Dividends kings Vs 4%

#1

Buenas noches:
En primer lugar, les he de pedir perdón si hay alguna incongruencia/falta de ortografía en este post, pero es que tras la cerveza, el vino y el güisqui, se ve que el cerebro me ha cogido “fluidez” y se ha puesto a pensar.
Y pensando, pensando, me ha surgido una duda.
Por ahora tengo más o menos clara mi estrategia de inversión. Y también tengo claro que en un futuro habrá un giro en la misma, para disfrutar del sacrificio actual.
Pues bien, la duda es ¿cuál será la mejor estrategia en el futuro, mover todas mis posiciones a un fondo indexado a las dividendos kings/aristócrata. O bien extraer de mi cartera acumulativa el famoso 4%?

Por ahora voy a entrar con estrategia de acumulación, fondos indexados sin reparto de dividendos, para no tener que pelearme con todos (Hacienda). Pero no descarto en un futuro -por definir si cercano o lejano- cambiarme a la estrategia de dividendos kings.

Ahora bien, lo que no me queda claro es si la estrategia del 4% puede ser más agradable para mi disfrute personal futuro.

Por eso les invito a participar en la siguiente encuesta, pensando en qué harían ustedes pensando en un futuro a 15 años, para acabar disfrutando en 20 años. Siéntase libres de argumentar su voto en los comentarios.

Muchas gracias de antemano.

  • Dividens Kings/aristócrata
  • Estrategia del 4%

0 votantes

2 me gusta
Preguntas y peticiones varias
#2

Yo también me he planteado esta duda. Con los fondos la ventaja es posponer la declaración de beneficios, la pega es que vas a pagar toda la vida una comisión anual. En este artículo tratan el tema:

#3

Sí, eso es lo que yo estaba empezando a sospechar. Y junto con el resultado de la encuesta, estoy viendo que así es.
Aun así, yo creo que voy a quedarme con una estrategia acumulativa, hasta que tenga una cifra algo más abultada, y luego ya me iré a la estrategia DGI, cando considere que el momento es propicio. Más que nada, porque para poca cantidad, no me merece la pena calentarme la cabeza con la declaración de hacienda y los dividendos.

3 me gusta
#4

Con fondos retrasas el pago de a futuro, si bien si hay buen hacer profesional la lógica dice que “a futuro” tu tipo marginal será superior…
¿pagar ahora -menos- o diferir a futuro-más?

Entiendo que ese -a futuro- como pueda ser también un plan de pensiones, etc, necesitará una estrategia de minimizar costes. Luego llegará un heredero y manda el sentido común a tomar viento fresco.

Lo digo como ejemplo cercano, porque mi suegro con más de 80 sigue aportando a plan de pensiones “para desgravarse”… cuando les llegue a los herederos su turno… pues eso.

#5

Es posible desgravar las aportaciones a un PP una vez jubilado el partícipe?
Tenía entendido que no …:sweat_smile:

#6

Creo que no, esta limitada la edad a cerca de 67-70

1 me gusta
#7

Sin ser yo experto, cuando me surgió la duda, la realidad es que según el reglamento de Planes:

Sí se puede, si la contigencia es distinta.
Hay 4 contingecias: jubilación, incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo y gran invalidez, fallecimiento del partícipe o beneficiario y dependencia severa.

La ley establece que, una vez iniciado el cobro de la prestación de jubilación , las aportaciones sólo pueden destinarse a las contingencias de fallecimiento y dependencia.

1 me gusta
#8

Yo hablo en referencia al Pais Vasco que quizás difiera algo creo a partir de 67 no hay desgravación por aportes.

#9

Partiendo de la premisa que no podemos saber qué sistema nos será fiscalmente más ventajoso dentro de 5, 15 o 30 años, personalmente me resultaría mucho más cómodo recibir dividendos en la cuenta que vender participaciones yo mismo: hay que pensar cuanto vendes, sentirte mal por vender si tu cartera ha bajado, etc. Mientras que el primer sistema es como cobrar una segunda nómina o pensión, lo que siempre produce alegría; la sensación de estar deshaciendote de tu patrimomio en el segundo sistema no mola tanto.

3 me gusta
#10

Yo prefiero tener una renta vía dividendos y conforme pasa el tiempo me reconforta muchísimo, incluso necesito, ir viendo como esta renta va aumentando, fruto de la reinversión de los dividendos y de ir realizando nuevas aportaciones a mi cartera. Y esa fue mi única estrategia durante varios años.
Pero llegó un día en que me enfrenté al mismo dilema que usted expone ya que me di cuenta de que durante todo el proceso (en el que no necesito esas rentas para vivir) iba a estar pagando una cantidad enorme de impuestos por el cobro de dichos dividendos.
Debido a este replanteamiento decidí destinar parte de mis ahorros a fondos con la idea de, en un futuro, si llega ese ansiado estado de IF, pasarlos también a acciones que repartan dividendos, si fuese necesario aumentar mi renta mensual.
De esta manera sigo cubriendo la necesiadad, tal vez psicológica, de seguir viendo cómo mi ingreso pasivo va aumentando día a día, y a la vez intento limitar y reducir el pago de impuestos durante este largo camino.
Y desde entonces estoy muy cómodo con esta estrategia.

4 me gusta
#11

¿Ha calculado la diferencia entre los impuestos que le aplican por la retención de dividendos contra los impuestos que cobra el fondo? en Euros me refiero.

Porque según que fondo, especialmente si se trata de gestión activa, conlleva unos gastos que seguro son mayores que la retención de los dividendos.

Habría que hacer cada caso en concreto para comparar, pero como referencia, para una cartera de 100.000€ cobrando un 4% de dividendos serían 4000€ brutos, sobre ellos la retención pongamos un 21% serían 840€ (no pongo dobles retenciones para simplificar), luego, podemos añadir 60€ de compra/venta de acciones en un banco como ING que no cobra custodia. Es decir 900€ de gasto sobre una cartera de 100.000€ (o un 0.9%).

Para un fondo indexado, con 100.000€ invertidos y un TER de 0.30% sería un coste de 300€ (aunque hay que tener en cuenta que los dividendos que recibe el fondo también tienen retención, que varía según donde esté depositado, Luxemburgo, Irlanda, EEUU…), y si nos vamos a un fondo de gestión activa con un TER de 1.80% sobre 100.000€ son 1.800€ al año, mucho dinero.

Sólo son números grosso modo, pero a veces leo inversores, y no digo que sea su caso ni mucho menos, que no invierten en dividendos por no pagar la retención, pero se van a fondos de gestión activa a pagar el doble.

33 me gusta
#12

Pues yo estaba considerando en cualquier caso inversión pasiva, a través de fondos indexados. Unos acumulativos (tipo MSCI WORLD) y otros indexados a los archiconocidos Dividends Kings/Aristocrats.
¿Por qué fondos, y por qué indexados? Pues supongo que por la misma razón por la que desde la escuela siempre me han tratado de vago, cuando yo no entendía por qué había que esforzarse más para alcanzar los objetivos. Y desde ese punto de vista:

  • Fondos: para no calentarme la cabeza comprando acciones, y ponderando, y asumiendo riesgos.
  • Indexados: porque por lo que he leído, parece ser la mejor solución para “vagos” como yo.

Partiendo, pues, de esas premisas, he intentado hacerlo todo bastante equiparable, asumiendo que el TER de un fondo indexado, va a ser muy similar (y no muy alto) sin que influya mucho si son de los acumulativos o de los que reparten dividendos.

Mi duda ahora es ¿merece la pena empezar con una estrategia DGI desde el principio, o es mejor acumular un poquito, antes de lanzarse a la DGI? Siempre, teniendo en cuenta que a un vago no le gusta calentarse la cabeza con la declaración de la renta.
Otra cosa sería que el “coste” de ese calentadero de cabeza se “repartiera” entre muchos Euros de dividendos. Y entonces sí, mereciera la pena.

2 me gusta
#13

Hacerse una cartera de acciones requiere un cierto esfuerzo, de selección, seguimiento, etc. También a nivel fiscal para recuperar ciertas retenciones.
Para vagos no hay nada como un par de fondos índice.
Gran parte de la rentabilidad a muy largo plazo vendrá por cuánto sea capaz de ahorrar e invertir, y evitar hacer tonterías (como vender su cartera en una caída de mercado).

24 me gusta
#14

Lecciones básicas y super importantes que todos deberíamos grabarnos a fuego. ¡Bravo!

2 me gusta
#15

Mi opinión:

DIVIDENDOS

  • (+) Ingresos buenos seguro en el futuro sin hacer nada con indexados.
  • (+) Puedes “rebalancear” sin vender nada o pagar intereses/comisiones.
  • (-) Si no necestitas ese “sobre-sueldo” lo recibirás igualmente con su implicación fiscal.

IR VENDIENDO

  • (+) En caso no necesites ese “sobre-sueldo” sigues generando y a largo plazo es mejor.
  • (-) Para rebalancear o pagar intereses/comisiones necesitas ingresar tu mismo dinero.
  • (-) Tienes el riesgo GRANDE de estar todo el día enganchado a esto.
1 me gusta
#16

Una cosa que me llama la atencion, relacionada con algun comentario que @agenjordi ha hecho en otros posts y que me ha dado que pensar, es que muchas veces comparamos el DGI con la estrategia de montarse una cartera indexada bogle, pero se obvia que mientras en la primera raras veces oigo hablar de llevar bonos como complemento a las empresas DGI, en la segunda parece cuento menos suicida ir con RV al 100%.

3 me gusta
#17

Hola,

Hay otra ventaja de cobrar dividendos, que es el componente psicológico.

Ir cobrando una renta todos los años psicológicamente es mucho más fácil.

Fiscalmente está claro que es más ineficiente, pero ahí está esa ventaja que puede ayudar a mucha gente. Yo las pocas veces que ‘vendo’ esta estrategia a amigos, digo que no tiene porque ser para la jubilación, sino también para ‘mañana’ por si te quedas en paro, etc.

Saludos

6 me gusta
#18

Dentro de las estrategias va a encontrar perfiles de muchos tipos.

Aún así tiende a haber cierta preponderancia de según que tipo de inversores. En DGI suelen predominar gente con conocimientos algo más profundos de renta variable y con más ganas de meterse en el fango, ergo más conscientes que invierten en empresas concretas. Lo cual se traduce en una mayor posibilidad de tolerar más % de renta variable en su cartera y centrarse menos en el corto plazo.

Recordando siempre la necesidad de ser conscientes del problema de tener que gestionar los posibles recortes de dividendos. Algo no precisamente fácil.

El inversor indexado tipo Bogle, aunque también hay muchos subtipos, al menos el que se puede encontrar por España, suele tener más tendencia a mirar mucho volatilidades, rangos de caídas máximas y cierto desdén por los entresijos de la renta variable(las empresas concretas). Resultado: mayor necesidad de incorporar bonos a la cartera para amortiguar los inconvenientes a corto/medio plazo de la renta variable.

En ningún caso pretendo que esto sea una tesis sobre la psicología de los distintos inversores, cada cual con sus propias decisiones. Más bien es una reflexión sobre los porqués de ciertas decisiones que pueden tener muchos matices.
Por ejemplo Bernstein sugiere como posible opción carteras 100% RV (o casi) en indexación con multitud de fondos/ETF más específicos que uno general del mercado.

Por cierto hay un punto delicado al pensar que si uno sigue una estrategia de reembolsar un 4% se puede ir descapitalizando y si lo hace por DGI no. Ya avisé en uno de mis artículos Algunas indicaciones de cómo analizar la rentabilidad de fondos (o de cómo no hacerlo) PARTE IV del efecto de la inflación a la hora de pensar que es tan fácil obtener rentas de la RV que no lleven a cierta descapitalización significativa.

La inflación puede llegar a tener efectos brutales en cualquier estrategia de obtener rentas periódicas. De 1968 a 1982 en mercado USA la rentabilidad de la renta variable ajustada a inflación fue cero o casi. Si cobran dividendos crecientes pero la inflación crece bastante más rápido que sus dividendos pues el resultado va a ser que aún subiendo sus dividendos, el coste de sus necesidades puede subir significativamente más.

Como de costumbre les recuerdo que esto no es una crítica al DGI, es ser consciente que hay problemas inevitables que tienen que ver con la propia naturaleza de los activos, en este caso empresas de renta variable, y en los escenarios donde el subyacente sufre, se termina colando de una u otra forma en una estrategia, basada en ese subyacente, el problema. A partir de aquí lo que suele tocar es saber gestionarlo y sobrellevarlo, no esconderlo.

32 me gusta
#19

Los imprescindibles: ahorrar, invertir, una vida sin (demasiados) excesos, no endeudarse innecesariamente. Y un pelín de suerte siempre será bien recibida.

14 me gusta
#21

Voto por compra de acciones de Dividends kings+aristocratas… además te va a salir mas barato :slight_smile: