Diversificación mediante fondos


#1

En varias ocasiones he reflexionado acerca del número de fondos que deberían tenerse para satisfacer un par de condiciones:

a) El concepto clásico de asignar tu capital a un determinado número mínimo de fondos/ideas por aquello de no poner todos los huevos en una misma cesta.

b) Tener posibilidades de batir al mercado, en caso contrario es mejor tener un ETF o fondo que replique un índice tipo S&P 500

Comento adicionalmente que mientras escribía me ha saltado un aviso con la existencia de este tema (gran funcionalidad del foro), pero creo que es ligeramente diferente puesto que va enfocado a fondos y pretende crear un debate o una reflexión en cada uno sobre si la estrategia que seguimos es la óptima o no.

La conclusión a la que llego es la siguiente: Si pocos fondos baten al mercado a períodos superiores a 10 años, tener muchos de ellos sólo nos servirá para replicarlo o incluso obtener peores resultados. Por lo tanto deberíamos centrarnos en buscar los poquísimos gestores que creamos que pueden batirlo (o lo hayan batido durante un período significativo de tiempo) debido a su filosofía de gestión, su disciplina y profundidad de análisis.

Es difícil dar un número de fondos óptimo así por las buenas, sin basarse en estudios que respalden estas afirmaciones, así que tómenlo como una opinión personal respaldada en ciertas evidencias: Creo que no tiene sentido tener más de cuatro o cinco fondos si uno invierte a largo plazo y aspira a encontrar aquellos que batan al mercado consistentemente, porque las probabilidades de que cada elección sea acertada (rentabilidad superior al índice en plazos largos) caen abruptamente a medida que añadimos más y más a la cartera.


La importancia de diversificar la cartera
#2

Completamente de acuerdo en que al final no tiene sentido tener una colección interminable de fondos, y quizá es mejor buscar unos pocos fondos que sean buenos y superen al mercado. Pero… ahí está el problema principal; ¿bastará con coger a los Paramés o similares para conseguirlo?

Yo también estoy con ese debate interno, sin conseguir llegar a una conclusión, salvo la de tener por ahora 2 carteras independientes, una al estilo más puro Bogle, con sus aportaciones periódicas (salga el sol, llueva o nieve) y la otra cartera con algunos “value” y otras cosillas.


#3

Buenas reflexiones. Hay que quedarse con los mejores. Si tienes una cartera de 30 fondos de inversión va a ser difícil batir al mercado por pura estadística.


#4

Mi primera intervención en este foro fue precisamente sobre este tema. El debate concentración versus diversificación es otro de los clásicos. Creo tener claro que la mayoría de las veces se opta por tener en cartera un número amplio de fondos simplemente por tener un plus de seguridad psicológica; aunque en algunos casos también sea por divertimento (que no digo que no pueda ser un buen motivo, ojo).

Reconociendo que es un método de estar por casa, procuro tener presentes estos cuatro puntos:

  • Tener claro por qué invierto en los gestores elegidos (filosofía de inversión, track record, confianza, etc.).

  • Tener claro por qué invertir en unos fondos y no en otros entre los de mis gestores.

  • Llegado el caso, analizar en profundidad el por qué me planteo ampliar el círculo e invertir en un nuevo gestor (¿que ventajas me aportará a largo plazo en comparación a las de mis gestores?).

  • Tener claro los motivos por los que debería de cortar con un gestor o salir de un fondo de los que llevo en cartera.

Resumiendo, en mi caso y a día de hoy, la respuesta es la siguiente: tres gestores, tres fondos… ejem, bueno, cuatro. Por lo especial que es el Microcaps de Magallanes.


#5

En mi opinión ha dado usted en el clavo. Pienso que lo hacemos especialmente por una sensación de seguridad, de sentirnos cómodos bajo el paraguas de la diversificación. Creo que es un impulso absolutamente comprensible y natural que todos tenemos, pero si nuestro objetivo es obtener la mejor rentabilidad posible, no es la opción óptima a mi parecer.

Saludos!


#6

Quizás en muchas ocasiones la diversificación es sobrevenida, una especie de síndrome de Diogenes al meter un nuevo fondo en la cartera sin deshacer la posición en otra, en los que seguimos cómodos.
Algo que supongo que también le pasará a algún otro friki, de los que vemos los valores liquidativos a diario, a pesar de “ir a largo”, ojeamos foros, escuchamos podcast y seguimos con atención los tuits de voces autorizadas de este mundillo.


#7

Diversificando caen las probabilidades de hacerlo mejor en la medida que uno se ve forzado a ir incorporando ideas con las que se siente menos cómodo o saltándose las que son sus normas para seleccionar simplemente para llegar a un número predefinido previamente o para incluir un tipo de zona o estilo que de entrada uno no eligiría.

Creo que en este tema nos “comen” mucho la cabeza los actores del mercado que viven de que la gente tenga que seleccionar muchos fondos: o sea comercializadoras de carteras gestionadas, premsa que se dedica a ir recomendando ahora unos fondos ahora otros y haciendo rankings de rentabilidad a meses, y gestoras que tienen muchos fondos, la mayoría que tienen poco de especial.

Si uno tiene de sobras con pocos fondos y para mucho tiempo, todos estos comentados anteriormente sobran. Incluso pueden resultar contraproducentes.
Me hace cierta gracia cuando leo a estos en ciertos “consultorios bursátiles” y siempre utilizan la cantinela de recomendar los fondos de moda que filtrando por rentabilidad y volatilidad a 3 años y un par de parámetros más te salen. O cuando alguien les pregunta que le parece una cartera con 3 o 4 de los grandes fondos que conocemos y le empiezan a poner pegas de todo tipo. Que si igual le falta esta zona que promete, que si ha que estar en este sector, que si este fondo mixto o de retorno absoluto le dará mejor resultado en caso de caídas, y tantos por el estilo.

Lo gracioso es que la mayoría que habla de diversificar fondos, luego también venden carteras con 5-10 acciones. Vamos que su creencia en la diversificación es una pose que adoptan cuando les conviene y cuando no , pasan por alto.

Tal vez lo que si conviene recordar cuando uno aspira a batir al mercado, es uno de los comentarios de Graham, que es relativamente fácil lograr la rentabilidad del mercado pero que se suele complicar bastante lograr rentabilidades mejores y que hay que ir con cuidado de no terminar poniendo demasiado en riesgo precisamente esa rentabilidad que ya da el mercado.

Hay que ir especialmente con cuidado de no terminar eligiendo los fondos que lo han hecho mejor que el mercado precisamente por tener aquellos sesgos a que el mercado ha favorecido especialmente los últimos años pero que posiblemente va a terminar penalizando tarde o temprano. O no ser conscientes de lo complicado que puede llegar a ser estar allí en forma de resultados bastante inferiores al mercado durante ciertos periodos.


#8

Hace ya unos días, dábamos algunos consejos a “los jovenzuelos” en otro post. Me atreví a aconsejarles que fueran eclécticos en su formación; quizá me faltó añadir que también fueran firmes en su convicción cuando crean haber encontrado su camino. Por supuesto, sin caer en dogmatismos absurdos.

@agenjordi, dice usted:

“Si uno tiene de sobras con pocos fondos y para mucho tiempo, todos estos comentados anteriormente sobran. Incluso pueden resultar contraproducentes.”

Es usted el paradigma del análisis exhaustivo; que cortocircuita a la inmediatez y al brillo efímero. Si la sensatez y el rigor en el análisis cotizara en bolsa en forma de fondo de inversión, con toda seguridad se llamaría “Agenjordi Wisdom Fund”.

No obstante, permítame añadir a lo dicho por usted lo siguiente: No solo es contraproducente dejarse guiar por los llamados expertos de la industria, también lo es dejarse llevar por las opiniones de aquellos compañeros de foro a los que respetas y por los que sientes simpatía. Habríamos de tener claro que un determinado activo puede tener todo el sentido del mundo en la cartera de inversión de ese alguien, pero, sin embargo, en la cartera de uno no debería de tener cabida. Probablemente no desentonaría, pero, y ese es uno de los peligros, tampoco añadiría nada sustancial a la misma y, por tanto, sobra; mejor que no esté.

Tiene más miga lo que desearía expresar pero no me sale, no sé expresarlo mejor.


#9

Creo que se ha expresado con total claridad. Permítame añadir algo. Quizás si quisiera resumir todo su mensaje en una frase pudiera hacerlo de la siguiente manera: Pensamiento crítico.


#10

Estoy muy de acuerdo con cosas que se han dicho en este hilo, especialmente con @agenjordi. Con todo se me antoja que existe una cuestión previa que no suele tenerse en consideración y es la existencia de “mi cartera” como si todos los fondos de los que somos suscriptores fuesen un conjunto. Algo que, como se ha indicado, es muy típico en los consultorios.

Como inversor lo primero que hago es marcarme objetivos de inversión, con plazos temporales lo más definidos que pueda. Solo después, para cada uno de esos objetivos de inversión creo una cartera. Visto el listado de fondos que poseo desde fuera, sin saber cómo se ha estucturado la suscripcion en ellos, habrá quien diga que estoy sobrediversificado, y se equivocaría. Estoy firmemente convencido de que la diversificación es un arma de doble filo y que es necesaria la justa, no más.

Mis carteras (tengo 4) están construidas para intentar optimizar la terna rendimiento/coste/seguridad para cada plazo de inversión. Una consecuencia de este planteamiento es que, consideradas individualmente, están muy concentradas.

Como coda final y por si a alguno le interesa: una de las consecuencias de esta concentración es que no tengo ningún fondo mixto en ninguna de mis carteras (eso sí, no considero mixto al M&G Optimal Income)


#11

@Witten,Excelente explicación y planteamiento. Se parece mucho a la forma de invertir de @MAA. En primer lugar es la única explicación que le encuentro a tener muchos fondos: lo que usted define como “plazos temporales”. En mi caso, que ya he pasado los plazos intermedios, y que mis circunstancias personales me lo permiten, apuesto solo por una cartera muy concentrada en 6 fondos ( el 80 % en 3 ).El Sr. Buffet decía: los huevos en la misma cesta pero bien vigilada. En segundo lugar, comparto plenamente lo de los fondos mixtos.No lo entiendo, para mí no son"ni chicha ni limoná ".
Pero si algo me parece fantástico de la gente de este foro es que nadie intenta imponer su criterio. Cada uno tiene sus circunstancias personales, pero casi todo el mundo intenta compartirlas y leer la visión de los otros para contrastar errores y aciertos. Es un placer leerle.


#12

Me dicen que este comentario lo he escrito yo en algún sitio, y no podría negarlo.

Un placer que comparta su experiencia por aquí, muy interesante.
Gracias.


#13

[quo

Sin enmendarle absolutamente nada , yo lo expondría así : " Tan sólo cómo siempre estuve en mi relación con mis inversiones y el resto de cosas importantes de mi vida " .
Es usted el paradigma del análisis exhaustivo; que cortocircuita a la inmediatez y al brillo efímero. Si la sensatez y el rigor en el análisis cotizara en bolsa en forma de fondo de inversión, con toda seguridad se llamaría “Agenjordi Wisdom Fund”.
[/quote]
Suscribo sus palabras,por acertadas y bellas .


#14

A mí también me parece lo primero que debe hacer un inversor. Sin embargo, apenas se encuentran textos que ayuden a realizar esta tarea. Sin duda, en esto también, cada inversor es un mundo. Pero me gustaría saber si alguien puede aportar algunas directrices genéricas que nos ayuden para realizar una correcta planificación financiera.


#15

He cogido una hoja de cálculo. He encabezado cuatro columnas:

  • Años
  • Patrimonio al comenzar el año
  • Ahorro anual esperado: Puedo extrapolarlo fácil ya que cada mes calculo el ahorro mensual generado (Salarios - Gastos corrientes).
  • Gastos no corrientes: Aquí he realizado un ejercicio (interesante) de imaginación para poner negro sobre blanco en los años que corresponda: anualidades de la universidad de las hijas, renovación de coche, reformas en casa cada varios años, un gasto inesperado de 10.000 euros cada cinco años,…

Esto me da una idea de lo que necesito a corto/medio plazo, en los próximos 10 años. Y lo que puedo dejar quieto en el largo plazo, más de 10 años, probablemente para siempre.

Ahora tenía una exposición de RV en casi todo mi patrimonio. Me ha ido bien estos años pero ahora voy a mover el equivalente de los gastos de los primeros años a una cartera corto/medio plazo de Liquidez (imprevistos a corto plazo) + RF (gastos previstos a medio plazo) + Retorno absoluto (gastos que pueden tener lugar o no a medio plazo), que no me dé sustos, sin tener que pasar a liquidez todavía y que si baja la bolsa varios años, no tenga que vender en mal momento.

El resto, cartera de largo plazo, seguirá en RV pero con un mayor convencimiento para aguantar más tranquilo si hay caídas ya que, salvo imprevistos fuertes, no debería necesitarlo.

No será perfecto pero creo que dado un paso en la planificación financiera. Lo iré revisando, quizás anualmente…