Reseña: Zero to One

Les dejo aquí mis notas (spoilers por todas partes) sobre este libro de Peter Thiel (gay, apoya a Trump, ordocapitalista y superbillonario) que me parece esencial tanto para meterse en la filosofía del mundo startup como por sus principios más filosóficos. Probablemente no sea nada único pero para un inculto como yo me ha parecido verdaderamente interesante, sin querer pretender que haya que estar de acuerdo con todo lo que dice. Les recomiendo que en lugar de leer estos retazos más o menos inconexos consigan el libro y se lo lean, pues creo que está en castellano y todo.

NOTAS

Zero To One

Una startup es el mayor número de gente a quienes puedes hacer creer en un plan para construir un futuro distinto

Lecciones en contra de la sabiduría convencional:

Es mejor correr el riesgo de ser osado que caer en la trivialidad
Un mal plan es mejor que no tener plan
Los mercados competitivos destruyen los beneficios
Vender importa tanto como lo bueno que sea el producto que tienes

Si quieres crear y capturar valor duradero, no construyas un negocio commodity sin diferenciar

No hagas caso a los que describen su negocio como un monopolio ni a los que se quejan de la competencia. Lo más probable es que sea exactamente al revés de lo que dicen.

La única forma de evitar sucumbir en la lucha por el beneficio es tener un negocio monopolístico. Los monopolios impulsan el progreso porque el premio de conseguir el monopolio es un gran incentivo para innovar. El monopolio es la condición de todo negocio de éxito.

La competencia es una señal de destrucción en lugar de una señal de valor.

Características de los monopolios

Tecnología propietaria. Google o Qualcomm
Efecto red. Facebook
Economías de escala. Twitter (?!)
Marca. Apple

Como construir un monopolio

Empezar con un enfoque muy pequeño, atacar mercados nicho y convertirse en el dominador de ese nicho
Escalar. Una vez que dominas un mercado nicho te puedes dedicar a extenderte gradualmente a mercados cada vez más amplios. Hace falta disciplina para esto.
No al cambio desestabilizador. Si te concentras en desestabilizar a los actores consolidados estás viendo el mundo desde su perspectiva. No estás haciendo algo verdaderamente nuevo y es difícil que te vayas a convertir en un monopolio. Además, atraerás la atención.

El éxito no es aleatorio. Si tratas al futuro como algo concreto tiene sentido intentar comprenderlo y darle forma. Tratarlo como algo indefinido explica la disfuncionalidad del mundo actual. Los optimistas dan la bienvenida al futuro, los pesimistas lo temen. Tener una visión concreta del futuro favorece a las convicciones firmes. Ejemplos:
Optimistas definidos. USA en los 50-60
Optimistas indefinidos. USA desde los 80 hasta ahora
Pesimistas definidos. La China actual
Pesimistas indefinidos. La Europa actual

El dinero sigue una ley de potencia. El mayor secreto del capital riesgo es que la mejor inversión en un fondo de éxito es tan grande o mayor que el resto de las inversiones de la cartera juntas. Cada empresa de un fondo de capital riesgo ha de tener el potencial de convertirse en algo masivo. Cuando empiezas a pensar en diversificar para cubrirte, estás aproximando el problema como jugar a la lotería y con ello te estás preparando psicológicamente para perder.

Secretos. ¿Qué verdad importante conoces que poca gente más conoce también? ¿Qué empresa valiosa nadie está construyendo todavía? Un secreto es algo que poca gente conoce pero que se puede averiguar con esfuerzo importante. ¿Qué juega en contra de descubrir nuevos secretos?
Incrementalismo. Se nos enseña a aprender paso a paso y no se recompensa la sabiduría no convencional.
Aversión al riesgo. No nos gusta equivocarnos, sobre todo en soledad.
Complacencia. Es más cómodo recoger las rentas de lo que ya se ha ejecutado.
El mundo es plano. Dado el estado de desarrollo actual y la globalización se piensa que si hubiera algo nuevo por descubrir otros mucho más preparados ya lo habrían hecho.
Todavía quedan muchos secretos por descubrir pero hay que trabajar duro. No sólo tenemos mejoras incrementarles al alcance de la mano sino cambios verdaderamente radicales: la cura del cáncer, la demencia o todas las enfermedades asociadas al envejecimiento y al declive metabólico.

Los cimientos. La ley de Thiel: una startup estropeada de base no se puede arreglar. Los inicios son especiales y cualitativamente distintos a todo lo que viene después.
Elegir a un cofundador es como casarse, el optimismo abunda al principio. Sin embargo el conflicto es igual de horrible que el divorcio.
Hay que distinguir entre propiedad (quién es el dueño de la empresa), posesión (quién lleva la empresa en el día a día) y control (quién rige los asuntos de la empresa). El clásico desalineamiento entre propiedad y posesión es el que ya conocemos cuando los CEOs optimizar el corto plazo para beneficiarse.
Las startups no necesitan ofrecer salarios altos porque tienen algo mejor. Propiedad parcial de la compañía. Todo el que prefiera esto a un salario alto revela preferencia por el largo plazo y compromiso por aumentar el valor futuro de la empresa.

Contratar es una competencia básica de cualquier empresa que no se puede delegar o externalizar. No basta con habilidades o conocimientos, necesitas gente que pueda trabajar codo con codo. ¿Por qué la gente con talento va a trabajar contigo cuando tiene tantas opciones? Por que estás haciendo algo verdaderamente único o por el calibre del resto del equipo.
Para un observador externo la gente de tu equipo ha de diferenciarse del resto mediante una característica común. Internamente sin embargo, cada uno ha de diferenciarse por su propio trabajo.
Las mejores startups se pueden ver como sectas ‘light’

La distribución importa y muchas veces subestimamos su importancia.
La publicidad importa y quien se crea que no le influye se engaña doblemente. Además no está pensada para hacerte comprar el producto ipso facto sino para ir introduciendo impresiones muy sutiles que conducirán a ventas más adelante.
Solemos sobreestimar la dificultad del trabajo técnico y de ingeniería sobre todo comparado con las ventas. Es muy difícil hacer que las ventas parezcan algo fácil.
Los vendedores están ocultos a simple vista, a nadie le gusta que nos recuerden que nos están vendiendo.
La importancia de las ventas se subestima debido al esfuerzo sistemático por ocultar todo lo relacionado con este campo.
Un buen producto sin una buena forma de venderlo no hace un buen negocio, punto.
Las dos métricas más importantes en cuanto a distribución se refiere son el Coste de Adquisición por Cliente (CAC) y el Valor Total del Cliente (VTC). El espectro de las ventas es amplio y va relacionado al CAC.
Una buena estrategia de ventas empieza poco a poco y va creciendo. No es inusitado que a un nuevo cliente no le importe ser el mayor, pero sí si estamos hablando de órdenes de magnitud.
Para ventas de un tamaño razonable (10k a 100k) pero no complejas el reto está en cómo conseguir implementar un proceso que lleve el producto a audiencias más grandes usando un equipo de ventas modesto.
El cuello de botella oculto es la distribución.
El marketing y la publicidad funcionan para productos relativamente de bajo coste dirigidos a las masas pero sin un método de distribución viral.
La publicidad también puede funcionar para las startups pero sólo cuando tanto el CAC como el VTC hacen que todos los demás canales no sean económicos.
Un producto es viral cuando su funcionalidad fundamental anima a los usuarios a invitar a sus amigos a que lo usen.
El primero que domine el segmento del mercado con mayor potencial viral será el último que se mueva sobre el mercado total.
La distribución sigue su propia ley de potencia. Si logras hacer funcionar un canal tienes un negocio. Si pruebas varios y no lo consigues con ninguno, estás acabado.
Tu producto no se vende tan solo a los clientes; también tienes que hacerlo a empleados e inversores. Vender tu negocio a los medios es tan necesario como hacerlo a todos los demás.
A todos nos gusta creer que decidimos por nosotros mismos y que las ventas no funcionan en nosotros. Esto no es verdad. Mira alrededor, si no tienes a ningún vendedor, el vendedor eres tú.

Las máquinas son complementarias a los humanos no sustitutivos. Así los negocios más valiosos de las próximas décadas serán los que construyan emprendedores que busquen potenciar a la gente en lugar de hacerlos obsoletos.
Las máquinas no compiten ni por trabajo ni por recursos, son las personas las que lo hacen.

Las empresas han de buscar mejoras en orden de magnitud (10x o más) puesto que las mejoras incrementales no acaban siendo tales para el usuario final.
A los clientes les da igual cualquier tecnología específica a no ser que resuelva un problema de forma superior.
Hacer algo distinto es lo que verdaderamente es bueno para la sociedad a la vez que también permite a una empresa beneficiarse monopolizando un nuevo mercado. Los mejores proyectos suelen ser ignorados y no pregonados a los cuatro vientos por un montón de gente. Los mejores problemas en los que trabajar son lo que nadie más trata de resolver.

Los fundadores son importantes no porque sean los únicos cuyo trabajo es valioso, sino porque los mejores son capaces de sacar lo mejor de los que trabajan en sus empresas.
El mayor peligro para un fundador es que se crea tanto su propio mito que pierda la cabeza. Pero igualmente peligroso para un negocio es que pierda todo sentido de magia y confunda el desencanto con la sabiduría.

¿Qué futuro espera la humanidad?
El colapso recurrente (oscilación periódica entre tiempos oscuros y tiempos de bonanza) no parece probable sencillamente porque el nivel de conocimiento es tan alto ya que es mucho más probable que acabemos en la aniquilación total.
Otros hablan de una meseta global en donde el crecimiento se estanca y nos quedamos ahí indefinidamente. ¿Es plausible? No lo parece mucho teniendo en cuenta el nivel de competición que se desataría por los recursos. Y si la tecnología no logra aliviar esta competición no es difícil ver cómo nos iríamos a un conflicto que acabaría en catástrofe global.
El cuarto escenario pasa por la Singularidad. Un salto cuántico en que la tecnología nos lleva a niveles inimaginables, hacia un futuro mucho mejor.
La cuestión es que no basta con desearlo; para llegar a este escenario hay que ponerse a trabajar desde ya. Nuestra tarea es encontrar modos singulares de crear cosas que harán el futuro no sólo distinto sino mejor - ir de 0 a 1. El primer y esencial paso es pensar por uno mismo. Únicamente viendo el mundo con nuevos ojos, tan nuevo y extraño como les parecía a los ancestros que lo vieron primero podremos tanto recrearlo como conservarlo para el futuro.

16 Me gusta

He impreso su articulo y ahora lo utilizo como resumen-marcapáginas en el libro. Como usted diría eggscelente!!

El libro me ha hecho pensar una barbaridad; ya el comienzo y la opinión de Thiel sobre los monopolios como… “fuente de progreso” frente a la competencia perfecta: mas ocupada en quitarle pedacitos al Toblerone (esto ya es cosecha mía jeje) es… apoteósico. Se agradece salirse del austracismo.

Zero to One, Shoedog y Creativity inc. son el trío calavera que este año me ha hecho replantearme muchas cosas y alejarme considerablemente del value. No sé, cada vez me gusta más leer a personajes que han creado y gestionado algo (además los libros están muy bien escritos) que leer una y otra vez lo mismo sobre inversores por inversores. Pero bueno , es cuestión de gustos. Veremos sí me equivoco.

2 Me gusta

@arturop muchas gracias por el articulo, tengo este libro en la lista de los pendientes.
Tras la lectura de su articulo y probablemente fruto de mi ignorancia me surge una duda. Los monopolios aquí descritos y los famosos moats ¿son distintas formas de hablar de lo mismo o casi?

Bueno yo veo el moat como una consecuencia “inexorable” más que una equivalencia. Se puede tender ese moat sin tener un monopolio thielesco

Entendido. Si tienes monopolio, tienes un supermoat:-)

Me lo leí la semana pasada. Tengo que decir que quizás sea de los pocos a los que no ha impresionado sobremanera. Me esperaba más después de lo bien que hablaba todo el mundo de él. Es un buen libro que te hace replantearse ,pensar y que no deja indiferente a nadie. Lo cual ya es mucho decir para un libro. Algunas reflexiones que hace Thiel me parecen discutibles, algunas brillantes. En concreto me quedo con la reflexión que hace acerca de la tecnología y el hombre. El hombre y la tecnología son complementarios, y esa unión es poderosa. La visión tradicional es que la tecnología actúa de sustitutivo del hombre. Me parece que la visión correcta es la Thiel. Ese capítulo es magnifico y lo explica de forma brillante.

1 me gusta

Es que si la visión correcta fuera la contraria, sería como decir que nos tendríamos que haber quedado en la edad de piedra.

Determinados postulados, aunque puedan tener cierta lógica mirado desde la perspectiva actual, se hacen difíciles de sostener a la que uno intenta aplicar cierta escala histórica.

Bueno pero ese no es el discurso que maneja el mainstream (afirmación totalmente no comprobable jeje). Hay una gran preocupación por la sustitución, dada la IA, la explosión tecnológica etc. Fíjese que por eso están muchos preconizando el tema de la paga universal, hacer pagar seguridad social a los robots etc.

Ya le digo que para mi el tema se ve como “esta vez es diferente” y no son muchos los que ofrecen una variante alternativa como Thiel. Imagino que dirían lo mismo cuando la Revolución Industrial algunos.

Siento que no le impresionara. Me siento un poco responsable.

Lo tenía pendiente de leer. Lo hubiera leido antes o después. Me ha parecido un buen libro sin llegar a sobresaliente. De esta temática me gusto mucho los innovadores:


Es un libro algo largo y tiene su parte de historía. Así que hay que tomarselo con calma y creo que habra lectores que les parezca algo tedioso. Dicho lo cual, es un libro buenisimo. El de Shoe Dog me parecio un libro muy bueno también. Muy interesante la historia de Nike y sus inicios.

En estos momentos me estoy terminando:
-Einstein walter isaacson
-¿Qué es un videojuego? Isacc Lopez

Leer un libro raras veces es una perdida de tiempo.

Siempre me sorprende de algunos libros como seleccionan o dejan de seleccionar a determinados personajes que se consideran pioneros y/o importantes en un determinado campo.
Sin querer pasar por especialista en el campo informático, que creo que los hay bastante más especializados que yo en este foro, creo que no deberían faltar en una recopilación de los mismos, Linus Torvalds y Richard Stallman, en parte significativa responsables del salto adelante del sector informático informático no consistente en la simple venta de hardware y/o de software.

Hombre pero es que ya metidos a eso metemos a Unabomber tb, ah no que ya lo ha metido Thiel en su libro :smiley:

1 me gusta

En el libro de los innovadores hablan de Linus Torvalds y Richard Stallman. También de bastantes personajes olvidados, mucho más desconocidos que los dos que has nombrado. Fundamentales para el progreso tecnológico pero que no aparecen en la Wikipedia. Entre ellos en el libro hablan de un grupo de mujeres que fueron fundamentales en los inicios de la programación.

1 me gusta

Oigan a Mr Thiel dando una clase magistral con sus amigos de YCombinator

How to Start a Startup: 05 - Peter Thiel - Competition is for Losers

4 Me gusta

Solamente el titulo ya merece la pena. Cada día mas ídolo Thiel: no solo por su relación con FB (que también jeje). Eso de competir por un margen cada vez mas bajo y lo sano de la competencia se lo dejo para otros jejeje. Lo cierto es que me ha cambiado un poco la forma de pensar el Sr. Thiel. Siempre me han gustado los monopolios, el efecto red y el capex de mantenimiento bajo pero con Thiel ha adquirido todo una nueva dimensión, Parezco un poco uno de esos tíos que salen hablando en cuarto milenio :sweat_smile:

¿Creen que el bueno de Zack ha conseguido reunir uno de los equipos mas potentes de la actualidad?
Mark Zuckerberg
Sheryl Sandberg
David M. Wehner
Michael Todd Schroepfer
Atish Banerjea
Marc Lowell Andreessen
Peter Thiel
Wilmot Hastings
Erskine B. Bowles, MBA
Susan Desmond-Hellmann, MD

Por sí a alguien le interesa: una inversión de Thiel, no muy conocida, es Xero Limited (XRO) en Nueva Zelanda. A mi se me escapa por completo.

Casi todos billonarios buenistas y socialistas de salón; no interesa, me quedo con mi DIGNIDAD

Si convertirme en un buenista, socialista de salón me asegurara convertirme en Billonario firmaba ahora mismo. Ya compraría mi dignidad con la calderilla :joy::joy:

Me ha encantado la charla, muchas gracias!
Voy a subir la posición del libro en la pila de los pendientes.

Interesante, ¿no?

1 me gusta

Los profits ocultan un poco la realidad del Operating Cash Flow…