Elogio de la simplicidad, matando a la simpleza

#1

A todos nos ha pasado.

Estas una tórrida tarde de verano en tu casa, pones la tele y ves el Tour de Francia. Bellos paisajes en los que rodar por ellos y respirar aire fresco. Esa misma tarde intentarás arreglar la bicicleta. Un día de primavera lees un artículo sobre los beneficio de salir a correr, y decides irte a la tienda de deportes y comprarte zapatillas nuevas, pantalones etc…

Cuando llevas un rato haciéndolo, te cansas. Estás en baja forma y se nota. Decides parar, vuelves a casa y continúas tu vida normal.

Parecía fácil cuando ves a profesionales o aficionados hacerlo de un modo totalmente natural. La simplicidad con que se mueven y fluyen, se mimetiza con el entorno. Es tremendamente sencillo.
La prensa, los libros nuevos, con mensajes antiguos, internet, los anuncios de televisión…te bombardean con que cualquier cosa que te propongas es posible. El mundo está al alcance de cualquiera.

Invertir no iba a ser una excepción, y constituye uno de los terrenos más fértiles para abonar y dar forma a esas creencias. No sólo me refiero a las estafas de “Hágase rico en 5 días, trabajando dos horas al día”, que requieren del implicado un alto nivel de inocencia mental, sino a cosas más sutiles, más trabajadas. En muchos casos son actos ejecutados inocentemente. Con buenas intenciones. Recuerden aquello de El infierno está lleno de gente con buenas intenciones.

Hace unos días se generó un estupendo debate en el hilo de @JordiRP, Una cartera DGI a mi manera , relativo a los peligros que veíamos esa estrategia llevada de una forma simplista, que no simple. Vuelvo a repetir, que nada más lejos del mensaje que Jordi transmitió en su excelente escrito.
El ascua se encendió en el Podcast +D episodio 42 y como no podía ser de otro modo, lo pasamos bastante bien hablando de lo humano y lo divino, e intenté explicar mi punto de vista, para que sobretodo las personas que empiezan, tuvieran cierto cuidado con lo que en mi humilde opinión, eran los peligros de una de las estrategias que más me gustan. Los que me conocen saben que soy un gran admirador de que me envíen ineficiente dinero a mi cuenta, cuantas más veces, y en mayor cantidad, mejor. Podríamos decir que soy un hombre de gustos sencillos :wink:

La cuestión es que algunos de mis amigos, están preocupados por los mensajes simplistas, que todos (yo incluido), podemos emitir, así como en el riesgo aparejado que conlleva para alguien que decida seguirnos en la ascensión a la montaña sin haber entrenado y no llevar siquiera una botella de agua.
Cuando creamos +D, lo hicimos pensando que de alguna forma podríamos ayudar a mejorar los conocimientos de la gente, pues estamos convencidos que la educación, y perder una cantidad saludable de dinero, son los únicos caminos para aprender a rentabilizar nuestros ahorros y prosperar.

A estas alturas de mi vida, no tengo la más remota idea, y creo que no la tendré nunca, sobre cual es la mejor forma de invertir. Ya saben que parto de que cada ser humano pese a compartir tener unos rasgos físicos comunes, si buceamos por nuestro interior somos animales completamente distintos. Lo que a mi me apasiona, a otros les parece una pérdida de tiempo total. Una estrategia en manos de un inversor puede ser un éxito atronador, que copiada por otro inversor, con las mismas empresas o fondos, sea un fracaso absoluto.

No hay por tanto un claro ganador. Somos espectadores inerciales que nos movemos nosotros y el entorno. Ni siquiera un mismo inversor a diferentes edades será el mismo tipo de animal. Todo cambia y nada permanece. No beberás del mismo agua dos veces y todo ese rollo…

Cuando me piden consejo sobre si es mejor compra X o Z, me suelo quedar callado y por lo general, si no tengo mucho tiempo, suelo decir que no lo se. Creo que los que me conocen en persona, se habrán llevado una gran desilusión al hacerme físico, pues si me sacas de mis cuatro conceptos tengo bastante poco que ofrecer. A veces puedo notar como mi interlocutor se queda un poco despagado, pues entiendo que se esperaba alguna gran disertación, o un consejo definitivo sobre si es mejor un fondo u otro, o una empresa u otra, pero es que el único acto de generosidad que puedo hacer en ese momento es ser honesto y decirle la verdad. Decir no lo se, está tremendamente infravalorado.

El otro día hablando con mis admirados y queridos @arturop y @MAA , coincidíamos que uno de los rasgos diferenciales de nuestro Podcast, para bien o para mal, era que decíamos “no lo se” a la gran mayoría de cuestiones. Realmente es lo único honesto que se puede hacer, no hay más mérito en ello.

Nadie espabila por cabeza ajena.

Esta es una de las cosas más importantes que aprendí de mis conversaciones etílicas universitarias. Cuando tenías la suerte de topar con alguien dispuesto a perder algo de tiempo en aconsejarte sobre temas interesantes, y te entraban por un oído y te salían por otro.

No se puede transmitir la importancia de fracasar muchas veces de manera no defintiiva.

El fracaso (no definitivo), que está tan estigmatizado en nuestra sociedad, es una de las mejores herramientas para aprender. Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida entre pequeñas derrotas, y tenemos muy pocos éxitos objetivamente hablando. El milagro de la vida reside ahí, en no rendirse y seguir más fuerte, en seguir mejor.

Ahora explícale esto a alguien que no ha fracasado mucho. No hay manera humana posible de hacerlo entender, del mismo modo que no se puede enseñar a nadie a soportar los vaivenes de la renta variable hasta que no fracase. Y si la hay, yo simplemente no se hacerlo.

¿Cómo le inoculas a un inversor novicio que la rentabilidad de un año a esta parte es sólo ruido?
¿Cómo le haces entender que detrás de un fondo de inversión hay empresas, y que la estabilidad mental del gestor y que no haga gilipolleces es básico para sobrevivir a largo plazo?
¿Cómo explicas que los modelos de negocio son tremendamente imbricados y que por lo general lo que se ve no es lo que es?

Todos estos conceptos tan manidos, son simples. Muchos los llevan tan marcados a fuego en el ADN que parece que lo hacen de un modo natural, casi divino…pero no se lo crean porque no es verdad. Detrás hay mucho dolor. Muchas horas de estudio tiradas a la basura. Muchas historias de inversión que no llegaron a ninguna parte. Fracasos y fracasos que cincelaron la personalidad que ahora es.

Concluyendo….esto de la inversión es algo muy simple…pero es y será siempre todo, menos sencillo…

Disfruten del Día de la Madre y háganle saber a su madre que la quieren. Si se tienen que quedar con algo de este escrito, quédense con esto. El resto probablemente sea predicar en el desierto. Que tengan buen Domingo, y disfruten de lo importante…

71 me gusta
#2

Yo he fracasado de forma no definitiva un buen puñado de veces y he aprendido mucho. Pero estoy dispuesto a fracasar alguna vez mas, no lo descarto. Se sufre, si, pero tambien se comprueba que se está vivo. No corro ningún riesgo desde hace ya cuatro años y empiezo a aburrirme y a preguntarme si una vida tranquila y sencilla tiene sentido. Y tengo una pila de años ya… Seguramente me estaré quieto no vaya a ser que del último fracaso no me recupere.

8 me gusta
#3

El mundo de la inversión tiene tantas premisas falsas, que en otro ámbito no existen o no son tan relevantes, que hacen que el neófito establezca asociaciones, objetivos y expectativas no realistas.

No he visto a nadie en su sano juicio pensar de una manera cierta que si se calza unas Nike Air Jordan jugará al nivel de MJ.

15 me gusta
#4

De querer ser a creer que se es ya va la distancia de lo trágico o lo cómico. Y no hay nada como no saber de algo para autoconsiderarse un experto. Y pagar por ello.

Aquí un buen ejemplo.

9 me gusta
#5

Recuerdo que hace años vi algunos videos de ese ejemplo que pones, y ciertamente me parece un acertado ejemplo de estrategia simplista adornada con fórmulas matemáticas al hilo de este post de @jvas, en lo relativo al peligro de las estrategias simplistas.

5 me gusta
#6

Yo ya pasé mis años de invertir “a lo loco” (solo de oídas y sin conocer nada del negocio de la empresa) y más tarde inversiones complicadas.

Ahora intento que sea sencillo y pocos productos
Quiero tener pocos fondos, pero bien elegidos. El futuro es impredecible y me puedo equivocar y de hecho me equivocaré más de una vez.
Pero eligiendo algunos fondos de autor que todos conocemos y haciendo pequeñas compras mensuales con los ahorros recurrentes que tengo, creo que es probable acertar y mantener el poder adquisitivo en el largo plazo.
Además, tengo unas pocas acciones compras, menos de 10, ya que elegir acciones individuales lleva más trabajo y hay que tener las cosas claras. Mucha convicción, porque las cotizaciones seguro que fluctuarán.

Para que sea simple quiero hacer muy pocos movimientos, y a ser posible ninguna venta.

No es mala opción la de quedarse callado.
Otra opción seria decirle que ninguna de las dos, ni X ni Z, yo prefiero comprar preferentes y Marlboro.

Muchas gracias por el post y por el podcast, tan interesante como siempre.

6 me gusta
#7

Como dicen los niños: verdad verdadera. Seguramente la diferencia entre el éxito y el fracaso esté relacionada con las variables tiempo y disciplina con la estrategia.

8 me gusta
#8

Ni falta que hace (IMHO…). Cuantas veces se repite aquello de “lo perfecto es enemigo de lo bueno”, especialmente con la inversión…
Hasta que esto no se asume, perseguimos la rentabilidad del de al lado (sea este quien sea), saltando de flor en flor y desdeñando el ya famoso “tran-tran” (tr).

Nunca duden del éxito de su iniciativa. Han construido un foro y lo han llenado de gente muy interesante. No me importa lo simple que parezca porque, a la luz de lo raro que es toparse con algo así, tiene de fácil lo que yo le diga…

4 me gusta
#9

11 me gusta
#10

Muchas gracias @jvas por dar la oportunidad de hacerme reflexionar.

Repasando mi evolución como inversor, me doy cuenta que, a parte los cambios de estrategias de inversión que han ido maturando, una de las características común a lo largo de estos casi 20 años, ha sido la búsqueda de una mayor simplicidad.

La razón de esto la tengo clara, y no es otra que el darme cuenta cuales son los factores que están realmente bajo mi control, y cuales se me escapan totalmente y aunque le dedicara 16 horas diarias, no mejorarían mis resultados de forma causal.

Totalmente de acuerdo. Una de las cosas que más me molesta en este mundo es escuchar / leer opiniones definitivas y absolutistas sobre lo que funciona y lo que no.
Estoy dispuesto a aceptar que pueda haber alguien que le vaya muy bien utilizando la última de las metodologías que estaría dispuesto a usar porqué no le encuentro algún sentido.

23 me gusta
#11

Un artículo delicioso. De esos que conviene releer de vez en cuando.

La simplicidad nos lleva a saber que si hubiésemos invertido en RV sin complicarnos mucho la vida hace 15 20 años los resultados habrían sido buenos.
La simpleza nos lleva a creer que habria sido chupado aguantar esos 15-20 años sin hacer nada.

Me parece que continuamente se pretende comprar resultados finales y objetivos finales olvidando las posibles dificultades del camino y del distinto tipo de circunstancias que se pueden presentar. Luego cuando se producen siempre hay quien parece sorprendido.por encontrarse con circunstancias inherentes al tipo de inversión que pretendía hacer.

Una de las muchas definiciones a tener en cuenta de riesgo es precisamente cuando no se quieren ver características inherentes a la forma como uno invierte. Se dedica gran cantidad de esfuerzos a discutir los riesgos que asumen los demás cuando lo que de verdad nos afecta , una vez tenemos más o menos claro que hacer, son los que incurrimos nosotros según la forma como invertimos.

Me suele resultar molesto cuando se debaten riesgos inherentes a cualquier metodología concreta, da igual la que sea y más cuando la metodología es consistente a largo plazo (o lo puede ser si se ejecuta bien), que al final parece que haya quien quiera hacerla derivar sobre un referéndum sobre si la metodología es buena o no. No trataba de eso el debate, eso es intentar matar los matices. E intentar matar los matices suele ser síntoma de cierta falta de sentido crítico.

Lo había comentado otras veces en cuestiones históricas referentes a la nacionalidad. A mi que alguien comparta conmigo, en teoría, filosofía inicial de inversión o productos de inversión, no hace que sienta por defecto, mayor afinidad que por otro que tiene otros productos u otra filosofía. Habrá que ver las razones de ella.

Una persona con productos o filosofía en teoría parecidos a la nuestra puede estar muy lejos de nosotros en forma de invertir según cuales sean sus razones.
La versión degradada de cualquier inversión razonable termina teniendo poco que ver con los motivos originales. Que alguien lo critique no se debería tomar como un ataque a nuestra forma de invertir sinó como una necesidad de clarificar precisamente estos puntos.

18 me gusta
#12

Muy cierto. Como el cerebro funciona con imágenes pongo algunas:

a pesar de todo la RV a largo plazo es lo más rentable sino se eligen atajos como DIA, fondos raros, cursos milagro, etc

10 me gusta
#13

Por ello la volatilidad no es en teoría un riesgo, pero en la práctica lo es

8 me gusta
#14

Señores, estoy realmente impresionado por el nivel de sus reflexiones.

Por aquello de añadirles mis cincuenta céntimos…

@Antoniovalue , para mi la vida es una pulsión constante entre la búsqueda (efímera) de la seguridad, y el disfrute de la emoción del riesgo. Caminamos en la afilada navaja unas veces sin ser conscientes del riesgo, y otras más conscientes del mismo. Es un equilibrio muy difícil, en el que van pasando nuestros días.

No seré yo el que le empuje a la toma insensata de riesgos, pero si lo haría a que haga cosas que le hagan sentir vivo. Esto dura lo que dura, mejor vivirlo con un nivel de intensidad medio-alto :smiley:

Muchos son los llamados, pero pocos son los elegidos. Y fíjese que es bueno que sea así.

La obtención de un resultado tremendamente positivo (+50%) en una inversión chicharrera cualquiera, es algo muy fácil de conseguir, y eso es algo que si es cierto que no suele pasar en otros campos. Las probabilidades de encestar desde muy lejos seguro que son más bajas, por poner un ejemplo. La consistencia a lo largo de los (aburridos) años es lo que separa el grano de la paja.

@apandres , muy acertado con su ejemplo.

Todas las mañanas sale el sol para todos, y a su manera, los tunantes y los currantes trabajan para llevar el sustento a sus casas.

En mi humilde opinión, el peligro no es el estafador de tres al cuarto, sino que los peligros son a veces mucho más sutiles. Puede ser alguien de su entera confianza, o puedo ser yo mismo, que con algún mensaje mío los arroje al abismo. Lo triste y lo bello es que estamos solos. Y no, no hay nadie a quien reclamar, para bien y para mal.

@bizkai , yo soy un firme convencido, que muchas estrategias (no todas), si son ejecutadas correctamente, suelen dar resultados aceptables.

La ley inmutable de “hasta un reloj estropeado da dos veces bien la hora”, actúa en todo. Si le ponemos un poco de sentido común como es su caso, las probabilidades aumentan generosamente para que el resultado pueda ser bueno

@Carlos , totalmente de acuerdo con lo que dice. De poco sirve ir saltando de flor en flor.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentarán los cardúmenes opinantes aka tuitericidas, es a que muchos de ellos se han mimetizado y compran y venden al son del cabecilla de turno, que hoy es rey y mañana vasallo.

@Ecijo22 nunca te acostarás, sin saber una cosa más :stuck_out_tongue:

@Fabala , muchas gracias a usted, por servir de fuente de inspiración y consistencia.

Esto es de lo más brillante que he leído en meses. Para mi condensa en una sola frase, la humildad , la apertura mental y el saber hacer de años de trabajo.

@agenjordi , muchas de mis ideas han sido literal y burdamente copiadas de nuestras conversaciones. En muchos sentidos, me ha hecho ver lo equivocado de algunos de mis planteamientos, razón por la cual le estaré eternamente agradecido.

Los seres humanos necesitamos certezas en un mundo sometido a la incertidumbre. Si me he pasado años estudiando una metodología, lo último que quiero es que alguien me haga ver defectos en la misma que me hagan dudar. La duda es incómoda.

A mi me hace mucha gracia cuando algunas personas utilizan la palabra resiliencia , como algo indoloro e inocuo.

La resiliencia, hablando en castellano antiguo, es que te has llevado una manta de palos en repetidas ocasiones y que aún así has decidido que no te van a doblegar.

Es probable, que sólo las personas que han atravesado dificultades, se hayan acostumbrado a vivir en la incertidumbre y realmente agradezcan que alguien les haga ver otro punto de vista para no estrellarse por el camino. El resto prefiere tener razón.

Esto es de una indigencia mental apabullante, pero claro, a nadie nos gusta sentirnos vulnerables. Yo prefiero que me digan las verdades del barquero y evitar morir, pero respeto a quien prefiera actuar de otra manera.

@Especulata , cinco años, son cinco años… creo que es una imagen fenomenal, pues el cerebro filtra y se queda solo con el inicio y el fin, y el camino, es … turbulento.

@Segado la volatilidad es un factor que induce al riesgo. Cien por cien de acuerdo.

No solo somos nosotros, son nuestras parejas, el bombardeo continuo de información pesimista, las largas noches en que uno lo ve todo negro. Y lo que nadie suele pensar, y es que las personas atravesamos por etapas donde nos encontramos fuertes física y/o mentalmente y otras en las que estamos débiles. Si te pilla en un momento poco propicio, por mucho que otra vez hayas cruzado el río, nadie te dice que esta vez no te vayas a ir al fondo.

Tendremos que tatuarnos en el brazo aquello de Valar Morghulis :stuck_out_tongue_closed_eyes:

30 me gusta
#15

¡ Bravo ! muy bien descrito , acaba de definir a un superviviente y aunque no parezca ser muy importante lo es , sólo el que vuelve de un lugar que pudo ser el último sabe de ese valor .

Otros funcionamos con uno .

Mario 6 años le dice a su hermano Ibai de nueve años.
-Tienes sucio el oído , está con cera .
Ibai contesta , - es para que se queden pegadas las palabras y no se
escapen - .:joy::rofl:
Perdonen a este abuelo que tanto aprende con sus nietos .

14 me gusta
#16

Gracias por otro buen artículo, es usted una de esas personas a las que hay que leer despacio , deteniéndose y releer tratando de entender esos matices , que en momentos se escapan a mi entendimiento , pero que son el cuerpo , el sentido .

7 me gusta
#17

Que importante es el sentido común.
Para que las inversiones a largo plazo funcionen creo que es importante el sentido común y no ver la televisión ni leer periódicos. ¡Con todo lo que tengo por leer en la biblioteca!

9 me gusta
#18

Le felicito Pacheco, sinceramente.

Para darse uno cuenta de lo que es el mejor combinado posible entre inocencia y pillería solo se requiere tener una cierta edad y las circunstancias favorables: los nietos.

La edad de ellos y, sobre todo, la suya, le permitirá gozar, si, gozar y divertirse con unos seres pequeñitos que, no obstante su tamaño, atesoran toneladas de inocencia y pillería, una mezcla explosiva que provoca la permanente sonrisa que, lamentablemente, se pierde bien pronto al pasar la chiquillería a la burricie juvenil, otro asunto. Aproveche esta circunstancia y disfrútela, la recordaremos lo que nos quede de vida con alegría.

11 me gusta
#19

Gracias por sus palabras hay mucha experiencia en ellas , conoce usted el paño muy bien .:relaxed:

3 me gusta
#20

Hay dos formas de ganar dinero en los mercados financieros.

1-Siendo un buen inversor.
2-Haciendo creer a los demás que eres un buen inversor y cobrar por ello.

Los mercados financieros tiene una cosa buena. Si eres un buen inversor, el mercado te recompensará por ello. No necesitas que nadie te reconozca nada. Te lo ganarás por méritos propios.

En otros ámbitos de la vida dependes de que un tercero reconozca tu valía. En los mercados eres libre.

18 me gusta