El dinero en el estoicismo

En este foro conversamos mucho sobre cómo ganar, gastar, ahorrar e invertir nuestro dinero. Muchos de ustedes enseñan, y la mayor parte de nosotros aprendemos de ustedes. Yo no tengo mucho que enseñarles sobre gestión del dinero. Pero quizá sí puedo compartir algo útil con ustedes: la visión del dinero desde el estoicismo, que probablemente sea la corriente filosófica más extendida en nuestra comunidad.

Trato de practicar conscientemente el estoicismo como filosofía de vida desde hace casi una década y media. Y en este tiempo he aprendido que el estoicismo no tiene una visión monolítica o integrada sobre los temas importantes. Por eso, lo que viene a continuación es mi perspectiva adaptada a nuestros tiempos sobre cómo los estoicos clásicos veían el dinero. Estaré encantado de contrastar con ustedes esta perspectiva. Ahí voy:

No te permitas desear aquellas cosas materiales que son lugares comunes entre las masas, o aquellas que la publicidad o el marketing nos hacen creer que ‘necesitamos’. Tus verdaderas necesidades son pocas, y la mayor parte de ellas están bastante cubiertas si vives en una sociedad desarrollada.

Evita tu quiebra económica o la de tu familia por perseguir necesidades artificiales o tratando de conseguir posesiones triviales. La preocupación, y peor aún la obsesión, por adquirir mayor riqueza material de la necesaria tiende a provocar ansiedad, angustia, envidia, frustración y otros estados psicológicos negativos que te harán desgraciado.

Utilidad del dinero

El dinero tiene usos legítimos. No debes negarlos, ni caer en la presunción de mostrar tu (irreal) desprecio por él. El dinero es simplemente un bien instrumental. Su virtud radica en su utilidad, en el uso que le des.

Tenerlo o no tenerlo no te hace más sabio, ni más virtuoso, ni más admirable. No envidies a los que tienen más, ni te compadezcas de los que tienen menos. No puedes deducir nada sobre el carácter de nadie, sobre su integridad, sobre su valía o consideración por lo que refleje su cuenta bancaria.

¿En qué te basas para evitar al sin techo o al que no tiene un duro? ¿Cuáles eran las posesiones de Diógenes de Sinope? ¿Y las de Sócrates? ¿Dónde escondían sus riquezas Jesucristo, Buda, Francisco de Asís, Van Gogh, Marie Curie, Rosa Parks, Gandhi…? Gracias a todos ellos el mundo en el que vives es hoy un lugar mucho mejor.

Es el uso virtuoso del dinero lo que determina su valor. Es un uso virtuoso utilizarlo para conseguir bienestar para ti o para los demás . En ausencia de un uso sensato es mucho mejor utilizarlo para alimentar una hoguera.

Indiferencia o desprecio ante el dinero

El dinero no es algo que deba ser idolatrado, pero tampoco ignorado o despreciado. Aunque tú quizá sufras relativamente poco su escasez en un momento dado, no debes suponer que tus seres queridos son igualmente inmunes a las vicisitudes financieras. No des por sentado que los demás comparten tus valores y tu presunto desinterés ascético por el bienestar material.

El apego psicológico o emocional a cosas que no son necesarias para una vida satisfactoria es, te guste o no, bastante común en nuestros días. Si tus seres queridos fueran sabios no necesitarían ninguno de tus esfuerzos. Si fueras tú el sabio, tampoco necesitarías esforzarte demasiado. Acepta como es cada uno, sin pretender que sean como debieran ser. Recuerda que tú eres el primero que está lejos de ser como debieras ser.

Dinero y familia

Nunca permitas que disputas sobre el dinero siembren enemistad en tu familia o entre tus amigos. Si alguna de esas tensiones emerge, olvídate inmediatamente de cualquier argumento en el que hayas pensado sobre el tema.

No importa que tu argumento sea cierto o justo, o que tu pariente o amigo esté movido por la avaricia o la malicia. Si así fuera, ya tiene bastante con su autocastigo. Ha cometido el error de valorar más el dinero que la familia o la amistad. No lo cometas tú también .

No te degrades a ti mismo peleando contra tu familia o amistades por algo tan insignificante como una herencia o el control sobre una propiedad material. No puedes sentirte sin culpa si participas en una discusión tan vulgar e innoble que dañe a la familia o amistad. ¡Avergüénzate si llegas a caer tan bajo!

Dinero y carácter

Deja que los avaros, los codiciosos y todos los adoradores del dinero sufran su pesar enfermizo. Es parte de su destino. El ladrón sigue siendo ladrón tanto si es arrestado, juzgado y condenado por ello como si no. Esta es la esencia de la idea de Karma en la filosofía oriental.

El ladrón, el defraudador, el tramposo, el estafador pueden no recibir su merecido en términos de privación de libertad o de censura pública, pero no pueden escapar a sufrir el carácter que los retrata.

La economía no es más que el intercambio de dinero, de bienes y servicios, por todo el planeta, que se convierte en un enorme mercado. Y ello, en general, contribuye a aportar valor para la sociedad. Sin embargo, parte de ese dinero es movido por delincuentes. Es inevitable. Es naturaleza humana. Si no eres uno de ellos, el movimiento de dinero no te embrutece.

Las pérdidas de dinero

¿Has tenido alguna pérdida económica o algún incidente, incluidos estafa o engaño, que te ha hecho perder dinero? Sucede cada día. No es algo nuevo. Montones de personas pierden dinero regularmente; y muchas otras son estafadas. No está previsto que conserves tu dinero siempre , ante cualquier circunstancia.

Y cuando mueras (que sucederá más pronto que tarde), dejarás todo tu dinero atrás, aquí entre los vivos. ¿Te preocupa morir con unos cuantos euros menos? Si ello tiene hoy un impacto negativo en tu tranquilidad mental, en tu serenidad y bienestar, entonces tienes un problema mayor que el de la pérdida económica.

Si tu razonamiento es que es mejor dejar más dinero para tus herederos, entonces piensa bien si eso es lo que realmente necesitan, lo que más les conviene.

La obsesión por el dinero

No te degrades con la obsesión por el dinero. La pasión por el dinero está en la raíz de muchos males , y es una trampa que el virtuoso debe aprender a evitar. La riqueza no merece ser adorada. El impulso por acumular está conectado a la mezquindad, a la pequeñez de espíritu y a la ramplona obsesión por perseguir cada vez más control sobre lo material. Nada de ello constituye un objeto recomendable de tus motivaciones e intereses.

No tiene sentido que anheles tener nada de lo que no tienes, con la excepción de sabiduría. En lo que respecta al mundo material, te degradas a ti mismo si codicias cualquier cosa que no poseas.

Cuán débil e indigente puedes llegar a ser si te permites sufrir por ansiar cualquier baratija, una mayor cantidad de dinero de la que posees o cualquier lujo innecesario. Cuán dañina y desagradecida es la insistencia en querer tener más de lo que te ha sido otorgado.

Si vives en un país desarrollado, como sin duda lo es España, la mayor parte de las cosas que necesitas se te han facilitado en abundancia. Deberías avergonzarte de anhelar más de lo que tienes. Y deberías sentirte aún más avergonzado por no apreciar todo lo que no necesitas, ni valorar todo lo que se te ha dado sin ganarlo.

¿Quieres obtener más riqueza? Eso está bien siempre que sea instrumental para algo, no un fin en sí mismo. Siempre que sirva para generar mayor bienestar. Y siempre que tus deseos estén guiados por el dictado de la razón.

Porque en el momento que empieces a culpar a alguien o a algo por tu propia debilidad e insuficiencia acabarás por convertirte en un lastre para los tuyos, para la sociedad, en una plaga para el planeta. Si llegara ese momento, deja de quejarte lo antes posible y ponte a trabajar.

113 Me gusta

Francamente, me ha gustado mucho @Apolonio.

Que grandísimo escrito , simplemente espectacular

5 Me gusta

Muy bien escrito y pienso que muy cierto, muchas veces la inversión es una especia de desafío intelectual y una forma de ser más que una obsesión por los bienes materiales.
Me ha gustado.

5 Me gusta

Enhorabuena por su escrito @Apolonio, creo que es de lo mejor que he leído respecto al dinero.

Me lo guardo.

Por cierto, viendo su profundo conocimiento tanto teórico como práctico del estoicismo, le animo a que siga prodigándose con post de este estilo.

Aquí uno :raising_hand_man: que le va a leer con gran interés.

8 Me gusta

Guardado. Muy bueno.

4 Me gusta

Ha sido usted muy amable al compartir su escrito @apolonio , me ha resultado de gran interés. Estoy interesado en la compra del libro de Sergio Catalán “Cartas de un estoico”, tengo entendido que el autor ha traducido las cartas de manera que sean más comprensibles para la mayor parte de las personas, si usted lo ha leído le agradecería mucho su opinión. Me ha parecido un excelente post cuyo tema está muy relacionado con la inversión.

3 Me gusta

Ha puesto usted palabras a ideas que habitualmente pasan de forma fugaz por las mentes de todos nosotros, en muchas ocasiones sin llegar a concretarse en un pensamiento reposado y maduro.

Merece cada uno de los elogios que aquí se le presenten.

3 Me gusta

Muchas gracias @Apolonio por su escrito sobre los valores del estoicismo, que en definitiva son valores de vida que deberíamos inculcar a nuestros hijos, metidos en la sociedad actual de consumismo, éxito, competitividad a cualquier precio. No todo vale.
Suscribo sus comentarios, considero que el refranero español lo resume inteligentemente: “no es feliz el que más tiene, sino el que menos necesita”.
Asocio sus comentarios con el sentido o estilo de vida basado en la austeridad, en toda su amplitud, como una filosofía de vida que bien podemos asociar con el estoicismo sobre el que escribe, y con el cual yo me identifico.
Escritos como este hacen que esta comunidad de +Dividendos sea un foro de aprendizaje y pensamiento sobre muchos aspectos, de gran calidad que lo diferencia de otros. Gran mérito para @jvas, @arturop y @maa, estoy aquí desde hace poco y me estoy poniendo al día con gran satisfacción, el canal de podcast me ha sorprendido también por la gran calidad de los invitados (hoy he oido el episodio 41 con Boro Mas); siempre podemos aprender, es sorprendente.

10 Me gusta

Solo decirle que he copiado y he impreso su escrito para tenerlo cerca, pegado en la pared, al lado de mi escritorio, y así visualizarlo y volver a él a menudo, cuando en la vorágine del día a día mi mente intente alejarme de lo esencial.
Muchas gracias por su excepcional aportación.

5 Me gusta

Muchas gracias @Apolonio. Ese texto me recordó algo que me enseñaron: que más importante que tener muchos o pocos recursos, es no depender de ello.
Eso, lógicamente, es fácil decirlo cuando uno tiene las necesidades básica cubiertas, pero creo que es el enfoque correcto.
Un abrazo.

4 Me gusta

Magistral, muchas gracias.

1 me gusta

¡Qué gran reflexión amigo @Apolonio!

:clap: :clap::clap:
Yo añadiría que no solo las que necesitas, las que no necesitas también.

1 me gusta

Agradecido por sus palabras y por las de todos los demás. No conozco el libro de Sergio Catalán, pero sí conozco esa obra, porque he consultado en Amazon y el autor es realmente Séneca. Sergio Catalán, que aparece como redactor y editor, ofrece su versión de las “Epistolas morales a Lucilio”, obra imprescindible del estoico clásico más patrio que tenemos, que las escribió en los últimos años de su vida (algunos la considera su obra de vida). Aunque utilizó como destinatario a Lucilio, está generalmente aceptado que Séneca las escribió para que llegaran a un público amplio. La edición que tengo yo y que guardo como oro en paño es una ya con unos cuentos años de la Biblioteca Clásica de Gredos. Se trata de una edición cuidada y la versión más reciente y disponible que he encontrado sería esta (que contiene otras obras relevantes de Séneca):

No estoy descartando el libro del señor Catalán. Al contrario. El estoicismo está de moda desde hace unos años y me parece muy bien que se divulgue y se editen versiones modernas de las obras clásicas, porque muchas traducciones de esas obras antiguas dejan mucho que desear y pueden hacer que uno acabe rechazando una obra maestra. Así que es posible que esas ‘Cartas de un estoico’ que usted baraja comprar pueda ser una buena versión moderna de la obra de Séneca. Seguro que esa ha sido la intención del redactor y editor de ese libro.

De hecho, el que quizá sea la obra más popular de los estoicos clásicos, las conocidas como ‘Meditaciones’ de Marco Aurelio, tiene muchas versiones que son horribles. Es una pena adentrarse con alguna de ellas. A diferencia de Séneca, que escribió para ser leído, las meditaciones son solo reflexiones privadas que le servían al famoso emperador para interiorizar mejor las enseñanzas de su apreciado estoicismo, y que nos han llegado de modo parcial (incompletas) y milagroso. Sin duda, la mejor edición que yo conozco en español es esta:

Si desea un par de buenos libros modernos en español sobre estoicismo, me permito recomendarle dos relativamente recientes de autores contemporáneos:

Leí ambos ya hace unos años cuando solo estaban en inglés y no hace mucho han sido editados también en español, con muy buena factura. No le dejarán indiferente.

Discúlpeme, porque he aprovechado su pregunta sobre un libro concreto, para ofrecer una guía breve (pero práctica y selecta) de introducción al estoicismo. Saludos.

19 Me gusta

¡Muchas gracias! Me siento honrado :slight_smile:

1 me gusta

Mi más sincera enhorabuena @Apolonio.
No hace mucho descubrí ésta filosofía a partir de videos en YouTube, buscando respuestas en cuanto a crecimiento personal. Resulta interesantísima y considero que se trata de una clara estrategia a considerar en estos tiempos que vivimos.
Muy buena e inspiradora reflexión.
Saludos

2 Me gusta

Hola Sr @Apolonio, pues no se puede usted imaginar lo feliz que me encuentro al leer su mensaje y lo agradecido que le estoy por este magnifico post.

Cuando escuchando un podcast oí hablar sobre la filosofía estoica me atrajo inmediatamente, pues me pareció que era lo que siempre había estado buscando y estaba ilusionado con la idea de aprender más sobre ella, pero, el primer libro, (y único), que compré fue “Meditaciones de Marco Aurelio”, me costo un mundo leerlo, pues no comprendía casi nada y fué bastante frustrante, hasta el punto que afectó a mi autoestima, ya que se introdujo en mi cabeza la idea de que como soy una persona que solo tiene estudios primarios, pues como que esta filosofia requería de unas capacidades de las cuales yo carecía.
Su comentarío algo negativo sobre algunas versiones del libro “Meditaciones de Marco Aurelio” han hecho que tenga ganas de volverlo a intentar y me han hecho pensar que quizá no soy tan “tonto” como pensaba.
He leído las sinopsis de los libros que usted ha recomendado en Amazon, y son sin duda lo que estaba buscando, filosofía estoica aplicada al día a día, los voy a comprar para leerlos con calma y poco a poco.

Reiterarle mi más sincero agradecimiento por compartir su sabiduría y su tiempo. Personas como usted, los creadores de este foro, y muchos de sus usuarios han hecho que sea un asiduo de este lugar. Gracias tambien a todos.

Srs @arturop @jvas @MAA, tienen ustedes unos fichajes en este foro que ya quisieran los Chicago Bulls de 1996. Gracias por su iniciativa al crear este oasis en el desierto de internet, voy a hacerme Patreon para ayudarles aunque sea un poco. que pasen un buen día.

13 Me gusta

¿Cual considera mejor de los tres? El de Irvine

1 me gusta

En la actualidad estoy leyendo el libro de Marcos Vázquez “Invicto” (Séneca, Marco Aurelio, Epícteto) y me está encantando. Marcos es un erudito (informático) y experto en fitness … Tiene un blog "fitness Revolucionario y podcast…
A Sergio Catalán lo conozco también sobre un podcast (MiGym en casa creo que se llama) y si no recuerdo mal es bombero.
Prefiero a Marcos.
Lo dicho, las enseñanzas estoicas se están poniendo de moda…

2 Me gusta

Reflexionando sobre este post y la cuarentena que nos está tocando vivir me ha venido a la cabeza lo que me han comentado dos compañeros de trabajo, que no saben qué hacer el fin de semana y lo están pasando mal (entre semana trabajamos online), y peor que lo van a pasar porque desde mayo entramos en ERTE y solo trabajaremos cuatro días a la semana.

Y yo la verdad es que, no sé si está mal decirlo, estoy disfrutando la cuarentena: trabajo mucho más relajado en casa, no tengo que conducir al trabajo y por lo tanto me ahorro los atascos, cocino la comida que como, hago ejercicio, leo, hablo con mi familia…se me pasa el tiempo que ni me entero. La única pega, por supuesto aparte de la grave situación sanitaria y económica, es el no poder salir de casa.

¿Quizás es ese el problema? ¿Que siempre nos centramos en lo que no tenemos y no disfrutamos de lo que tenemos? Me acuerdo de nuestros abuelos que les tocó vivir una guerra civil, un postguerra y una dictadura y nosotros nos quejamos porque llevamos sin salir de casa 6 semanas, una casa con luz, agua, alimentos de sobra, internet, televisión…

No lo sé, pero aquí lo dejo que me voy a hacer la comida. De hecho, la comida es una de las cosas que más estoy disfrutando estos días.

20 Me gusta

Excelente reflexión. Se agradece una perspectiva personal y clara como la suya.

2 Me gusta