Invertir en acciones con los niños

He dado un paso más hacia la formación financiera de mis hijas.

Antes de todo, un poco de contexto.

A nivel de educación financiera para los hij@s, separo lo que hago en su lugar (1) , respecto a lo que se puede considerar su formación directa (2).

  1. Cuando nacieron empecé a invertir, en su lugar, y el cheque Zapatero, que se ofrecía en aquel entonces fu la primera fuente de inversión, y, en esa época (2008/2009), me conformaba con los depósitos de ING, que tenían tipos todavía interesantes, y sobre todo porqué no tenía todavía claro que vehículo de inversión podía ser interesante para ellas.

Unos años más tarde, abrí una cuenta a su nombre en Bestinver y después de pocos años, cuando se fue Paramés, traspasé los fondos, a los indexados MSCI World y un poquito de MSCI emergentes.

Todo esto para que el interés compuesto empezara trabajando lo antes posible, y llegará un día en el cual les explicaré lo que, sin saberlo, han conseguido, como ejemplo de lo que pueden seguir consiguiendo, ellas misma, sin esfuerzo alguno, a partir de su ahorro.

  1. A nivel de formación directa sigo en el proceso de trasmitir la importancia del ahorro y algunas ideas las comenté en el post Fomentar el hábito de ahorro en los niños

En los comentarios de ese post (empezando por aquí) también comenté como había empezado a introducir la idea de la inversión en empresas; la compra de acciones de las cuales ellas se encargaban, distribución de los dividendos etc.
Primera compra
He pensado que ha llegado el momento, ahora que tienen 11 años, de ahondar en esta idea con varios objetivos, que luego comentaré.

¿Qué es lo que he empezado a hacer?

Suspender las aportaciones a los fondos indexados y utilizar esos recursos para que mis hijas puedan comprar una acción de su elección, de forma periódica (más o menos 200 € cada dos meses)

¿Cuáles son los objetivos

  • Introducir el concepto de aportaciones sistemáticas;
  • Reforzar y dar continuidad al proceso básico de selección entre alternativas para invertir;
  • Empezar a hablar de diversificación con ventajas y desventajas-

Soy consciente que pasar de Fondos Indexados a crear una cartera de empresas, lo más probable es que implique una menor rentabilidad para ellas, o por lo menos estoy preparado que así sea.
No lo podemos saber, evidentemente, cual alternativa será más rentable, pero la posibilidad de errores ( o aciertos) se multiplica ampliamente en esta forma de inversión, aunque ambas se basen en la idea de compra para el largo plazo.

En cualquier caso, aunque la rentabilidad sea inferior, el precio a pagar creo que vale la pena, a nivel de formación.

También es cierto que algunos de los nuevos objetivos que me planteo se podrían alcanzar haciendo algo parecido con fondos indexados, sin embargo, me gusta la idea de proponer a mis hijas ambas alternativas, los indexados que ya tienen y que conocerán más adelante y las acciones que centraran su atención en los próximos años, para que ellas puedan elegir como seguir, si lo desean, cuando sea el momento.

¿Cómo lo voy a hacer?

  • Vamos a hacer las compras en un bróker de bajas comisiones (Interactive Brokers), donde yo soy el titular de la cuenta, porqué IB no permite cuentas de menores no residentes en USA, y para ahorrar también la comisión de mantenimiento, que estará cubierta con mi operativa.
    En esa cuenta no tendré en mi cartera las acciones que ellas decidan comprar, para que no se mezcle su gestión con la mía.

  • Cada dos meses pasaré por el siguiente proceso:
    a) revisión de su cartera actual con ellas.

b) Sin involucrar a mis hijas, screener entre las candidatas (elijo las Dividend King americanas, empresas con dividendos creciente durante 50, o más, años consecutivos) utilizando parámetros parecidos a los que utilizan para construir los índices MSCI Quality Index y MSCI Value Index.
Las cinco mejores empresas de estos screener serán, junto con las empresas ya presentes en cartera, las candidatas para la compra bimestral.
Podría usar para hacer el screener un criterio más sencillo tipo orden alfabético, y sería igual de bueno o malo que el anterior, es decir es solo forma más o menos sencilla para tener una lista reducida, entre la cual elegir.

c) Sencillo análisis, junto con mis hijas, de las candidatas;
miramos la web para ver que hacen, y comparamos algunos sencillos datos tipo cuanto venden / crecimiento, márgenes, beneficios y evolución y dividendo.

d) Selección de la empresa para invertir, por parte de mis hijas, sobre la base del análisis anterior y sucesiva compra en el bróker.

e) Los dividendos que toquen se los daré en efectivo, para que vean el efecto de sus inversiones.

Las carteras actuales, cuyas primeras compras empezaron en otoño del 2018 y formadas por las compras efectuadas en sus últimos dos cumpleaños, más la primera compra bimestral de Agosto 2020, son las siguientes:

Primera cartera:

La dueña de esta cartera, que está bastante satisfecha de sus resultados jeje, y ha preferido acumular una segunda acción de JNJ en su última compra de Agosto.

La referencia VTI, que pongo al final del cuadro, es una simulación que hago, por pura curiosidad, imaginando que el capital que mis hijas han usado para comprar acciones, lo hubiéramos utilizado, en las mismas fechas, para comprar un ETF Vanguard Total Stock Market (VTI).

La segunda cartera:

En este caso la concentración en Disney ha pasado algo de factura (me refiero a la revisión de la cartera de hace unas semanas) sobre todo en comparación de la cartera de la hermana, porqué obviamente hay siempre un poco de competición, jeje, y aunque haya habido un intento, por mi parte, de reasegurar que haber elegido DIS ha sido una buena decisión y que los problemas es muy probable que sean de corto plazo, la necesidad de diversificación ha empezado a surgir, por lo cual la gestora de la cartera ha optado para añadir una nueva empresa en la compra de Agosto, y ha elegido una de las nuevas candidatas: SWK Stanley Black & Decker.

Seguimos……

56 Me gusta

Hola

En mi caso todo el dinero que le van dando a mi hija se va automáticamente al fondo Amundi MSCI World

Las acciones con dividendos crecientes me parece una excelente idea

Un saludo

3 Me gusta

Excelente ejemplo Sr @Fabala. Espero poder hacer algo parecido con mi hija. Por ahora, la mía es muy pequeña y tanto su madre como yo tratamos de mostrarle los beneficios de ahorrar y no gastarlo todo en chuches.
Muchas gracias por compartirlo con la comunidad.

6 Me gusta

Siempre he pensado que los mayores beneficios que sacaremos todos los que pululamos por aquí se los van a llevar nuestros herederos a poco que presten un poco de atención y nos hagan un mínimo caso.

Yo con mis hijos empecé con una cartera de acciones pero la OPA de Abertis me dió tantos quebraderos de cabeza que opté por fondos indexados.

El tema de las acciones probablemente lo retomaré cuando tengan edad suficiente para entender algo este mundo.

Le felicito por su iniciativa. Esas mini-carteras son un mejor regalo que un Iphone o unas zapatillas de 150 Euros.

18 Me gusta

Felicidades por esta iniciativa! Yo en mi caso hago aportaciones mensuales a mi hija en Baelo Patrimonio FI. Cierto que en mi caso es más conservador al estar invertido en RV en 60%, pero ponerlo al 100% en un indexado RV lo veo adecuado también pensando en el muy largo plazo.

5 Me gusta

Es una muy buena idea empezar a invertir para los hijos y mantener esas aportaciones regularmente ya que cuanto antes se empiece, mucho mejor, y para ellos para darse cuenta del valor de invertir el dinero y hacerlo crecer más que gastarlo todo mes a mes.

Es una lástima que haya falta de educación financiera en los colegios (al menos por donde yo estudié :smile: ).

Yo no tengo hijos, pero cuando llegue el momento, a parte de abrir una cuenta en algún fondo indexado o acciones, me gustaría implicarlos y que decidan donde creen que es mejor invertir, para que tomen las riendas ya de pequeños y adquieran esa responsabilidad. Aunque sean cantidades pequeñas pero puede ser interesante que vean como funciona todo este mundillo :slight_smile:

4 Me gusta

los fondos indexados son la opción nº 1, en mi opinión, por sencillez y potencial de rentabilidad a largo plazo y en este caso están abiertas las dos posibilidades: titularidad de los niños o titularidad de los padres, según preferencia de cada uno.

En el caso de las acciones creo que la titularidad de los niños es inviable o muy complicada, en la mayoría de los casos;
primero por los quebradero de cabeza que menciona (operación de capital, retención de los dividendos etc) y segundo porqué hay que hacerlo en un broker nacional y esto comporta la necesidad de acumular un importe significativo antes de poner una orden de compra, para que las comisiones no pesen demasiado.

9 Me gusta

Y qué contempla??? Donación o llegado el momento vender y comprar a su nombre?

4 Me gusta

La decisión dependerá de mi situación fiscal en ese momento; por ejemplo si tuviera minusvalías que me interesara hacer aflorar y compensar con eventuales plusvalías etc.

Por otro lado teniendo yo la titularidad de las acciones, me ofrece un margen de flexibilidad mucho mayor sobre cuando hacer la donación o Venta/compra, es decir no estoy necesariamente ligado a los 18 años.

9 Me gusta

Creo que se lo comenté pero por si acaso le dejo mi “receta” si uno de mis hijos a pocos días de conseguir la mayoría de edad tiene como máxima preocupación salir a cazar pokémons virtuales o impresionar a alguna novia choni poligonera.

Cada uno tiene el fondo a su nombre y mi ventaja es que hago y deshago como representante legal hasta el día anterior que cumplan 18 años. En el supuesto caso del párrafo de arriba (o similares) pues una donación inversa, es decir, una donación de hijo a padre. Prefiero pagar los impuestos pertinentes a que se los fundan en un Resacón en las Vegas versión Badalona.

17 Me gusta

tengo grabado a fuego su comentario, pero es muy oportuno que lo recuerde. :wink:

De todas formas la flexibilidad a la cual hacía referencia era para decidir el momento más oportuno a nivel fiscal, más que otra cosa.

3 Me gusta

Pues yo veo complicada esta decisión llegado el momento, teniendo en cuenta que no todo es blanco o negro, sino que suele haber grises.

4 Me gusta

Enhorabuena… eso es amor.

2 Me gusta

Comparto lo que comenta @Segado, y obviamente respeto el plan de @JordiRP. Yo actualmente lo tengo todo a mi nombre, básicamente porque no he encontrado para lo que estoy haciendo actualmente para ellos (indexado + Adarve) un lugar dónde ponerlo a su nombre, aunque parece que a partir de octubre en MyInvestor tendrán cuentas de menores.

Imagínese, educación financiera impecable, la prole digna de orgullo de una cabeza muy bien amueblada, se cumplen 18 años, toman pleno dominio de sus cuentas de inversión y ese mismo verano conocen al primer amor de su vida, 6 años mayor, conocedor/a de mundo y que tiene previsto ir a la India (o Las Vegas) a seguir con su viaje espiritual.

Por estas cosas en mi opinión, si lo van a dilapidar, que lo hagan, pero a partir de ese momento el grifo de sus padres (nosotros) estará cerrado.

3 Me gusta

Efectivamente pero a la hora de elegir una cartera para los hijos sólo hay dos opciones: a nombre de uno o a nombre de ellos. Sea como sea, llegado el momento ambas opciones tienen un 50% de posibilidades de tener que pagar por donación.

4 Me gusta

Saludos cordiales.

Disculpen que me inmiscuya, pero si cada año aportan una cantidad pequeña a la cuenta de un menor (200 euros al mes, p. ej.) no creo que Hacienda persiga a nadie (el primer año de un bebé cuesta unos 7.000 euros; si alguno decide llevarlo a un colegio privado no concertado pagará más al mes…).

Y si la cta. está a nombre del padre y cada año de universidad les cuesta varios miles de euros, 3.000 o 4.000 o 5.000 porque hay que pagar la matrícula, material, alojamiento, comida, vestido y algo de esparcimiento Hacienda tiene cosas mejores que hacer que perseguir a estudiantes de Arquitectura o Medicina o Filosofia o Audiovisuales.

Lo que no le gusta a Hacienda son los regalos de coches caros.

Pero solo es una opinión. MEJOR BUSQUEN LA OPINIÓN DE UN EXPERTO.

1 me gusta

No soy fiscalista (vaya por delante), pero el gran problema con Hacienda es que es imprevisible. Lo que hoy pasa mañana no y muchas veces con carácter retroactivo, piense en los regalos de boda por ejemplo.

En cuanto les falta pasta se sacan un reglamento de la manga y nos ponen del revés y en muchos casos si pleiteas ganas…pero quien es el guapo que pleitea con ellos.

Mi consejo, más blanco que el blanco y aún así siempre te la piden liar.

8 Me gusta

Sí, la verdad es que lo mejor es cubrirse las espaldas.

Pero suponga que alguien tiene tres hijos entre los 19 y los 23 años y que su situación económica le permite darles a cada uno dos o tres billetes de 50 euros cada semana además de pagar todos sus gastos razonables: Transporte, gimnasio, matrículas, autoescuela, libros, ropa… Todo en efectivo. ¿Son donaciones?

Pero sí, mi consejo es cumplir con la legislación vigente.

Dudo bastante que Hacienda les venga a buscar las cosquillas por si ingresan en una cuenta o fondo para su hijo 200 Euros o 2.000 Euros al año. Si la cosa se nos va a 20.000 quizás si haga saltar alguna alarma.

Si abrieran ese melón (que lo pueden abrir) podrían hacerlo por el dinero que destinan a pagarles las vacaciones, los regalos de Reyes o esa moto cuando cumplen 16.

En su momento, y teniendo este debate en otro lugar y preguntado a especialistas (si se le puede llamar especialista a alguien que pese a tener diploma jamás se ha visto en estas situaciones) el dictamen fue que la frontera de lo máximo a ingresar era el equivalente al mínimo personal familiar (unos 5.000 Euros).

Hacienda es conocedora de todos estos casos pero tampoco anda sobrada de recursos y no va a abrir un expediente porque le haya abierto a su hijo una libreta mini con 2000 Euros.

7 Me gusta

Hay que tener en cuenta que estos ingresos en cuenta constituyen económicamente una donación y que el impuesto sobre las donaciones está transferido a las autonomías de modo que quién puede tener algo a oponer o reclamar no es la Hacienda estatal sino las diversas Haciendas autonómicas, cada una con su particular criterio.

3 Me gusta