Mi primer año como inversor, o cómo una revolución ha sacudido mi vida

He visto que varios compañeros han hecho balance de su primer año como inversores escribiendo un artículo en el foro. Yo estoy ahora mismo en esa situación, empecé a interesarme por la inversión a finales de noviembre de 2018 y por lo tanto 2019 ha sido mi año de lanzamiento. No creo que sea capaz de escribir un artículo tan interesante y ameno como las maravillas que hay por aquí pero al menos no es la primera vez que me lanzo a escribir públicamente porque ya mantuve un blog personal de 2005 a 2010. Empezó siendo una especie de crónica de mi vida en Alemania a donde me había mudado por razones de trabajo y acabó siendo un batiburrillo de todo lo que se me ocurría. El blog ya no existe pero se puede acceder a él en su mayor parte en el archivo de internet por antonomasia: https://web.archive.org/web/20100801000000*/http://tastyrabbit.net/laertes
Se han perdido casi todos los comentarios y es difícil navegar en él pero al menos es legible. Lo mejor que puedo decir es que he sido capaz de leer de nuevo lo que escribí hace ya 15 años sin pasar (demasiada) vergüenza. Es curioso que ya por aquel entonces usaba el nick de Laertes, eso no ha cambiado, pero sí me sorprende ver cuánto he cambiado en todos estos años. Pero bueno, me estoy enrollando.

Voy a hablar primero de mi estrategia para quitármelo de encima porque no me parece la parte más interesante de este primer año. Pero voy a hablar muy poco de ella, es muy sencilla, y ni siquiera voy a poner el rendimiento anual que he obtenido. ¿Por qué? Primero porque no lo tengo ni calculado, segundo porque no creo que ese rendimiento se deba a nada que yo haya hecho sino más bien a todos los compañeros de este foro y a todos los que han escrito webs, blogs, artículos, vídeos… que me han enseñado lo poco que sé. Y tercero, todos sabemos que en el año 2019 el toro de los mercados ha tirado con fuerza y prácticamente todos tenemos un rendimiento muy alto que seguramente no va a ser representativo de lo que vendrá en un futuro.

Mi estrategia es, como ya he dicho, muy sencilla. Aportación mensual a tres fondos (Baelo, Adarve e Impassive Wealth), a roboadvisor para tener fondos indexados de Vanguard (Indexa) y a plan de pensiones indexado también en Indexa. Todos los meses igual, pase lo que pase. No sigo el mercado, ni las noticias (en su mayor parte ruido) y no miro los valores liquidativos, solo una vez a fin de mes para hacer un sencillo balance mensual. Tampoco guardo liquidez para cuando el mercado baje porque no sé cuándo bajará, ni cuánto y, sobre todo, no creo que sea capaz de invertir en el momento adecuado. Y eso es todo.

Miento, aporto también una pequeña cantidad mensual a préstamos P2P en Mintos. Pero esto lo considero más un juego que otra cosa.

¿Es la mejor estrategia? Seguramente no. ¿Es una buena estrategia, es sostenible, me permite dormir tranquilo y dedicar mi tiempo libre a las cosas que me gustan? Creo que sí. ¿La podría simplificar aún más? Seguramente sí, se me ocurre alguna cosa que podría hacer. Pero en general estoy satisfecho con ella. Eso sí, todavía no he pasado la prueba de fuego de vivir una caída grande pero creo que estoy preparado para superarla sin variar la estrategia.

Sin embargo lo que yo quería contar de verdad es la historia de cómo he llegado a estar aquí hoy y cómo ha cambiado todo en este mi primer año. Nací en el lejano año de 1974 en… no, es broma, no me voy a remontar tan atrás, no teman.
Mi historia como inversor comienza a finales de noviembre de 2018. En aquella época mi plan, por llamarlo de alguna manera, era el habitual de casi todo el mundo y que ni siquiera me había cuestionado nunca: trabajar en mi trabajo actual (salvo despido o similar) hasta la edad de jubilación legal que me correspondiera. Pero un día conduciendo de camino al trabajo me vi envuelto en un inmenso atasco que hizo que tardara casi dos horas en un trayecto en el que habitualmente tardo 20-40 minutos. Y mientras estaba ahí parado, rodeado de cientos de otras personas en la misma situación, empecé a pensar en si mi vida era tal como me gustaría que fuera. Y sí, no me podía quejar, tenía lo que se considera un buen trabajo, techo, comida, salud, no me faltaba de nada… Pero me di cuenta de que incluso aquello podía mejorar y de que no quería seguir haciendo lo mismo hasta que me jubilara, y si no habría alguna manera de no depender del trabajo, al menos no exclusivamente.

Así que aquel día cuando llegué a casa hice lo que hacemos todos cuando queremos información: buscarlo en internet. No recuerdo qué búsqueda usé exactamente, pero lo que sí sé es que descubrí una auténtica mina de oro. Si no recuerdo mal lo primero que encontré fue la página de Mr. Money Mustache, pero siguieron monevator, enorme piedra redonda, el inversor inteligente, el inversor prudente, The escape artist, cazadividendos, este mismo foro, vivir al máximo y su podcast una vida a tu medida… ¡Madre mía! estaba abrumado con tal cantidad de información. Así que me puse a leer todo aquello y según iba asimilando texto tras texto lo primero que pensé es ¿cómo es posible que no supiera nada de esto hasta ahora? No quiero pecar de arrogancia, pero me considero una persona educada, me gusta aprender, leer, tengo una carrera superior, hablo 3 idiomas (y medio)… y sin embargo no tenía ni idea de todo esto que estaba leyendo. De repente el mundo era distinto a cómo yo creía que era.

Afortunadamente, sin saberlo, ya había estaba aplicando algunos de los principios sobre los que estaba leyendo, como gastar menos de lo que se ingresa y de ese modo ahorrar todos los meses, pero lo hacía sin un plan en concreto, sin hacer presupuesto, ni seguimiento ni invirtiendo. A partir de aquí empecé a perfilar un plan que ha ido evolucionando hasta lo que tengo hoy.

Pero más allá de la cartera, la estrategia, el rendimiento… que sí, son importantes, sobre todo esto me ha permitido cambiar mi mentalidad completamente y plantearme cosas que nunca antes me había planteado, sobre la vida, el trabajo, el dinero… Y también haber conocido, aunque sea de manera virtual, a gente que sabe muchísimo más que yo y de la que he aprendido y estoy aprendiendo lo indecible, y aquí incluyo a todos los que escriben en este foro y a sus creadores.

Pero lo más sorprendente es que no solo estoy aprendiendo de inversiones. Para ilustrarlo voy a contar también cómo este año he empezado a hacer ejercicio de manera habitual. Prácticamente desde que terminé COU no había hecho nada de deporte. Curiosamente al empezar a leer sobre independencia financiera, inversiones y demás, en muchos artículos incluían también el hacer deporte como parte muy importante del plan. Y casualidad que en uno de los podcasts de “una vida a tu medida” entrevistaron a Marcos Vázquez (del que ya he hablado en otro hilo y al que varias personas de este foro también siguen). Tras escucharlo no estaba del todo convencido de lo que contaba, pero decidí que ya era hora de que me pusiera a hacer deporte de manera regular, y ya puestos no perdía nada por intentar su método. Así que me compré su libro básico y con 44 años me puse manos a la obra. Tengo que decir que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

Y con esto termino el relato de mi primer año como “inversor”, por llamarlo de alguna manera, porque en realidad yo no me considero inversor. Hay más historia, pero ya me estoy extendiendo demasiado. Cada uno hemos llegado a esta comunidad de manera diferente y me ha parecido interesante compartir la mía. Y es que parece increíble que un hecho tan mundano como un atasco de tráfico haya sido el detonante de un año revolucionario en mi vida. ¿Qué habría pasado si ese día no me hubiera tirado esas dos horas en el coche? Nunca lo sabré, pero seguro que ahora no estaría escribiendo esto.

Sólo me queda agradecer la paciencia de todos los que hayan aguantado leyendo mi primera y humilde contribución al foro.

83 Me gusta

Su estrategía es impoluta. Y es la más adecuada para afrontar una gran caída, porque comprará mensualmente cada vez más barato.
Y digo que es impoluta, porque en un año no se ha dejado llevar por la pasión y ha escogido la estrategía adecuada y sensata. Que reduce el riesgo vía diversificación y aportaciones mensuales, minimiza la comisión con la parte indexada, sigue posibilidades de rentabilidad claras vía dividendo, inflación global y crecimiento global.

Un saludo.

4 Me gusta

En realidad no lo he contado todo porque muy al principio me emocioné y compré unas cuantas acciones sin haber leído lo suficiente. Fui afortunado y las vendí con beneficio pero aún así fue un error de principiante.

3 Me gusta

Dicha estrategia es muy buena porque es relativamente fácil ser disciplinado automatizándola. El DCA(aportaciones periódicas) dentro de las muchas estrategias no será quizás la mejor(unmber one) pero candidata a ser podium si.

Se me olvidaba, importante también los fondos o activos en los que se invierte.

10 Me gusta

Tuvo suerte al empezar ganando.

Existe la posibilidad de empezar perdiendo, y eso puede convertirse en un círculo que conduzca a asumir más riesgo intentando recuperar cuanto antes la pérdida.

En ese círculo no se debería entrar porque es peligroso, eso es más “ruleta” que invertir. Las pérdidas deben asumirse, para empezar a hacer las cosas bien cuanto antes.

Un saludo y suerte. Seguramente le seguirá marchando bien.

1 me gusta

Yo también soy seguidor de Marcos Vázquez y el otro día escuche un podcast en Píldoras del conocimiento, en el que hablaba de la filosofía estoica, como aplicarla en la vida y sus inicios en el mundo de la inversión. Muy interesante.

5 Me gusta

Qué bueno Laertes, creo que vamos a tener una buena charleta en la furgoneta que tenemos prevista para el viaje al II Annual Meeting…

Como me suenan esos inicios…

+D es emho canela fina… la verdad que personalmente me quito el sombrero por la labor desinteresada que realizan muchos foreros, de los que he podido aprender mucho. Ojalá pueda ser capaz de devolver y transmitir algún día tanta sabiduría…

Estoy igual que Ud., una coraza de escepticismo me rodea en cuanto a la elección del momento más adecuado para invertir.

Dentro de poco espero poder conocerle en persona.

¡Un saludo!

P.D. ¿ha conseguido el six-pack con lo de Marcos? :smile:

6 Me gusta

Lo mismo digo, ya tuve la suerte de conocer a unos pocos en la última quedada de +D Euskadi pero todavía quedan muchos más, usted incluido.

Me parece increíble pero ya se va vislumbrando. A mis años y estoy mucho más cerca que nunca de los famosos cuadraditos.

3 Me gusta

Muchas gracias por compartir su “epifanía” con nosotros. Los relatos personales como este le hacen a uno sonreír y agradecer la sinceridad y la cercanía. La idea que su exposición me ha provocado es que aunque parezca que sea por casualidad estos “cambios” como el que nos cuenta pasan porque la persona está lista para ellos. Se ha ido ganando “momento” así como la caña de bambú que pasa 10 años como un minúsculo brote y luego surge imparable y se eleva imparable hacia el sol.

Gracias. Con un poco de suerte un día de estos podamos coincidir y contarnos batallitas de estas.

11 Me gusta

Me ha hecho gracia esta comparación, ya que alguna vez he comentado algo parecido. Yo solía poner de ejemplo a Newton. Un niño más, durante años no hizo otra cosa si no ir ganando momento, adquiriendo conocimiento básico, sufriendo algún que otro revés que fortalecería su carácter y seguramente dejando pequeñas muestras de su genio en la escuela u otros lugares, hasta que un día después de años no siendo nadie y generando aumentando aún más su momento da forma a su “Philosophiæ naturalis principia mathematica” y alguien totalmente anónimo pasa a ser inmortal y recordado durante toda la historia de la humanidad, muy probablemente avanzando de golpe décadas el conocimiento científico.
Por eso siempre suelo comentar que dedicarse a hacer algo con pasión, aunque parezca perder el tiempo no es más que construir nuestro momento que no sabemos donde acabará y que quizás pueda acabar dejando huella ya sea en nosotros, nuestro entorno o el mundo.

Me ha quedado un comentario espesito, pero bueno se lo ha ganado por sacar el temita del bambú :joy: :yum:

14 Me gusta

Pero, pero, pero… ¿no se lo copió todo a Leibniz? :rage: :rage: :rage:

2 Me gusta

Se aprende copiando! :nerd_face:

3 Me gusta

La risa es que cuando era pequeño se atribuía a “los japoneses” el arte de la copia. En cuanto sacas algo llegan los japoneses y te lo fusilan. Cómo cambian los tiempos, se equivocaron de país :rofl:

3 Me gusta

Pues da la sensación que sabe usted lo esencial , llegar a este punto a mi me ha costado años , que he necesitado para desmontar las mil maravillas que me había creído , esas que cuentan los vendedores de humo .
Cada día me reafirmo más en la idea de que para un inversor que sólo busca rentabilidad para sus ahorros y no pretende ( por incapacidad no por otra cosa ) batir a nadie ni a nada , necesita .
Conocer el lugar y las personas con las que se va a desenvolver ,( Kostolany decia , que al llegar a un sitio nuevo lo único que preguntaba era, ¿ chicos que está prohibido aquí ? ) .
Sentido común o sensatez en su grado más alto a ser posible y paciencia .
En este foro son cosas que abundan .

Coincido plenamente con usted , saludos.

9 Me gusta

El 28 de marzo en Valencia nos vamos a cansar de contar batallitas :grinning:
Gracias a usted.

2 Me gusta

Ya digo que el mérito no es mío sino de todos los que han compartido su conocimiento. Yo me he limitado a leer.

2 Me gusta

No se crea , yo leo , pero me cuesta seguir lo que leo ( mi ductilidad mental no ha sido nunca mi fuerte ) y podía ocurrir que lo que menos acertado era , resultaba ser lo que más fácil me resultaba seguir .

Interiorizar lo que en el foro se escribe y dice es una buena labor a realizar mientras espero que mis inversiones fructifiquen . :blush:

5 Me gusta

Gracias @Laertes por compartir su experiencia. Me identifico mucho con varias de las cosas que comenta, sobre todo con el proceso del descubrimiento de un nuevo mundo que se abrió al descubrir este foro y otras de las fuentes que comenta. No he llegado a la fase deportiva todavía, pero espero poder vencer esa barrera también.

Espero poder coincidir con usted en Valencia el día 28 de Marzo también y compartir nuestras vivencias.

Un saludo!

3 Me gusta

Allí estaremos. Anímese con lo del deporte que de verdad merece la pena. Si yo he podido empezar con 44 años cualquiera puede. Adaptándolo a su nivel claro, no es posible empezar el primer día haciendo 50 flexiones con una mano.

3 Me gusta

@Laertes , qué buen escrito.

A veces uno sólo puede estar agradecido. Y lo digo por nosotros.

Muchas gracias por sus palabras.

6 Me gusta