MGI Coutier ahora es AKWEL/ ampliación AMPInc pasó a TEL TE Connectivity


#1

Como MGI Coutier figura en algunas carteras de gestores Value (y en la mía aunque palmando :tired_face::sob: ) aprovecho para aportarles vínculo a su nuevo nombre de empresa: AKWEL

Y también les incluyo otro vínculo de un análisis por Internet de Septbre-2017:

https://invertirenvalor.com/mgi-coutier-linamar-a-la-francesa/

De momento sigue bajando…


#2

Está en mínimos pero no la vendo ni loco. El coche eléctrico-autónomo seguirá necesitando sus componentes, la nueva web muy chula (ahora ya hasta en castellano). Creo que Monsieur Coutier mantendrá su sobrepeso sin problemas.


#3

Es muy buena empresa, pero me inclino mas por PVL . Crecimiento, caja aumentando y la familia al pie del negocio. Si os gustan ese tipo de negocios vale la pena estudiarla, fabrican piezas de plástico para automóviles entre otros.


#4

Creo que TV tiene ambas


#5

Esta empresa lleva un -50% YTD…


#6

Parece que todo el sector de componentes auto van a la baja


#7

Plastic Omnium, Continental, Brembo,…vamos, como si no se fueran a seguir vendiendo coches.


#8

Y fastidia, pues la sigo llevando… y Plastic Omnium también :thinking:


#9

Está interesante autos y autopartes. Yo he empezado a jugarlo de otra forma: vía TEL (qué también lleva una castaña buena).


#10

Perdón, no sé qué empresa es TEL


#11

Yo y mi manía de poner solo el ticker. Disculpe. La empresa es TE Connectivity Ltd.


#12

No que va!
Si la culpa es mía, he puesto Tel en Google Finance y ha aparecido Telefónica y me he despistado.
Pero ésta me la debería saber de requetememoria, pues es la que compró la empresa en la que aprendí todo (al menos infancia, adolescencia, pubertad y juventud del aprendizaje) sobre Materials Management, logística, planning y gestión de stocks,… Uno que se va haciendo mayor :sleepy::rofl:


#13

Lo bueno es que después de ver ahí telefónica, casi cualquiera que sea la empresa es ir a mejor :joy::joy::joy:

Pues si conoce algo de los entresijos de TEL (o de una parte de la misma) le agradecería su opinión enormemente.


#14

De TEL poco le puedo decir, pero la comprada AMP, en la época que yo trabajaba en ella, 1969-1975 o 76, era el líder mundial en conexiones eléctricas.

Para algunos quizás sea difícil retroceder a esas épocas. Los planos de productos y conjuntos se dibujaban a mano (ni CAD/CAM ni AutoDesk). Y el armario para guardar planos contenía unos 200.000 de tamaño A4, A3, A2, A1 y A0 en papel sepia `para poder hacer burdas copias grisáceas (nada de ordenador). Para dar otra idea… todos los movimientos de stocks, referencia por referencia, los escribíamos a mano sobre una ficha de cartulina: Fecha, descrip movtº (entrada producción/proveedor o salida a cliente o a Assembly si era para montar en un conjunto superior. Más las órdenes de fabricación/compras con las fechas previstas de entrada, etc…), Cantidades entradas/salidas/previstas y saldo real/previsto. Vamos un lío :blush: Por suerte, al cabo de un tiempo se automatizó un poco el proceso gracias a una NCR de fichas magnéticas, que arrastraba los saldos, y ya no hacíamos tantos cálculos. Y posteriormente hacia 1972-73-74 la empresa adquirió un IBM S3/10 ó 12 y ya empezamos a trabajar con listados de papel pautado, hacer previsiones más ajustadas, etc… todo un progreso técnico :joy: pero imposible comparar con el presente :roll_eyes:

En el período que yo estuve hacíamos, entre otros muchos productos, los conocidos conectores Faston, con o sin Sleeve (protector plástico envolvente). Pero éso era de lo más sencillo. Y se fue diversificando y ampliando a todo tipo de conexiones, desde las necesarias para pequeño electrodoméstico, a coches, o alta tensión. También se fue entrando cada vez más en los diseños compartidos junto al cliente. Entre otros muchos se desarrolló con Seat todo el sistema de cableado para el 1430 y con Fiat, el del 131-Supermirafiori (aquellos cacharros…!). Y se hicieron desarrollos específicos de mini-pins y circuitos integrados para diversas empresas de TV. Así como de automatización de procesos para ensambladores.

Alguna de las ventajas competitivas de la empresa eran:

  • Un Vicepresidente corporativo mundial de Materials Management, con sede en la central en Harrisburg-PA, que sabía un montón y publicó un manual interno de consejos, buenas prácticas y procedimientos, que se estandarizó en todas las empresas del grupo. Perdone dé la vara con el concepto, pero es que creo era una cultura de empresa, que en aquella época, la mayoría desconocían. O al menos, en mis cursos en Eada que me permitieron visitar unas 150 empresas, no ví nadie que nos llegara a la suela de los zapatos en esta área de Materials Management.
  • Filiales por todo el mundo con el mismo organigrama y departamentos funcionales, marketing, ventas, materials, financiero, técnico y producción. Lo cual implicaba un flujo de conocimientos viajando de un país a otro de una manera rapidísima para las comunicaciones de la época, correo postal y télex (no, no existían emails, ni mensajitos, ni video conferencias, ni siquiera fax) pero el News Bulletin con los desarrollos de cada filial para sus clientes se repartían semanalmente a todos los departamentos de marketing y técnico del resto de filiales. Con lo que una filial producía sus propios productos para sus clientes e importaba/exportaba a otras filiales.
  • Cuando el cliente era una multinacional, por ejemplo alemana y tenía filial productiva en España, nosotros importábamos los productos de nuestra sister en Alemania y los vendíamos a la filial del cliente. Pero si éste nos pedía una mejora del producto, se estudiaba entre nuestros dptº técnicos de España y Alemania. Si la diferencia/mejora sólo se aplicaba al cliente en España, lo producíamos aquí, pero si se podía extrapolar a toda la fabricación del cliente en todas sus filiales, era nuestra sister alemana la que modificaba moldes o matrices, y el cambio se aplicaba a toda la fabricación de la multinacional cliente en todas sus plantas de fabricación del mundo. Cultura de comunicación fluida y producción eficiente.
  • Gran diversidad de clientes: Auto, electrodoméstico pequeño y grande, gama blanca, gama marrón, centrales eléctricas, cuadros eléctricos en toda la cadena de distribución, circuitos integrados para cualquier máquina, conectores específicos aeronáutica, equipamiento médico, etc, etc… cualquier cosa que necesite un transporte de electricidad entre dos puntos, con lo que pasábamos las crisis como toda crisis, pero al mismo tiempo casi siempre había un sector u otro que pudiera compensar a los que peor iban.
  • Directivos en cada área en general muy profesionales. Programas de formación interna y externa.
  • Una cultura empresarial de mejora continua, enfocada a la eficacia versus cliente y a la eficiencia de costes de producción y distribución.

Trabajé en AMP Inc desde los 18 a los 24 o 25 años, aprendí muchísimo y además me dieron campo para formarme y progresar. La recuerdo con mucho cariño y, hubieron algunas cosas no tan buenas, pero diría que sólo recuerdo lo bueno.

Si TEL compró algo así y lo integró adecuadamente, TEL puede disponer de un muy buen expertise y cultura empresarial en este dominio. (Perdón por las historietas de abuelo cebolleta)


#15

Me ha gustado mucho su aportación. Estas historias no tienen precio.


#16

Y las anécdotas personales vividas tampoco jajaja :grinning: (me vinieron unas cuantas a la memoria anoche mientras me dormía…)
Gracias @arturop


#17

Con alguna compañera de juventud en el cuarto de la fotocopiadora? Cuente cuente…


#18

pillín jejeje… si me tira de la lengua, ya sabe que me enrollo más que las persianas. A riesgo de aburrir hasta a los osos panda… ahí van algunas

  • la de la fotocopiadora era una señora mayor y no la recuerdo. Pero sí puedo decirle que las chicas de los télex eran jóvenes de buen ver y con falditas de infarto. Se formaban colas para (verlas no!) ir a entregar los textos manuscritos a enviar y para recoger los textos mecanografiados junto la cintita amarilla perforada como prueba del envío, que guardábamos hasta recibir respuesta. También puedo confirmar que eran simpáticas y divertidas, además de muy trabajadoras. Algunos hasta conseguíamos que nos adelantaran el envío de nuestro télex por delante de otros en espera de mecanografiar :blush:

  • estamos hablando de la época de la dictadura, donde las personas gay estaban mal vistas. Pero puedo decirle, desde el respeto más profundo, que en contabilidad de costes había una persona, afeminado le decíamos en aquella época, que era divertidísimo, encantador, amable y muy trabajador. Hasta cuando se enfadaba y renegaba por exceso de trabajo, terminaba soltando alguna broma para rebajar la tensión. Sin necesidad de las actuales reivindicaciones televisivas, esta persona gozaba del respeto y amistad de prácticamente todos los compañeros/as.

  • en la primera fiesta de Navidad que asistí con la empresa (tiernos 18 añitos) en el Tiro de Pichón de Montjuich (algo elitista de la época) bebí más que comí, además mezclando distintas combinaciones con ron, vodka, ginebra, etc…, y cogí la primera cogorza gorda de mi vida, tanto que dos compañeras me llevaron a tomar el aire. No sé cómo, pero terminamos andando por el entonces llamado, creo, paseo nacional (el que lleva a la Barceloneta). Sus aceras de 7 metros anchura eran insuficientes para mis eses… Me hicieron tomar 3 cafés con sal y me llevaron a casa. Dormí profundamente un montón de horas. Y al día siguiente mucha gente se acercó interesándose por mi estado y recomendando no se me ocurriera mezclar nunca más tantos bebercios distintos.

  • el director comercial, del que mi cuñada era la secretaria y gracias a ellos entré en la empresa, era enormemente grande. Exigente, pero con una humanidad más grande que su cuerpo físico. Gerry Molina! (de USA)

  • el director de planta, Laurens Poot, holandés también medía más de dos metros. Y se comentaba que si alguna vez te llamaba a su despacho, podía ser una verdadera Poot-ada!

  • empecé en el archivo del dptº técnico, donde había unas veintipico personas entre ingenieros, delineantes, laboratorio, etc… y estábamos, según épocas, 2-3 personas trabajando en archivo. Obviamente el trabajo en archivo era mucho menos técnico, pero nos permitía impregnarnos de todos los detalles que se cocían en cualquier desarrollo. Y me ayudaba a ello el 1º de ingeniería que había hecho. Siendo los últimos monos del dptº era apasionante! vivir las dudas, problemas y soluciones que tantas mentes lúcidas discutían y consensuaban. Ya me colgaba el merecido sanbenito de estar siempre preguntando el porqué, pero había muy buena camadería y me contestaban de buen grado. Y yo aprendiendo…

  • al inicio (pues la fábrica y almacén de Montcada se hicieron después) tanto oficinas como fábrica estaban en c. Pedro IV, casi esquina c. Maresma de Barcelona. Por lo que era muy fácil curiosear entre las prensas de estampación, las máquinas de inyectar, matrices, moldes, tornos, rectificadoras, etc, etc… Dejé la carrera en 1º, pero allí recibía cursos acelerados de excelentes profesores! Mi agradecimiento a todos ellos! Uno era Ortega, el jefe de producción, un calvo amable y entrañable. Un día en un pasillo cerca de las prensas estaba comentando con él sobre un plano de una pieza y cerca teníamos una carretilla (alias “toro”) que trasladaba las bobinas con las bandas laminadas de latón, cobre, bronce fosforoso, etc… No nos dimos cuenta que en mi lado derecho en el suelo había una bobina puesta de pié, con su diámetro de 60-70 cm y con un ancho de unos 35-40 cm. Acostumbraban a pesar no recuerdo si 400 o 800 kg, y en un retroceso el carretillero sin darse cuenta dió un golpe a esa bobina que se tumbó sobre mi pierna, cayendo con gran estrépito plana al suelo. No sé cómo lo hice pero salté como un resorte y sólo me rozó aunque fue de aúpa. Ortega me llevó a la enfermería a curarme y me dijo: Es un milagro, no sé cómo has podido tener esos reflejos para saltar de lado a esa velocidad, pero que sepas que yo he visto en circunstancias similares cortar una pierna… ¿Uds creen que jamás pude pelearme con esa persona, aunque por circunstancias de trabajo discutíamos como todos?

  • en esa época yo era pobre de solemnidad, vivía en una habitación re-alquilada, y muchas noches mi cena era tan escasa como un huevo duro con cuatro aceitunas, o una tortilla con una sopita Avecrem. Para desplazarme al trabajo hacía una parte andando o en autobús y el resto del trayecto casi siempre encontraba alguien que me acercara. Entre ellos estaba una persona amabilísima, un director de área en marketing, Seoane, sudamericano, que tenía un Jaguar clásico magnífico más o menos de esta forma…
    Jaguar
    pero en color gris plateado y asientos granates, que cuando me veía andando… siempre me ofrecía con una sonrisa subir a su precioso auto para que no anduviera tanto.
    Le había oído en reuniones defender sólidamente sus puntos de vista, pero jamás una palabra más alta que otra. Un señor!

  • en el archivo teníamos unas estanterías Mecalux más o menos así…
    png
    llena de carpetas de cartón desgastado con todos los informes, estudios, etc… ¿imagina veintipico personas cogiendo y devolviendo unas 700 carpetas casi siempre al lugar equivocado? Hasta el director técnico Sr. Planas (gran e inconmensurable señor) y el siempre amable subdirector Puig, llamaban al orden a los ingenieros pidiendo que devolvieran la carpetas al mismo lugar donde las habían cogido, pues sino serían necesarias 6-7 personas en archivo técnico.
    Un día se me ocurrió una idea-solución, que implicaba inversión en carpetas nuevas de plástico más reforzadas y en colores azul, gris, rojo y marrón para separar los grandes temas, en cada cuerpo de la estantería. Pero además se me ocurrió otra solución para cada hueco, de manera que siempre las carpetas estuvieran bien ordenadas sin necesidad de leer ni la etiqueta en el lomo. Sencillas cintas adhesivas (cel-lo que decíamos entonces) en diversos colores dispuestas en diagonal tal que así…
    carpetas
    hacían que hasta el más reacio colocara la carpeta en lugar correcto, pues sino quedaba patente que rompía la línea diagonal en color!
    Collons! me dijo el Sr. Planas ¿cómo no se le ha ocurrido antes a nadie algo tan sencillo y práctico? Me ruboricé, pero sentí como un gran premio en mi interior.

  • con la solución ya implantada y el jefe de archivo promocionado a jefe de costes, ocupé su lugar. Teníamos otro “grave” problema de personal necesario para archivar los planos. Cada plano estaba referenciado con el código de producto y la numeración iba del 1 hasta potencialmente el millón. Los primeros 200 o 250 mil estaban ocupados por USA. Y a partir de ahí cada país tenía asignado un bloque de números con bloques vacíos entremedias para prevenir posibles excesos de uno u otro país. A España en una primera etapa le correspondía el bloque 735.000-…
    Cuando todo estaba arreglado todos los planos quedaban bien ordenados en 4 armarios tal que así…


    Una cuarta parte del armario de la derecha era para los A0, otro cuarto para los A1 y dos cuartos para los A2. El siguiente armario era para los A3 y los dos armarios de la izquierda para los A4. En su interior unas guías se adaptaban a los tamaños y unas etiquetas adhesivas identificaban el bloque de números que cada pila debía contener. Y obviamente era trabajo de archivo que cada pila estuviera perfectamente ordenada en orden secuencial numérico, para que el ingeniero correspondiente pudiera encontrar por ejemplo el plano 683.514 y el 15 y el 16 en A4, que eran piezas usadas en un sub-assembly cuyo plano era el 683.517 pero en A3, el cual junto a otro sub-assembly p.ej. 683.522 también en A3, se integraban en un assembly 683.530 hecho en A2.
    Si eran 2 o 3 personas rebuscando planos al mismo tiempo, de otras secuencias de numeraciones, es fácil imaginar los cajones que abrían, cerraban, se equivocaban, volvían a buscar y… desordenaban, y cuando acababan su trabajo con ellos dejaban todos los planos entremezclados, números y tamaños, encima de los muebles, sin orden ni concierto.
    Y si los planos eran, no de productos, sino de una matriz progresiva de estampación, pues ni le cuento la cantidad de planos que se movían en todos los tamaños.
    Tuve otra tonta idea que expuse al director técnico… Sr. Planas, como no hay manera de encontrar los planos desordenados, los ingenieros y delineantes pierden tiempo (dinero) hasta que aparecen, ha tenido Ud que contratar un becario, 3a. persona ayudando al archivo, a mí y al 2º nos está pagando horas extras pero, a pesar de todo ello, no llegamos… se me ha ocurrido que quizás un carpintero podría hacernos un mueble como el que he dibujado que nos serviría para que, en lugar de dejar los planos sobre los armarios, los ingenieros los pre-clasificaran por tamaño y “grandes bloques numéricos” y así en archivo iríamos mucho más rápido a tener todo bien ordenado… me respondió… Ummm a ver, déjame ver el dibujo…
    Frontal%20PreClasificador%20Planos
    Ostras! es buena idea! La próxima semana, máximo la siguiente lo tienes!
    Cada boca del mueble estaba numerada, p.ej. las 10 bocas A4 en bloques de 100.000 números y así sucesivamente para el resto. Y la base interior de la boca estaba inclinada hacia abajo en su parte trasera para evitar que los planos cayeran hacia afuera.

Los ingenieros y delineantes del dptº se tomaron muy bien todas estas ideas, pues al final se volvían más eficientes, y trabajaban con menos nervios, menos reclamaciones de marketing y más satisfechos.

Hasta Gerry Molina me felicitó por mis aportes!
Bueno tan bien fue la cosa que al final ya no necesitaba ayudantes y me quedé sólo!

La etapa en archivo técnico duró aproximadamente un par de años. De ahí me promocionaron a planificación y gestión stocks, dentro del dept de Materials, mejoró mi sueldo y situación, hasta me pude comprar una Ducati preparada que en las salidas de semáforo aceleraba hasta 70 km/h en primera… pero bueno ésa ya es otra historia, para aburrir hasta las ovejas…

Eran anécdotas totalmente obviables para Uds., pero si han llegado leyendo hasta aquí, pues muy agradecido!
En el fondo no dejan de ser tontas anécdotas personales, de las que no sé si habré sido capaz de traslucir el buen compañerismo que había y los progresos individuales y colectivos que en la empresa sucedían.

Debo excusarme por citar algunos nombres, pero por edad difícilmente podrán leerme. Y si por un casual improbable se diera la circunstancia de que me leyera algún hijo o pariente de los nombrados, que sepa que lo hago desde el respeto, el afecto y la admiración, pues todos ellos contribuyeron a mi crecimiento.


#19

Me ha encantado @aeneas, no me extraña lo lejos que ha llegado usted. :clap:t2::clap:t2::clap:t2::clap:t2:


#20

Grande @aeneas :+1:

Me ha hecho usted recordar mis tiempos de proyecto de matrices de autorizaciones de SAP, para no hablar de la gestión física de ubicaciones cuando vi lo que era el orden, por primera vez hace más de 21 años en Procter&Gamble.