en tomar decisiones de inversión que considero razonables . A partir de ahí, soy el ÚNICO responsable del resultado .

4 Me gusta

Hola

Yo vi en directo este tuit y pensé, si en bolsa está tan acertado como con sus ideas económicas, seguramente ocurrirá lo contrario, por que en sus ideas económicas vive en un mundo feliz de soluciones sencillas a problemas muy complejos

Suelo ver muchas veces Gonzalo Bernardos VS Rallo, casualmente Rallo se parece al señor de verdel El video cuenta las cosas como son, que para que nos vaya bien hay que hacer cosas complicadas… Pero se suele comprar mas el discurso, mundo feliz de Gonzalo Bernardos

image

Solución fácil, te pones corto del SP500 y a nadar en billetes

image

Este señor, queda como el malo, cuando reamente fue el único que vio el problema de los que estaban sentados…

9 Me gusta

Y mi pregunta es, ¿por qué bitcoins y no oro?

Y por otra parte, ¿cuántas veces en los últimos 100 años se ha muerto ya la vieja economía? Porque a veces me viene a la mente el gran Peret, y quizás al final resulte que no estaba muerta, que estaba de parranda.

2 Me gusta

Estoy muy de acuerdo con la situación de las bolsas, la deuda de los estados y la ingente impresión de dinero de los amigos de la Fed y Bancos centrales. El desacople de los índices frente a la economía real es enorme. No tengo duda que toda esta candidez se volteará antes o después.
Ahora bien, aunque sólo sea por agarrarme al efecto Lindy, hoy por hoy prefiero el oro frente al bitcoin.
Un saludo.

4 Me gusta

Por q usar correo electrónico cuando puedes usar el postal?

2 Me gusta