Diálogos value (II)


#1

(Que sirvan estas líneas como presentación y justificación de la publicación de este artículo. Soy maestro de escuela, de primaria, llevo 38 años trabajando con niños de 10 y 11 años (me faltan dos cursos para jubilarme) y 3 años como inversor particular, nada en comparación con alguno de los intervinientes de esta red social y menos según la temporalización value, donde la unidad básica de tiempo es el lustro. Llevo muchos años interviniendo en distintas redes sociales de: enseñanza, cultura, deporte, etc., pero no de finanzas. Empecé en Rankia y Unience, ahora Finect, hace tres años y descubrí Más Dividendos recientemente. Como quiero contactar con todo tipo de inversores con el fin de cambiar impresiones y aprender reproduzco aquí un versión más reducida de un artículo que he publicado en Finect con el mismo nombre. Creo que de todas las redes sociales se puede sacar algo bueno: de Rankia, de Finect, de Más dividendos. Sobre alguna crítica que he leído últimamente de Finect, hay que reconocer que últimamente ha mejorado mucho. Las redes sociales las hacen sus intervinientes y en todas hay personas con valor, y para poner de manifiesto ese valor hace falta tiempo. ¿No es eso de lo que hablamos?)

Yo vengo de una familia de pequeños/medianos empresarios. Mis tíos crearon una empresa familiar de escaleras de mano extensibles después de la Guerra Civil. Ellos lo hicieron todo: planificaron la empresa, empezaron casi recursos, diseñaron los modelos, fabricaron las escaleras y luego ellos mismos las vendieron por todo el norte de España. ¡Qué años! Al principio eran de madera, luego de aluminio. Multiplicaron el valor de la empresa a lo largo de los años e hicieron un buen dinero. Al final, sin hijos que siguieran el negocio y como ningún sobrino quisimos seguir la tradición y nos dedicamos a estudiar nuestras carreras, la vendieron a muy buen precio. Yo asistí al desarrollo y evolución de la empresa y vi como a lo largo de los años, con altibajos, siempre iban a más. Si fuera a invertir en acciones, lo haría en empresas como la de mis tíos. Si los gestores de los fondos value en los que invierto se fijan en empresas como la de mi familia o son capaces de ver el valor que tienen las empresas que salen y entran en las carteras, sé positivamente que a largo plazo tengo la partida ganada. Ahora me doy cuenta que siempre he sido un inversor value sin saberlo, porque yo creo en la iniciativa privada, en sacar a la luz proyectos empresariales con tiempo, paciencia, trabajo e imaginación para adaptarse a cada momento. Por eso creo en el value investing (el concepto general lo tengo claro: El precio es lo que pagas. El valor es lo que recibes) y he acabado invirtiendo fundamentalmente en fondos de esta clase después de tres años de invertir en fondos de todo tipo haciendo y deshaciendo carteras (no por moda o comodidad) en definitiva, aprendiendo como se aprende todo en la vida, por medio del método ensayo-error. Hace tres años yo era un ahorrador normal y corriente. Un día decidí hacerme con la gestión de mi patrimonio por mi cuenta y riesgo y empezar a invertir. Después de tres años en los que ha pasado y me ha pasado de todo (nada en comparación con inversores con muchos años de experiencia, pero como se suele decir para muestra…), ya sé cuál es el camino y lo que me hace falta: tiempo, dinero y formación. Tiempo, como no sé cuánto tengo/me queda, no me preocupa; dinero, lo tengo, esto sí que me preocupa, pero lo justo y necesario; formación, en eso estamos.
Escribo este artículo con la intención de que sea permanente y a largo plazo, como no podía ser de otra manera. Acudiré a él de vez en cuando, sin una periodicidad concreta, cuando tenga necesidad de comentar algún tema relacionado preferentemente con el mundo del value investing y sobre todo para comentar o preguntar aspectos de los libros que vaya leyendo. Por mi parte sólo pretendo informarme y aprender, al final, como dice el título de este artículo, estableciendo diálogos dentro del respeto y las buenas formas. A continuación expongo los libros que voy a leer y comentar o preguntar dudas a los más expertos. Para acabar, reproduzco unas palabras de nuestro querido y respetado @agenjordi de un diálogo que mantuvimos hace poco sobre diferentes aspectos del value investing: “El plazo de inversión en un fondo puede ser algo tremendamente relativo, pero cuando uno tiene claro que el subyacente donde quiere invertir son empresas, los plazos de muchas decisiones no son a meses vista o a un año visa si no normalmente a varios años vista.”

LIBROS QUE TRATEN SOBRE EL VALUE INVESTING

Voy a empezar a leer estos cinco libros para ir cogiendo “base”, de hecho mis primeros comentarios/preguntas en este artículo serán sobre aspectos que se desarrollen en sus capítulos.

-Alicia en Wall Street de Luis Allué Bellosta, alias @Luis1 en Finect, en alguna ocasión me han confundido con él, ¡qué honor! (por el nombre). Y voy a empezar por esta obra por muchos motivos: porque es un compañero de las redes sociales financieras que frecuento y un inversor value que no se gana la vida con la inversión, pero con una amplia experiencia; porque es una obra dirigida a los que empiezan; porque es como un cuento, una buena manera de iniciarse en la lectura y más en temas como la inversión. Seguro que me lo paso bien, aprendo y se lo puedo aconsejar a alguien que se quiera iniciar en esta manera de invertir y en vez de aconsejarle un fondo le aconsejaré que lea este libro.

-Psicología financiera de James Montier

-El inversor inteligente de Benjamin Graham.

-Los cuatro pilares de la inversión de Willian Bernstein.

-Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman.

Según me han aconsejado, serían los pasos a dar para ir adquiriendo una cultura básica en el value investing y sobre la psicología humana en general (por mi profesión algo base ya tengo). Los voy a leer despacio y con detenimiento, vamos, a largo plazo. Si hay algún aspecto que no entienda o considere interesante para comentar lo publicaré. Si alguien ha leído o está leyendo alguno de ellos, podría comentarlos y así establecer un diálogo constructivo. En esta red hay personas con una gran experiencia y formación, pero me consta que también hay otras que sólo leen e intentan aprender. Bien, aprendamos juntos.


#2

COMENTARIOS SOBRE “ALICIA EN WALL STREET”-1
Bueno, aquí estamos, leyendo “Alicia en Wall Street”. Como he comentado en la presentación de este hilo, prefiero empezar a leer este libro antes que otros de finanzas porque yo soy de los que empiezan despacio y desde abajo. Ni que decir tiene que si alguien ha leído este libro y quiere intervenir, yo encantado, del diálogo surgen siempre nuevas ideas. De entrada, este libro me está gustando porque trata la inversión como una parte más de la vida, de nuestra vida, al contrario de lo que se hace normalmente, dejar la gestión de nuestras finanzas en manos, principalmente, de las entidades financieras. Esta frase la suscribo cien por cien, porque la aplico en la escuela con mis niños: “El analfabeto del mañana será la persona que no ha aprendido a aprender”.

Me he visto gratamente sorprendido cuando he leído en la página 17 esta afirmación: “Nunca hay que depositar en Bolsa ningún capital que no podamos permitirnos perder en su totalidad”. Para mí, esta es la clave de la inversión value o no value, y así me lo planteé hace algún tiempo cuando decidí aumentar mis inversiones en fondos de renta variable. ¿Si pierdo todo el dinero de la cartera me cambia la vida en algo? Esta pregunta se la tendría que hacer todo el mundo que invierte, se ahorrarían muchos disgustos. Claro, cuando eres joven como que te hace falta el dinero, ya. En los últimos value meetings que se están celebrando por todo el país (el último en Bilbao), hay mucho asistente de 60-65 años y pocos jóvenes. A esta edad, uno piensa que junto con la pensión y las plusvalías que esperas generar en los próximos 5-10 años, tendrás para vivir sin problemas. Francisco García Paramés dice que aunque tengas 65 años, si no te va hacer falta el dinero, adelante, a invertir en renta variable.

Sobre lo de no entrar en bolsa en máximos, claro, en acciones igual es así, al pie de la letra, pero ¿en fondos? Es el viejo dilema, ¿esperar o no esperar a que baje un fondo para entrar? No entrar en máximos, pero de qué momento. Los máximos del Bestinfond en el 2014, en sólo tres años, han sido ampliamente superados. Si esperas para entra en un fondo a una bajada del 15%, igual no se produce en 3 años y has perdido un 45% de subida. Hombre, aprovechar los momentos de bajadicas sí, si tienes liquidez, claro. Francisco García Paramés dice que cuando tengas dinero disponible y no te haga falta, invierte ya (Iván Martín dice lo mismo). Ahí coincido con ellos.

Para terminar esta primera propuesta de value dialogue, sobre el concepto que se desarrolla en la página 30 acerca de la libertad financiera, de tal manera que teniendo los suficientes ingresos pasivos puedas compensar con creces, tus gastos y necesidades diarias (ingresos pasivos igual a intereses y plusvalías de nuestro capital). Sinceramente, me parece como el concepto de felicidad que se desarrolla más adelante, en la página 38: “En la búsqueda, en el camino, en la expectativa y no en el destino final está la felicidad” y yo diría la libertad financiera. Está bien como objetivo, al igual que la felicidad. Haciendo todos los esfuerzos por conseguirlos, puedes alcanzar logros, plusvalías, cotas de perfección, pero una persona normal y corriente (trabajador por cuenta ajena, autónomo, funcionario), con los gastos de la vivienda, coche, comer, vestir, impuestos, con hijos, etc., si no tiene una herencia o patrimonio familiar o un premio de la lotería, por mucho que ahorre o invierta… No digo que no haya gente que consiga un estado, digamos más o menos independiente, pero esto no es la generalidad. Tengo un compañero en el claustro de profesores que se ha jubilado con 65 años, soltero, sin hijos, bien, le calculamos un “zurronico” de medio millón de euros para arriba. Encima gasta poco. De no haber tenido hijos, ¿cuánto podríamos haber ahorrado o invertido? Sí, me vais a decir que los hijos te empujan a superarte, a limitar los gastos, etc., pero la mayor parte del capital lo inviertes en hacienda de “sangre” (los hijos), que como dice mi padre, esa sí que es una inversión a largo plazo y a fondo perdido. Sigo con la lectura apuntando comentarios y preguntas que se me ocurran, más que nada, porque a partir de ahora, cuando me pidan consejo sobre dónde invertir un dinero “que por ahora no me hace falta”, les voy a aconsejar que lean este libro, que ya lo tendré leído y analizado, así les hago un favor y me quito un compromiso ;-)))


#3

No quisiera parecer desagradecido pero tengo poderosas razones personales -discúlpeme que me las reserve- para pedirle (como he hecho con otros inversores de unience que se prestaron, amablemente, dado que les gustó, a divulgar el libro a través de las redes sociales) que no publique ese artículo sobre mi libro.
Por otro lado, estaré encantado en responder cuantas preguntas, sobre ese texto, quiera realizarme, pero de la forma más discreta posible.
Muchas gracias por su interés y, sobre todo, por leerme.


#4

En primer lugar, discúlpeme usted a mí si se han sentido de alguna manera molesto por mis alusiones a su persona como participante de las redes sociales en las que intervenimos, como escritor o como inversor, no ha sido mi intención. Mi intención no es divulgar su libro que ya está bastante divulgado por mérito propio de calidad. Yo soy de Navarra y no he tenido ningún problema de adquirir la 3ª edición ampliada, luego creo que no hace falta que se divulgue en las redes sociales. No obstante, entenderá que si lo creo conveniente lo aconsejaré leer a toda aquella persona que de manera particular me pida consejo sobre inversión, fíjese, a mí que como quien dice acabo de empezar en esto, pero como usted sabrá, por experiencia propia, en nuestros entornos hay personas que buscan apoyo, consejo e información y se dirigen a quién creen que sabe algo y tienen confianza en él. Llevo toda la vida leyendo, de hecho me considero un buen lector, creo que tengo un criterio suficiente como para afirmar, por lo que llevo leído de su obra, que tiene un valor inapreciable para el que empieza a invertir.

Por otra parte, mi intención no es publicar ningún artículo específico sobre su obra, como comento en el artículo, voy a leer varias obras sobre el value investing (no sólo la suya) y publicar algunos comentarios por si alguien los ha leído y quiere intercambiar ideas. Piense que esto es una red social donde hay personas que buscan información y formación (es una de las funciones básicas de cualquier red social que se precie) y puede interesarle.

Reconozco que me he dirigido a usted muy directamente sin conocernos personalmente (incluso le he tuteado-los navarricos somos así, muy echados “palante”-si le he molestado le pido disculpas), bien, a partir de ahora todos los comentarios que se me ocurran sobre el contenido de su libro irán dirigidos a toda la comunidad, no se dé por aludido. A mi me interesaba que usted respondiera si así lo consideraba oportuno dado que era el autor, no sé, es como si Benjamin Graham fuera un forero de +D, vaya que si le íbamos a preguntar cosas, pero le confieso que más me interesa intercambiar opiniones con el resto de participantes que no tendrán un compromiso como el suyo y habrá más diversidad de opiniones. Y si no me contesta nadie, qué se le va hacer, me lo tomaré como un ejercicio que practico en la escuela con mis niños, hacer la tarea en voz alta. Mientras escribo mis comentarios y reflexiones como que interiorizo más las ideas.

No se preocupe, respeto, cómo no, sus razones, no se dé por aludido, tampoco lo aludiré, pero comprenderá que en virtud de la libertad de expresión tengo derecho a comentar un libro público y de gran valor. Si hay algún tema que no entienda, ya que se presta, se lo preguntaré, no le quepa duda.


#5

Si me permite un consejo. El de Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kaheneman es un libro extraordinario pero yo no sería de los primeros que me leería de Behavial Finance. Es un libro bastante durillo y exigente. Yo tarde meses en leérmelo. Un día que se me daba por ahí me leía un capítulo y no lo tocaba durante semanas.

Tampoco el inversor inteligente es uno de los mejores libros para empezar. Recuerdo que la primera vez que me leí el inversor inteligente tendría 18 años y no me entere de un carajo.

Los que yo le aconsejaría para empezar en sustitución de esos dos serían.

-Psicología Financiera de James Montier
-Un Paso por delante de Wall Street de Peter Lynch

Son libros más amigables, más entretenidos quizás. Al principio es mejor leer libros que te enganchen. Como se suele decir no quemarse antes de tiempo. El inversor inteligente y pensar rápido son libros de obligada lectura , pero no los recomendaría como los primeros a leer.


#6

Muchísimas gracias, tomo muy buena nota. Fíjese, además de maestro de escuela de primaria, también doy clases para adultos algunas horas a la semana (me descuentan las horas que doy a los niños), en esta actividad desempeño el trabajo de administrador de un Aula Mentor que es un programa nacional de educación online. Bien, dentro de los cursos que se ofertan en el Aula Mentor hay uno que es el de Finanzas personales y tengo la costumbre de procurar dotar al Aula de material bibliográfico por si algún alumno acude a consultar la bibliografía que tenemos. Mi intención es hacer una lista de libros de finanzas que vayan en escala, de los más básicos a los más avanzados ya que hay alumnos de todos los niveles.

En este caso, la lista se podría confeccionar de menos a más complejos así:

-Alicia en Wall Street
-Psicología financiera
-Un Paso por delante de Wall Street
-El inversor inteligente
-Los cuatro pilares de la inversión
-Pensar rápido, pensar despacio

¿Qué le parece?


#7

Buena lista. Con esos 6 ya tienes para una buena temporada.


#8

Me ha dado una idea, voy a desarrollar y publicar una biblioteca introductoria a la inversión. Tal vez le resulte útil.

Edito: Biblioteca Introductoria a la Inversión


#9

Pues sí, por mi profesión estoy acostumbrado a programar planes de aprendizaje modulares, es decir de conceptos y contenidos sencillos a más complicados. Como sabrás, ahora se está poniendo de moda aconsejar leer libros de finanzas, concretamente de value investing y dan listas gigantescas de libros sin “escalar”. Igual coges tres libros muy famosos y “básicos” y resulta que no son tan “basicos” para mucha gente. Yo mismo, empiezo ahora a leer libros de finanzas (no empiezo de cero, he leído artículos, análisis, etc.), pero no sería mala idea publicar una lista modulada en tres niveles:
1-Nivel de iniciación, vamos de cero, tipo Alicia en Wall Street.
2-Nivel medio, para los que sabemos algo y tenemos dos o tres años de experiencia en la inversión.
3-Nivel avanzado, para los que buscan profundizar.

Sería bueno combinar libros, digamos “técnicos” con otros de carácter “psicológico”.

Fijate, en los seis libros que me estoy preparando habría como dos niveles:
1-Alicia en Wall Street, Psicología financiera, Un Paso por delante de Wall Street.
2-El inversor inteligente, Los cuatro pilares de la inversión, Pensar rápido, pensar despacio.

Go on! A ver, a ver esa lista.

Acabo de ver tu lista. Más, tienes que acotar más, dos o tres libros por cada nivel y en castellano, please !!! Cuando tienes que escoger un libro te puedes perder ante tanta publicación.

Muchísimas gracias por tu trabajo, veo que has modulado los niveles. Así da gusto


#10

@masdividanet le aconsejo que incorpore en el nivel de iniciación: El pequeño libro que bate al mercado, de Joel Greenblatt


#11

Le agradezco su consejo, no obstante quiero dejar claro que mi intención no es invertir directamente en acciones, yo soy un inversor de fondos de inversión, preferentemente de gestión value. Muchos libros están orientados a formar a futuros inversores en bolsa (como el libro que me aconseja), no es mi caso. Lo único que pretendo es adquirir una base para entender las operaciones o cambios de estrategia de los gestores de los fondos en los que invierto. Al ceder la responsabilidad de invertir en empresas a los gestores, a veces, no acabas de ver claro sus operaciones. Con una base de conocimientos en el value investing, se puede asimilar mejor la toma de determinadas decisiones que pueden estar en contra de la marcha de los mercados y evitar por parte de los inversores la toma de decisiones que llevados por un estado emocional momentáneo les pueden acarrear más perjuicios que beneficios… Gracias de todos modos.


#12

Si se me permite un comentario, creo que cada uno debería elegir libremente sus lecturas según sus gustos e inclinaciones. No creo demasiado en listas de libros, yo procuro no seguirlas.


#13

en mi opinión los conceptos que transmite el libro de Greenblatt son los básicos sobre los que se basa buena parte del Value Investing. El propio Paramés indica que para él fue bastante impactante leerlo.


#14

Yo lo que he experimentado es que el leer un libro en ocasiones te lleva a otro y tú mismo vas creando tu propia biblioteca. Aunque también enriquece hacer el esfuerzo de leer a quien nos gusta menos, para conocer otros métodos, que siempre aportan cosas diferentes a lo que es más de nuestro perfil.


#15

Sí, pero de alguna referencia tienes que partir, luego tú mismo vas seleccionando. Pienso que ante tanta bibliografía y enfoques diferentes, es muy fácil perderse.


#16

Vale, pero estarás de acuerdo conmigo en que muchos libros (la mayoría) están orientados a inversores que se suponen van a confeccionar por su cuenta carteras de empresas, tanto desde el punto de vista del análisis, preparación psicológica y estrategia inversora. Esta ha sido una de mis sorpresas cuando he empezado a bucear en la bibliografía. No tiene nada que ver invertir en acciones directamente que en fondos de inversión de renta variable con un estilo de gestión value. Pongo un ejemplo, si estás invertido en el True Value, todas las empresas que son de tamaño micro o small, escapan al radio de análisis de un inversor normal y corriente. Son sus gestores los que compran y venden empresas. A ti, como inversor, te queda mantener el fondo en el tiempo como te aconsejan sus gestores y no intentar hacer market timing con el fondo como si fueran acciones. De aquí vienen todos los males de muchos inversores que compran y venden fondos como si de acciones se tratara. Claro, tu trabajo como inversor es estudiar las características del fondo, la manera de invertir de sus gestores, entender sus operaciones y si no preguntarles, y sobre todo, ver si encaja en tu cartera, en tu estrategia. Muchos libros tratan no de este proceso, van directos a la actividad de comprar y vender acciones, por cierto, muchos libros son de autores americanos donde este planteamiento igual está mas desarrollado, me refiero a que haya más inversores que compren y vendan acciones. Con la proliferación de fondos de gestión value, dirigidos por buenos gestores, delegas el trabajo de comprar y vender empresas en ellos.


#17

Sigo diciendo lo mismo, ya no se trata de que te guste más o menos, se trata de si te va a servir. Si leo un libro que trata de cómo prepararse para comprar empresas, de cómo analizarlas, etc., a mi no me sirve. Yo invierto en fondos de inversión donde sus gestores se suponen que están preparados a todos los niveles para esto. Vale que en estos libros haya conceptos generales que te puedan servir, pero con leerlos una vez ya basta, sobre todo los principios generales del value investing. Me da que ante la proliferación de fondos de inversión de renta variable con una gestión value, como que al ser más complejo el invertir en acciones directamente, está permitiendo que mucha gente de el paso a convertirse de ahorrado en inversor con menor esfuerzo.


#18

Un libro siempre te va a servir, aunque decidas delegar la gestión. Te puede ayudar a generar un alto grado de convicción en un equipo gestor sabiendo cómo gestiona y si lo que te explica se corresponde con lo que hace. Muchos gestores te hablarán de crecimiento, retornos sobre capital invertido, ventajas competitivas… leer te puede dar el conocimiento necesario para poner en duda lo que el gestor de turno te está explicando, como para decir aquí no pongo mi dinero, o aquí lo pongo todo.
Creo que es más un tema de prioridad o gustos que no de utilidad. Si delegas tu inversión, puedes leer tanto el Pioneering Portfolio Management de David Swensen como El pequeño libro que genera riqueza de Pat Dorsey; siendo uno de assett allocation y otro de empresas, ambos te van a servir. Otra cosa es que te interese más o menos, o te guste más o menos.
Hoy en día cualquier fondo se pone la etiqueta de value investing, muchos inversores harían bien en ser críticos si el fondo que están comprando es realmente value, si es que es eso lo que buscan.


#19

Debe incorporar las cartas del inversor más laureado.

Aunque para entenderlas bien, yo las leería después de los libros:

http://www.berkshirehathaway.com/letters/letters.html


#20

Las dos primeas líneas de tu respuesta son lo que me han empujado a empezar a leer libros de finanzas y te confieso que me está gustando, además me he autoimpuesto la tarea de comentarlos. Por ahora voy a intentar leer los cinco libros que he comentado más arriba (menuda tarea me he puesto :wink:, pero hay mucha bibliografía específica sobre cómo hacerse un inversor en bolsa que no es mi caso.
Sobre lo de que cualquier fondo se pone la etiqueta de value, hombre los de Bestinver, Magallanes, True Value, azValor/Cobas (los pongo casi juntos porque como se empiezan a parecer tanto :wink:), el MFS Value, no sé, estos no hay duda. Lo que ya no tengo tan claro es por que hay inversores que los compran como fondos value y a la menor que van mal se salen.