Independencia Financiera

Es de aplaudir la afimación del Señor Luque y su sinceridad(eso es lo que nos pareció a todos): respeto a los mercados, miedo a la incertidumbre, otras razones,…también era partidario de la indexación en gran parte y de mirar los costes por su importancia en el largo plazo.

3 me gusta

A estas alturas seguro que no hace falta que nadie le diga que retornos esperados en renta variable, que usted dibuja como recta ascendente impecable, nunca son lineales, y que todos estamos condenados (para bien y para mal) a sufrir la volatilidad. Y si eso pasa al medir en años, en meses o semanas la montaña rusa puede provocar mareos importantes. Como bien se ha dicho en otros posts, el 80-20 será implacable. Y si el 80% de retornos los obtendrá el 20% del tiempo (aprox of course), la inversa implica que el 80% del tiempo los retornos serán frustrantes.

Hasta ahora nada que no sepa. Tampoco nada nuevo si humildemente le recomiendo que se centre en lo que usted puede controlar (tasa de ahorro, regularidad en aportaciones, etc), el famoso proceso, y no en lo que nadie puede controlar (retornos a corto).

80-20 + proceso, nada nuevo que no sepa. Ahora una reflexión que espero le sume, en lugar de restar:

Si emocionalmente le resulta imposible dejar de revisar diaria/semanal/mensualmente las rentabilidades y el importe total de su cartera, tal vez le sea útil darle la vuelta: ya que usted empezó hace poco la “fase de acumulación”, destino a la IF en la que le tocará empezar la “fase de desacumulación”, no cree que estos primeros años bajos retornos del mercado pueden ser una bendición? no estoy loco, me explico.

Imagine dos caminos, 1) el precio de los activos sube de manera constante incluso por encima de su recta, de manera que sus retornos parecen magníficos. Usted estará eufórico. Pero en el proceso de DCA en el que seguro está inmerso estará comprando caro, mañana más caro, y pasado carísimo. Y cuando la acumulación sea importante corre el riesgo que la reversión a la media aparezca y se de cuenta que, pese a la curva ascendente, el DCA le ha jugado una mala pasa y la rentabilidad final es pobre, pese a lo placentero del camino.

Imagine el otro escenario: 2) malos rendimientos al principio de la bola de nieve, le permiten un DCA de precios bajos. En lugar de subir cada mes el precio medio de sus participaciones/acciones, cada mes consigue que sean más bajos, justo cuando la bola de nieve crece. Entoces la reversión a la media vuelve a aparecer, y usted se da cuenta que, llegando al mismo destino y misma rentabilidad punto inicio a punto final, su número de participaciones y acciones es muy superior, y su patrimonio mucho mayor (y también sus rentas).

Dicho de otra manera: racionalmente lo que más le convendría es unos años de bajos múltiplos en bolsa que le permitan acumular con un DCA lo más bajo posible. Si cree en su proceso, intente alegrarse de tener cada mes un valor de participación más bajo, un precio medio de la acción más bajo, y acumular cada el mayor número de activos lo más barato posible. Yo estoy en esa fase y firmaría ahora unos años de depresión de cotizaciones (por bajos múltiplos de mercado, no por error de inversión en mis activos, obviamente), aunque mi cartera estuviera en rojo estos años.

Puestos a tener cara de tonto buena parte del tiempo, mejor tenerla al principio, que es cuando toca y es incluso necesario, aunque implique aguantar a los cuñados de turno, que no al final, cuando ya no tiene remedio.

24 me gusta

Lo ha explicado usted muy bien.
En fase de aportaciones, a bastantes-muchos años vista para pasar a fase de reparto, es muy preferible poder comprar barato el mismo activo a que este ya esté dando muy buenos resultados.

No obstante suele haber algo más de relación de lo que parece entre depresión de las cotizaciones y malas noticias que afectan de forma sensible los resultados de las empresas donde uno está invertido. Vamos que hay que ser consciente que no son dos datos tan independientes y hay que mentalizarse que en las épocas de cotizaciones bajas es muy posible que haya malas datos que dificulten estar tranquilos. No porque no haya que estarlo sinó porque la situación será significativamente distinta en algunos aspectos de la actual y habrá que saber gestionar esas perspectivas sensiblemente peores.

10 me gusta

Completamente de acuerdo. Precisamente por ello el especificar lo de múltiplos de mercado y no error de inversión, porque hay pérdidas en las que no hay esperanza de reversión a la media (a no ser que se baje la media, claro).

En estos casos psicológicamente suele ser menos complicado estar invertido en fondos de inversión, especialmente gestión pasiva, que en una cartera concentrada de acciones, por el impacto de las malas noticias y su capacidad para verse diluidas.

En cualquier caso, muy cierto que caídas en mercado siempre van a suponer una materialización de riesgos que normalmente dañarán nuestra cartera. Otra cosa es cómo somos capaces de asumirlo (más fácil decirlo que hacerlo). Y que la recompensa de mantener y acumular, si no hay errores de inversión significativos, pueda también ayudar a pasar la tormenta.

7 me gusta

Bueno en gestión pasiva también afectan los momentos de mercado. Una cosa es que no muevan (o muevan poco) los precios de mercado y otra es que no les afecten.

Para el que estaba invertido en un Eurostoxx50 o en un índice europeo similar en 2007, la tremenda ponderación en sector financiero del mismo ha provocado daño significativo en forma de pérdidas permanentes en algunas acciones. Como lo provocó en el S&P500, para los que estaban invertidos a finales de los 90, la ponderación tremenda de las punto com.

El estar en pasiva no nos evita los problemas de las épocas complicadas de mercado aunque posiblemente si evite que sea un valor concreto el que provoque el efecto.

7 me gusta

Un largo mercado lateral-bajista sería el escenario ideal para todo aquel que está/estamos en fase de construcción de cartera. Otra década perdida que se podría llamar.
La cuestión, como bien apunta @agenjordi es si el inversor está preparado para ver su cartera siempre en rojo durante un largo periodo de tiempo (o no tan largo) y las dudas que le pueden surgir si ve que aquello que está comprando periódicamente no sólo no sube sino que normalmente baja.

Pero el escenario ideal, sin duda, es el que ha mostrado usted.

12 me gusta

Gracias. Este es el tipo de información al que servidor no tiene acceso.

La estadística no suele ser muy útil cuando la realidad te golpea del modo más inoportuno y desfavorable (cómo no). Además del factor seguridad que comentas, también está el momento escogido, … incertidumbre, incertidumbre,… +incertidumbre. Leeré el hilo que indicas.

5 me gusta

También hay que tener en cuenta que la estadística “en frío” puede dar cierta información que, si no se valora en su contexto, puede llevar a equívoco.

Quiero decir que no es lo mismo concluir que el “70% del tiempo la bolsa es alcista”, que “el 70% de las veces en las que se han visto estos niveles de tal o cual indicador el resultado ha sido alcista”.

La bolsa no deja de ser un ente vivo y cambiante (como nosotros), y no nos queda otra que asumir la incertidumbre como es. Por eso es casi más importante el cómo reaccionar ante una situación futura que preveerla.

Siempre me ha gustado la frase repetida por algunos gestores de: “no sé qué ocurrirá mañana, si sé lo que haré según sea el caso

PD: mi incursión en el mundo de la inversión financiera comenzó el verano del 2.007, con un “all in” confiando en todos los tópicos (a saber… “el mejor momento fue ayer”, etc, etc). Aguanté el golpe monumental a menos de un año gracias a las conferencias de bestinver entre otras (esa lección al menos sí se la debo a ellos)

3 me gusta

Inestimable post el suyo, @Daytripper.

Mi fase de acumulación lleva bastante más tiempo que el que muestra la gráfica. Esta solo refleja únicamente los últimos dos años, que es cuando empecé a revisar mensualmente la evolución de mi patrimonio.

Sin duda es mejor sembrar las simientes a precios baratos, o incluso de derribo, que no hacerlo a precios inflados. Pero todo tiene un coste, y en mi caso -sin querer sonar muy integrista- sería el de demorar mi libertad.

En mi caso el día D supondría el abandono de mi actividad profesional tal y como la he conocido hasta hoy. En este sentido, mi transición la concibo más brusca de lo que pudiera pensarse. Más que un abandono progresivo, mis 9 horas diarias en la oficina serían íntegramente sustituidas por música, vida espiritual, fundar una familia…

Así, yo podría preferir que los 2-3 próximos años (según mis predicciones, que admito pueden pecar de optimistas, estoy a 2-4 años de la independencia) fueran harto halagüeños en bolsa a costa de que en los siguientes hubiera un crack. Llegar a la independencia financiera más pronto que tarde catapultaría ese cambio radical en mi vida que tanto ansío.

Y no niego que peque de gula, de poco estoico, de cobarde por no realizar ese sacrificio ya hoy y buscar otros horizontes vitales lejos de la oficina.

Saludos

10 me gusta

El problema es que el hecho de que haya gente con las carteras en rojo no significa que el mercado esté barato o caro, nadie lo sabe. Llevo 7 años leyendo que Europa está barata y EEUU cara. Haciendo caso a lo que leía, EEUU tiene menor peso en mi cartera de acciones que el que tiene en el MSCI World. El resultado es que el año pasado obtuve una rentabilidad inferior al índice global, y este año voy por el mismo camino.

¿Habrá reversión a la media?, puede que sí y también puede que no. O puede que la vean mis hijos.

Lo que yo hago es diversificar cada vez más.

Nadie sabe nada.

10 me gusta

Yo es que tengo por norma que cuando hay mucho consenso en algo, me planteo si no será conveniente hacer otra cosa, si no lo opuesto. Suelo hacerlo. Y suele funcionar.

4 me gusta

Este es el año de Europa. Y de la marmota.

Puede uno acabar esquizo perdido, ya que se viene la crisis pero la gente ya se lo ve venir con lo que no la va a haber con lo que seguramente sí que la haya pero aún no o vendrá en forma de pelícano azul.

Junio 2019

Una montaña rusa de mes. Cuando al rubio le da por tuitear uno sabe que vienen curvas. El rendimiento durante el mes vuelve a ser flojo, y los values patrios -que siguen haciéndolo significativamente peor que el mercado- lastran sin cesar el rendimiento de mi patrimonio. Sad!

Una idea que me revolotea la cabeza últimamente es la de vender una parte significativa de mi patrimonio en fondos value patrios y recolocarlo en fondos índice. No pagaría impuesto sobre plusvalías pues a día de hoy Cobas AM y Azvalor ¡todavía los tengo a pérdidas!
Con esto podría compensar las plusvalías que sí me está dando la cartera de opciones (IB en la tarta) que gestiono yo mismo.

image

Mi cartera de opciones me ha recordado al Dragon Khan durante el mes de mayo. Esto me ha servido para darme cuenta de que está muy concentrada en unos pocos valores muy volátiles. Voy a quitarle bastante volatilidad para no volver a tener sustos de este tipo.

image

1 me gusta

Por curiosidad,ya que lo comenta, en qué consiste su estrategia del 20% en opciones?

Venta de opciones put sobre empresas que no me importa tener en cartera. La selección de estas empresas se hace basándose en las posiciones de gestores de renombre.

¿Que tipo de Put suele vender ? (Tiempo a vencimiento y Delta).
Lo pregunto por el tema de la volatilidad que había comentado arriba

2 me gusta

Tengo entendido que si realiza un transpaso de un fondo cobas a un fondo indexado no tendría que pasar por hacienda, ya que los fondos son transpasables fiscalmente (su más importante ventaja respecto a otros productos de inversión).

Yo algo de gestión indexada compraría, pero hay que pensar en que si fuera al revés (índices bajan y fondos de autor suben) no estaría otra vez cambiando el asset allocation.

2 me gusta

Si piensas eso es que no estas cómodo con la posición actual en fondos value “patrios”.
Reflexiona, solo te puedo decir eso…

“Si tu referencia es el benchmark, sé el benchmark, y punto.”

Ahora… Si te quieres liar a superar el indice… Te deseo lo mejor :wink:

2 me gusta

Este tipo de planificación fiscal es una parte muy importante de mi operativa, y lo que consideraría es mantener su idea en stand by y volver a plantearsela en Diciembre cuando tenga los datos casi finales de las plusvalias/minusvalias realizadas del año y ese es el momento para este tipo de decisiones

6 me gusta