Inversió, política i politització

Ya saben que no me gusta hablar de política habitualmente, y menos aún mezclarla con el apasionante y etéreo mundo de la inversión. Las circunstancias actuales, la inacción de la clase política, que no deja de ser un reflejo de la Sociedad, su incapacidad mental y de obrar, así como la utilización partidista de los medios de comunicación, nos ha llevado a revivir fantasmas del pasado, poner en peligro nuestras inversiones y futuro, así como lo más importante que debe garantizar un Estado, la Seguridad de las personas, y su bienestar.

Decía un señor apodado “El Príncipe”, un tal Niccolò di Bernardo del Machiavelli, filósofo y diplomático del Renacimiento, probablemente la época más brillante de nuestra vecina Italia, que “quien tolera el desorden para evitar la guerra, tiene primero el desorden, y después la guerra”.

DNJkb2HX0AATHMT

Políticamente, me considero una persona moderada y liberal, me parece bochornoso tratar de dividir a la gente entre izquierdas o derechas, o colores azules y/o rojos. En el Siglo XXI, en un mundo global, donde todos nos necesitamos para el intercambio comercial y cultural y mejorar la calidad de vida no tiene sentido la división entre razas o etnias. Como decía el Pastor más famoso de la historia, sólo existe una raza: “la raza humana”. Esto cualquiera que haya salido de su comarca, lo sabe bien. Tampoco es de recibo dividir a familiares y amigos por el uso de una u otra lengua. La diversidad enriquece, si bien, todo el mundo debería poder comunicarse mediante un vehículo común, esto destrona barreras, y mejora el intercambio de conocimiento a nivel mundial. Yo mismo hago negocios con chinos que no hablan inglés a través de WeChat, gracias al traductor simultáneo que tiene. ¿Es o no es eso un futuro apasionante?

Con respecto a la inversión, algunos saben que durante mi etapa en el Comité Consultivo de Repsol S.A., a una tal Cristina se le ocurrió expropiar la filial argentina adquirida en su país, valorada en la modesta cantidad de 15.000 M USD. La inseguridad jurídica de la operación hizo que la empresa perdiera 10.000 M USD, y dando gracias, porque pudo ser el 100%, afortunadamente, alguien compró esos bonos (esto daría para otro post extenso), y posteriormente, incluso hubo valientes que se atrevieron a comprar el litigio parar tratar de cobrar…
Esto hace que a la hora de invertir, el capital sea muy miedoso, y prefiera dirigirse a países con la mayor estabilidad política y seguridad jurídica habida. Por eso es mejor una inversión en Canadá, que una en Argentina, y por eso, debemos pedirle a nuestros responsables que no conviertan esto en los Balcanes, sino que se fijen en los países nórdicos.

Como saben, he recorrido algunos países por el mundo. Tengo clientes que viven en Ecuador, con cuentas en Suiza, clientes en Panamá, con viviendas que costaron 3.000.0000 M USD en Caracas, y vendieron por 10.000 USD, o clientes en Centroamérica que han pasado de tenerlo todo a nada en cuestión de meses.

Una cosa tengo clara, como meros peones en un tablero de ajedrez dirigido por una clase política cada vez menos preparada e incompetente, y a la vez, más demagoga. Lo único que nos queda es invertir con raciocinio, mirar por los nuestros, y vivir felices y tranquilos. Si el tablero se desmorona, con dos clics, y un billete de Ryanair, nos acogerán con gusto en Luxemburgo…

Que tengan un feliz fin de semana!!!

61 Me gusta

Pues con todo el follón que ha habido en Barcelona he estado enganchado a Twitter y la TV y apenas he mirado la cartera, algo totalmente insólito en circunstancias normales. Está claro que el fuego y la destrucción me hacen mejor inversor, lo que no sé es si compensa :sweat_smile:

6 Me gusta

Mi más sincera enhorabuena amigo, ha conseguido usted que leyera la totalidad del texto sin parpadear y que añadiera a la cesta de Amazon el libro mencionado.
Por lo demás, coincido plenamente, sólo que yo necesitaría algún clic más, por aquello de la diworsification en brokers…

1 me gusta

He mirado Twitter, es imposible mantenerse ajeno a todo esto. Eso sí, no tengo ningún canal generalista sintonizado en la Televisión. Tengo la suerte de que Orange no las ofrece un su Deco. Estar todo el día cara a la Sexta, como algun@s, te lobotomiza el cerebro…

2 Me gusta

Si Baleares se declara Independiente, podría ser la próxima Malta…

Me encantaría vivir allí, siempre y cuando rebajen el precio del metro cuadrado a la mitad.

PRECIOS VIVIENDA BALEARES

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2019/02/11/comprar-vivienda-balears-cuesta-60/1390825.html

Enorme Emilio, ha plasmado en palabras ideas que van y vienen en mi cabeza estos días en los que la tribulación anida en lo más hondo.

El que tolera el desorden, lo hace por estrategia, hay unas elecciones muy cerca.
La otra estrategia ya se probó y la utilizaron, os acordais de los “Españoles opresores”

3 Me gusta

No sé yo si… en todos sitios cuecen habas:

4 Me gusta

Desde hace años tengo mi teoría particular de que los países que han abierto sus mercados hacia el mundo, han reducido la probabilidad de guerras en su país, y han mejorado la calidad de vida de sus habitantes.

El intercambio de bienes y el comercio existe desde la Prehistoria, dense un paseo por el genial Museo Arqueológico Nacional de Madrid y podrán ver que existen evidencias y restos que apuntan a que con alta probabilidad en esa época diferentes tribus intercambiaban bienes entre sí. Lo llevamos en el ADN.

Por cierto, en dicho museo pueden disfrutar de una exposición muy particular que gira en torno a la Moneda. Extraigo un párrafo de aquí: La colección numismática del Museo, la más importante de España y una de las más destacadas de Europa por su volumen, variedad y calidad, propone un recorrido temático a través de la moneda y el dinero, descubriendo el mundo de las monedas como parte esencial del Patrimonio Cultural, pasado y actual.

Un saludo

8 Me gusta

Coincido con usted, este museo es una joya. Lamentablemente poco conocido, y excasamente publicitado.

2 Me gusta

Me atrevería a añadir … “así como su incompetencia”, ya que si estos políticos tuvieran un poco de “moat” estarían más curtidos en el arte de la negociación y buscarían una salida al conflicto. Parece que nada a cambiado desde los tiempos de Maqiavelo, pero en El Príncipe nos dice que éste debe tener la astucia del zorro y la fuerza del león… no sé ustedes, pero un servidor de momento no ha visto al zorro asomarse por ningún lado. Ha sido el león quién ha mostrado su fuerza bruta…
Y ahora que vuelve a estar de moda Unamuno les recuerdo sus famosas palabras en la Universidad de Salamanca frente a los generales Franco y Millán : vencereis, pero no convencereis.
Volviendo a las inversiones…hay que invertir sólo en aquellos países donde la seguridad jurídica, la propiedad privada y la seguridad ciudadana sean su estandarte…y no sabría si incluir a España en esta lista…

7 Me gusta

En mi humilde opinión y si me permiten este pequeño comentario que poco tiene que ver con +D, el nacionalismo es un cáncer para nuestra civilización, me sorprende especialmente que haya germinado con esta virulencia en una tierra que siempre fue cosmopolita, comerciante desde la época de los fenicios y culta… realmente no se si son conscientes del daño irreparable (económico y moral) que le están haciendo a su propia tierra…tampoco tengo claro que alguno de nuestros politicos sea capaz de enderezar esta situación, cuando lo que vemos es que priman sus intereses electorales al simple mantenimiento de las libertades y el orden publico…

6 Me gusta

No ser nacionalista cuando tu sentimiento de pertenencia coincide con las estructuras institucionales montadas y vigentes está chupado. Que un señor de Madrid que se siente español, con pasaporte español, con ejército, embajadas y ministerios donde pone “Gobierno de España” sea nacionalista ya es vicio. No sabe usted la de veces que he lamentado haber nacido catalán y no riojano o madrileño (más del sur no que hace mucho calor).

Tan importante es para algunos disponer de un Estado propio en el sentido que refleje fielmente sus sentimientos de pertenencia? Bueno, esto es ya muy personal. Ya le avanzo que soy independentista pero sinceramente no me veo dispuesto a pagar el precio de la independencia. Volviendo al tema anterior, esto es un poco como ciertos valores o el equipo de futbol, depende de lo que hayas mamado en casa influye mucho tu pensamiento. De ahí que me cabree tanto que por ser independentista para algunos sea nada menos que un nazi y que otros llamen facha a alguien porque simplemente se siente español. Supongo que dividirnos entre blancos y negros, buenos y malos lo hace todo más fácil, aunque la realidad tenga muchos grises.

A mí España me encanta, pero España se construye sobre la idea de Castilla, y tengo el miedo que si no disponemos de ciertas estructuras de Estado, de tener nuestra voz en el mundo por flojita que se oiga, la globalización lleva al pez gordo a comerse el pequeño y acabas desapareciendo como un azucarillo en agua.

8 Me gusta

Desgraciadamente no solo hay personas que se suicidan, sino también sociedades. Ejemplos palpables los tenemos en países como Venezuela o Argentina, que tenía la misma renta per capita que Italia a mediados del siglo pasado.

4 Me gusta

Bajo un momento al McDonald’s para alegría de @emgocor. Si los manifestantes deciden protestar en Sant Jaume ante los políticos estafadores (Hola Puigdemont, hola Torra) que nos prometieron la independencia pero tienen menos ganas de proclamarla que de meterse arañas por los pantalones quizá vaya, pero mientras Rufián (18 meses y ni uno más) y compañía sigan tomándonos el pelo me quedaré leyendo el foro y viendo como arde la ciudad por TV y con unas Ruffles. Ahora vuelvo!

2 Me gusta

Sinceramente no acabo de entender que nadie tenga estima por un estado de ningún tipo, ya considerarlo como propio me parece algo de otro mundo, la lógica me dice que menos estado es más y que únicamente para los problemas y organización imprescindible necesito estado alguno, por otro lado eso concepto de imprescindible creo que se puede reducir muchísimo dado “lo imprescindible” tenido por tal en la actual sociedad, el estado, sea el que sea, como no tenga las cosas muy claras acaba creando más problemas que los que soluciona y engordando una factura a la sociedad que acaba siendo esta última la que queda para servir al estado y no al contrario.

6 Me gusta

Yo soy con estas cosas muy práctico y poco emocional. Lo que me cuesta es entender cómo se puede preferir una Cataluña independiente gobernada por los políticos que tienen por allí como posibles opciones (y los de los partidos nacionales en España no son ni mucho menos para tirar cohetes, pero en mi opinión no hay color). Es como la UE, no es lo mismo salirse para ser Suiza, que salirse para ser Venezuela. No me gusta el ser independentista per se, sea lo que sea que venga luego, ni los antieuropeistas ídem, que lo sean per se por un tema emocional. Causar un daño a nivel nacional o europeo para no conseguir mejorar nada, me resulta contra intuitivo.

Si bien el tema de que indirectamente le llamasen nazi es del todo inexcusable, y para mi fue muy penoso verlo, a la mayoría de españoles no independentistas lo que nos pasa es que estamos cansadísimos de tener el tema hasta en la sopa. Un año, otro año, otro año. Te acabas posicionando frontalmente en contra ya por tema de hartazgo, cuando realmente p. ej. si a mi me preguntas hace años te habría dicho que estupendo, que cada uno se organice como quiera.

Lo que está clarísimo es que está en su perfecto derecho de tener su Estado propio, y me da que a usted le resultará tan frustrante o más que a los no independentistas la situación, no queda más que desearnos ánimo mutuo, y mucha paciencia :wink:

6 Me gusta

El concepto de Nacionalismo es completamente opuesto en el resto del mundo a España. Fíjese que en Francia el Frente Nacional de Le Pen poco se parece al ERC o JuntsxCaT, ClarqueSI, o Chequebó…

2 Me gusta

Me hace Ud. muy feliz. No olvide redondear para financiar la Casa de Acogida para los familiares de niños con cáncer.

1 me gusta

Solo hay que ver las películas de Bergman: