Fiscalidad e Impuestos ¿tiene sentido?

A raíz de un hilo que encontré en esta larga tarde de cuarentena, acerca de un posible corralito en España y toda la alarma que ello puede surgir en el pequeño ahorrador e inversor.

Se me vino a la cabeza cierta duda que realmente no consigo dar una respuesta ¿certera? o motivo, quizá sea el enfoque. Sin alargar mas el tema os dejo caer la pregunta para que reflexionéis y abro debate para que cada uno pueda dar su opinión.

¿Por qué existe actualmente una fiscalidad y tenemos que perder parte de nuestra nómina con impuestos?

Bua! Danhii la respuesta es simple, necesitamos mantener el estado de bienestar y para ello tenemos que arrimar nuestro hombro.

Pero, si los bancos centrales pueden y de hecho lo están haciendo, imprimir moneda a “calzón quitao” y el país disponer de todo el que quiera, ¿por qué nos lo “quitan” a nosotros?

Realmente, conspiraciones a parte, creo que podría ser para que “creamos” en el sistema haciéndonos creer que el dinero fiat tiene valor, aunque siempre siempre va teniendo menos.

Quizá a nivel Europeo sea algo mas difícil de ver, pero a nivel USA, lo veo más claro. Si necesitan dinero lo imprimen y bye.

Edito:

Añado otra pregunta, ¿Que pasaría si las principales empresas cotizadas del S&P 500 decidiesen privatizar y salir del mercado como hizo Dell?

Por la misma razón que se le paga el pizzo a la Cosa Nostra.

3 Me gusta

Ciertamente han impreso e imprimen mucho y de hecho un dólar o un € de hoy no tiene el valor que tenía 15 años atrás. No obstante el señor mercado no es bobo y si se pasan de rosca pasa la correspondiente cuenta (véase Venezuela o Argentina), quizás EEUU tiene algo más de margen por ser la divisa del mundo, pero no pienso tampoco que ese margen sea ilimitado.

Porque vivir en un país desarrollado y civilizado tiene un precio. Como todo en la vida.

3 Me gusta

Bueno, realmente las inyecciones del BCE tienen el respaldo en su balance, el dinero FIAT está respaldado bajo el balance del banco central. Al final, la deuda hay que pagarla, de las tres únicas formas posibles: Impuestos, Recortes e Inflación.

Los impuestos mantienen el cada vez mayor aparato del Estado, que complementan las emisiones de bonos, letras y pagarés del Tesoro. Bonos que compran el BCE con su política de expansión monetaria, pero que pagaremos.

Eso no es cierto, el gasto público se sostiene en gran parte gracias a los impuestos. E “imprimir dinero” como dices no es tan fácil, supone el aumento de la inflación y una inflación descontrolada tiene efectos desastrosos.

Dicho esto, no seré yo el que defienda ni una cosa ni la otra. Y pienso que la falacia es precisamente ese mantra de que “el precio de la civilización son los impuestos”. Creo que es factible minimizar enormemente el gasto público, hasta potencialmente reducirlo a cero. Ahora, “bajar impuestos” a la ligera es muy ingenuo. Hay que tener un plan claro que garantice cumplir con las obligaciones del Estado con sus acreedores, llevar a cabo una transición progresiva y finalmente desmantelar dicho Estado.

No obstante, esto nunca va a pasar. Hay mucha gente que depende del sector público y mucha otra que sigue creyendo que el presunto Estado del Bienestar es absolutamente necesario y que de no existir el mismo volveríamos a la esclavitud o algo así.

4 Me gusta

Gasto público 0 es utópico, pero podríamos empezar amortizando los 40.000 millones de deuda, que llevamos refinanciando años. Y después de las 4 emisiones de Marzo, llegará a 70.000

3 Me gusta

Porque existe el miedo, la ira, el desequilibrio mental, el engaño y todos esas cosas que llevan a la violencia, robo.
Porque todos somos diferentes y habrá conflictos de intereses.
El estado de derecho es necesario. Entendiendo el derecho como lo que es, una ciencia que sigue el método científico y rige las relaciones entre personas.
Respecto al estado de bienestar, también se compone del estado de derecho. Y que una sociedad, merced a la garantía de redistribución que ofrece el estado de bienestar, esté en general formada y sana es un beneficio para todos, incluso para los que no creen en el estado de bienestar.
Por último, el estado es la empresa de Todos. Y por tanto Todos, con su voto, pueden tener un nivel X de decisión en la empresa. Incluso pueden modificarla o eliminarla. Eso en una S.A es como más difícil.

Todo visto desde un punto de vista idealista. Las realidades son otras, más o menos diferentes o cercanas a ese ideal. No descubro nada.

Lo que genera el bienestar es la riqueza y esta no es producida por la redistribución sino principalmente por el mercado.

Creo que está afirmación no es correcta, en primer lugar existen diferentes tipos de Estados como son las democracias, dictaduras…
Asímismo, las reglas del juego para unos y otros son totalmente distintas, empezando por que las leyes establecidas para las entidades públicas y privadas son diferentes.

Por otro lado, desde un punto de vista mas práctico, en una empresa privada tú puedes abandonar el barco, sin embargo en un Estado, no. Asímismo como diría Taleb, en el Estado los que toman las decisiones no se juegan la piel.
Por último, comparando las aportaciones a entidades y los impuestos, estos últimos son de carácter obligartorio, estés de acuerdo o no con la utilización que se haga de esos recursos.

Esto es cuestionable, ya no solo por el porcentaje de representación, sino por que no conocemos gran parte de la estructura del Estado.

4 Me gusta

No comparto su opinión.

Lo que genera la riqueza es el mercado, y el bienestar general, lo de general es importante, su CORRECTA redistribución.

La cuestión reside en lo que consideramos como “correcto” y de ello se han escrito tres trillones de libros de los que he leído unos cuantos, creo que uno o ninguno, por lo que no tengo mucho que aportar. De opiniones no puedo decirle su número, no tengo la calculadora a mano, pero estimo que es necesario entrar en el cálculo cuántico.

1 me gusta

No estoy de acuerdo, la riqueza no es una suma de 1 y 0 por tanto no es necesaria su redistribución.
Y un mercado libre provoca que todos los individuos puedan ser partícipes de ella.

2 Me gusta

Yo creo que el fallo del debate de la ideas, es que no suele valorar el coste del caos o el malestar social.

Siempre me he considerado liberal, también en lo económico, pero conforme pasan los años he ido comprendiendo -y es opinión personal- que puede llegar a compensar, en la práctica, pagar un peaje para evitar el caos. Porque el caos es costoso y desagradable.

Les pongo un ejemplo actual: Jerez de la Frontera. Mi ciudad es famosa por sus tasas de desempleo, aunque tienen en parte truco, hay muchísima economía sumergida. Yo os pregunto: ¿qué pasará cuando todos los que trabajen en economía sumergida se queden sin recursos? Porque los que trabajan en A tienen su paro, su ERTE… pero estos no, y en Jerez son muchos. ¿Veremos asaltos a supermercados?, ¿caos? A mi me preocupa. Con las ideas liberales en la mano, que se apañen, ¿no? “haber ahorrado”, que se suele decir. Pues igual habría que echarles un cable, esta todo en España muy tranquilo pero en determinadas zonas una chispa puede hacer explotar el polvorín.

Ojalá salga todo bien.

P.D.: imprimir dinero suele ser, entre comillas, un impuesto encubierto :wink:

3 Me gusta

La verdad que no me convence nada pero muchas gracias por el artículo.

Creo que el coste social de tomar medidas sin jugarse la piel y a corto plazo será muy destructivo en el futuro.

¿Y no le preocupan las pensiones o la deuda pública desmesurada?

Creo que confunde liberal con no solidario.

Bueno, yo soy de la opinión de que hay que ser austero en el gasto y ahorrar para que en momentos como el actual tengamos margen de maniobra… pero vivimos tiempos excepcionales, incluso familias, empresas y Estados razonablemente serios con sus finanzas se van a ver abocados a endeudarse (y nosotros no somos el mejor ejemplo).

Con la situación durante estos años de las arcas del Estado español deberíamos haber aspirado a lograr superávit. Es mi opinión. No se ha hecho, y ahora estamos encarando una crisis y hay que decidir con lo que se tiene. Con suerte aprenderemos para la próxima, tampoco soy muy optimista.

Las pensiones y la deuda pública me preocupan sí, creo que no es ningún misterio que un día la presa que aguanta tanto una como otra acabará por venirse abajo y habrá damnificados, muchos.

Respecto a la solidaridad, pues sí, es verdad. Quizás en otros países con más cultura en ese sentido, con menos protagonismo del Estado, pueden darse iniciativas en ese sentido, organizarse para ayudar a quien lo pasa mal en la comunidad. Nosotros nos hemos acostumbrado a que lo haga el Estado, independientemente de que lo vea yo mejor o peor a día de hoy es lo que hay.

En fin, we’ll see, ojalá no sea para tanto.

5 Me gusta

Totalmente de acuerdo con usted.