La capacidad de los tipos de interés bajos para ocultar deterioros de activos no corrientes

Voy a hablarles hoy acerca de el efecto que tienen los tipos de interés bajos en el reconocimiento de “Impairments” o deterioros de activos no corrientes en una empresa.

Como muchos sabrán los tipos de interés y los costes de financiación tienen un poder en la economía bestial que incluso, me atrevería a decir que son los que mueven el mundo.

De hecho, ya abrí un hilo en el que se hablaba acerca de la capacidad que tenían los tipos de interés bajos para mantener “empresas zombies”.

Aquí el hilo:

Hoy voy a centrarme en llamar la atención acerca de todas las empresas que podrían tener activos en sus balances que, con unos tipos de interés más razonables, podrían acabar en el epígrafe 29 (“Deterioro del valor de activos no corrientes”) del plan general contable con su correspondiente contrapartida en la cuenta 69 (“Pérdidas por deterioro del inmovilizado material”). Otras veces las empresas suelen llevar esta pérdida vía gastos de amortización y reducción del valor del activo.

Obviamente no supone salida de caja este apunte contable y no afectará a los Cash Flows de las compañías, pero sí que afectaría en parte a la valoración de una empresa en bolsa dado que se habría considerado hasta ese punto, que la suma de sus activos más los flujos de caja que generará en un futuro determinan su valor actual y por lo tanto su valoración bursátil y, si la parte de la suma que son los activos se reduce, la valoración de la compañía también se reducirá.

Vamos al tema a tratar que son los tipos de interés y pondré un ejemplo.

Para calcular si hay deterioro en los activos de una empresa, lo que se suele hacer es una estimación de los flujos de caja que generará cada activo activo, descontados a una tasa de descuento WACC (Al igual que se suele hacer las valoraciones de las compañías) pero en este caso internamente.

Como ya sabemos, el WACC viene determinado por dos variables (Coste de capital y Coste de la deuda). Está explicado en el anterior hilo que escribí hablando acerca del WACC que vuelvo a adjuntar de nuevo:

Dicho esto, vamos al ejemplo ficticio.

La empresa X se dedica al sector de la belleza y cuenta con 100 centros de belleza repartidos por las ciudades de España.

A la hora de determinar si alguno de esos activos (Los centros individualmente) están deteriorados, se ha calculado individualmente la estimación de flujos de caja que cada uno proporcionará en los próximos años descontados a una tasa de descuento aplicando su WACC.

Como ya sabemos, el tipo de interés tiene una gran fuerza a la hora de determinar el WACC por lo que, si los tipos subieran, la tasa de descuento a descontar sería superior y muchos deterioros se deberían de reflejar en las cuentas. Calculando el VAN (Valor Actual Neto) de dicha inversión si sale negativo.

Ahora viene la cuestión, dado que las valoraciones son muy “subjetivas” no solo afectan los tipos de interés a estos deterioros, sino las estimaciones que se realicen de esos flujos futuros en función a las hipótesis del equipo directivo/análisis.

Por un lado, podríamos tener a directivos que tienen incentivos para que esos deterioros no aparezcan (Por tener objetivos cortoplacistas para conseguir bonus marcados por la dirección por objetivos de resultados) o por el otro lado, a empresarios que quieren dotarse dicho deterioro para pagar menos en el Impuesto de Sociedades cuando en realidad, no sería necesario hacerlo.
Otro motivo podría ser aparecer “bonito” en la foto para conseguir financiación o ampliaciones de capital.

Como ven, esto nunca es negro o blanco.
Siempre tenemos matices de grises que nos hacen reflexionar, pero nunca vamos a ser conocedores de la verdad absoluta ni vamos a saber qué intereses mueven qué o a quiénes.

Con lo que quiero finalizar, es con la reflexión acerca de algunas valoraciones de los activos de las empresas cotizadas que pueden estar inflados, teniendo en cuenta el pico del ciclo y los tipos de interés bajos.

17 Me gusta

Muchas gracias @camacho113 por sus últimos post, propios de un auditor certero de balances que sabe donde se esconde el “tomate”: deterioro de activos, confirming… Otras partidas de esas peligrosas son las de “existencias”. Ahí suele haber mucho que rascar.

5 Me gusta

En empresas industriales y distribuidoras siempre es donde más riesgo hay.
Ahí el tema de la valoración es donde reside fundamentalmente el problema, si además tenemos en cuenta cambios en los precios de materias primas ya ni le digo.

Menudo dolor de cabeza

2 Me gusta

No se crea, dejé esa secta hace ya un tiempo!
Mero aprendiz con nociones básicas de cómo está una empresa por dentro

2 Me gusta

Le he leído con atención pero no consigo entenderlo bien, desde mi punto de vista la valoración del activo viene dada por la capacidad de producir y esta producción viene dada por el flujo generado, entendiendo flujo como tal, obviamente este flujo ha de ser suficiente para cubrir su amortización que no es un deterioro sino un gasto, además tiene que dejar beneficio una vez cubiertos los intereses si los hay, esta forma de mirar las empresas desde el punto de vista de la financiación la veo rara, pues el activo es un activo (el mismo) en una empresa fuertemente endeudada o en una con deuda cero, de tal forma que no veo importante los tipos de interés para valorar el activo ni su deterioro, vuelvo a lo de siempre si me fijo en el negocio busco el ROA, para lo que únicamente uso el activo del balance ya que el pasivo es fácilmente intercambiable como por ejemplo hacen las empresas de private equity en compras apalancadas. En resumen el ROA sobre el BAIT y con eso me hago una idea de qué hay en el activo y su capacidad productiva.

1 me gusta

El activo se valora en función a los flujos que generará en el futuro.
Si la tasa de descuento aplicada es superior, el activo valdrá menos.
Hay un ejercicio simple calculando el VAN de una inversión en el que puede ver los resultados.

Aplíquela en un ejemplo y vea la diferencia si la tasa de descuento incrementa.

2 Me gusta

Ya, pero cómo llegar a esa tasa de descuento es lo discutible, que por otro lado al activo no le va a afectar, en mi opinión, imaginemos que el activo produce latas de sardinas, si las sigue produciendo en las misma cantidad y las aplico la inflación ¿qué tasa de descuento le pondría?

¿Dependerá de a qué precio esté vendiendo esas sardinas verdad?

Si al precio que las vende actualmente se le está exigiendo una rentabilidad que con el tipo de interés actual le sale “rentable”, si el tipo de interés cambia los flujos de caja que generaría ese activo puede que el VAN de dicha inversión se vea deteriorada o mejorada.

Aunque este ejemplo lo expuse a líneas de negocio dentro de una compañía y no al conjunto del negocio al completo.

1 me gusta

Completamente de acuerdo, aquí está el dilema de qué WACC aplicar.

Yo creo que aquí se mezclan un poco la valoración de una empresa con la valoración de una inversión. Ésta última siempre tiene que calcularse respecto a otra u otras inversiones alternativas, para determinar si nos interesa o no. Y esta comparación se hace con el WACC, la tasa de descuento o el coste de oportunidad.

Es el problema que le veo a la fórmula de descuento de flujos. Por un lado el numerador con sus flujos indudablemente es una variable empresarial. Pero en el denominador aparece la tasa de descuento que ya no es intrínseca a la empresa, si no algo dependiente de variables externas. Y si ya metemos para su cálculo la beta, no digamos.

Yo únicamente le digo cómo calculan las empresas las pruebas de deterioros.

En base a ello contabilizan el deterioro y restan el valor de ese activo.
Otras veces, si se trata de bienes inmuebles u otros activos diversos, también realizan dichas pruebas en base al precio de venta que tendrían los mismos.

Por todo lo demás estoy con ustedes, dependiendo de las circunstancias, dicha tasa de descuento variará.

El toque de atención de este hilo se debe a que es posible que con unos tipos de interés más razonables, los activos de algunas compañías no aparecerían con esas cifras en el balance de las mismas. Por lo que cuidado.

2 Me gusta

No sólo del precio de venta sino que implica también el coste de producción y el beneficio obtenido.

Parte de razón tiene, pero yo prefiero no mezclar, la máquina que fabrica sardinas las fabrica exactamente igual independientemente de cómo fue su forma de pago si financiada o no financiada, si la máquina no renta más que el precio del dinero entonces es mejor tener dinero que la máquina, pero esto no afecta ni al precio del dinero ni de la máquina, simplemente si establece una comparación elegirá lo que le parezca mejor, pero hay millones de activos para elegir y la correlación viene si establece un intercambio entre los mismos. Lo que por ejemplo yo no haría sería darle un préstamo a un tipo de interés por encima de lo que produce la máquina (y un margen) pero los tipos no alteran per se el valor de la máquina, que puede estar por debajo o por encima de cualquier otro activo, dinero incluido.

Correcto.

Yo miro con atención que el rendimiento del activo sea ‘suficiente’ como para afrontar problemas de bajada de ventas y rentabilidad y posibles subidas de tipos que tiene que soportar su rentabilidad, entiéndase entonces como importante:

ROA
Intereses sobre el pasivo.
Diferencia entre los dos anteriores.
Cobertura de los intereses.

Por lo anterior es importante el plazo y la forma de amortización de activos y el plazo y amortización de la deuda, los primeros pueden estar afectados por unos motivos y la deuda por su naturaleza de interés variable. Si los tipos suben no me preocupa especialmente la valoración del activo en el balance si su amortización es acorde a su financiación, por el contrario sí me parece preocupante que la productividad no sea por encima del coste de los intereses que la empresa soporta con cierta holgura que dependerá del sector. Como es lógico es mi punto de vista.

2 Me gusta

¿es obligatorio usar el descuento de flujos de caja para calcular si hay deterioro? Lo pregunto porque siempre había visto que ese es el método que citan las empresas en sus informes, pero recientemente me ha chocado ver en un informe una empresa (extranjera) que citaba que usaba un comparable tipo EV/EVITDA con la competencia para justificar que no procedía ajuste alguno…

En teoría se tiene que usar uno que refleje el “valor más estimado”.

Lo más común es el flujo y el más aceptado.

1 me gusta

Muchas veces se intentan respaldar en cosas que muchas veces no son objetivas para no reconocer una mala inversión.

El tema de los tipos de interés además lo empeora porque se soportan valoraciones más elevadas.

1 me gusta