¿De quién depende nuestro éxito?

Buenos días,

Llevo tiempo queriendo aportar algún granito de arena a este foro que tanto me ha enseñado. No voy a hablar ni de la bolsa ni de la economía, simplemente quería compartir algo que considero muy importante y que a veces se nos olvida, es una pequeña reflexión que puede servir como cura de humildad.

A lo largo de la vida he tenido la oportunidad de hablar con muchas personas, aunque solo tengo 31 años, y aunque no siempre, a veces creo percibir, puede que en algunos casos erróneamente, que las experiencias de vida que muchos me cuentan están un poco distorsionadas ya que parece que en los casos de éxito es el individuo el único que se ha esforzado y que solo ha dependido de él dicho éxito. Es ahí donde quiero ahondar un poco ya que parece que tendemos a olvidar muy rápido lo que otras personas han hecho por nosotros, la suerte que hemos tenido o el mero hecho de nacer donde hemos nacido, para ello me gustaría contar un poco algunos eventos que me han marcado, algo entraré en detalle así que espero compartir algo interesante, si no, disculpas de antemano:

Mi padre fue ingeniero y mi madre es médico, desde un principio tuvieron claro que la educación es un pilar fundamental para el crecimiento de un niño (cosa que agradezco infinitamente), gracias a ellos fui a uno de los mejores colegios públicos y tiempo después al que en su día fue el mejor instituto público de Madrid. El otro día escuchaba un podcast, no recuerdo dónde, pero hablaba sobre que lo que realmente le interesaba a Harvard era conseguir que los mejores alumnos fueran a estudiar a sus facultades y no los mejores profesores, como a primera vista podría parecer más lógico y lo relaciono con mi niñez pues tuve la suerte de ir a una clase donde competíamos por sacar la nota más alta, estudiábamos durante horas y horas incluso durante la primaria. Recuerdo a niños llorar por sacar un 9, o competir por quién terminaba antes el cuadernillo Rubio de cálculos matemáticos, era un orgullo ser el primero en levantarse, entregar los deberes al “profe” y salir 5 minutos antes al recreo.

La mayoría de las habilidades de un niño se desarrollan a temprana edad, creo recordad que hasta los 13 años y es importante que se desarrollen al máximo, no insistiré más en la importancia de que se desarrollen en un buen colegio. A los 14 años me cambié al instituto, otro acierto por parte de mis padres, que por aquel entonces ya llevaban 2 años separados, de aquí lo que recuerdo es que con 14 años tuve que hacer yo la mayoría de los papeleos para el cambio, llevarlos a casa, que los firmasen…mis padres me dieron bastante independencia desde un principio, cosa que vuelvo a agradecerles, incido en esto ya que actualmente trabajo en una Universidad y veo como jóvenes con unos 20 años vienen con sus padres a que éstos les solucionen los problemas relacionados con becas… (este último tema daría para un post el solito, pero dejémoslo aparte).

Más tarde, y ya para terminar, por 2014 con la gran bajada de precio de los pisos, al menos en Madrid, vimos entre mi hermana y yo una ganga que no pudimos dejar pasar, solo teníamos la mitad del dinero entre los dos, así que pedimos dinero prestado a mi padre, mi madre y a mi tía. En esa época yo estaba terminando la ingeniería, trabajando y cuando compramos el piso nos pusimos a reformarlo y adecentarlo casi todo por nosotros mismos ya que estábamos “pelaos” para después poder alquilarlo. Recuerdo salir del trabajo y, mientras caminaba hacia el piso para ponerme a trabajar en él toda la tarde, gritarme a mi mismo mentalmente: ¡Fuerza, Fuerza, Fuerza!, ya que a las 21:00 me tocaba salir pitando, hacerme la cena, y después ponerme a terminar el proyecto fin de carrera, que por aquella época eran proyectos de unas 1000 hojitas.

Después de esta pequeña historia, algunos pensaréis: qué me está queriendo decir este tío. He contado todo esto, para que veáis que no hubiera podido hacer nada de ello sin la ayuda de los demás, y que aunque yo me haya esforzado, hubiera sido totalmente imposible sin personas a mi alrededor. Me da rabia que personas que han ido a los mejores colegios y universidades y que después sus padres les han pagado un master de 60.000€ digan que el sueldo de 4.000€ que han conseguido es mérito suyo porque se han esforzado mucho, y que se olviden de que gran parte de su mérito es gracias a otros. Esto se puede extrapolar de muchas maneras, me gustaría conocer si tenéis historias parecidas o si estáis completamente en desacuerdo con lo que comento.

Creo que todos tenemos que agradecer a alguien por el mayor o menor éxito que hemos tenido, y el que después de hacer un ejercicio de introspección siga pensando que no debe nada a nadie, que se acuerde de como vino al mundo.

Es el primer post en el que escribo tanto, la escritura no es uno de mis fuertes, espero que se entienda y allá sido agradable. Un saludo.

47 Me gusta

Dicen que es de bien nacido el ser agradecido.

8 Me gusta

Buenos días @mt.cygnus,

En primer lugar enhorabuena por su post. A mi al menos me ha parecido muy lucido y justo, también me ha gustado su manera describir lo que la vida y sus padres han hecho por usted. La gratitud para mi es sin duda una virtud.

Diria que lo ha podido escuchar en una charla de Value School con Joan Tubau. A mi también me llamo la atención su comentario, y la verdad es que tiene bastante sentido.

Mi visión del éxito es muy parecida a la suya. Salvo honrosas excepciones, de personas muy brillantes que han podido hacerse un lugar destacado en el mundo, o a nivel más domestico en sus profesiones o aficiones, el lugar donde se nace y la educación (no escogida) que se recibe es fundamental para el futuro.

Nací en una localidad minera en el centro de Asturias, la misma que la de @MarcosLuque, de hecho fuimos compañeros de clase, y en mi entorno no era muy común que los padres de mis amigos tuviesen formación universitaria. Solo unos pocos, casi todos hijos y nietos de los primeros ingenieros que llegaron a esta zona asturiana.

No fue hasta que llegue a la universidad, y más especialmente durante mis estudios de Erasmus (he sido de los pocos afortunados que han podido disfrutar de esta experiencia dos veces) donde empecé a ver con mayor claridad, el salto que había entre aquellos jóvenes que habían sido educados por padres con formación superior, y los que no habían tenido esa fortuna. Resalto lo del Erasmus, porque obviamente por cuestiones históricas y económicas las generaciones equivalentes a las de mis padres en muchos países europeos, habían tenido más oportunidades que la suya para poder estudiar. En el caso de mi padre ni siquiera tiene la educación primaria.

Como decía, fue ahí donde me di cuenta de que estos jóvenes europeos, no es que tuviesen más conocimientos que mis compañeros o que yo. Pero si tenían las cosas más claras, y sabían cual era la dirección hacía donde había que caminar. Y ese detalle, en esas edades, es una ventaja competitiva tremenda.

Por esa misma razón, me llama mucho la atención y me parece muy admirable, como ciertos padres que no han podido estudiar, han tenido la intuición de que había más mundo del que ellos podían alcanzar a ver con sus ojos. Y se han esforzado, dando los recursos y herramientas que tenían a su alcance, para que al menos sus hijos pudiesen asomarse a ese muro y empezar a caminar. La travesía obviamente, será muy diferente de la del joven que su padre ya recorrió ese camino previamente, pero es un paso de gigantes sin duda para las generaciones venideras en el nucelo familiar. Se salva un gap importantísimo.

Dicho esto, no resto el más mínimo merito para que aquellos que han nacido con las oportunidades y recursos cerca de sus manos, y en lugar de especular han decido cogerlas y esforzarse al máximo para poder crecer. Mi mayor admiración por ellos también.

Ya para acabar, por eso me resulta tan importante que la educación publica sea calidad. Es la única manera de igualar las tornas, para que las oportunidades estén en la medida de lo posible al alcance de todos, y que sea el merito y el esfuerzo lo determinante, y no el azar.

25 Me gusta

Gracias por vuestras respuestas, @Joaquim y @Donatello

Cierto, es un podcast corto pero bastante entretenido.

Su historia es muy interesante, la relaciono mucho a lo que le paso a mi padre y mi abuelo. La única diferencia es que en vez de Asturias sucedió en Extremadura.

Hoy he leído una entrevista que le han hecho a José Mota en el ABC, en la que dice:
«Nunca antes una generación había recibido tan poco y dejado tanto a sus hijos» refiriéndose a la generación que nació en la guerra civil. Y la verdad es que tiene toda la razón.

Un saludo.

14 Me gusta

De lo que más depende nuestro futuro es de dónde y de cuándo nos hayamos criados.

5 Me gusta

Me explicaré, no partía de la misma situación alguien nacido en Ojén en 1945 que otro nacido en Valencia en 1965 o un tercero nacido en Getafe en 1985.

Tampoco en un hogar mileurista o mucho menos que en uno acomodado. No digamos ya si en Lieja o en M’Banza Kongo.

En fin, no corre la misma suerte para encontrar trabajo el hijo del Arquítecto Municipal del Ayto. de tal ciudad que el de uno de sus barrenderos.

Y en ningún momento hemos hablado de su capacidad ni de su actitud.

Sí, hay excepciones. Las excepciones son la grandeza de nuestro sistema.

4 Me gusta

Es bastante amplio ya que partiría de; ¿ Qué es realmente alcanzar el éxito? Seguramente obtenga una respuesta por cada persona que le pregunte (Unos buscarán dinero, reconocimiento, status social, tiempo, poder, control…etc)Pero realmente la respuesta que subyace en todas es la felicidad. Es nuestro mejor estado, nuestra dopamina. Cualquier buen momento que uno recuerda estaba feliz. (Parece una obviedad pero siempre se nos olvida)

Nos dejamos llevar por pensamientos victimistas ; yo no fui esa gran universidad, yo no pude pagarme ese gran máster y me quedé sin esa gran red de contactos influyentes o no pude hacer un erasmus por que no tenía dinero y no aprendí otro idioma. En cambio mirá a ese otro que le pagaron su carrera en esa gran universidad, se fue al extranjero y a la vuelta le pagaron un gran máster y ahora cobra mucho y es una persona de éxito y mirarme a mí que sigo de cajero en un banco y encima estamos en ERTE ¿Qué será de mi?

Tendemos a hacer comparaciones que no nos llevan a ninguna parte, nosotros mismos somos esa voz que nos va diciendo lo mal que nos va todo. cuando la vida es más simple que todo eso y le vamos añadiendo capas y más capas de cosas que no necesitamos ( más dinero, más éxito, más experiencias, más de todo lo que sea) y nunca estaremos contentos con nada.

Si usted tiene las necesidades básicas cubiertas (Tiene ingresos, agua potable, comida, electricidad, un techo y una familia que se preocupe por usted y viceversa) es una persona de éxito. Todo lo demás son capas y capas de cosas que a la largan le harán más infeliz, las consiga o no. Tanto da.

16 Me gusta

?.. Siempre he pensado que siendo esas cosas muy importantes ; ninguna tiene mayor importancia , que el hecho de con quien te hayas educado , los valores que te hayan podido transmitir van a ser los que te marquen el modo de relacionarte con el entorno y te muevan del lugar donde estás , si la tierra no es fértil .

Lo importante , son detalles como su escrito .

[quote=“mt.cygnus, post:1, topic:14240”]
la educación es un pilar fundamental para el crecimiento de un niño
[/quote

Y es una virtud que a quien más beneficia es al que la posee .

12 Me gusta

Cierto: dónde, cuándo y quién.

Pero en un entorno socioeconómico más favorable los padres lo tiene más fácil. Tal vez no para que su hijo sea mejor, pero sí para que recorra el camino con más facilidad y más rápido.

No creo que el viejo adagio que dice que lo que no te mata te hace más fuerte sea cierto. Creo que tanto te puede fortalecer como debilitar.

Si tienen ocasión, les gustará la película Llamad a cualquier puerta, Nicholas Ray (1949).


Por ejemplo, ¿creen que el alto fracaso escolar (aunque no sea una medida del éxito lo es del fracaso) en España se debe a que los alumnos españoles son peores que lamedia de la OCDE? ¿Son peores sus padres? ¿Son peores sus circunstancias? ¿Es peor es sistema educativo?

Estas fiestas me vuelven emotivo, más emotivo aún. Tendrán que disculparme.

Si no fuera una cursilada les diría que a mí, como a Unamuno, también me duele España.

Feliz entrada de año…

:clinking_glasses::clinking_glasses::clinking_glasses:

3 Me gusta

¿ Qué camino , el de los padres ?

Hijos de padres con posibles , que han destrozado no solo su vida sino en algunos casos la de sus padres , es " casi " moneda común .

No tengo ninguna duda que lo que prima son los valores porque estos lo que hacen es dar recursos al sujeto , esta cuestión es pilar fundamental en la educación , ya que enseñar suponer dar libertad y la libertad de un hijo nos alegra y duele a la vez , pues llegará un día en que no seamos necesarios aunque si queridos .
Lo más satisfactorio para una persona es sentir que es capaz de resolver con sus recursos y sin la injerencia de nadie la incertidumbre del día a día , se podría decir que uno está como en aquella mítica película ( ya que le gusta el cine ) " Solo ante el peligro " .

17 Me gusta

Yo me refería a los hijos, pero también a los padres.

Es cierto que la combinación, y lamento la dureza, hija licenciada e hijo yonqui fue común.

En la actualidad, el fracaso escolar constituye uno de los principales problemas del sistema educativo español. Durante los últimos veinte años, se ha producido un importante avance en las tasas de escolarización de los jóvenes hasta los 16 años y se ha conseguido la universalización de la educación de ese grupo de población. Ante esa situación, uno de los retos más importantes de nuestro país es que los estudiantes continúen con los estudios post-secundarios y obtengan el título correspondiente. El trabajo recoge un apartado dedicado a la definición del concepto de fracaso escolar y a su medición a través de diferentes indicadores, incluido el abandono temprano educativo. Después de revisar las diferentes acepciones de fracaso escolar, en el siguiente apartado se realiza una comparación con Europa para contextualizar la situación española y comparar el nivel de fracaso escolar de España con distintos países europeos, concluyendo que todavía queda un largo camino por recorrer. Además, aunque el fracaso escolar es un problema generalizado que afecta a todo el sistema educativo español, es cierto que existen diferencias considerables por Comunidades Autónomas en el periodo analizado (2001-2008). La metodología empleada, a través del análisis de correlación, muestra que existen una serie de factores que explican el fenómeno del fracaso escolar, entre otros, el PIB per cápita, la estructura del mercado laboral, los diferentes criterios de titulación entre regiones, la trayectoria educativa de las Comunidades Autónomas, así como el nivel de gasto público educativo. En las conclusiones se plantean algunas recomendaciones dirigidas a las autoridades educativas, tanto a nivel regional como central, para que presten una mayor atención al fenómeno del fracaso escolar a través de medidas que promuevan la reducción del mismo especialmente en la educación infantil y primaria; una mayor fl exibilidad del currículo; y un apoyo más individualizado a los alumnos con mayores problemas de fracaso escolar y a los equipos de dirección de los centros que cuenten con una presencia más acusada de este fenómeno.

En relación a la clase social , las investigaciones al respecto informan de que, a medida que se asciende en la escala social, los resultados y expectativas futuras son mejores. En uno de los últimos estudios llevados a cabo sobre el rendimiento en secundaria en España, Marchesi y Martín (2002) informan que los alumnos de clase alta presentan un mejor uso de estrategias metacognitivas que los de clase social más baja. La influencia de la clase social está mediada por el nivel cultural que, a su vez, determina las expectativas, valores y actitudes de la familia respeto a la educación, es decir, la motivación de logro depende más del nivel cultural de los padres que de su nivel de ingresos (Llorente, 1990). Relaciones entre el clima familiar y el fracaso escolar en la educación secundaria, Antonia Lozano Díaz. Universidad de Almería.

Solo el 32% de los niños de familias con estudios básicos logra alcanzar los superiores (universidad o FP de grado superior), mientras que el 75% de los hijos de padres con estudios superiores consiguen su misma titulación, señala el informe Pobreza infantil y desigualdad educativa en España .

Sí, un hombre o una mujer hechos a sí mismos son una joya. Y una pena dejar a su suerte a los más desfavorecidos.

Ayer 10 de agosto fue el veinticuatro aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Tras hacer cima el 4 de agosto por su vertiente china, durante el descenso tienen que vivaquear. Al día siguiente una avalancha hace caer 400 metros a Juanjo mientras Atxo -que no ve lo que le ocurre a su amigo, solo sabe que ha desaparecido- sigue descendiendo.

Los dos tienen que vivaquear otra noche. Juanjo logra llegar a la tienda que tienen en el último campamento. Atxo está agotado, desciende muy lentamente, volverá a vivaquear otra noche. Por la mañana, desde el campo base sus compañeros le animan por la radio, pero casi no se mueve, pide agua… Juanjo San Sebastián, a pesar de encontrarse el también muy agotado, decide no seguir la decisión correcta y lógica “Abandonarle para seguir vivo”.

La pregunta que se hace es “Pienso en mi, en cómo viviré la vida que me quedé después de abandonar a Atxo… Cualquiera puede quedarse muy por debajo de las circunstancias en muchos momentos de su existencia pero ¿cómo puede vivirse la propia vida cuando a uno le cabe la duda enorme de, en uno de esos momentos clave, haberse portado como un miserable?”

Juanjo hace algo límite en la situación en que se encuentra, subir hasta donde se encuentra su amigo y llevarle agua. Gracia a este gesto Atxo llega a la tienda. Juanjo se siente feliz pues su amigo ya está a salvo: “De pronto, como una maravillosa aparición Juanjo sale de detrás de la rocas y rompo a llorar, violenta, exultante, me siento loco de contento. Estamos salvados.”

Desgraciadamente, tras dos días descendiendo al límite, cuando ya cuentan con la ayuda de Sebas de la Cruz y Ramón Portilla, que han subido para ayudarles, Axto muere el 10 de agosto en el campo 2.

3 Me gusta

Desde una perspectiva biológica, no hay diferencias significativas entre seres humanos. Los ricos no son biológicamente mejores que los pobres, los esclavos no eran inferiores a sus amos, ni los negros de los blancos.

Gran parte de las personas ricas lo son por haber nacido en un ambiente socioeconómico favorable, y gran parte de las personas pobres seguirán siéndolo por haber nacido en un entorno adverso. Los lectores de Masdividendos habrían tenido una vida muy diferente de haber pasado su infancia y adolescencia en la India rural, en Sudán del Sur, en la Cañada Real o en las 3000 viviendas. Con suerte tendrían estudios básicos y salarios humildes, en lugar de ser físicos, ingenieros, empresarios o inversores.

Incluso si alguien nace con un talento concreto, por lo general dicho talento permanecerá latente si no se promueve, se refina y se ejercita. Aunque se diga que todos juegan con las mismas reglas, la mayoría de las personas no tienen las mismas posibilidades de desarrollar y cultivar sus talentos o capacidades.

La gente exitosa considera que se ha esforzado mucho en conseguir lo que tiene. La gente humilde también se esfuerza (con menor recompensa), o lo haría de haber desarrollado las “skills” adecuadas.

20 Me gusta

¡¡¡ No sé por qué escribo estos rollazos !!!

1 me gusta

Para que podamos agradecérselos. Ya no recordaba ese hecho.

2 Me gusta

Consejos vendo y para mí no tengo.

2 Me gusta

Gracias Buso por seguir filosofando siempre.

1 me gusta

Muchas gracias por este texto. Y es que muchas veces se nos olvida que cada uno de nosotros estamos donde estamos es en parte, claro que sí, por nuestro esfuerzo y nuestras decisiones, pero yo creo que en mayor parte es gracias a todos los que han vivido antes que nosotros, a nuestros padres, profesores, amigos… y por supuesto es de gran importancia el lugar y el año en que hemos nacido.

7 Me gusta

Desde luego no todo el mundo parte del mismo cajón de salida y ejemplos en toda la escala de grises a todos nos vienen a la cabeza y puede ocurrir de todo, partir con mucha ventaja y acabar en el arroyo o empezar en el arroyo y acabar en todo lo alto.

En este sentido siempre tenemos que intentar jugar las cartas que nos tocan lo mejor que seamos capaces, y lo dice alguien desde una posición privilegiada, tal y como comenta @Laertes sobre el contexto que nos toca (cajón de salida).

Aquí ya entra también el azar sobre el que hemos hablado en otros hilos teniendo en cuenta la probabilidad del golpe de suerte.

Como mi padre me ha venido diciendo durante mis 39 años de vida:

No todo el mundo que quiere puede, ni todo el que puede quiere.

Actitud es lo que cuenta, y aceptar lo que se tiene sin refocilar en la miseria, creo que eso ayuda a estar al menos satisfecho, que es una forma, muy buena, de tener éxito.

10 Me gusta

Esta afirmación en muchos casos no se atiene a la realidad histórica , en España los años 40 , 50 y 60 no se parecen en nada con los 70 , 80 y mucho menos a partir de los 90 .
Vivir la infancia en los 40/50 y la Adolescencia en los sesenta es una experiencia que nos marcó a fuego a miles de españoles cada uno con su singularidad , en mi familia de 5 miembros donde los ingresos eran los que conseguía un chaval de 11 años y a los quince ese mismo chaval tiene que salir a trabajar al extranjero , esto le da a uno una visión muy real sobre lo que es prioritario y de lo que son años de esfuerzo mal recompensado , pero lo que uno descubre pasado el tiempo es que si superó esa experiencia fue debido a los recursos mentales que no económicos , que el mismo poseía aún ignorando tenerlos .

Hablamos de supervivencia no de títulos , primero sobrevivir , después etapa tras etapa ir consiguiendo aquello que uno encuentra preciso para él. Partir de cero y buscar el modo de progresar .

Si uno parte con un título , por duro que sea encontrar un trabajo que compense el esfuerzo de años de estudio , le puedo asegurar que no tiene comparación . Tampoco se debe comparar pues son situaciones que han marcado a cada uno de los sujetos de tal modo que hace imposible la misma .

Una frase que me gusta y que se debe interpretar con relatividad pues todos tenemos seres que nos quieren y apoyan , es que en lo que hace a nuestra particularidad , bien se puede decir : " Tan solo como siempre estuve frente a … " .

12 Me gusta

Muchas gracias por su escrito. Se suele aprender mucho de las experiencias personales.

En mi opinión el éxito o la felicidad son conceptos delicados donde termina apareciendo nuestra tendencia innata a maximizar y a compararnos. En lugar de intentar valorar lo que se tiene de modo absoluto, se intenta forzar la máquina por comparación con donde se podría llegar o donde cree uno que están los demás.

Tampoco es que sea un sentimiento negativo, dado que empuja a mejorar y a luchar por conseguir los propios objetivos, pero a medida que la vida de uno va avanzando, hay que intentar dar valor a lo que ya uno ha logrado.

En su caso es evidente que su valor es enorme. ¿que lo ha tenido mejor que otros? Pues sí pero yo no me compararía en exceso, ni para evaluar las condiciones iniciales ni para evaluar los resultados logrados.

Tal vez lo más delicado es ser consciente de hasta que punto las condiciones pueden llegar a cambiar. Creo que 2020 ha sido un gran ejemplo de ello. Y aquí en lugar de buscar culpables, lo que suele tocar es tener cierta capacidad de adaptarse a otras circunstancias peores.

Como he comentado en otros posts parece que hay poca memoria histórica sobre lo malos que han llegado a ser ciertos escenarios pasados y hasta que punto eso puede condicionar nuestras posibilidades para lograr ciertos objetivos o hacer según que.
No creo por ejemplo que para un ciudadano europeo (no confundir con uno USA) fuera posible eludir las implicaciones personales del contexto de la primera mitad del siglo pasado.

A veces dentro de la propia creencia sobre la capacidad de uno para lograr evitar ciertos problemas hay una excesiva confianza en que ciertas condiciones no pueden cambiar, pero la historia suele ofrecer contraejemplos sobre si este tipo de consideraciones resisten según que tipo de escenarios.

Que alguien vea que sus planteamientos parece que logran superar cualquier tipo de riesgo asociado con la tremenda diversidad de posibilidades, en realidad suele ser que los ha escondido en unas premisas que no tienen la invulnerabilidad que cree.

15 Me gusta