Querido baloncesto

Hoy ha sido un día muy triste para todos los amantes del baloncesto, del deporte, y en general de la humanidad. Me siento profundamente entristecido, no sólo porque nos deja el segundo mejor jugador de baloncesto de la historia, alguien a quien tratamos de imitar en la adolescencia con esos “fadeaways” inverosímiles, ni porque es otra persona de mi generación la que se baja del tren de la vida, antes de llegar a la estación de destino, sino porque además se va un luchador, y un ejemplo a seguir en muchos aspectos.

Kobe Bryant contribuyó al sueño de que viéramos por fin a un español alzarse con el título de la NBA, y no solo una, sino dos veces. Contribuyó a esas noches mágicas de Movistar +, otrora llamado Canal Plus, y a divertirnos y entreveros con su magia. Sin él las noches con Daimiel, y el mítico Montes, no hubieran sido lo mismo.

Como emprendedor, Pau siempre ha comentado que era un luchador incansable y que entrenaba hasta que la fatiga le obligaba a decir basta. Nadie nace sabiendo tirar a canasta, y uno es mejor tirador cuando lleva 1 millón de tiros que cuando lleva 100.000. Eso lo sabía Kobe, y ese afán por mejorar y ganar, era lo que le llevaba a entrenar hasta la extenuación, día tras día. Así funciona una empresa, cuando más trabajas y más te das a conocer, más lejos llegas.

Soy de los que piensan que lo mejor de él estaba por llegar tras su retirada. Su discurso cuando le retiraron las 2 camisetas en el Staples es para enmarcar en la historia de los mismos. Especialmente cuando le dice a sus hijas: " sabéis que si trabajáis duro los sueños se acaban haciendo realidad, espero que lo que os quede de esta noche, lo que entendáis, es que aquellas veces en las que os levantéis pronto u os acostéis tarde para trabajar duro, esos momentos en los que no os apetece pero lo haceis de todas formas, ese es el verdadero sueño, ese es el sueño, lo importante no es el destino, es el viaje. Si conseguís entender esto veréis como vuestros sueños se cumplirán". Nothing to add from my side…

Pocas son las historias de jugadores que se levantaban a las 5 de la mañana y pedían las llaves del pabellón para ir todos los días a entrenar el tiro. Para evitar el tráfico de Los Ángeles muchas veces iba en helicóptero, ese fatídico autogiro que nos ha privado de él. Esas mismas historias las he podido escuchar de aquellos que han levantado empresas exitosas, levantándose temprano y trabajando duro durante muchos años. Disfrutando del camino, y esforzándose para mejorar. Ese era espíritu de Kobe, y el que ha llevado a la humanidad a este nivel de progreso.

No son pocas las dificultades que tuvo que pasar durante su vida, pese a ser un privilegiado por los emolumentos que reciben los jugadores de élite. Recuerdo cuando se lesionó el hombre derecho, y aprendió a tirar con la izquierda, me pareció absolutamente increíble esa capacidad de reponerse. Estoy seguro que si hubiera sido necesario, habría sido el mejor zurdo de la historia.

Supo reponerse a las acusaciones de violación, en el año 2.004, lo que puso en entredicho su carrera y pudo haberle hundido psicológicamente, por la presión mediática recibida, amén de los problemas familiares a los que a buen seguro, se tuvo que enfrentar, y a los que supo sobreponerse, con la humildad necesaria para admitir los errores y enfrentarse a ellos. Más allá de que pudiera haberse equivocado, o no, estoy seguro que de no ser una estrella, no hubiera recibido ni esas acusaciones ni esa terrible presión por parte de los medios, siempre buscando la noticia sensacionalista.

Como productor estoy seguro que hubiera acabando siendo uno de los mejores. Pocos principiantes pueden llegar a alcanzar el Oscar con su primer corto, un poema de amor al baloncesto narrado como solo los grandes son capaces, con pasión amor y siempre subido en el barco de la Excelencia, donde están las personas que hacen grandes cosas por su país, sin esperar a que su país haga cosas por ellos. Estoy seguro que para esos 5 minutos de su vida trabajó todavía más que para cualquier partido de las finales que jugaba, poniendo toda su pasión y energía, como todas las personas que dejan huella en este tren de la vida.

Querido Kobe, ¡¡ muchas gracias!!

47 Me gusta

Por favor, @CarlosSM, retírelo si es tan amable,

Muchas gracias

1 me gusta

No sabía que era falso el vídeo, pido disculpas.

2 Me gusta

Era un descojono de tío. Un cachondo mental. La vida se lleva a los buenos antes. No es un tópico.

Entre los 5 mejores de la historia. Su legado le mantendrá vivo en este mundo.

Qepd.

1 me gusta

A mi lo que más me impresiona es su evolución como persona. De ser un engreído adolescente con unas cualidades fuera de lo común, a una Superstar, un líder, family y por último Business Man. Lástima que se haya ido tan pronto. Hubiéramos disfrutado de verle hacer más cosas.

https://www.capitalradio.es/noticias/empresas/kobe-bryant-la-cancha-los-negocios_34182338.html

5 Me gusta

Yo continúo un tanto tocado. Los que tienen treinta y tantos, como es mi caso, han podido ver toda la carrera de este excepcional jugador en Canal+. Mi afición por el baloncesto iba in crescendo con los años viendo a Kobe (T-Mac, Iverson y tantos otros) primero con O’Neal y posteriormente con Pau (inolvidable su primer anillo contra los Magic) comandados por otro excepcional del baloncesto como Phill Jackson.

Se convirtió en un verdadero ídolo para mí por su forma de afrontar problemas y desafíos en la cancha y no achantarse ante las dudas o miedos con una fe inquebrantable que le llevaba a superarse jornada a jornada y afrontar su destino de pie.

En fin descanse en paz

4 Me gusta

Uno de los mas grandes. Exprimió cada atomo de su prodigioso talento con dosis aun mayores de esfuerzo y trabajo obsesivo.

Sin duda este tipo de personas estan predestinadas al exito hagan lo que hagan porque simplemente no se conforman con nada menos y están dispuestos a sacrificarse hasta donde haga falta para alcanzar sus metas ya sean deportivas, empresariales o personales. Se va un mito, uno de los jugadores que siempre admiré y una persona que siempre transmitio valores muy necesarios hoy en dia. DEP Kobe “La Mamba” Bryant.

3 Me gusta

Miren este vídeo de 27 segundos. A la altura de Bezos:

3 Me gusta

Dear Basketball,

From the moment

I started rolling my dad’s tube socks

And shooting imaginary

Game-winning shots

In the Great Western Forum

I knew one thing was real:

I fell in love with you.

A love so deep I gave you my all —

From my mind & body

To my spirit & soul.

As a six-year-old boy

Deeply in love with you

I never saw the end of the tunnel.

I only saw myself

Running out of one.

And so I ran.

I ran up and down every court

After every loose ball for you.

You asked for my hustle

I gave you my heart

Because it came with so much more.

I played through the sweat and hurt

Not because challenge called me

But because YOU called me.

I did everything for YOU

Because that’s what you do

When someone makes you feel as

Alive as you’ve made me feel.

You gave a six-year-old boy his Laker dream

And I’ll always love you for it.

But I can’t love you obsessively for much longer.

This season is all I have left to give.

My heart can take the pounding

My mind can handle the grind

But my body knows it’s time to say goodbye.

And that’s OK.

I’m ready to let you go.

I want you to know now

So we both can savor every moment we have left together.

The good and the bad.

We have given each other

All that we have.

And we both know, no matter what I do next

I’ll always be that kid

With the rolled up socks

Garbage can in the corner

:05 seconds on the clock

Ball in my hands.

5 … 4 … 3 … 2 … 1

Love you always,

Kobe

5 Me gusta

Una carta que se convirtió en Cortometraje, y en un Óscar.
Me hubiera encantado ver la película.

Qué tragedia más grande. Uno de mis grandes ídolos, cuya figura se agrandaba a cada paso que daba. Una inspiración, un modelo, un referente. Gracias por tanto. Descanse en Paz.

1 me gusta

Esta tarde he dado una vuelta por un parque cerca de casa y un hombre de treinta y tantos hacía ensayos con su balón frente a una cesta. Me recordó esta conversación y observé dos cosas: tenía más acierto cuanto más se alejaba de la canasta y demostró más destreza cuando acudió la que, probablemente, sería su niña, para verlo.

2 Me gusta

Hace tiempo que no juego por mis problemas de espalda. Si me viera mi hija jugar, estoy convencido que volvería a meter un tiro del medio campo.

2 Me gusta

Estoy escuchando un podcast (que no tiene nada que ver con el baloncesto) y lo dedican a Kobe Bryant.
El podcast se llama “Ts invito a un café”.
https://podcasts.apple.com/es/podcast/te-invito-un-café-tiuc/id1024072643?l=en&i=1000463895425

1 me gusta

Yo llevare jugando desde que tengo uso de razón, ahora ya solo los fines de semana en una cancha publica (como diría Antonio Vega “El sitio de mi recreo”, en donde se va cualquier preocupación y se vuelve a ser niño…).

Allí casi todos nos conocemos después de toda una vida jugando juntos…He hecho grandes amigos en el baloncesto, inclusive con algunos de ellos casi lo único que tenemos en común es este amor al juego. Mas que suficiente para tener una gran afinidad.

Por cierto, parece que en el mundo del baloncesto, como en las inversiones, a veces se copian posiciones en cartera (en este caso en la cancha). Vean este video sorprendente de movimientos mimeticos de Michael Jordan y Kobe:

5 Me gusta

Para ser el mejor hay copiar al mejor, no vale el segundo, y menos el primero por la cola…

3 Me gusta

Si tenéis por ahí 7 minutos para ver este video… últimos 3 minutos del útimo partido de Kobe, increíble.

5 Me gusta

60 puntos con mi edad. En un partido así yo no creo que pudiera meter ni un tiro libre…

1 me gusta
2 Me gusta

Sin duda el patrón del esfuerzo y el trabajo se repite en todos los grandes. Personalmente, me gusta más el estilo de liderar de Lebron, menos agresivo y más “cooperante” con sus colaboradores. Las peleas de Kobe con Shaq o Dwight eran terribles.

En el libro de Phill Jackson explica también la diferencia entre él y Jordan, y lo que les hizo grandes a ambos. Ambos portentos físicos, con diferentes mentalidades de equipo.

2 Me gusta