Notas dispersas

Aprovechando estos días de descanso, quería plasmar negro sobre blanco, algunas ideas que me rondaban por la cabeza desde hace semanas. Los puzzles, aunque a veces tardan, se suelen ir conectando.

Este artículo será totalmente prescindible para el 90% de ustedes, así que ya saben, marquenlo como leído y a otra cosa, mariposa, pero un servidor, necesitaba ordenar las ideas, y escribir ayuda bastante. Les animo a que hagan lo mismo, aquí en su casa masdividendiana.

Bueno, pues el artículo de hoy va de la consistencia en las propias convicciones y lo que los americanos tienen a bien llamar el famoso “stick to the plan”.

Leía en twitter lo siguiente:

image

Y tiene bastante razón, pero es que lo jodido realmente es que te quedes rezagado, mientras todos los demás te adelantan.

image

…disculpen, esta imagen se ha colado :wink: . Que por cierto, algo he debido hacer mal, pues del ingreso de dividendos que debería ser parte importante de la rtb, nada de nada en google finance.

La cuestión es que mientras leía el libro de Ray Dalio, me llamó mucho la atención, la anécdota que cuenta de su encuentro con el millonario Bunker, el mayor magnate petrolífero de la época, que mientras nacía nuestra Constitución en el convulso 78, especuló fuertemente con la plata, pasando de 1,8$ a cerca de los 10$ donde vendió Dalio.

Pasado un tiempo, llega a tocar los 50$, y Dalio se cabrea bastante:

“While I had made a lot of money on silver´s rise to $10, I was kicking myself for missing the ride to $50. But at least, by being out, I didn´t lose money. There are anxious times in very investor´s career when your expectations of what should happening aren´t aligned with is happening and you don´t know if you are looking at great opportunities or catastrophic mistakes. Because I had a strong tendency to be right but early, I was inclined to think that was the case. It was, but to have missed the $40 move up was inexcusable to me”

Como se pueden imaginar, el vaquero Bunker, se quedó con el sombrero y sin ganado…lo que en castellano antiguo se conoce como perder hasta la camisa.

En mi caso concreto, a principios de año, me tracé el plan de construir una posición grande en MO, y a medida que avanzaba el año, en hacer lo mismo con Google.

Como soy un tío bastante cabezota, he cumplido con mi cometido. Me he comido la bajada veraniega de Altria, momento en el que aproveché para vender otras posiciones en las que estaba perdiendo la convicción, para apostar fuertemente por ello y actualmente, las dos posiciones más grandes de mi cartera con un 15% aproximadamente, son APO y MO.

En Altria sigo como un -9% abajo, llegando a estar un -15% que con posiciones aseadas, lastra bastante el rendimiento global de la cartera. Pero bueno, tampoco me fustigaré innecesariamente, afortunadamente, mi apuesta en Apollo, está yendo fenomenal (por ahora), y el resultado del año está siendo muy bueno.

image

Y aquí quisiera destacar otra frase que me ha estado rondando estos días, del escultor Henry Moore:

La disciplina en el arte supone una lucha fundamental para entenderse a uno mismo y al mismo tiempo entender lo que uno está dibujando.

Lo que vengo a decir, es que cada inversor tenemos nuestros planes, y que en bastantes ocasiones, vemos como nos adelantan por la derecha. Algún que otro amigo , suele mostrarnos inversiones que se van a n-baggers, y las miras en su camino ascendente mientras se alejan.

Otros compran inversiones científicas que no entiendo, o compañías que realmente veo caras, fondos de inversión que funcionan a las mil maravillas, o incluso compañías que vendes porque no las ves para el largo plazo de tu cartera y se disparan como un cohete al poco tiempo de venderlas tu… y así un largo etcétera.

Cuando ves esos éxitos, siempre piensas…!yo también quiero!. Y aquí ya entra cada uno.

Para mi, lo importante es mi lienzo, y en mi lienzo para bien o para mal, decido yo. Si durante un buen tiempo me quedo rezagado, pues lo asumiré estoicamente, pues lo que no quiero perderme es la foto global.

Y para describir la foto global volvemos a Dalio:

“Think about it: It´s senseless to have making money as your goal as money has no intrinsic value - it´s value comes from what it can buy, and it can´t buy everything. It´s smarter to start with what you really want, which are your real goals, and then work back to what you need to attain them. Money will be one of the things you need, but it´s not the only one and certainly not the most important one, once you get past having the amount you need to get what you really want”

Mi foto global es conseguir una cartera que tenga que moverla lo menos posible, y que sea una especie de seguro por si las cosas van mal en un escenario desfavorable, y un buen complemento vital que se reinvierta continuamente en un escenario favorable.

En fin, notas dispersas, que creo que sólo me servirán a mi, pero bueno, si a alguien le ayuda, o le incita a que comparta con nosotros sus reflexiones, por mi parte bien están :wink:

Siento si la calidad del artículo es baja o muy baja, pero últimamente me estaba costando bastante escribir, y aunque a veces será mejor no escribir nada, he preferido tirarme al monte y “Just do it”.

15 Me gusta

Hace unos 4 meses decíamos lo de Gilead. Que íbamos perdiendo y el porcentaje que nos dejábamos cada uno. Con la subida del 20-25% que ha tenido últimamente, junto con algún dividendo que ha caído, ya las cosas se ven de otra manera. Creo que Altria se recuperará y no se si en 6 meses, 1 año o 2 años es muy probable que volvamos a ver nuevos máximos.

Creo que es inevitable sentir un poco negatividad cuando todo el mundo lo hace bien y tienes un mal año. En mi caso he tenido un principio de año bastante malo pero llevó 3 meses muy buenos. Creo que lo mejor es no mirar lo que se lleva ganado o perdido. Yo realmente no se cuando ganó o pierdo. Nunca lo miró ni lo calculo. Tengo una noción de como va la cosa pero realmente no se si ganó un 2%, un 5% o un 10% este año. La ignorancia es la felicidad.

2 Me gusta

En esas estamos todos…nada nuevo.Las dudas e inseguridades nos persiguen a todos…especialmente los realistas.

Para hacerlo “perfecto” y no equivocarse nunca, tendríamos que ser un Picasso: Escribir unos garabatos, poner patas arriba la pintura e inventar el “cubismo”…después hacerlo escaso y esperar que los especuladores se pelearan por esos lienzos.

Los que vivimos de activos más prosaicos ,nos tenemos que remitir a lo racional, parafraseando a Chuck Akre:
1.-Que es ser un buen inversor.
2.-Que es una buena inversión.

Y moverse con sentido crítico entre estos 2 parámetros.

Y en definitiva,saber lo que uno se trae entre manos…y de eso ,sabe Vd. mucho @jvas.Tranquilo.

2 Me gusta

Ah…y los que van mal (que hay muchos) ,mal de verdad …són los que están bien calladitos.

Es como la lotería…siempre sacan los pocos que sacan los grandes premios con champagne…pero los que meten miles de euros y lo pierden todo …esos ni se atreven a confesarlo en casa.

Pocos tienen la honestidad (consigo mismo) de admitir sus errores,año a año como el Sr. Buffett en su carta anual…yo no conozco a otro.

Ser imparcial con uno mismo es de lo más duro…solo reservado para los que llegan a lo más alto.

2 Me gusta

Creo que la lucha siempre es contra uno mismo, Fallar una y mil veces y seguir intentandolo, “meet with triumph and disaster and treat those two imposters just the same” Etc.
Las grandes satisfacciones no las da el dinero ganado, sino el haber sido capaz de vencer las dificultades del camino.

6 Me gusta

Cuando realizo una inversión, tipo MO, lo que espero es recibir unos flujos futuros periódicos (inciertos) de modo que sí los flujos a recibir están en máximos (y creciendo) y la cotización baja… lo único que me queda es ponerme extremadamente contento (es el mejor de los mundos).

Compararse, en mi opinión, carece de todo sentido y posiblemente estemos comparando peras con manzanas. No sé, dentro de mi cartera hay cosas que me alegro sí suben y otras que me alegro si bajan de modo que ni siquiera entiendo la comparación entre las compañías que he comprado yo.

También es importante tener en cuenta los riesgos que están tomando unos inversores y otros. Ya sabe: aquello de la marea…

En todo caso, creo que lo peor que se puede hacer es cambiar un buen plan por otro que posiblemente sea mejor.

3 Me gusta

Comentaba @arturop que el VIX era el más inútil de los índices, pues en mi opinión la rentabilidad YTD es uno de los parámetros más mentirosos que existen, no tanto por la información que da sinó por la interpretación que se suele dar de la misma.

Ya lo decía Graham, el mercado a corto plazo es una máquina de votar mientras a largo es una de pesar. Vamos que mirando la rentabilidad YTD lo que vamos a conseguir es ver lo “popular” que ha sido su cartera el año actual.

No diferenciar lo suficiente lo popular que pueda ser algo con lo bueno que es, constituye una buena forma de terminar acercándose más de la cuenta a algún desastre de los que luego cuesta redimirse.

Por otro lado está claro que una buena inversión no siempre va a ser popular y mucho menos la más popular. Luego a posteriori se contarán mil historias, recubiertas de toda la pompa con la que solemos recubrir las mismas, donde el estilo parece terminar siendo más importante que el mensaje o la causalidad de lo que se está defendiendo.

A posteriori todos somos lo suficientemente listos para imaginarnos la rentabilidad obtenido invirtiendo en X o en Y, pero ¿somos realmente conscientes de lo que habríamos tenido que pasar por el camino?

Vamos con un gráfico
Sin título15

Si miran los tremendos rendimientos previos o buscan información de la época, a finales de 1999 era “tremendamente” popular invertir en el S&P500. De hecho miento un poco dado que era más popular invertir en el Nasdaq.
Ya vemos como los resultados a largo plazo de esa época tan “popular” apenas llegan al nivel de los bonos europeos.

Si nos vamos a 2009 encontraríamos una época donde invertir en este mismo activo, desde una perspectiva europea especialmente, era tremendamente impopular vistas las rentabilidades de los últimos tiempos, mirando el gráfico vemos lo mucho que rendido por encima de los bonos europeos ya que le ha recuperado una tremenda desventaja.

El gráfico me viene bien para recordar que incluso una inversión claramente mejor que otra en rentabilidad final, S&P500 versus bonos europeos, puede pasarse largos plazos por debajo de la menos rentable. Normalmente precedido de una época de mucha mayor rentabilidad previa y a posteriori seguida por otra época igual de mucha rentabilidad superior.

PD: si esto en lugar de masdividendos fuera otro foro del “sector” en lugar de manifestar nuestras dudas lógicas sobre inversiones que hemos decidido con conocimiento de causa, se preferiría la opción de lanzarse a la yugular del gestor del fondo de turno o del que nos lanzó la idea. Ya sabemos le que gusta atribuírnos los éxitos, especialmente de corto plazo, y buscar los culpables fuera cuando algo parece que no termina de funcionar conforme a nuestras espectativas.

5 Me gusta

@quixote1, saber, saber lo que uno se trae entre manos, no se crea. Creo que encajo bien en la categoría de “los inversores que parece que saben, pero que realmente cuando rascas más, ves que saben poco”. Eso si, lo bueno es que siempre he procurado ser bastante sincero conmigo mismo, no me da la menor vergüenza, y procuro aprender todo lo que buenamente puedo…pero eso es todo :smiley:

Totalmente de acuerdo con los parámetros de Akre, que por cierto tiene una cartera brutal. La de Russo también está fenomenal, hace poco veía esto por twitter, que me imagino conocerá, pero por si le interesa:

image

Un 77% en las 10 primeras posiciones…pero que posiciones! :smiley:

@dblanco, lo de Gilead está siendo un ejemplo de libro. Y eso que ha caído poco, comparada con otras compañías con turbulencias este año. Aún resentida por el abuso de precios, creo que ha demostrado que tiene un negocio sólido detrás.

@TTAR, esa cita de Kipling ha sido de las que mas me han impactado y que suelo tener también en la mesilla de noche. Ni cuando te va bien eres tan bueno, ni cuando te va mal, tan malo. Aunque a veces nos dejemos arrastrar al fango propio, a sabiendas de que no es correcto fustigarse (más de la cuenta).

@Fernando, tras meses de lobotomía sincera :rofl:, consiguió usted que me subiera a “la vinería-cervecera con máquina expendedora de tabaco”, y comparto plenamente su visión en ese tema.

Lo difícil es saber que el plan es bueno, cuando las cosas no salen como uno piensa, y de ahí que uno nunca sabe si es mejor re-trazarlo o bien, mantenerse en el mismo. Diría que por mi manera de ser cabezota, optaría por seguir adelante con lo trazado, pero eso no quita que te estés enfilando a un precipicio y no quieras verlo…y como estoy en el puente de Mr. Dalio, le diría “How I know I´m right?”

@agenjordi, totalmente de acuerdo con que evaluar YTD es una pérdida de tiempo. De hecho, y aquí uno a lo que comentaba @dblanco, es una pérdida total de tiempo y lo mejor es no mirarlo…pero de vez en cuando uno cae en la tentación y le da por aquello de medir y demás. Ya se sabe lo de “el diablo cuando se aburre, mata moscas con el rabo”, y seguro que sería un tiempo mucho más productivo estudiar las compañías/fondos.

También comparto lo visto por otros lugares financieros, pero este es un Club Privado de Caballer@s (pongo la arroba, no se nos enfaden las señoras/señoritas) y nuestros soci@s, además de ser tremendamente educad@s, saben que aquí se juega un@ sus cuartos, y el éxito o el fracaso lo tienen delante del espejo…ergo, !a reclamar al maestro armero! :stuck_out_tongue:

Gracias a todos por el alto nivel de las aportaciones!

3 Me gusta

Me va a permitir, con todo el respeto y cariño del mundo, que su artículo es de los que pierden algo de valor cuando se escriben. Sí, porque al margen de los aspectos técnicos, toca la fibra de la psicología financiera, para mí la clave de esta actividad en el que algunos andamos metidos o por meter, y por eso, porque toca mayoritariamente y de fondo esta fibra, sería mejor que lo habláramos cara a cara, con una cerveza en la mano y en un sitio tranquilo.

Por experiencia sé que cuando las situaciones tienen una base o carga psicológica importante, las cosas se resuelven o afrontan mejor con el diálogo (¿dónde he oído últimamente esta palabra?). Muchos de los problemas de mis niños los he resuelto o puesto en vías de resolución hablando directamente con los padres o con ellos, sin intermediarios. En el tema que nos ocupa, el de la inversión, resolveríamos muchas de nuestras dudas siendo sinceros con nosotros mismos y preguntándonos, ¿por qué invertimos? ¿cómo invertimos? ¿qué esperamos obtener? ¿cuánto estamos dispuestos a poner? Ya le digo, si todo esto lo habláramos usted y yo, llegaríamos a conclusiones que sería muy largo de exponerlas por escrito. Por eso, y para no repetirme, le voy a proponer que lea el último comentario-resumen que acabo de publicar en el artículo Diálgos value (II) sobre el capítulo 5º de El inversor inteligente, ahí expongo, además de resumir my way el contenido, mis impresiones y algunos aspectos de mi estrategia inversora.

No obstante, hay algunas frases de su artículo que me han llamado la atención:

“Y tiene bastante razón, pero es que lo jodido realmente es que te quedes rezagado, mientras todos los demás te adelantan”.

¿De verdad le afecta que se quede rezagado mientras los demás le adelantan? Si uno tiene clara su estrategia inversora, no le tiene que importar que le adelante nadie. Allá cada cual con su velocidad. Recuerdo, años atrás, cuando era inversor de renta fija y se ganaba dinero, que oía como otros inversores invertían en acciones y ganaban tanto y cuanto. No me importaba, yo quería invertir así y sí, ellos ganaban más que yo, ¿y qué? Hace algún tiempo empecé a invertir en fondos de renta variable parte de mi patrimonio y sí, ya veo que algunos ganan más que yo, pero no me importa, soy consciente de mis limitaciones y me conformo. Yo no estoy en esto para competir.

Estoy totalmente de acuerdo, vamos que coincidimos, cuanto dice que:

Mi foto global es conseguir una cartera que tenga que moverla lo menos posible, y que sea una especie de seguro por si las cosas van mal en un escenario desfavorable, y un buen complemento vital que se reinvierta continuamente en un escenario favorable.

IMHO, al invertir en acciones directamente se está sometido a mayor tensión que cuando se invierten en fondos de renta variable, el analizar empresa por empresa exige un esfuerzo de dedicación, tiempo y preparación, que resta energía a la preparación psicológica necesaria. Y fíjese que no digo nada sobre ventajas e inconvenientes financieros al invertir en acciones o fondos.

Ya le digo, si esto lo comentamos en persona, seguro que nos salen más cosas y nos comprendemos mejor, pero no se puede conseguir todo en la vida, para eso está +D :wink:

1 me gusta

No lo descarte, @masdividanet, para mi será un placer. Totalmente de acuerdo en que ciertas cosas, se desarrollan mucho mejor con cebada, preferíblemente gélida :grinning:

Llevo muy poquito en este fascinante mundo comparado con todos vosotros, así que me da hasta cierto pudor hacer un comentario sobre la preparación psicológica necesaria para poder dormir a pierna suelta pase lo que pase con nuestras inversiones, pero allá vamos, siempre pequé de cierta inconsciencia durante toda mi vida.

Esto supongo que también me ha ayudado algo a permanecer impasible aunque durante largas temporadas una acción permaneciera en rojo, y al poco tiempo hasta lo celebraba por poder comprar más barato. Estoy totalmente convencido de mi plan, con la ventaja de que no ha sido idea mía, lo cuál me tendría seguramente más intranquilo. ¿Lo más complicado de asumir y a lo que enfrentarse? Para mí sin duda el entorno. Lo único que hace que me recorran sudores fríos es mi pareja cuestionándome por qué sigo comprando esa compañía que últimamente ha caído un 10% y a la que además acabarán prohibiendo continuar con su perjudicial e inmoral negocio. Yo la respuesta la tengo clara, y aunque le aseguro que en 20 años de nada lo podrá comprobar por sí misma, creo que todavía no he conseguido convencerla del todo.

4 Me gusta

El sentimiento de envidia tanto en el mundo de las finanzas en particular como en la vida en general es algo inherente al ser humano. Especialmente si creemos que los que nos superan no están más capacitados que nosotros o no han trabajado más que nosotros para merecerse esos resultados superiores.
Y en ocasiones tendremos razón, y los resultados superiores cosechados por otros en el corto o incluso largo plazo se deberán más a la suerte o a factores externos que a los conocimientos y el trabajo.
Lo deseable sería alcanzar un estado de ataraxia en el que nada de eso nos importe, pero me temo que es más una quimera que una realidad. Quizás baste con asumir que hagamos lo que hagamos lo que he expuesto inicialmente va a acabar ocurriendo en mayor o menor medida y que no es patológico que suframos una moderada reacción de frustración o envidia.

Sí, pero aquí hay que tener en cuenta lo que ha mencionado @agenjordi. Tal vez no nos hubiéramos sentido cómodos con inversiones ajenas que han acabado yendo maravillosamente. Hace ya un tiempo, en este mismo foro, se comentó el programa de un CTA llamado Gaia FX+. Aquí lo tienen. Pues bien, acabó el año 2016 con un 55,6% de rentabilidad y en este año lleva un 34,4%. Los resultados son impresionantes y supuestamente hay inversores forrándose con este sistema, pero no me preocupa el no haber invertido en él porque ni entonces ni ahora hubiera podido meter dinero en algo que no sé cómo funciona.
Creo que es lo mismo que usted comenta con “inversiones científicas” que no entiende o compañías que ve caras. Si compra una compañía que ve cara y tiene la mala suerte de que comienza a caer nada más comprarla, inmediatamente empezará a darle vueltas a la razón de haberse metido a esos precios, independientemente de que al final salga bien la operación.
En fin, que más que lamentarse por no haber seguido los consejos de tal o cual inversor, lo que creo que hay que hacer es preguntarse si el plan que uno ha seguido es sensato y efectivo para alcanzar los objetivos marcados. Sólo debe lamentarse si uno ha errado en el plan escogido o si sus emociones lo han traicionado y se ha salido del plan establecido. Y a continuación habría que tratar de solucionarlo.
Como reflexión final, me gustaría incidir en el comentario de @quixote1. Los que van mal, suelen callar. Vemos solo a los que les va bien. Si uno participa en redes financieras va a ver montones de acciones recomendadas y carteras virtuales o reales. Por puro azar es inevitable que muchas de ellas vayan mejor que nuestra cartera, pero si tenemos presente todo lo anterior tampoco nos debería quitar el sueño. Está muy bien tratar de aprender y mejorar nuestra forma de invertir, pero hay que asegurarse de que no se están persiguiendo espejismos.

6 Me gusta

Esto de la preparación psicológica es para mi la mayor de las bullshit (ex aequo con la Economía). Suena a como si les fueran hacer una endodoncia y se “preparasen psicológicamente”. Pues mire si se tienen que preparar yo me pregunto si quizás esto no es para Vds.

1 me gusta

No le de pudor, yo hace tiempo que lo perdí :wink: y aquí me paro. Dice usted que le afecta el entorno, vamos, su pareja. Le voy a decir cómo lo solucioné yo, ojo, es mi fórmula, igual a usted no le sirve. De entrada, mi compañera y rival es también mi socia fifty fifty de la cartera. Las decisiones las tomamos entre los dos. Por ejemplo, hace tiempo que tomamos la decisión de invertir en la cartera una cantidad de nuestro patrimonio in cash, de tal manera que si lo perdiéramos en su totalidad no se vería afectada de ninguna manera nuestra calidad de vida. Y la otra, bueno, creo que me engañó, no sé cómo, pero me convenció para que nos gastásemos las plusvalías que teníamos pensadas ganar a fin de año por adelantado viajando durante todos los veranos. Dicho, firmado y hecho :wink:

1 me gusta

Ya le digo yo que la preparación psicológica es clave en toda actividad humana para ser capaces de resolver situaciones más o menos cruciales o cotidianas. Por ejemplo, hace falta una preparación psicológica específica para ser maestro, fontanero, cirujano, mecánico, bombero, policía, inversor, etc. Y es que nadie nace ni sabido ni aprendido. Claro, si se entiende la preparación psicológica como un manual o receta a seguir, le doy la razón. Yo la entiendo como un proceso que te hace actuar de una manera determinada. Un proceso que durará más o menos según cada persona y que comporta lectura, estudio, reflexión, análisis, experiencias, etc. Y es que según algunos psicólogos el ser humano es mente y corazón, incluso algunos añaden, alma, y aquí me paro. Si en esto de la inversión se actúa sólo con el corazón, bueno, agárrate a la silla, te puede pasar cualquier cosa. Cuando alguien dice la famosa frase: “He tenido una corazonada…”, se me ponen los pelos como escarpias :wink:

Por mi psicólogos y economistas se pueden ir juntos de la mano a recitar con una onírica lira para todos sus fans, compradores de libros y asistentes a múltiples ponencias. Quizá se les puedan unir los homeópatas.

1 me gusta

Acabo de encontrar en un papel escrito a mano unas breves notas que tomé hace tiempo, posiblemente tras ver algún video o leer algún artículo. Notas que me escribo a mí mismo y luego se pierden en algún cajón (y que ahora que estoy de mudanza aparecen), así que siguiendo el hilo de @jvas con su permiso las copio aquí, para no volver a perderlas (aunque confieso que el motivo de escribirlas no es para volver a consultarlas más adelante sino para interiorizarlas mientras las anoto).

Al comenzar a invertir es necesario leer sobre inversiones, sobre inversores de éxito, procesos, etc. pero no hasta el infinito, sino hasta modelar tu propio perfil inversor al tiempo que adquieres conocimiento.

Una vez adquirido el conocimiento ya vas trazando tu círculo de competencia, es importante definirlo bien y permanecer dentro, y al invertir concentrar fuertemente las inversiones dentro de tu círculo de competencia (ya inviertas en un fondo, acciones, inmuebles, materias primas…), si conoces bien el activo podrás aportar fuertemente cuando se dé la oportunidad, y mantener la calma cuando vengan las caídas (que vendrán).

Al estudiar las empresas:
El equipo directivo, ¿es tonto o corrupto? Si la respuesta es NO, entonces es apta para invertir. Si no, dejarla pasar.
El producto o proceso de la empresa, ¿tiene una vida larga garantizada?¿ventajas destacables frente a la competencia?¿es un nicho de mercado?.. (esto lo añado ahora, se trata de identificar el MOAT, leer a Pat Dorsey para más detalle).
Y para antes de comprar… el precio de la acción, ¿está cara o barata? (añado ahora, hacer la valoración es la parte difícil…)
Si está excesivamente cara/múltiplos exigentes, descartar o posponer compra
Si está en un precio razonable, hacer compras periódicas
Si está barata/mercado deprimido, comprar fuertemente

Hasta aquí, por favor corrijan o añadan lo que crean conveniente.

3 Me gusta

Pues igual sería buena idea, que otros inversores se animen y posteen tambien sus notas dispersas…just saying :nerd_face:

1 me gusta

Yo con esto siempre tengo un dilema terrible.

Por un lado soy prácticamente fan de algunos equipos directivos.
Por otro creo que si uno encuentra un negocio tan solido que ni el peor equipo directivo lo puede tumbar (se me ocurre alguno que ha tenido una bebida refrescante a base de extractos) tal vez lo mejor sea comprar cuando la directiva es mala ya que algún día cambiará y lo más fácil será que cambie a mejor.

Es un poco aquello de ¿jinete o caballo?
Lo mejor está claro que es combinar ambas pero en el largo plazo pueden pasar tantas cosas…

1 me gusta

Para mi el problema de una empresa muy buena no es tanto que el equipo directivo sea tonto como que quiera ser demasiado listo.
Ya saben la famosa teoría de la peorificación de Lynch y que pasa cuando una empresa que domina un negocio se quiere meter en según que fregados.

2 Me gusta