Lecciones de crash, lecciones de vida

****** EN PROCESO DE EDICIÓN ******

2 Me gusta

Bufff Terra, ¡parece que fue ayer! yo estaba en la facultad creo que en tercero ( pero con muchas asignaturas de primero y segundo) y solo jugaba a bolsa con dinero del monopoly a través de un concurso que organizó invertía (creo).

Dos de mis tíos, ambos empresarios hosteleros en un pueblo de la España vaciadísima, habían entrado en Terra asesorados por un avezado director de sucursal que tomaba café cada mañana en los 7 bares con que contaba el pueblo. Resultado: el esperado, una treintena de currantes que sin comerlo ni beberlo palmaron un dinerito curioso.

Yo ya entonces, a través de mi juego de bolsa, ya intuía que no era más que un lechón desinformado y que la inversión en títulos individuales requería de unas destrezas con que no todos contábamos y entendí la anécdota del limpiabotas y el patriarca Kennedy.

Spoiler: El director cafetero desapareció del pueblo, Lamento decirles que desconozco como terminó su hígado con tanta cafeína.

3 Me gusta

Se lo explico con mucho gusto y le pondré un ejemplo ilustrativo de las fantasías mentales a las que, por desgracia, nos habitúa los que tenemos un cerebro poco amueblado.

¿Sabe Ud. lo que es una patata? ¿A que sí? Una sencilla, monda y humilde patata. Pues hubo unas decenas de miles de inversores que descubrimos al mismo tiempo algo impensable, lo que comprábamos no era una patata, no, era una trufa del Perigord disfrazada del humilde tubérculo. Eso, créame, solo es posible a los que tenemos una mente despierta capaz de captar lo que el resto de intelectos desecha.

Al final no fue patata ni trufa del Perigord. Terra era, sencillamente, una castaña al precio de un filete Blonde Aquitaine

Esa es la historia.

7 Me gusta

Esa es una conclusión a la que se puede llegar leyendo la historia. Lo que no consigo entender es el contexto.

¿Por qué había muchos inversores que pensaban que trataba de una trufa?
¿Qué tenía esta castaña que hacía que pareciese una trufa? ¿Simplemente estar en el mundo de internet?
¿Qué hizo ver a los inversores que la patata realmente bien vista era una castaña bastante mal pelada?

@Okywan Mire, yo continúo, 20 años después viendo trufas donde sólo hay patatas. No le dé más vueltas. Lea, lea buenos libros, lea a gente que ha leído buenos libros y, se lo aseguro, dentro de 20 años seguirán vendiéndole patatas a precio de trufas pero, eso sí, muchas menos.

7 Me gusta

Hola @JohnnyGuitar, @CalimeroRex. Qué buenas intervenciones, da gusto leerlo. Hay una frase muy típica que dice “el que hace, se equivoca”. Soy de los que piensa que no importa equivocarse, siempre que seas capaz de levantarte y sacar aprendizajes. Creo que todos sacaremos los nuestros, no solo financieros, tras estas semanas/meses difíciles que nos tocan.
Un saludo y es una maravilla leer sobre errores y aprendizajes.

3 Me gusta

Sencillo, muchos inversores, entre los que me encuentro, tenemos cerebros privilegiados que nos permiten descubrir estos tesoros.

Exacto, aunque lo pueda dudar. Otro ejemplo ilustrativo, en aquellos tiempos si Ud. tenía una empresa comercializadora de edredones y cambiara su nombre a “Edredones Martinez.Com”, solo por ponerle el “Punto Com”, su empresa se revalorizaba un 100%, eso sí, acompañada de una web con dos fotos, solo dos, del colchón y su edredón, era fundamental en el negocio, sin más operabilidad.

No hay otra explicación que el bonito coctel resultante de la avaricia y la estupidez. No se asombre, me han comentado unos holandeses que hubo un tiempo que el tríplex ático en el que vivo, con piscina particular, valía menos que un bulbo de tulipán. Como le cuento, créame.

3 Me gusta

Saludos cordiales.

En España el acceso a Internet y sus servicios, en aquellos años web, correo electrónico, foros y newsgroups (en cast grupos de noticias), llegó a las universidades 1993 o 1994 y comenzó a popularizarse hacia 1997. Todo el mundo deseaba poder acceder a Internet y tener su correo electrónico y Terra prometió ofrecerlo. Pero se precipitó y seguramente fue mal gestionada. Como consecuencia fue una víctima más de la burbuja punto-com, una burbuja más que, como todas, engorda y tarda en explotar muchísimo más de lo imaginable para acerté añicos…

https://es.wikipedia.org/wiki/Burbuja_puntocom?wprov=sfla1

Por cierto, consulte este enlace si no conoce la burbuja de los tulipanes en la Holanda del s. XVII:

2 Me gusta

Dicen que la inteligencia va muy unida al sentido del humor. Dándolo por bueno, usted @CalimeroRex no debería preocuparse por nada.

1 me gusta

Gracias a Ud. JohnnyGuitar por abrir el hilo.

Me siento halagado por su afirmación, me refiero al sentido del humor, en cuanto a la inteligencia créame que toda regla tiene su excepción, soy buen ejemplo.

Sin entrar en profundidades, el humor, al menos en mi caso, no es más que el velo con el que intento superar mis problemas y dificultades, no siempre lo consigo, pero es un buen acompañante, alivia, si ello es posible, los sufrimientos.

7 Me gusta

A usted @CalimeroRex por el estilo de sus aportaciones.
Un inteligente dijo: “El humor es la manifestación más elevada de los mecanismos de adaptación del individuo” S. Freud

5 Me gusta

Sois de lo mejor, @comunidad. ¡ Con humor se aprende mejor! ¡Chapó! Saludos a todos

LECCIÓN 3: SER BUENO EN ALGO NO TE GARANTIZA SER BUENO EN TODO .

Entre crash y coronavirus e intentando afilar el único activo que nos ofrece esta situación, el tiempo, cojo carrerilla y me lanzo a escribir una tercera entrega sobre las tribulaciones y aprendizajes con sangre del que les habla. Cuanto más leo en el foro, más me reconfirmo en que el aterrizaje casual por estos lares es del todo una oportunidad. No tanto de escribir historietas cortas de Rompetechos, es decir, de mí mismo, sino de aprender mucho de lo mucho que se ofrece en esta tribuna. ¿Será realmente casual? ¿Habrá karma de por medio?

No sé desde cuándo camino la vida con la convicción de que el gran reto de todo ser humano es conocerse. Muchas veces me he preguntado porqué no contempla el sistema educativo esta asignatura (aún sabiendo que es un sistema fracasado) ya que siempre he considerado que no se puede llegar a un alto nivel de “conocer” sin un buen nivel de “conocerse”.

En todo lo que he hecho siempre, he sido guiado por un dinámico espíritu emprendedor que me ha facilitado ver oportunidades más allá de las dificultades. Asumí como bandera desde joven el “nada es imposible” y esto me llevo a explorar diferentes caminos que me enriquecieron personalmente. Incluso en los fracasos. Aprendí en el proceso que un rasgo intrínseco del vivir es el dolor y que el que gestiona bien el dolor de la disciplina y el trabajo duro, rebaja significativamente la probabilidad de tener que gestionar el dolor derivado del fracaso. Es un dolor u otro. Y así emprendí, aprendí, luché, gané y también perdí.

Una buena autoestima y una gran capacidad de trabajo basada en la preparación, el estudio, la constancia y el sudor es un activo valiosísimo, pero no lo es todo. Porque la fórmula para que todo salga bien, simplemente no existe, si no todos seríamos felices y ricos y entonces no existirían las palabras felicidad y riqueza.

El primer ingreso proveniente de los mercados lo obtuve al acudir a la OPV de Adolfo Domínguez (1997) sin saber nada del asunto. Lo hice siguiendo el consejo de un amigo. La plusvalía fue pequeña, pero con un mensaje implícito cuando menos peligroso, “que fácil es ganar dinero aquí. Si gano sin saber y sin hacer nada en un solo día, cuando sepa y lo trabaje duro, me haré rico. Sí o sí”. Con semejante idea en la cabeza empecé una carrera de estudio, documentación y trabajo tendente a encontrar el sistema para vencer a los mercados. Llegado a este punto, les permito sin coste personal alguno para mí, que me juzguen. No se equivocan.

Prensa naranja, libros, cursos, Elliot, Kostolany, salas de trading, entre otros, eran mis nuevos compañeros de viaje necesarios para el nuevo reto que sólo tenía un destino; el éxito. Además, debía conciliarlo con mi actividad profesional habitual y con mi familia. Circo de siete pistas, sí, pero lanzado. All in.

El tema de las acciones y el contado estaba bien, pero tenía prisa. Y la fórmula 1 en los mercados eran los futuros. Venga tira. Al principio en las salas de trading del bróker de turno y luego con más formación, desde mi propia oficina. Antena de Reuters en el tejado del edificio para el tiempo real, software MetaStock para graficar y cuatro pantallas interconectadas. Espectacular. Gordon Gekko (1997) pero de verdad. Faltaría más.

Seguía con los libros y desarrollaba sistemas que se adaptaban perfectamente al pasado, pero sufrían más con el incierto futuro. Cada día, cada hora, cada tick eran un mundo diferente que requería variables de operativa diferentes. Sin darme cuenta, el sueño de la independencia financiera rápida me convirtió en un ludópata dependiente. Empecé a lotificar, fijaba stops, redoblaba a favor y procuraba cortar rápido las pérdidas. Al incrementar los lotes, ajustaba más los stops y me lavaban. Mucho más estrés que en la película (yo no conocía a Herradura Azul, claro). Muchísimos menos beneficios. Bueno ya se imaginarán que lo de los beneficios… Tuve años buenos, sí, pero las pérdidas de los años malos se comían los beneficios de los buenos. Cuanto más operaba y más agresivamente apostaba, sí, apostaba, más perdía. La psicología del trading y los patrones de conducta los entendía a la primera en los libros. Más luz, más dinero. Leía con fruición. Pero en la praxis el mercado a la contra de mi posición, era el tren de mercancías que yo quería parar con la cabeza. Con la cabeza física, se entiende.
Y así estaba yo cuando un buen día leí: “el dinero debe trabajar para ti y no tú para el dinero”. Y con estas me embarqué en una nueva aventura. Una que ya les he contado en …Lecciones de crash, lecciones de vida

Buenas noches

15 Me gusta

El verdadero éxito es el resultado del buen juicio,el buen juicio es el resultado de la experiencia,y!la experiencia es a menudo,el resultado del mal juicio!.
Me parece a mí que muchos de los que andamos aquí creemos firmemente que para ser un inversor de éxito es imprescindible cruzar el desierto :cactus:

1 me gusta

Buenos días,

Como ya se ha comentado largo y tendido, cuidado con los movimientos de la cartera en este entorno de mercado. Por un simple e inofensivo traspaso entre fondos se puede perder mucha rentabilidad, para prueba de ello la subida de ayer (la mayor subida diaria en el Dow desde 1933) y la tremenda subida del Eurostoxx hoy.

Saludos.

3 Me gusta

Meses antes de este crash me dejé llevar por la avaricia y otros sentimientos. Eso hizo que me saliera de mí filosofía y principios de inversión. :money_mouth_face:

Desde noviembre de 2019 fui deshaciendo mi plan de inversión y poco a poco fue aumentando mi ego inversor hasta finales de febrero. A mediados de marzo lo reestructuré todo para volver al camino principal y no seguir corriendo campo a través. :muscle:

Aprendida la lección y asumidas las consecuencias (solo pérdidas económicas), salgo reforzado como inversor y como persona. Soy joven, tengo 32 años y le doy gracias a la vida por haberme enseñado esto a temprana edad y con mucho por acumular todavía. :heart:

También le doy gracias a la comunidad inversora a la que sigo en este foro. He encontrado un soporte muy importante en vuestros comentarios aún sin participar activamente en estos días. En el famoso camino del Lobo Solitario de los inversores, me he sentido más bien acompañado por aullidos en la lejanía (internet). :family_man_woman_girl_boy:

Si tuviera que listar los errores y cómo ahora veo mi actitud hace unos meses cuando me salí del camino sería:

  • Seguir los cantos de sirena de estrategias más agresivas que mi perfil como inversor (como todo iba bien parecía que sabía lo que hacía). :partying_face:

  • Desconocer mi perfil como inversor (creyendo saberlo por hacer tests de 10 preguntas). :face_with_monocle:

  • Subestimar los sucesos imprevistos (aún habiendo leído los libros de Taleb…). :mask:

  • “Seguir” a “expertos” para predecir el futuro de los mercados (siempre sesgado a lo que quería oír). :man_office_worker: :woman_office_worker:

  • Creer saber más que gente que ha vivido 3 crisis financieras y las ha visto de todos los colores. :mage:

  • Dudar de mi intuición, recuerdo que hubo unos días a finales de enero que estuve meditando de sí los limpiabotas de John D. Rockefeller eran los actuales Tuiteros persigueIF que han florecido en 1 año. :person_in_lotus_position:

Y creo que el punto más importante que he aprendido/vivido es que terminé invirtiendo de manera muy distinta a como vivía mi día a día. En las inversiones seguí unos razonamientos totalmente contrarios con los que practico en mi vida. :om: :heart: :yin_yang:

Una vez metidos en el hoyo, como no había seguido mi plan inicial, no sabía cómo reaccionar ante la situación y me sentí colapsado. Ahí fue cuando decidí reconocer todos los errores, obtener las conclusiones y aprendizajes necesarios y apoyarme en los que más amo (familia) para continuar adelante.

¡Muchas gracias a todos, por todo! :smiling_face_with_three_hearts: :heart_eyes:

16 Me gusta

Pues le felicito por ello. Asumir los errores propios en lugar de insistir en ellos, creo que es difícil para todos y precisamente la forma como el ego se convierte a veces en uno de nuestros principales problemas.

Muy buena la frase. Precisamente en los mercados hay cuestiones lo suficientemente complejas donde uno necesita ser consciente que esconder la complejidad bajo fórmulas fáciles se llamen perfil de inversor, se llamen volatilidad , se llamen ratio calamar, etc. es un camino delicado para su supervivencia inversora a largo plazo.

Ya sabe, si uno busca, siempre encuentra a supuestos expertos que dicen lo que uno quiere oir.
Al final en según que temas, hay que ser consciente que igual el experto es más bien el que sabe que no puede hacer según que tipo de pronósticos, o que esos pronósticos tienen una probabilidad de error significativa.

A veces uno tiene la sensación que en lugar de dar importancia precisamente a los valores que le hacen ser quien es en la vida diaria y valorarse como es debido, se dedica a perseguir algo contrario. Como si sacara a relucir su lado oscuro. Ojo que todos posiblemente tenemos ese lado que “sacamos” a veces a pasear a la hora de tomar decisiones que luego nos parecen ilógicas.

Ojo con confundir los objetivos que uno quiere buscar invirtiendo. Si uno quiere buscar una forma racional de utilizar su dinero, es muy posible que obtenga grandes resultados incluso mejores de los que esperaría cuando empieza.
Si uno en cambio busca objetivos que van mucho más allá es muy posible que se quede en el camino. Eso sí alguno lo conseguirá pero deberemos acordarnos del riesgo asociado a ello.

En la inversión hay demasiados que básicamente se dedican a “vender” objetivos a quien realmente poco los necesita aunque crea desearlos.

9 Me gusta

Gracias @marc_trdz por compartir con la comunidad sus experiencias. Aflorar ante terceros los errores y fracasos personales cuesta mucho más que hablar de logros y victorias. Es una simple cuestión de ego. Para lo primero, se necesita humildad y de esto no hay excedentes en nuestra sociedad. Usted hace gala de ello al exponerlo y se fabrica al mismo tiempo el mejor trampolín posible para mejorar su probabilidad de acierto en los siguientes retos.

Permítame compartir con usted una frase de quien consiguió un nivel de éxito extraordinario en su profesión. “Aquel que no fracasa es porque no se atreve a nada. Puedo aceptar el fracaso, pero no puedo aceptar el no intentarlo” Michael Jordan.

4 Me gusta

:clap: :clap: Le alabo las puntualizaciones @agenjordi

2 Me gusta