Leeciones a extraer del capítulo 8, "el inversor Inteligente"

Yo y mi circunstancias

Probablemente lo que voy a resumir no supongan nada nuevo a la mayoría de los miembros de +D, aún así, me gustaría exponer los motivos por los cuales he decidido hacerlo:

Cuando me leí el libro “el inversor inteligente” por primera vez, me encontraba en mi primera fase de inversor y con nulos conocimientos en bolsa, (tampoco es que ahora sea Warren Buffett), pero bajo mi experiencia es un libro que se debería leer cuando el inversor adquiera unos conocimientos teóricos medios. No se, pero es muy común en la comunidad inversora leerlo de los primeros por su prestigio y creo que es un error.

Ahora he vuelto a retomarlo y lo estoy disfrutándolo mucho más, hasta tal punto que me he parado en el capítulo 8, para extraer esas lecciones, las cuales quiero “interiorizar” lo más posible para mejorar en mi proceso inversor y que mejor manera de hacerlo que compartirlas con todos. Es imporante para mi ir realizando todo este trabajo de campo que forma parte del proceso de mejora de cualquier inversor.

Capítulo 8  

** El inversor y las Fluctuaciones del mercado**

  • El inversor de largo plazo debe ser consciente y estar preparado para las fluctuaciones del mercado, aprovecharse de los beneficios que pueda tener como consecuencia de los cambios en las cotizaciones, lo que le producirá incrementos de valor en sus acciones a medida que pasa el tiempo.

  • Recomienda no especular y menciona los graves riesgos que ello conlleva, si aún así, decidimos hacerlo, hágalo con los ojos abierto siendo consciente de que probablemente acabará perdiendo dinero, asegúrese de que limita el importe que pone en juego y sepárelo por completo de su programa de inversiones.

  • Pensar que las fluctuaciones del mercado de valores de un día a otro o incluso, de un mes a otro, vayan a enriquecerle o empobrecerle, no tiene sentido y le provocarán dudas prácticas y problemas psicológicos, (pensar siempre a largo plazo). Paradójicamente, los muertos e incluso sus herederos, porque habían pasado años hasta que se enteraron de que el fallecido tenía dinero en fondos o acciones, transcurridos varios años fueron las inversiones que mejor rentabilidad obtuvieron.

  • Ser contrario a la multitud es la mejor manera de ganar dinero en bolsa.

  • Uno de los grandes problemas del inversor típico es el depender más de la evolución de las cotizaciones de las acciones y mostrarse menos dado a considerarse simplemente propietario de una empresa, (esto es un factor de importancia capital en la inversión).

  • El mercado es “maniaco-depresivo” y pasa de ser optimista a pesimista con excesiva facilidad.

  • Si compramos una empresa cara, aunque la empresa sea buena y posea un magnífico negocio de calidad, probablemente desde el punto de vista de la inversión quizás incurra en una mala inversión por el precio al que compramos. (no confundir valor y precio).

  • El inversor debería exigirle a una empresa: unos beneficios satisfactorios a futuro, una situación financiera suficientemente sólida y la perspectiva de que los beneficios se mantengan a lo largo de los años.

  • El inversor que tenga una cartera de acciones sólida debería esperar que sus precios fluctúen y no debería preocuparse por las caídas considerables ni emocionarse por la subidas de precios. Cuando el mercado baje no venda y aproveche para comprar más a mejor precio y hacer caso omiso cuando suba. (No compre nunca una acción inmediatamente después de una subida sustancial, ni tampoco la venda inmediatamente después de una bajada importante).

  • Permítase el lujo de pensar por usted mismo…

  • El objetivo del inversor a largo plazo, no consiste en ganar más dinero que la media, (que también habrá quien quiera intentarlo), sino en ganar el suficiente dinero para satisfacer sus propias necesidades. (No hace falta cruzar la meta antes que el resto, sino asegurarte al máximo posible que llegues ella).

  • Trae problemas al inversor el estar constantemente mirando las cotizaciones en lugar de realizar al principio un trabajo previo fuerte de análisis, dedicando mucho tiempo a elegir que acciones o fondos comprar para luego abstraerse bastante, al no ser que nos dedicamos profesionalmente a la inversión. (muchos inversores obtendrían mejores resultados si sus activos no cotizasen).

  • El más importante para mi… Invertir de manera inteligente consiste en controlar lo que es controlable por el inversor: A) los costes de intermediación o gastos en fiscalidad, al operar con poca frecuencia, de manera paciente y de forma barata. B) El “asset allocation” (selección de activos para la cartera). C) Factor psicológico o de comportamiento que consiste en aprender a controlarse en el juego y no fijarse en las acciones que más vayan a subir o que menos vayan a bajar, sino en no permitir que se convierta usted en su peor enemigo. (impida acabar comprando a precios elevados o vendiendo a precios bajos).

Conclusión

Seguramente me he dejado algunas lecciones atrás, pero de las mencionadas intentaré grabarme a fuego todas y cada una, aunque una cosa es la teoría y otra muy distinta la realidad, veremos como reaccionaré cuando vengan mal dadas.

El autor menciona al final del capítulo una carta a modo de contrato, la cual dice, que todo inversor debería de rellenar, poner su nombre y firmar para cuando tenga tentaciones de vender porque el mercado se haya desplomado, volvérsela a releer las veces que hagan falta antes de tomar una mala decisión. Os Adjunto el contrato por si deseáis realizar este interesante ejercicio.

Saludos Cordiales.

                    Contrato de propietario de inversiones

Yo, …………………………………………………………………………,
por el presente declaro que soy un inversor que deseo acumular riqueza
durante un período futuro de muchos años.
Sé que habrá muchas ocasiones en las que sienta la tentación de
invertir en acciones u obligaciones porque hayan subido (o estén subiendo)
de precio, y en otras ocasiones sentiré la tentación de desprenderme de mis
inversiones porque habrán bajado (o estarán bajando).
Por el presente declaro que me niego a que una manada de
desconocidos adopten por mí mis decisiones financieras. Adicionalmente,
contraigo el solemne compromiso de no invertir jamás porque el mercado
de valores haya evolucionado al alza, y de que nunca venderé porque haya
bajado. Al contrario, invertiré una cantidad de …al mes, todos
los meses, mediante un plan de inversión automático o mediante un
“programa de promedio de coste monetario”, en los siguientes fondos de
inversión o carteras diversificadas:
………………………………………………………….
………………………………………………………….
………………………………………………………….
También invertiré cantidades adicionales siempre que tenga la
ocasión de prescindir de dinero en efectivo (y pueda permitirme una
pérdida de dinero a corto plazo).
Por el presente declaro que mantendré todas las inversiones de
manera sostenida por lo menos hasta la siguiente fecha (como mínimo 10
años después de la fecha de este contrato):……………………………
Las únicas excepciones que se permiten en virtud de este contrato son una
súbita y acuciante necesidad de dinero en efectivo, como por ejemplo, una
emergencia de salud o la pérdida de trabajo, o un gasto planificado, como
el pago de la entrada para una casa o el coste de matrícula de una
institución de enseñanza.
Con mi firma estampada al pie de este documento manifiesto mi
intención no sólo de respetar los términos y condiciones de este contrato,
sino de volver a leer este documento siempre que sienta la tentación de
vender cualquiera de mis inversiones.
Este contrato únicamente es válido cuando esté firmado por lo menos
por un testigo, y debe ser conservado en un lugar seguro que resulte
fácilmente accesible, para referencias futuras.
Firmado:………………………………….Fecha:……………………
Testigos:
……………………………………
……………………………………………

40 Me gusta

En mi opinión este error es el que en estos momentos es más habitual. Gracias por refrescarnos todos estos consejos, @JaacManguer… sólo me queda añadir, Amén

12 Me gusta

Por su sentido común y la universalidad de sus ideas, para mi sin duda es de lejos el mejor libro de inversión, a pesar de su antigüedad y los cambios que se han producido en la Bolsa y en la Economía Mundial. Lo tengo en formato físico, pero hoy en día me gusta de vez en cuando ponerme capítulos sueltos en audiolibro como si fuera la radio, te ayuda a no perder la perspectiva de las cosas…

12 Me gusta

Muchas gracias @Segado, tiene toda la razón y son lecciones que aunque tengamos interiorizadas (yo aún estoy en proceso), covienen refrescarlas periodicamente.
Un abrazo.

1 me gusta

Creo que no conozco ningún ámbito en el que haya un gap tan grande entre la teoría y la práctica, ya que aunque leamos protocolos sensatos no quiere decir que luego los apliquemos de manera rápida e inmediata cuando sucede el hecho reflejado.

No es lo mismo ser un crack en el Fornite que salir a luchar en Afganistán con el riesgo de perder la vida.

Perdón por un ejemplo tan extremo, pero creo que se entiende lo que quiero extrapolar.

Llevo más de 20 años en esto y desde hace no mucho veo que de verdad empieza a “fluir” mi método de inversión en todos los aspectos.

13 Me gusta

Ningun libro puede substituir a la experiència de Perder/Ganar dinero de verdad.

6 Me gusta

Bueno, pero para ser justos me da la impresión que todos nos compramos “El Inversor Inteligente” buscando las claves para ser una nueva versión de Warren Buffett y lo que nos encontramos es un libro que insiste hasta la saciedad en ser humildes y minimizar errores de inversión. A mí me encanta pero no por los motivos que me pensaba. Lees a Graham y los magníficos comentarios de Jason Zweig y te das cuenta que ya está todo inventado y que el mayor enemigo en este mundillo es uno mismo. De hecho es muy curioso que una de las grandes obras del value investing al final lo que venga a decirte -esto lo hace Zweig reiteradamente- es que te indexes y te dejes de historias.

10 Me gusta

Acaba de destacar una de las muchas paradojas de los métodos dogmáticos de inversión, ya que no hay verdades absolutas.

Siendo travieso le animo a que compruebe en cuántos de los FI Value se ha cumplido, y en que porcentaje con respecto al total de acciones, que hayan conseguido mantener un valor para que se convierta en multibagger, siendo curiosamente uno de sus filósofos de cabecera Peter Lynch.

Para mí la inversión es un Arte.

Un Arte en la gestión del proceso, de la parte emocional, del riesgo, de la reinversión…por ello hay buenos, regulares y malos inversores tengan el método que tengan, siempre que este sea sensato.

También creo, vamos estoy convencido, que ese Arte se potencia y mejora con los años. Siempre que la base sea de calidad, por supuesto.

7 Me gusta

En efecto, así es, lo raro es que alguien le tome en serio esta afirmación. Pero para mí es la cosa más cierta que se puede decir sobre inversión.

4 Me gusta

Igual es porque la conclusión si es muy sintética parece que es algo etéreo.

Por ello me gusta detenerme en el porqué de la sentencia: no todo el mundo gestiona igual la incertidumbre, el riesgo, la parte emocional, la información, tienen el mismo conocimiento, etc, etc…

Todos somos conscientes que hay situaciones en la vida en que las personas se comportan de manera diametralmente opuesta o solamente no igual. En la inversión lo que para uno es un bache temporal transitorio para otro puede ser valorado con tal profundidad que provoque insomnio.

Incido, para mí hay buenos, regulares y malos inversores.

Vamos, como en cualquier ámbito de la vida.

4 Me gusta

Comparto su explicación, no obstante añado mi visión personal, y es que la percepción de la inversión es como la percepción de cualquier otra cosa si se realiza de forma subjetiva, como por ejemplo el arte, ante una obra de arte el nivel de información cuenta en su interpretación personal, pero si la percepción tiene que ser buena conviene no fijar la visión en el objeto exclusivamente.

1 me gusta

Está claro que es así. hay buenos y malos inversores. Y no todo el mundo puede llegar a ser un buen inversor aunque se empeñe.

Lo malo es que es un Arte que no permite mucho el “prueba y error”, porque es necesario el largo plazo, al menos desde mi punto de vista. Más que un Arte tal vez sea más una mezcla de conocimiento de la realidad, sentido común, y psicología.

3 Me gusta

Sin pretender hacerme pesado, para mí hay una parte cualitativa que marca la diferencia. Podemos llamarle Arte o nivel superior para encajar todas las piezas del puzzle para llegar a un resultado distinto a lo convencional.

En el fondo hablamos todos de lo mismo, pero seguramente lo llamamos de diferente manera :wink:

3 Me gusta

Sigo estando de acuerdo, Kostolany encajó esto con al famosa frase de que en bolsa 2+2=5-1 donde la igualdad muestra la parte ‘artística’ con la que las piezas encajan a la perfección, no obstante el resultado no es del todo distinto, sino que es el camino para llegar al destino lo que lo hace distinto. Distinto camino para llegar al mismo sitio hace que unos pierdan y otros ganen, al final todos llegaremos al mismo destino con más o menos dinero en el bolsillo, pero los sucesos ahí están haciendo historia y a la historia es igual para el que gana que para el que pierde.

1 me gusta

Muchas gracias por el resumen.
Coincido en que El Inversor Inteligente es un libro para alguien que lleva ya algún tiempo familiarizado con ella (sobre todo en el stock picking).
Recuerdo también que lo primero que intenté hacer es seguir las pautas que da Graham en el capítulo del Inversor Defensivo (>10 años de dividendos, >10 años de beneficios, bpa creciente en un X, per < 15, p/vc cercano a 1, etc… los estoy diciendo de memoria, seguro que no los cito todos y no exactos) para ver que no existía ninguna empresa que cumplía (habría que volver a un 2008/2009) eso sí que es margen de seguridad.

5 Me gusta

Es obvio que leer un muy buen libro de inversión no nos va a convertir en grandes inversores, de la misma manera que leer un buen libro de cualquier otra disciplina difícilmente nos va a convertir en especialistas en esa disciplina.

Ahora bien, creo que un inversor medio va a obtener más provecho de leer alguno de los grandes libros de referencia de la inversión que de la mayoría de otras actividades a las que dedica su tiempo relacionado con sus inversiones.
No me estoy refiriendo a inversores avanzados donde posiblemente ya habrán recopilado/valorado la mayoría de las ideas allí presentes.

Los que empiezan posiblemente se les escape gran parte del contenido, no obstante, ojo por donde deciden empezar como alternativa que igual otros caminos más fáciles les dirigen a algún camino poco recomendable.

Les voy a poner algunos ejemplos de uno de mis libros preferidos a pesar de no ser inversor director en acciones: Acciones Ordinarias Beneficios Ordinarios de Fisher.
Ese libro trata por ejemplo con gran maestría cuestiones como dividendos sí o no, porque uno descarta unas empresas u otras, el tema de los múltiplos a los que cotizan o en que medida es peligroso tener renta variable cuando el panorama se pone muy feo o como afrontar el proceso de cambio inherente a las propias empresas.

Es posible que un inversor avanzado no necesite que un libro le recuerde este tipo de cuestiones. Pero a la mayoría de los que estamos en otros estados nunca nos viene mal recordarlo y viendo en que terminan derivando a veces debates sobre ellas o incluso algunas opiniones de supuestos profesionales, me cuesta ver que esos libros no puedan aportar , o al menos intentarlo, un mejor enfoque de muchos de estos temas o al menos enriquecer el que ya tenemos.

25 Me gusta

Actualmente estas palabras son claves para mi, cuando consiga aislarme por completo del ruido y centrarme en mi plan, creo que habré dado un paso de gigante. Pero antes tengo que sentar las bases y para ello necesito llegar a un mayor nivel de conocimiento y experiencia. @agenjordi, es usted un referente para mi y leo cada una de las perlas que nos deja en la comunidad. Quisiera aprovechar su generosidad para que me de su opinión al respecto, si es tan amable:

Se que su vehículo de inversión son los fondos y me interesaría, conocer su experiencia y conclusiones que le han llevado a tomar dicha decisión. No se si usted tiene la misma percepción que yo, pero he visto que mucha gente con nivel, después de pasar un proceso de formación, prueba y error, los inversores terminan invirtiendo en fondos. Se que cada uno tiene sus circunstancia y los sistemas o estrategias de inversión son subjetivos, pero… ¿Podría argumentar este comportamiento más allá de las típicas ventajas e inconvenientes de los fondos que ya muchos conocemos?.

Un fuerte abrazo y gracias de antemano.

3 Me gusta

Gran recomendación este libro, una de las mejores lecturas sobre cómo maduran las inversiones y su relación con el comportamiento del mercado, tengo muy buen recuerdo de su lectura.

1 me gusta

Creo recordar que algo comentó en el podcast de +D en el que fue invitado. Lo que no sé decirle es el número de podcast.

1 me gusta

Si conoce un poco las ventajas e inconvenientes de un tipo y otro tipo lo que debe de valorar es cual se adapta mejor a como es usted. O incluso combinarlos.

En mi caso empecé a invertir con fondos (o podríamos decir con un fondo de un gestor concreto, Paramés) y aquí me he quedado, con los fondos. En gran parte por comodidad. No sé si algún día me atraveré a dar el paso adelante e invertir parte en acciones.

En mi opinión creo que un buen inversor directo en acciones es mejor inversor que uno que se quede invirtiendo sólo en fondos, independientemente de los resultados. Su conocimiento práctico de algunos entresijos del mundo de la inversión en renta variable, o sea de las empresas reales, suele llegar a unos niveles a los que difícilmente se puede llegar de otra forma.

Pero ese objetivo no significa que uno deba de ponerlo necesariamente por delante de otros posibles objetivos y por esto no me veo dispuesto a dar ese paso “extra”. Hay decisiones de inversión que implican invertir en acciones que no estoy muy seguro que supiera o me apetecieran tomar.

De hecho mi concepción de la inversión en fondos aunque es compartida por algunos, en cambio está en las antípodas de otros que también invierten en este tipo de productos. Vamos que cuando compro un fondo es raro que lo cambie por otro ni tampoco suelo ser fácil de convencer para entrar en alguno que no tengo en cartera. En mi opinión el error que cometen muchos inversores en fondos no es sólo vender cuando no tocan sus fondos sinó entrar demasiado rápido en ellos sin pensarse que tal van a llevar ciertas estrategias o situaciones de esos fondos.

Aunque me gusta seguir las inversiones y los movimientos, por afición y para disfrutar del proceso de análisis y debate, no creo que estuviese incómodo si estuviera 5 años o más sin mirar que hacen esos fondos, algún acontecimiento concreto, como salidas de los gestores, a parte.

Recuerde que el camino que elija es el suyo, no necesariamente el que debería ser mejor para otros pero ese camino de otros tampoco debe de ser necesariamente el nuestro.

17 Me gusta