Keep the music playing

¿Lo escuchan? … es una introducción tenue, casi imperceptible… avanza lentamente y va ganando intensidad. Si uno pone atención, puede percibir los primeros acordes.

Más tarde entrarán los versos, luego vendrá el estribillo y finalmente el cierre. Justo cuando estén sonando los primeros compases del cierre, ya habrá entrado una nueva introducción, de modo que la eterna canción siga sonando, ad eternum, mientras los negocios sigan funcionando.

Ha llovido ya bastante, desde que los Value Investors, partían la pana. De aquellas bellísimas melodías que nos hacían a todos bailar y regocijarnos alrededor de la hoguera, hoy sólo quedan las ascuas, unas comisiones desproporcionadas, y algunos ataques bastante desafortunados al nuevo rey de la canción. No se sorprendan…son negocios, y uno perdona todo, menos que le quiten el caldero.

Andaba todavía el anterior rey de la canción sacando libros, cuando desde el Reino Unido llegó otro megahit del verano, con más acordes de guitarra, unos instrumentos más evolucionados y vendidos en un formato más económico. De nuevo, parecía evidente que la nueva música llegaría a cualquier parte. Su tema estrella …“Where have you been all this time, Terry?” , enloquecía a las masas, y hacía surgir las nuevas versiones íberas, que se subían al carro para cabalgar la ola, si bien con mucho lirili, y poco lerele…

Todavía no ha dado sus últimos compases , nuestro particular “Despasito”, y ya suena la intro de los nuevos reyes del mambo. Ya ven, nihil novum sub sole. In nomine patris etcétera…

En nuestra particular verbena inversoril, lo mismo te ponen un tema de los 90, que del 2000, que del 2019. Que el público ya no enloquezca con el Bolero Mix 8, no quiere decir, que nuestro particular DJ, no deje de pincharlo. Ya saben que en las bodas, el tio Manolo enloquece con un pasodoble, y la sobrina Susi con el riguitón, y básicamente, en este eterno enlace marital es lo que pasa, de modo que le ponen a uno la cabeza como un bombo, porque hay canciones, estilos y versiones para aburrir.

Lo mejor para que un temazo pegue duro, es coger una canción clásica antigua, y sacar una versión. Los más puristas pensarán que están destrozando un clásico, pero los productores, saben bien que de eso niente. En el bisnes, lo importante es que bailen, y que la musiquilla no se les vaya de la cabeza, y si para eso hay que tomar una canción antigua y meterle una base de riguitón, pues se le mete. En este negocio los puristas no son rentables, y como los grandes sabios de Telepizza descubrieron, “el secreto está en la masa”.

Si no se creen este último punto, miren al bueno de Warren, que de tanto haber sido nombrado y versionado, ha pasado de referente, a ya estamos otra vez con las frasecitas del abuelo cebolleta y sus impenitentes palmeros. Si no sabes pensar, qué mejor que tomar prestado los conocimientos de otro. Apuesto a que les vienen a la cabeza unos cuantos especímenes de nuestro micromundo …

El nuevo estribillo que en mi probablemente errada percepción dominguera, va a partir la pana, puede que sea el rock and roll de Bernstein y Bogle … con su "Blues de los Aristogatos", “El 85% de los fondos activos no baten a los pasivos, mami” o “Amigo índice, que fuerte te has puesto” . Bellísimas canciones que se popularizaron en yankeelandia hace ya bastantes años, y que como todas las cosas sensatas, tiene un tiempo y un lugar, y luego ya, múltiples versiones pegadizas con mayor o menor fortuna, cuando se escuchan en mal momento.

Hace un tiempo,un profesor bien inteligente que tuve, me dijo algo como…“Cuando te digan que sólo usamos el X% del cerebro, bla, bla, bla…”., intenta ser crítico… ¿Quien define el 100%? ¿Es estático el 100%? Por definición, ese razonamiento carece de sentido, pues no es posible saber que tomamos como 100%.

Del mismo modo, si tomamos una gran variedad esos estudios, deberíamos ser algo más críticos.

  • ¿El 85% es siempre el mismo porcentaje a través de los años?
  • ¿El perfil de los inversores es el mismo ahora, que hace diez años, por poner un ejemplo?
  • ¿Hay alguien medianamente inteligente, que no vea que hay un estudio para defender cada posición?
  • Si esta estadística no le gusta, le pongo otra, como forma de vida.

Qué peligro tiene meterle en la cabeza a la gente gráficas, que en muchos casos son simple y llanamente mentiras de inicio, o que han dejado de ser ciertas en la actualidad. ¿Mala leche o ignorancia? ¿Mezcla de ambas?

Personalmente, siempre he sido (y soy), un enamorado de la gestión pasiva. Me parece un concepto excelente, y que además, ha hecho mucho para bajar del atrio a todos los señores que quemaban billetes en su avión privado, con el beneplácito de una masa demasiado inculta para darse cuenta de que le estaban haciendo la del trilero.

Pero claro, una cosa es que te guste el concepto clasico, lo tengas como una parte de tu cartera, y otra muy distinta es que uno se sature de oir tantas veces la misma canción en la radio, y que prácticamente te miren como si fueras bobo, si decides ponerte a seleccionar empresas. Y esta canción que empieza a sonar, no será diferente.

Hace años, alguien dijo que “cuando veía a su limpiabotas hablar de bolsa, era el momento de vender todo”. Hoy ese limpiabotas, son los medios generalistas. Las semillas empiezan en lugares como este no nos equivoquemos. Los medios generalistas no pueden tener ese privilegio, porque carecen de pensamiento y son meros amplificadores de las masas. Pero se desarrollan en ellos y mueren, el día que los limpiabotas le vacilan a los profesionales porque se han ventilado su track record a 1 año vista. Recordemos que cualquier estrategia va a tener malos momentos. Cualquiera.

Puestos a generalizar, a mi también me dan grima el 85% de los profesionales, pero eso no quita, que un 40% de los mismos, sean unos fueras de serie, que se baten el cobre para crear riqueza.

En mis listas de Spotify, rara vez suenan los “40 principales del momento”, lo cual no es ni bueno ni malo en si mismo. Es sólo como es.

Esta historia no es nueva. Y gente de la talla intelectual de muchos de los que aquí escriben, no se cansan de repetirlo, aunque no se les escuche.
Cuando se dice “interiorizar el proceso” , básicamente se traduce en seguir la hoja de ruta que uno se ha marcado. La tentación, sin embargo de cambiar de carril, siempre estará ahí, y de hecho, si en nuestro carril hay un accidente, es absolutamente imprescindible cambiar, si o si.

Cuidado también con confundir “entender la estrategia”, con conocer los productos de las empresas que se poseen. Coger con la mano el palo de un churrero, no suele ser buena idea. Recuerden que el éxito invirtiendo, pasa por comprar cosas por menos de lo que valdrán en el futuro, y si bien hay grandes compañías que a diez años seguirán generando más y más eps, otras muchas no lo harán.

Punto básico. Conocido y cómodo no son sinónimos de rentabilidad futura. Y si no me creen, al tiempo. Del mismo modo que desconocido e incómodo, tampoco lo son.

¿Qué difícil entonces, verdad? Pues si, ciertamente difícil. Y esa es la razón de que no seamos todos millonarios.

La inversión, es un gigantesco buffet libre, en el que siempre hay alguien que dice…“En el salón Kansas, hay un chuletón que quita el hipo”… Y tiene toda la razón, porque ese chuletón se deshace como la mantequilla. El problema es que para cuando uno llega, no quedan ni los huesos, y siempre hay otro señor diciéndote, que ese chuletón en el fondo era un timo, y que “el sushi del salón Okinawa”, si que es miel de romero.

Como ven, no hay una sóla receta para el éxito, aunque lo que si es cierto, es que si la comida nos ha gustado, no nos importa lo que hayamos pagado, pero si encima de que no nos ha gustado, además nos han metido un clavazo, no volveremos a ese restaurante ni hartos de vino. O si, pues masoquistas hay en todos lados.

Del mismo modo, si era muy barato, pero la calidad de la comida era mala, y la carne estaba buena, pero el chimichurri estaba pasado y pasamos una semana perdiendo kilos a marchas forzadas, tampoco estaremos muy contentos, porque lo barato, habrá salido caro.

Para comer ya saben. Buena comida (la que sea buena para ustedes) y calidad-precio.

Coman y bailen con la música que les guste. Disfruten. Enzárcense en discusiones bizantinas sobre si AC-DC es mejor que Daddy Yankee, o simplemente dejen vivir. Personalmente, yo he tomado este segundo camino, y me niego a revolcarme por el fango,lo cual no quita, que no pueda decir lo que pienso, y que me toque un pie ser políticamente incorrecto. Yo he venido a esta vida a ser yo, y a pensar por mi mismo, con mis aciertos y mis errores.

Como decía Mark Twain, “Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados”, por lo que suene la música que suene, dejémosla sonar. Cada vez sonará una melodía nueva, y nada mejor que mientras suene el nuevo ritmo machacón, coger un buen libro, pasarse por Recomendaciones musicales , si uno quiere ideas, o simplemente seleccionar esas canciones que tanto le gustan a uno, y olvidarse del ruido.

Pero no se olviden…pase lo que pase… keep the music playing.

59 Me gusta

La rentabilidad es una melodía y también un rayo de luna. Nuestro método particular de encontrarla, no es más que un accidente, unas ramas de un árbol tarareando con la brisa o unos destellos en un lago que nos muestran el reflejo de la luna y que nos obsesionan llevándonos a la idealización. En ese momento, enamorados, solamente nuestro método tiene sentido y cuando llevados por esta locura intentamos atraparla, desaparece, se nos escapa entre los dedos difuminada entre las ondas del agua y se distorsiona hasta convertirse en algo que no se parece en nada al reflejo que nos enamoró.

https://etc.usf.edu/lit2go/49/obras-de-gustavo-adolfo-becquer-tomo-primero/919/leyenda-6-el-rayo-de-luna/

7 Me gusta

Usamos el 100% del cerebro. La evolución no permitiría tener un órgano tan costoso, tanto para crearlo como para mantenerlo en funcionamiento, si no nos permitiera sobrevivir. Si no lo usáramos al 100% o bien no habríamos evolucionado para tenerlo o bien si tenerlo ya no fuera beneficioso frente a tenerlo menos capaz sucesivas generaciones evolucionarían a cerebros menos capaces.
Todo esto por supuesto es relativo. Hay multitud de seres vivos con cerebros mucho menos capaces o directamente sin cerebro y son perfectamente capaces de sobrevivir.

Películas tan atroces como la de Scarlett Johanson incrementando su uso del cerebro (que no recuerdo ni cómo se titula) son entretenimiento, nada más. Ni siquiera llegan a ciencia ficción, son pura fantasía.

4 Me gusta

jvas, Chapeau!!! por su entrada.

Un ejemplo de lo que se puede aprender en el foro. Gracias

2 Me gusta

Lo genial de esto de invertir es que a título individual uno puede hacer lo que le dé la gana :slight_smile:

7 Me gusta

El que observa eso está atento a casi todo, pues ni todo sin números, ni todo está en los libros.

Esto realmente es lo que más me parece un acierto en su escrito, además tiene un punto de tristeza desde mi punto de vista.

No sé si está o no al 100% de uso de su inteligencia, pero no es necesario, ninguna máquina funciona bien al 100% durante mucho tiempo sea la que sea, alcanzar puntas de CPU siempre es problemático, mucho mejor ir sobrado. Le felicito por este escrito dominical.

1 me gusta

Como siempre maravillosamente redactado. Pocas personas tienen su arte para trasladar los pensamientos en palabras y reflexiones, y que además lo haga con tanta belleza. En su caso la simbiosis armónica entre forma y fondo encaja cual pieza de Puzzle.

Una de las conclusiones que extraigo de todo el ruido alrededor de la inversión es que cada maestrillo vende su librillo y reniega del librillo ajeno. Hecho que por supuesto indica que no puede haber una verdad clara e inmutable sobre la rentabilidad de los mercados, ya que todos no pueden estar 100% equivocados o 100% acertados.

Siguiendo con el razonamiento, y después de mucho reflexionar absorto y en silencio, que es como me gusta hacerlo, casi siempre llego al mismo resultado: son tantas las variables y tanta la incertidumbre que gestionar, que al final va a ser verdad que no es igual que la última jugada se la juegue Michael Jordan que Fernando Romay.

Dicho de otra manera. Ante los mismos mimbres hay resultados finales buenos, malos y regulares. La mano de quien hace el cesto influye, lo cual no quita que sea difícil de detectar previamente el maestro cestero adecuado.

Gestionar es mezcla de arte, suerte y estar en el momento adecuado. ¿ Por qué tendría que ser distinto seleccionar la estrategia o gestor adecuado?

La vida nos está obligando a gestionar continuamente sin decirnos qué resultado cierto tendremos. ¿ Por qué iba a ser distinto en un ámbito que pertenece al desarrollo del proceso vital, como es la inversión?

14 Me gusta

Yo no lo diría exactamente así, sino que cada uno ha de sentirse acorde con su que actuación sea coherente con su forma de pensar, es por eso que cada maestrillo tiene su librillo, básicamente porque cualquier otro libro no le va bien y por mucho que se lo vendan es imposible funcionar de otra forma que no se comparte y se haga de correctamente, pero se ha de entender que en otro puede funcionar o dicho de otra forma es un asunto personal.

Reconocer que las variables son tantas es un paso para asumir que la complejidad es enorme y no puede ser reducida a planes simples o fórmulas fáciles, aunque están vengan en los libros y como dice @jvas sean confirmadas por estudios que defienden cualquier posición.

Volvemos al arte, ya hemos hablado de ello, desde mi perspectiva sí esto tiene mucho de arte y como todo artista tiene su punto de vista respecto a su visión de sociedad en la que vive y las respuestas que da el artista al mundo que le rodea, sobre la suerte y el momento adecuado no puedo evitar recordar aquello de que cuando llegue la inspiración que te pille trabajando.

2 Me gusta

Excelente artículo, amigo!!
Mis bendiciones!!

2 Me gusta

Toda la lectura me ha parecido de gran nivel, yo personalmente me guardo esos párrafos.

Gracias por su hilo, @jvas. Con esta melodía ha hecho algo más ligero mi domingo tarde.

2 Me gusta

Gracias @jvas, interesantes reflexiones.

Cuando uno lleva ya bastantes años en esto de la inversión acaba siendo consciente de que lo más pernicioso que se puede hacer es convertirse en seguidor de la moda del momento. Esto lo que te garantiza es una destrucción de valor permanente. Lo señalé el otro día y ya dije que es muy conveniente, en la vida en general y en la inversión en particular, no convertirse en “creyente” o adorador de cualquiera de las doctrinas que pululan por estos mundos porque al final puedes salir escaldado. Al final no queda otra que pensar por uno mismo en base a unos argumentos con los cuales al menos te sientas cómodo y de esa manera elegir por uno mismo lo que consideres más adecuado. Eso sí, todo ello debe pasar la “prueba del algodón”, ya que la teoría y los argumentos pueden ser magníficos, pero si al final uno no obtiene resultados de forma empírica, algo falla.

Dicho lo anterior, la difícultad estriba, para empezar, en qué consideramos moda y qué no. Defender que la tierra es redonda no es una moda sino que es lisa y llanamente la realidad. Esto es algo que también sucede en la inversión, ya que muchas veces se nos intenta hacer ver qué absolutamente todo es discutido y discutible y que, al final, según la época que nos toque vivir simplemente se pone de moda una forma de pensar u otra.

Soy el primero en criticar a los gestores value por las cuestiones que estos días pasados hemos puesto de manifiesto por aquí. Ahora bien, no puedo considerar el criterio de inversión value ni el de invertir en calidad como una moda. Creo que buscar empresas que tengan una fuerte generación de caja de forma estable, con un rendimiento alto sobre el capital y oportunidades de crecimiento e invertir en ellas al mejor precio no ha sido, ni es, ni será jamás una moda. A fin de cuentas es lo que buscamos todos y cada uno de nosotros en la vida cuando vamos a comprar algo en los mercados. Y, salvo excepciones puntuales, así será siempre.

Otra cosa distinta es que algunos, entre los que me cuento, tengamos cada vez más dudas de nuestra capacidad para encontrar de forma eficaz dichas empresas y, asimismo, tengamos cada vez más dudas de la capacidad de un gestor para hacerlo, máxime cuando nos va a aplicar unas comisiones elevadas que hará casi imposible dicho objetivo. Por otra parte, entendemos, dada nuestras experiencias previas, que es fundamental evitar el riesgo empresa, aunque ello nos pueda detraer cierta rentabilidad en el futuro. Justamente lo que hacemos no es seguir la moda, sino lo contrario: No compramos General Electric por que es “una buena empresa de siempre” ni Kraft Heinz porque la tiene Buffett y eso nos va a garantizar el éxito inversor.

¿Es la indexación una moda?, para mí desde luego no. Es precisamente la antimoda, porque compra lo que está de moda lo que no lo está y también lo que ha caido en desgracia para los inversores siempre que esté en los índices, que es casi todo. Que una cosa se haga popular no significa que sea una moda. Cuando yo era un crio en las casas había una tv en blanco y negro; ahora hay una en cada habitación, ¿significa eso que las televisiones estén de moda?, no, simplemente se ha hecho asequible para la población.

No oculto, sin embargo, que esto debe ser un criterio absolutamente interiorizado a largo plazo y que no se debe abandonar nunca el camino. Porque si nos indexamos cuando hay muchas empresas que sí se han puesto de moda infladas en un índice y dejamos de estarlo en otros momentos, puede que nos llevemos un buen revolcón en esto de la inversión, por mucho que los índices batan a la mayoría de gestores activos.

Por todo esto y porque al final lo mejor es una mezcla de experiencia propia a largo plazo y pensamiento propio, hago lo siguiente:

Estoy indexado en un 80% de la cartera. Ahora bien, sesgado de forma value a índices con un PER más bajo (europa y emergentes) y también sesgado a small caps y empresas que podríamos calificar dividend kings (así evito que me tiren por el balcón).El otro 20% está en empresas que he seleccionado yo mismo, actividad que espero seguir haciendo en el futuro. Se trata de un pensamiento ecléctico, sin verdades absolutas, pero que pasa la “prueba del algodón” de una rentabilidad superior al 8% en los últimos ocho años, pero compatible con la idea de que debo dormir muy tranquilo y también con la idea de que cuando pasas de los cincuenta es más importante no cometer errores gravísmos que destruyan la cartera que conseguir un pequeño extra de rentabilidad aumentando seriamente el riesgo.

Insisto una vez más: Esta es mi verdad, no es la verdad. Cada uno tiene la suya y la debe desarrollar de la forma que considere oportuno. Ahora bien, que tampoco se engañe pensando que todas las verdades son válidas, porque al final la realidad te pondrá en su sitio si no se obtienen resultados de forma empírica. Como dijo Richard Feynman:

"Para lograr un éxito tecnológico, la realidad debe estar por encima de las relaciones públicas, porque la naturaleza no puede ser engañada"

Cambien la palabra “tecnológico” por “inversor” y verán que en este mundo de las inversiones muchas veces interesa más el marketing que la realidad. Y una realidad es que, de forma agregada, la inversión pasiva en conjunto es y será más rentable que la inversión activa y no puede ser de otra manera, porque las matemáticas “no pueden ser engañadas” :wink:

13 Me gusta

El problema es que, para determinar que han dejado de ser ciertas en la actualidad, hará falta otro estudio que no tendrá más rango ni validez que el que se intenta refutar. Al final, estaremos haciendo un juicio de valor, que podrá ser acertado o complemante erróneo. A lo mejor esta vez sigue sin ser diferente, que será lo más probable tratándose del análisis del comportamiento de los seres humanos.

Se pueden hacer ambas cosas a la vez @jvas. Creo que todo el mundo debe tener claro que no es quién para imponer a nadie formas de pensar, gustos o creencias. Por eso mismo que no pretenda nadie que yo escuche a Daddy Yankee, no estoy dispuesto a poner en riesgo los componentes de mi equipo de música :rofl::rofl::rofl::rofl:

3 Me gusta

Me permito preguntar quién es Daddy Yankee porque con estas referencias no me atrevo a buscarlo.

2 Me gusta

1.497 millones de visitas, le animo a buscar un vídeo de AC/DC que lo supere.

1 me gusta

Felicito a @jvas por el texto, y constato mi cercanía en las posturas que defiende Ud Sr @Cantabrico.

Yo digo siempre, mi familia está cansada de oirlo, que “la experiencia es lo más caro”
Uno puede llamar “el proceso” a el hecho de llegar al punto en que se siente cómodo o menos inseguro en el método que tiene para realizar algo, ya sea invertir o cualquier otro menester en la vida.
Llegado a este punto, intento que ganar experiencia sea lo menos doloroso posible, hay que ser eficiente hasta para recibir palos. Pero inevitablemente hay que recibirlos, es parte del proceso.
Leer ayuda a ser eficiente, experimentar ayuda también, y el tiempo y los palos son el resto de condimentos, pero todo lo anterior tiene una condición sine qua non… ha de ser personal
Al final uno de tanto mover el culo en la arena de la playa se siente que ha cogido su posición, y es cuando al final te relajas y puedes contemplas el mar.

5 Me gusta

Cita de Feynman de wikipedia:

  • “Estoy convencido de que cuando un científico examina problemas no científicos puede ser tan listo o tan tonto como cualquier prójimo, y de que cuando habla de un asunto no científico, puede sonar igual de ingenuo que cualquier persona no impuesta en la materia.”
    https://es.m.wikiquote.org/wiki/Richard_Feynman

Esto lo digo yo: No son matemáticas, habla usted de una ciencia social.

1 me gusta

Buena cha… digo, gran reflexión una vez más. Está claro que las modas, memes y adscripciones diversas son consustanciales a la humanidad, sobre todo cuando no nos va nada en ellos, o si nos va, no tenemos la obligación de “enseñarlo” y nos da igual estar equivocados, porque nadie puede demostrar nada. Pero Vd. lo dice muy bien.

2 Me gusta

Lucy. Supongo que en referencia al homínido descubierto en Africa mientras sonaba en la radiobde la excavación Lucy in the sky with diamonds. Que la película es un truño estamos de acuerdo que a la actriz se lo perdonamos, también.

1 me gusta

Por eso mismo, siempre es un placer escuchar algún tema de a AC/DC. Este es un clásico, solo tiene 378,9 millones de visitas, pero hay una explicación: somos pocos a los que nos sientan bien los cuernos.

Le aconsejo, si lo disfruta en su equipo de música, un volumen generoso, sin exageraciones. Observará un efecto curioso, parecido al aditivo en los diesel, templa las membranas de los altavoces, los deja finos, finos, para posteriores audiciones.

¿Y el elemento místico y religioso? Si esa es la autopista al infierno, ese sitio, de existir, debe ser, cuanto menos, curioso.

Y cierro con una cita profunda, no recuerdo al autor, pero plenamente aplicable al supuesto: “Cuando se alcanza la perfección, todo lo que viene después son problemas”

Ese es el hilo conductor de una serie con la que me rio, muy conocida, The Big Bang Theory, los retrata en su comportamiento.

4 Me gusta

Tanto Sheldon como Feynman son físicos teóricos, creo que cierta parte de la trama “bebe” del buen humor de Feynman y la abstracción del científico en su mundo. Feynman fue un hombre muy polivalente, con muy buen sentido de ciencia y cierto gusto por el arte, dibujo, música…

Por cierto ese concierto de AC/DC que enlaza “Live at River Plate” es altamente recomendable.

2 Me gusta