Primeras veces

Originalmente publicado en: Primeras veces – Historias para no tradear

Cómo olvidar nuestra primera vez, cualquiera que sea el ámbito. Esos nervios previos al evento, esas historias mentales que nos hacemos sobre cómo será tal o cual cosa. El recuerdo (en forma de cariño u horror según proceda) de nuestras primeras veces dejan un poso permanente en nuestra memoria. Sin embargo, si dejamos a un lado el plano sentimental, las primeras veces son raramente memorables. Y así deben ser, por supuesto. Nadie nace aprendido y si su primera vez en algo es la mejor hágaselo mirar.

No obstante, hay ocasiones en que una primera vez sirve para deslumbrar al mundo entero. Dicen que la primera vez que Mozart actúo siendo un crío la gente no daba crédito. O en un plano más mundano, ¿se acuerdan de Robinho contra el Cádiz?

No se preocupen, esta vez no será una de ellas…

Empezaremos con las presentaciones, dado que uno no es tan presuntuoso como para pensar que quienes están leyendo estas líneas sepan quién es el autor. Mi nombre es… bueno eso no es importante, llámenme Leeson o como ustedes quieran. El caso es que llevo unos meses  formando parte de esa bonita comunidad llamada Más Dividendos, y los fundadores de ésta han considerado (con una falta de criterio poco usual) que las experiencias/historietas que les he venido contando en este tiempo merecían un espacio propio. Y aquí estamos.

Sepan ustedes que el que escribe es un apasionado de los mercados financieros y tiene la suerte o la desgracia de dedicarse también profesionalmente a ello. Actualmente trabajo como trader en la mesa de derivados de tipo de interés y divisas de un banco cuyo nombre no quiero acordarme. Ya profundizaremos en otro momento (lo justo, no se preocupen) en estos conceptos y especialmente en el de trading a nivel profesional.

En este espacio que me han dejado para charlarles, intercalaré  experiencias que he sufrido en mi piel (no las llamaré batallitas dado que me echaría un saco de años encima) con historias financieras  que no he vivido personalmente pero que considero que pueden aportarnos a todos en nuestro proceso inversor. O al menos para evadirnos un rato de nuestra rutina. Ya compartí en su día en el foro un par de ellas por si quieren hojearlas: La teoría de los tipos de interés maradoniana, y Ruinas y Stop-Losses made in Suiza.

Pero hoy estamos para hablar de primeras veces y por eso les vengo a contar mi primera vez en una sala de tesorería. Para los que no conozcan este concepto, la sala de tesorería (o Trading Room para los amigos de los anglicismos) es el área dentro de un banco donde se desarrolla la actividad directamente relacionada con los mercados financieros. Algo así como la sala de máquinas donde se negocian bonos, acciones y divisas.

Hay mucha idealización en torno lo que sucede ahí dentro. Gran parte de la culpa la tienen las películas que a todos nos vienen a la cabeza. Yo mismo pensaba antes de entrar a formar parte de ella que allí me encontraría gente que podría trabajar en la NASA.  Pues bien, como suele ser habitual, la realidad es mucho más terrenal. Cierto es que mi primera experiencia fue en una de las mesas menos «glamurosa» de todas,  la mesa de Money Markets. Por simplificarlo mucho esto de Money Markets no son más que depósitos e instrumentos muy líquidos a corto plazo. El momento en el que entré fue especialmente interesante para trabajar en esa mesa, apenas unos meses después del famoso “whatever it takes” de Mario Draghi.  Hoy en día con el exceso de liquidez que tenemos su actividad es más bien monótona pero en aquellos tiempos muchos bancos europeos tenían problemas importantes de liquidez y había una enorme atencion puesta en lo que sucedía en aquella mesa.

Recuerdo perfectamente los días previos a mi primer día. Los nervios y las inseguridades ganaban por goleada la ilusión. Aun siendo consciente de que uno no debía ser Albert Einstein para poder trabajar allí no podía parar de pensar que no iba a estar a la altura. No obstante, tenía claro que me había costado mucho llegar allí y que por falta de ganas y esfuerzo no iba a ser. Y así afronté ese primer día. A las 8:00 am estaba como un clavo. Les confieso que cuando uno llega a un sitio así impresiona mucho. Y cuando le ponen un terminal de Bloomberg (aunque sea de prueba) y cuatro pantallas delante le entran a uno unas ganas ciertamente irresistibles de ponerse un traje de raya diplomática y engominarse el pelo al más puro estilo Gordon Gekko. Sin embargo, los humos tardaron poco en bajarse cuando me enfrenté a mis primeras tareas: comprar cafés, tomar recados e imprimir documentos. Después de aquellas ilustres áreas poco a poco empecé a entrar en el día a día y hasta empecé a cerrar operaciones con los clientes.

El trato, en general, en una mesa de mercados es mucho menos “estirado” que en banca de inversión tradicional. La gente tiene un trato muy cercano y muy informal (demasiado, en ocasiones). Las corbatas, por lo general, no existen e incluso las iniciales en las camisas pueden ser motivo de burla. En general, casi cualquier cosa que uno diga o haga puede ser susceptible de broma. Lo bueno es que mi personalidad encajaba muy bien con este tipo de ambiente. Tuve un trato muy bueno y cercano con mis compañeros y jefes en los meses que estuve allí.  Aprendí muchas cosas sobre el funcionamiento de los mercados y tuve mis primeras experiencias en el mundo de la inversión (o más bien especulación) de las que salí escaldado pero de las que aprendí más que en cualquier Máster. Ya les contaré.

Y hasta aquí hemos llegado, que para ser la primera vez no está mal el rollo que les he soltado. Como advertíamos al principio esta primera vez difícilmente será memorable para nadie más que para mí mismo. Pero nos ha servido para conocernos y sentar las bases sobre lo que será este espacio. Desde aquí quiero agradecer nuevamente a Más Dividendos (especialmente a @jvas) por darme la oportunidad de vivir una nueva primera vez, en esta ocasión la de escribir un blog. Cuando uno va cumpliendo años las primeras veces cada vez son más infrecuentes y, a la vez, más ilusionantes. Que aburrida sería la vida sin primeras veces, ¿verdad?

Gracias por aguantar hasta aquí. Estaré encantado de atender sus sugerencias/críticas/comentarios. Cuídense mucho.

74 Me gusta

Con muchas ganas de escuchar sus batallitas @leeson!
En qué momento más propicio ha venido usted al foro a darnos luz acerca de las tripas bancarias!
Ilusionado espero la primera.

6 Me gusta

Ya lo creo que sí. !!Y tanto!!

12 Me gusta

Muchas gracias!! Espero estar a la altura :slight_smile: Contaré todo lo que pueda, no lo dude.

Lo que hace cambiar el texto varias veces :rofl: . No quedaba demasiado bien ahí, pretendía ser más sutil así que me temo que lo he modificado.,

8 Me gusta

¡Muy interesante! Por cierto…

:rofl: :rofl: :rofl:

8 Me gusta

Bienvenido @leeson, sepa usted que he disfrutado mucho de cada comentario que ha escrito desde que apareció por +D.

Un cordial saludo, mientras espero con ansias su próximo texto.

11 Me gusta

esto promete y mucho!! @leeson;
muchas gracias por compartir sus experiencias.

Una pregunta, bueno dos: ¿Qué formación accademica ha tenido y tenía claro desde el principio que quería este tipo de trabajo o ha ocurrido por casualidad?

10 Me gusta

Muchas gracias por sus palabras, viniendo de alguien como usted significan mucho!

Me alegra que me haga esa pregunta :rofl:
En un principio había tratado precisamente eso que pregunta en este primer post pero me estaba quedando demasiado largo. Estudié economía y aunque al principio no conocía demasiado bien este mundillo si tenía una especial predilección por trabajar de “broker” como se suele decir. sin entender bien que significa. Especialmente después de una asignatura magnifica que tuvimos (por el profesor principalmente) sobre mercados financieros.
Así que poco después de acabar la carrera conseguí entrar en el banco. Al principio en areas poco relacionadas con los mercados que me aburrían soberanamente. Después de insistir y, en parte, con ayuda del certificado CFA y esa pizca de suerte que siempre es necesaria acabé encontrando la oportunidad que les he narrado hoy. Y aquí seguimos :slight_smile:

15 Me gusta

Con ganas de más…:slight_smile: .

5 Me gusta

Suscribo totalmente los comentarios de los compañeros.

Gracias @leeson,

7 Me gusta

Muchas gracias por sumarse a la comunidad y aportar tanto desinteresadamente.

Aquí más que ayuda diría que fue gracias a un soberano esfuerzo ¿no? El CFA no suele ser un paseo de rosas, más si lo ha sacado mientras trabajaba y cuando no había tanta ayuda por internet.

6 Me gusta

Muy interesante este blog! Estaré pendiente.

Yo estuve 3 años en una sala de tesorería, no era front, front, quizás una media de soporte quant y ventas, pero viví experiencias… digamos diversas. El primer día que llegue, como Ud. dice con 4 pantallas y en mi caso un Reuters 3000 Extra, totalmente apabullado… Enfrente mío, la mesa de flow (ventas acciones RV) y tras una discusión acalorada con alguien de backoffice, el tío se levantó y estampó el teclado de Bloomberg contra la mesa, haciendo saltar todas las teclas…

Se lo llevaron entre 3 de sus compañeros para calmarlo. A mi me duró el susto toda la semana.

Cuando me fui después de 3 años, creo que no crucé con esa persona más de 5 palabras, del respeto que me daba (léase respeto como miedo).

Lo que es impresionante de las salas de tesorería son los bonus, que por cierto, se entregan la semana que viene…

17 Me gusta

Espero con impaciencia las batallas y batallitas, hasta ahora sus publicaciones son diversas, divertidas e informativas, ¡¡Queremoossss máááaaasss!!!

:slightly_smiling_face:

2 Me gusta

Off topic

Amigo @Leeson, o cualquiera que lo sepa,¿sabe Vd. qué hace un banco con el dinero, en la forma que sea, que custodia? ¿Debe depositarlo en el banco central de su zona? En caso afirmativo, ¿por qué?; en caso contrario, ¿Por qué preocupa a los bancos que el BCE cobre por mantener depositos?

Es uno de los grandes misterios que no entiendo. El otro es por qué nadie compra emisiones de deuda intereses negativos.

1 me gusta

Gracias por sus aportaciones, Lesson, como le han señalado los compañeros y me uno a ellos, sus aportaciones las encuentro interesantes, instructivas, divertidas, informativas, formativas, esclarecedoras, en fin, si pudiera practicar el canibalismo siendo Ud. el plato, le calificaría de muy nutritivo. Y no es broma.

Observará de la foto que adjunto, está tomada en el despacho de mi casa, que también tengo muchas pantallas, exactamente las 10 que puede ver. No quiero engañarle, en realidad compré tres que estaban en una oferta de dos por uno, por ello hay seis de color, las de blanco y negro me las regalaron porque llevaban unos 20 años en el almacén.

bolsa

Le indico lo que representan: la de negro que estoy mirando es el gráfico de mi cartera los últimos 15 años, pero le aseguro que, por lo que voy aprendiendo del foro y los compañeros, revertiré dicho gráfico hacia arriba, tan arriba que aparecerá en la pantalla superior a la misma. Las dos pantallas frente a mi mano izquierda reflejan, la de arriba, como va mi competición de tres en ralla que mantengo con un bróker y, la de abajo, el juego de “tocado y hundido” con otro bróker, ambos me fueron presentados por Camacho113, de esos que le salen de las cuñas publicitarias. Del resto de pantallas no le puedo informar, todo está en inglés y me niego a estudiar lenguas bárbaras.

Los cascos, no se si Ud. los utiliza, me sirven para aislarme del mundanal ruido, especialmente del que producen los ventiladores que refrescan todo el tinglado. Escucho a Clapton, uno que es culto, soy de la opinión que una vez editado el “Just one night” no se ha publicado nada más de interés, quizás, solo quizás, Milli Vanilli.

Con sinceridad, Ud., el resto de compañeros y el foro, un puro lujo.

27 Me gusta

Qué grande que es usted, don @CalimeroRex.

En honor a unos de sus ídolos, le dejare una de las mejores colaboraciones desde mi punto de vista del señor Clapton, que me ayuda a concentrarme mientras trabajo con uno de mis favoritos (y ya por desgracia fallecido por diabetes),BB King.
He podido observar además estos años, que tanto usted como yo, compartimos célebres en cuanto a música se refiere. Por tanto, espero que disfrute si aún no lo ha hecho, estos dos vídeos que le traigo.

Pase un buen fin de semana y espero que disfrute de esa pedazo de motocicleta que se ha comprado!

11 Me gusta

Gracias, Camacho123, no hay error, le he puesto diez puntos.

3 Me gusta

Como Nick Leeson llevó a la bancarrota la Banca Baring esta dramarizadocen la película El gran farol (Rogue Trader).

5 Me gusta

Es un proceso largo y duro, sobre todo si se hace trabajando al mismo tiempo como usted dice. Visto en retrospectiva, lo hubiera hecho otra vez viendo que me ayudó a estar donde estoy y todo lo que aprendí haciéndolo. No obstante, no se si se puede extrapolar demasiado mi ejemplo. Hay que valorar muchos factores para ver hacia donde se inclina la balanza.

:rofl: :rofl: Alguna de esas he vivido, incluso alguna (no tan fuerte) he llegado a protagonizar. Se ha suavizado con el paso de los años pero son ambientes de mucha tensión y testosterona, que suele ser un cockail explosivo.

Justo se están entregando hoy, al menos aquí. Son importes elevados pero al menos los que no vivimos los años dorados no se crea que tanto, y menos este año… Es un negocio en claro decrecimiento.

No se si entiendo bien su pregunta. El exceso de balance se depósita en el BCE o, mejor dicho, en la cuenta del Banco de España en el BCE. No hay otra manera de hacerlo. La facilidad de depósito (el tipo al que el BCE “remunera” estos saldos) es del -0.50%, aunque es cierto que ahora hay un sistema de tiering que hace que si cumples ciertos parámetros puedas llegar hasta el 0%. No se si estoy resuelve sus dudas…

Ya dije en alguna ocasión que la valía de uno es inversamente proporcional al número de pantallas, así que no dice mucho de usted querido @CalimeroRex :rofl:

Ya me dirá en que plataforma juegan, que soy un adicto al tres en raya y tengo un par de pantallas extra que no sabía que uso darle. Así que viene a la perfección.

Gracias a todos por las bonitas palabras. Es un lujo poder formar parte y aportar mi granito de arena a una comunidad del nivel de esta.

13 Me gusta

Saludos cordiales.

Efectivamente, si la ha entendido.

Un banco tiene algo de papel dinero y muchos apuntes.

Entiendo que los billetes (y monedas) las deposita en sus oficinas o en la central. El resto solo son apuntes, ¿no? ¿Ese exceso de liquidez debe depositarse cada día en la cta. del Bco. de España en el BCE?

¿Existen otros documentos con valor monetario (pagarés, cheques, talones, letras de cbio… —no sé si son los correctos—) que custodiar cuyo valor esté en sí mismo y no anotado en una cta.?