Sobre la diversificación

El otro día leyendo a Greenblatt en “You can be a Stock Market Genius”, aunque en general no me gustó mucho el libro, sí me quedé con una idea que transmitía en relación a la diversificación y que quería compartir y debatir con ustedes.

Él pensaba que no había que diversificar mucho y el argumento era el siguiente.

En el mundo de los seguros, los actuarios hacen un cálculo del precio de las pólizas en función de las probabilidades de que haya un siniestro y requieren un número bastante amplio de contratos (mucha diversificación) para que la suma de la cuantía de muchas pólizas sea superior a la cuantía del siniestro. Es más que entendible que en este tipo de escenarios la diversificación sea totalmente necesaria, y aun así, pueden ocurrir sucesos que siendo poco probables te pueden llevar a la ruina, pero bueno, eso es otra cuestión. Si nos lo llevamos al terreno de la inversión, la compañía de seguros corre el riesgo de tener una pérdida grande, casi ilimitada (un gran siniestro o muchos siniestros) , pero el ingreso es limitado (precio de la póliza)

El mundo de la Bolsa es justo al revés, entiéndase inversión directa en acciones, no derivados y diversas formas de apalancamiento; tu pérdida es limitada, sólo puedes perder lo que inviertes en una empresa y sin embargo la ganancia puede ser casi ilimitada, piensen en una Multi-Bagger. Llevándolo al terreno probabilístico, como harían los actuarios para calcular las pólizas, si inviertes en 10 empresas distintas la misma cantidad de dinero, si la probabilidad de que tengas una empresa 10-Bagger, es decir, una empresa en la que multiplicas la inversión inicial por 10, es superior a que quiebren las otras nueve empresas, ya tienes una inversión en la que lo más probable es que termines ganando. Y para ello no necesitas muchas empresas, es decir, mucha diversificación.
Ahora les pido que hagan un esfuerzo de pensamiento adicional y de perfeccionamiento de esa cartera de acciones. Imaginen que esas 10 empresas en las que invierten, no las cogen aleatoriamente de entre todas las que hay en los mercados cotizados, sino que las seleccionan de acuerdo a determinados criterios que minimicen la probabilidad de quiebra y maximicen la probabilidad de ganancia o de que incluso salga una 10-bagger entre ellas, seguro que se les ocurren unos cuantos de esos criterios.

¿Creen ustedes que habría que diversificar mucho?
¿Cuántas empresas considerarían ustedes suficientes?

36 Me gusta

Si las 10 son del mismo sector, a no ser que por casualidad se escojan de uno muy defensivo e imprescindible (alimentación se me ocurre) puede ser que con esas 10 no estemos nada diversificados.

Pero como todo en la vida, depende.

Hay muchas compounders que con una sola estás más diversificado que comprando 15 empresas diferentes por su gran amplia gama de productos.

Quizás con 10 de diferentes sectores y que tengan un gran tamaño, y no sean monoproducto, uno se encuentre muy diversificado.

El problema quizás llegue si una hace como dice un 10 bagger y las demás no.
El peso de ese 10 bagger sería 10 veces superior y ya no habría la misma diversificación.

Una reflexión más que interesante nos trae.

Mirándolo desde otro punto de vista:
Un empresario que únicamente tiene su empresa, se considera más que diversificado.
Nosotros mientras nos rompemos la cabeza en ver cuántas tenemos cuando además suelen ser mucho más grandes y diversificadas que las de dicho empresario.

10 Me gusta

En mi opnión. La diversificación no aporta ningún beneficio real. Todo lo que ganas por un lado lo pierdes por el otro (Igual que con el apalancamiento).
Todo es una cuestión de estar cómodo mentalmente. Si te proteges de perder, siempre será a costa de ganar menos. Siempre:
No es lo mismo tener un multibagger. que sea el 3% de la cartera que uno que sea el 40%.
Pero claro, para tener el último es necesario correr un riesgo de perdida mucho mayor.

6 Me gusta

A la primera: No
A la segunda: Min 20 Max 30

En mi opinión, que otros se sentirán cómodos de otra forma.

4 Me gusta

El mayor aporte de la diversificación es la minimización del riesgo.

Según Burton Malkiel (“un paseo aleatorio por Wall Street”), con 20 a 25 acciones equiponderadas se consiguen todos los beneficios de la diversificación. A partir de allí, el riesgo no se reduce significativamente:

Por supuesto, como bien indica @Camacho113, para que la diversificación tenga sentido las acciones escogidas deberían representar a distintos sectores, geografías, estilos…

Por otro lado, una cartera concentrada maximiza las posibilidades de lograr una alta rentabilidad a través de nuestras mejores ideas. Además, nos permite un mayor control y seguimiento. Esto es lo que plantea Greenblatt. También Philip Fisher. Incluso Buffett hizo mención varias veces a sobreponderar las mejores oportunidades.

La clave, en mi opinión, es encontrar el punto de equilibrio en el cual cada uno se sienta más cómodo.

En mi caso particular, me gusta contar con alrededor de 20 compañías en la cartera, aunque con pesos relativos muy diversos.

Por si a alguien le interesa, comparto un breve artículo sobre el tema:

11 Me gusta

“Un empresario que únicamente tiene su empresa, se considera más que diversificado”
Siento disentir de esta afirmación Camacho, habiendo hablado y tratado con infinidad de empresarios, empezando por mi padre, no conozco ningún empresario que no quiera diversificar su negocio, bien sea geográficamente o añadiendo nuevas líneas de negocio al mismo, bien sea dentro de la propia empresa o en nuevas sociedades que se puedan crear para tales efectos.
Siempre claro está entendiendo la figura del empresario como el emprendedor y la primera o a lo sumo, segunda generación en la empresa, siempre hay excepciones en las siguientes generaciones.
En cuanto al tema de la diversificación que proponía en el post el señor Segado, hay si comparto la opinión del Señor Camacho, no es lo mismo tener 10 acciones del mismo sector, que tener Markel o BRK, en este sentido, conozco un director general de una multinacional cotizada en el Dow, en su filial ibérica, con el cual he podido compartir durante años muchas sobremesas de inversión. Hace tres años vendió todas sus posiciones y concentró toda su cartera de acciones en BRK.
Por mi parte estaré bastante cómodo el día que consiga una diversificación de entre 10 y 15 acciones en la cartera de acciones; en cuanto a la de fondos estoy en 5 posiciones y creo haber alcanzado la diversificación que buscaba

8 Me gusta

Eso no es diversificar, en mi opinión, es delegar en lo que hagan los gestores de BRK. Con lo cual tiene unos únicos gestores, la diversificación no solo debe ser por sectores o empresas, llega más lejos.

5 Me gusta

Completamente de acuerdo, simplemente lo trasladaba a modo de ejemplo. Yo ya he comentado más abajo como veía mi diversificación ideal.
Gracias por su contestación y por leerme

2 Me gusta

Sabiendo que habrá alguna empresa que ganarán mucho, muchas que ganaran poco, algunas que perderán algo, y algunas que desaparecerán, igual se puede darle la vuelta a la cuestión y plantear la diversificación como la posibilidad de aumentar la probabilidad de incluir en cartera algunas de las ganadoras.

Obviamente partiendo de una posición más o menos equiponderada, sin rebalanceo de las posiciones ganadoras, y plazo bastante largo

En estos términos no me molestaría tener muchas empresas en cartera

12 Me gusta

Qué diversifique quién quiera. No es ni bueno ni malo, es una estrategia.
Para inversores pequeños que necesitan proteger el capital, es una buena estrategia.

Cuántas empresas?
El fondo de pensiones noruego tiene 9000 empresas e incontables bonos. No soy nadie para criticar su estrategia.
Cartera permanente, Ray Dalio…

Para mi 30 empresas es concentración. Aunque sean de distintos sectores, países o tamaños.

6 Me gusta

Así es, buen punto el de maximizar la probabilidad de tener una 10 bagger, que hay que contrarrestar con el hecho de que si hay muchas posiciones se diluya la ganancia con un menor peso.

Bendito problema. Si observa la cuestión de inicio precisamente es esta situación la que se pretende conseguir para rentabilizar la inversión inicial.

Se parte de inversión equiponderada y evidentemente habría que dejarlo correr y no balancear, tal como dice @Fabala

Coincido con usted

Agree

4 Me gusta

En bolsa solo hay un tipo que esté más concentrado que yo, se llama Bovril, consiguió meter un buey dentro de un frasco de 250 centímetros cúbicos y se hizo millonario. Sigue con lo mismo, aunque yo le aconsejo una cierta diversificación, no sé, otra línea de productos, como un dromedario dentro de una cantimplora, algo muy necesario si uno va a recorrer el desierto. Nada que hacer, lleva así muchos años.

11 Me gusta

Yo diría que depende, depende sobre todo de la capacidad de análisis de cada uno. Para mi por ejemplo eso de elegir 25-30 títulos y que uno devenga en un 10 bagger se me antoja dificilísimo, no se si encuadrarme entre los torpes o los pesimistas (quizás un poco de cada) pero ese es el estado actual de las cosas en mi caso.

Aquí volvería a decir que depende, ¿BRK cuenta como una empresa?, si es así quizás con 2 o 3 baste, o no. Si nos llevamos la discusión al mundo de los fondos de inversión el debate se torna muy tramposo porque con 4 o 5 Vanguards puedes llevar empresas de todos los colores olores y sabores y sobre todo en un número que no somos capaces de memorizar y mucho menos analizar.

Siento ser tan “dependista“ y colaborar tan poco a enriquecer el debate.

Saludos,

5 Me gusta

Depende de su estrategia, busque posibilidades para que ocurra y podrá ocurrir, Taleb lo define como estrategia de Haltera buscando asimetrías que se compensen en riesgos y posibilidades. Si no lo ha leído ya lea Antifragil:

Aquí se define brevemente en el punto 6, seguro que por internet encuentra más:

5 Me gusta

A modo de curiosidad he recordado una empresa que conocí en el portafolio del fondo Numantia, Georgia Capital PLC, no sé si alguien conocerá mejor la empresa, yo solo eche un vistazo por la página web, pero por lo que pude entender, se trata de una empresa que invierte en su totalidad en proyectos que se lleven a cabo en el país que le da nombre, es decir en Georgia, indistintamente del sector en el que se realicen, siempre que los responsables de la misma les vean viabilidad y posibilidad de beneficios. Completamente fuera de mi margen de competencia e inmediatamente descartada claro.
La traigo aquí a colación por que entiendo que es un ejemplo que conlleva a su vez diversificación (sectores) y concentración (regional o de un solo país)

3 Me gusta

Para hablar de diversificación hay que empezar por tener en cuenta de que tipo de empresas hablamos. Una cartera de las 30 empresas del Dow o similares podría ser diversificación suficiente, mientras que una cartera de 30 microcaps claramente no estaría suficientemente diversificada.
Si suponemos que el espectro de empresas del que hablamos es muy amplio y suponiendo el caso de que una de cada diez es la responsable de casi la totalidad de las ganancias, claramente 30 acciones no sería suficiente, ya que habría un riesgo no desdeñable de no hallar ganadoras y conseguir rentabilidades paupérrimas.
Si tenemos un sistema que mejora nuestra probabilidad de acertar no sería necesaria tanta diversificación, pero aún así habría que preguntarse si aumentar el número de acciones en cartera disminuye la probabilidad de hallar tenbaggers teniendo en cuenta que hay miles de ellas. Si no es así, la opción racional sería seguir teniendo una cartera bastante amplia.

Esto es algo que se repite muchas veces cuando aparece el tema de la diversificación, pero habría que definir qué entendemos por riesgo. Si asimilamos riesgo con volatilidad, efectivamente una cartera de 20-25 acciones ya suele llevarnos a una volatilidad no muy diferente de la del mercado. Pero si definimos riesgo como la posibilidad de encontrarnos con una gran dispersión de rentabilidades, la cartera de 20-25 acciones puede ser insuficiente. Aquí pueden ver la rentabilidad final de carteras de 10, 20 y 30 acciones.


Incluso con 30 acciones, después de 20 años, la diferencia entre el percentil 10 y el 90 es enorme (7,72 $ frente a 21,75 $). Como pueden ver en la columna derecha diversificar entre sectores tampoco lo soluciona.
Así pues, salvo que se tenga un buen sistema en el que confiemos en tener una alta probabilidad de seleccionar empresas con buen desempeño no deberíamos desdeñar los beneficios de la diversificación. Ya estamos bastante expuestos al azar en nuestras vidas como para voluntariamente aumentar la exposición de nuestros ahorros a él.

26 Me gusta

:slight_smile: Obvio que nadie invierte con un mal sistema en el que no confía… lógicamente, de eso precisando se trata, de sustituir la gran diversificación que significa que es todo lo que se sabe hacer, por ese sistema.

1 me gusta

Muy interesante @autoinmune. He intentado varias veces aplicar esta estrategia de “haltera” y la verdad que, si no la entiendo mal, en el lado con más “riesgo” habría que seleccionar inversiones demasiado complejas, no creo que sólo con microcaps se pudiese cubrir este extremo de la cartera. Por eso nunca he sido capaz de aplicarlo.

1 me gusta

Yo en su día cuando realice la Due Diligence al respecto, llegue al resultado que ahora aplicó en mi cartera dando respuesta a dos preguntas: Qué aversión a las pérdidas soy capaz de soportar? y Qué
Alfa podría sacarle al mercado?. En respuesta a la primera pregunta he podido comprobar que puedo soportar más volatilidad de la que a priori podía suponer. La segunda respuesta es “alfa 0”… por lo que concluí que debía de diversificar al menos en una treintena de compañías y cumplimentar con fondos de inversión. Digamos que como resultado final me muevo con la media del mercado.

Saludos Cordiales.

6 Me gusta

Copio el siguiente texto:

El propio Taleb ha dado nombre a la estrategia Barbell que, traducido, se refiere a la típica barra con dos pesas en los extremos. En este caso, por tanto, ya no se trata de buscar el equilibrio, el clásico punto medio, sino todo lo contrario. Se trata de dividir la cartera de inversión en dos partes:

  • Una, con un riesgo muy reducido, sin volatilidad,
  • y la otra, con un nivel de riesgo elevado , aunque siempre dentro de cierta ponderación, sin arriesgar en exceso.

Por consiguiente, bajo la estrategia Barbell no se invertiría nada en la zona de “riesgo medio”.

4 Me gusta