Blog del inversor pardillo

Puede ser muy extremo: hacer un Aritza o un Humanis. Diría que es confiar en que tú gestor va a hacerlo mejor que el resto pescando en las aguas del mercado. Aunque algunos parece que en lugar de pescar se están bañando en el lago.

1 me gusta

Pero miré: estos tipos casi siempre superan el Ibex con sus limitadas carteras: Gestión activa: Carteras del concurso de Expansión.

Lo que no me gusta de ese experimento es que no se tienen en cuenta las mayores comisiones que tendrían esas carteras en un fondo normal que en un indexado.

Más reflexiones sobre como invertir en fondos de invertir en fondos de inversión con sentido común

En este post espero continuar aportando valor con estas reflexiones que ayuden al inversor pardillo a maximizar sus rendimientos.

Las valoraciones de los mercados

Ha de tener en cuenta el inversor que cuando parezca que todo va a ir bien y que el futuro va a ser próspero, el mercado probablemente lo esté reflejando con unas valoraciones altas. Por el contrario, cuando hay poca confianza en el futuro de la renta variable y nadie habla de invertir en acciones es cuando las valoraciones resultan más atractivas.

Por lo tanto, el indicador que el inversor pardillo debe usar para invertir en los mercados, si no sigue una estrategia de compra recurrente, es comprar cuando menos ganas tenga.

Cuando uno piensa que igual invertir en bolsa es muy peligroso o que el mundo se va a acabar es cuando puede ser mejor momento para comprar.

Utilizando la analogía del jardinero expuesta en el libro, en el invierno, que es cuando todo está barato y parece que todo va a ir a peor, es cuando es buen momento para comprar. Porque, aunque no sepamos cuando, la primavera llegará y con ella florecerán nuestras inversiones. Mientras nuestra estrategia esté bien, las caídas solo serán una parada en el camino en la que comprar más barato.

El sesgo de supervivencia en la inversión

Cuando leí en este libro que, a pesar de que los retornos reales de las acciones estadounidenses habían sido del 7% anual, “en otros países las acciones han presentado menores rentabilidades y riesgos superiores”, me recordó a un párrafo de la carta del primer trimestre del fondo Adarve Altea, en la que se expone "La historia la escriben los vencedores y en esta ocasión no fue diferente. Pocos inversores se salvaron de estar excesivamente concentrados en el lado incorrecto de la historia, de ahí la gran importancia de tener exposición a la parte del mundo desarrollada y a la que está en desarrollo. A los ganadores del momento y a la parte del mundo que está más alejada de los focos mediáticos. Ahora reflexione, ¿qué sucedería en caso de conflicto bélico mundial en la que el grueso de sus inversiones estuviese invertido en Estados Unidos o en Europa? ¿Qué pasaría si el todopoderoso Nasdaq o SP500 fueran testigos de un conflicto en suelo estadounidense?"

Actualmente puede que los inversores estemos excesivamente centrados en invertir en los mercados que han funcionado bien y creamos que las rentabilidades que podemos esperar a largo plazo son ese 7% real. Ahora bien, conviene tener en cuenta que esta cifra es la de un país en concreto que lleva varios siglos ganando influencia global.

Nota: acabo de utilizar el término “real”. La diferencia entre rentabilidades nominales es que estas no tienen en cuenta la inflación, mientras que las rentabilidades reales sí que las tienen en cuenta.

Por ejemplo, si de pequeño te dan de paga un euro, puedes decidir comprar unos cromos o alguna chuchería. Si tus padres te dan dos euros un año después y el paquete de cromos ha pasado de 1 a 2 euros, puede que tengas más euros, pero puedes comprar el mismo número de cromos.

Sobre el oro

El autor ve el oro como un activo puramente especulativo, ya que su precio se basa en lo que el mercado esté dispuesto a pagar por él.

Si tienes una onza de oro, al cabo de los años está no se habrá multiplicado y seguirá siendo la misma. No es como unas tierras que puedes emplear en cultivar alimentos, el oro no se puede comer y tiene pocas utilidades al precio actual (aunque tiene cierto valor porque puede servir como conductor de manera similar al cobre).

Aunque en cierto modo esto ocurre con el papel moneda para el autor y lo expresa de la siguiente manera “cada dólar está respaldado nada más (ni nada menos) que por la confianza colectiva que el público deposita en su valor”.

*Disclaimer: El Contenido es solo para fines informativos y de entretenimiento, no debe interpretar dicha información u otro material como asesoramiento legal, fiscal, de inversión, financiero o de otro tipo. Cada inversor debe tener criterio propio, no basar sus inversiones en lo que dice este pardillo

6 Me gusta

Seguimos con el “gran” libro de la inversión

En el post de esta semana os traigo más reflexiones de este increíble libro. Sin más dilación, comencemos.

Sobre las letras del Tesoro

Bogle comenta que lo que podemos esperar de este activo es con suerte cubrirnos contra la inflación, pero difícilmente generaremos una rentabilidad positiva considerable.

Esta afirmación se puede observar si miramos el rendimiento del iShares Short Treasury Bond ETF. Como podemos ver, incluso la rentabilidad del índice de referencia ha sido inferior a la inflación. Por lo tanto, en el largo plazo no parece una estrategia muy inteligente invertir en este activo.

[]

¿Qué es la desviación estándar/volatilidad?

Este término se oye mucho en el mundo de la estadística y en el de la inversión. Básicamente es una medida para cuantificar la desviación típica de un conjunto de datos numéricos. En el ámbito de la inversión servirá para ver cuan volátil ha sido históricamente un activo y cuanto ha oscilado la rentabilidad de un fondo con respecto a la rentabilidad media.

Según he podido ver en morningstar, esta se suele hacer con los datos mensuales de los últimos tres años.

Podemos ver que esta cambia según la clase de activo. A modo de ejemplo pongo una captura de la volatilidad del fondo fundsmith y del fondo Fidelity Funds - Euro Short Term Bond Fund A-Acc-EUR.

[]

[]

La volatilidad a mi parecer es un factor a considerar, dado que si no soportamos bien que nuestro fondo fluctúe demasiado deberemos abstenernos de fondos como este:

[]

Sobre el 7% de rentabilidad nominal histórica

Quisiera comenzar citando el siguiente párrafo del libro: “Los promedios a largo plazo brillan como faros, o quizás como sirenas, atrayendo continuamente al inversor a un futuro a largo plazo que se espera que sea parecido, em mayor o menor medida a esos promedios de rentabilidad”.

Esta idea del autor es muy interesante ya que muchos canales de YouTube hablan de que a largo plazo invirtiendo en el SP 500 vas a obtener esta rentabilidad y muchos inversores dependen de que el futuro sea similar al pasado en cuanto a rentabilidades.

[]

Ahora bien, si resulta que la rentabilidad de los bonos y las acciones disminuye en el medio-largo plazo, ¿Cuál es tu plan?.

Uno ha de tener mucho cuidado cuando se centra en las rentabilidades históricas, porque puedes vivir un periodo pésimo para la renta fija o variable antes de retirarte.

Los bonos son menos volátiles que las acciones

En términos de desviación estándar media anual de las rentabilidades sí que es cierto que es menos de la mitad de la desviación estándar de las acciones, pero conviene señalar que estas rentabilidades son menos constantes que las de las acciones.

Uno de los factores que hacen esto es que si tienes un bono a 20 años que te da por ejemplo un 10% anual de rentabilidad, tu rentabilidad real va a depender de si hay un 2% de inflación o un 8%. Porque, si bien una compañía puede aumentar sus beneficios nominales como consecuencia de la inflación, esto no pasa con los bonos (excepto en un caso). Se trata de los bonos ligados a la inflación. Estos están protegidos totalmente contra el aumento del IPC, por lo que su rentabilidad real es más previsible, salvo que el gobierno de turno modifique el indicador para ahorrarse un dinero.

Además, si consideramos como riesgo no cumplir nuestros objetivos de rentabilidad, es más peligroso tener bonos, si bien en algunos periodos de medio-largo plazo los bonos han superado a las acciones en rentabilidad.

Paga menos

El mercado en conjunto puede generar una rentabilidad, pero si tienes un fondo indexado con unas comisiones muy elevadas, obtendrás una menor rentabilidad. Al final, ¿Por qué alguien pagaría un 2% de su rentabilidad cuando puede obtener un producto similar o mejor por menores comisiones? Al final, estás apostando a que tu gestor batirá al mercado (sin contar las comisiones) por más de un 2%, ya que no tiene sentido asumir más riesgo si no es para obtener unas rentabilidades superiores.

Esta es una pregunta que me hago a la hora de invertir en un producto de inversión, ¿Creo que el gestor va a generar una rentabilidad bruta un 1,5 o un 2% mayor a la del índice?

Y hasta aquí el post de esta semana. Espero que hay sido de su agrado y espero que lean mi post de la semana que viene.

*Disclaimer: El Contenido es solo para fines informativos y de entretenimiento, no debe interpretar dicha información u otro material como asesoramiento legal, fiscal, de inversión, financiero o de otro tipo. Cada inversor debe tener criterio propio, no basar sus inversiones en lo que dice este pardillo

3 Me gusta

Buenos días, en el post de esta semana, para variar, continuaremos con los puntos clave (a mi parecer) de este gran libro. Sin más dilación, comencemos.

No hacer nada puede ser la conducta más inteligente

Si tenemos un plan, hay que mantenerlo. “Sin importar lo que ocurra, cíñete a tu programa” es una de las reglas que recomienda Bogle para invertir a largo plazo. Por ello, si nuestra compañía baja un cincuenta por ciento, ¿Qué más da si no ha cambiado nada?

Muchas veces el inversor pardillo ve a gestores comprar o vender participaciones cada mes para tratar de optimizar la cartera. Y lo primero que uno puede pensar es: cuánto trabajo están haciendo, seguro que todo esto va a mejorar mi rentabilidad.

Esto puede ser posible pero, ¿por qué cambiar de negocio cada poco tiempo cuando puedes comprar un negocio para el largo plazo y dejar que este componga capital? ¿Prefiero jugar a un juego de suma cero (o negativa si tenemos en cuenta los costes de transacción) como es el de la especulación o prefiero invertir a largo plazo y beneficiarme del crecimiento de la economía?

Porque el inversor a largo plazo sabe que la rentabilidad está más relacionada con el desempeño del activo subyacente, ya sea un negocio o un inmueble, que con la compra-venta de acciones.

¿Por qué el mercado ha generado un determinado rendimiento a largo plazo?

Para responder a esta pregunta, Bogle emplea la idea de la navaja de Ockham según la cual, y

en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable.

Por poner un ejemplo, si estaba cocinando y se me ha quemado la comida, la explicación más probable será que no tengo mucha experiencia cocinando o que no estaba prestando atención.

En los mercados financieros ocurre lo mismo: la rentabilidad real a largo plazo depende del incremento de los beneficios ajustados a la inflación, de la reinversión de los dividendos y del incremento o disminución del múltiplo de valoración (el cual es un factor que puede tener su importancia incluso en periodos de 10-15 años). Este aumento o disminución del múltiplo depende en parte de la situación del mercado en un momento dado.

Uno podría por ejemplo comprar a dos veces ventas una empresa en pérdidas y que por una euforia de mercado pasase a cotizar a diez veces ventas. En cambio, por mucho que compremos una empresa con buenas perspectivas a 15 veces beneficios, igual al cabo de 5 años al mercado no le gusta la empresa y la valora a 8 veces beneficios.

Bogle expone un método para ver el retorno que el inversor podría esperar de un determinado índice. Para ello, tiene en cuenta las tres variables que he comentado (reinversión de los dividendos, incremento de beneficios y múltiplo de valoración). Para ello he cogido el índice S&P 500 y estos son los resultados que he obtenido.

El inversor pardillo debería quedarse con lo siguiente: cuanto menos optimistas con el crecimiento de los beneficios y con el múltiplo esperado seamos, más probable es que obtengamos ese retorno o uno superior.

Por lo tanto, conviene comprar cuando el ratio PER es bajo, la rentabilidad por dividendo es alta y la estimación de beneficios a largo plazo es alta.

Y hasta aquí el post de esta semana. Espero que haya sido de su agrado y si es así espero que lean el post de la semana que viene.

*Disclaimer: El Contenido es solo para fines informativos y de entretenimiento, no debe interpretar dicha información u otro material como asesoramiento legal, fiscal, de inversión, financiero o de otro tipo. Cada inversor debe tener criterio propio, no basar sus inversiones en lo que dice este pardillo.

4 Me gusta

Buenos días, en el post de esta semana transmitiré lo que he aprendido sobre renta fija con la parte inicial de mi lectura del libro Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común.

¿Qué factores determinan la rentabilidad del inversor en bonos a vencimiento?

El factor más importante es obviamente que la empresa o entidad gubernamental que ha emitido los bonos te pague los intereses y el dinero a vencimiento. Pero suponiendo que no se va a producir un impago, el siguiente factor a considerar en tu inversión a largo plazo es el tipo de interés del bono.

El motivo es el siguiente: si compro un bono a 10 años que paga un cupón del 5%, lo que puedo esperar es obtener recibir el 5% del dinero que he pagado por el bono cada año.

El siguiente factor a tener en cuenta es: ¿Qué retorno podré obtener si reinvierto los cupones? Este factor es relevante ya que, si bien yo he podido comprar bonos del Estado Español a 10 años con un cupón del 4% , esto no significa que invertir todo mi capital en estos bonos, y suponiendo que reinvierto todos los cupones, vaya a lograr una rentabilidad a largo plazo del 4% anual compuesto.

Esto se debe a que si los tipos de interés bajan, y decidimos mantener el bono en cartera, los bonos que podremos comprar con los cupones que hemos obtenido ya no nos darán la rentabilidad del 4% inicial sino que nos darán una inferior. Por lo tanto, el resultado final será que la rentabilidad anual compuesta será inferior a ese 4%.

¿Y si no los ostentamos hasta vencimiento?

Entonces este inversor pardillo tendría que tener en cuenta el siguiente aspecto: la modificación de los tipos de interés va a hacer que el valor de tus bonos aumente o disminuya. El motivo es el siguiente: si decides vender tu bono en el mercado secundario, el comprador estará dispuesto a pagar por “bono de segunda mano” un importe que haga que la rentabilidad que obtiene al comprar el bono que tenías sea igual o superior a si lo comprase directamente del emisor.

Por lo tanto, si los tipos de interés bajan, tus bonos valdrán más. En cambio, si los tipos de interés suben un 2 o un 3%, el precio que estarán dispuestos a pagar los inversores será inferior.

A modo de ejemplo, puede ver lo que le habría ocurrido a un inversor en deuda española con un ligero cambio en los tipos de interés.

[]

Fuente: expansión

[]

Conclusiones

Tras haber visto algunos de los factores que influyen en el rendimiento de los bonos tanto en el corto como en el largo plazo, el inversor pardillo debería ser consciente de lo siguiente: tu rentabilidad va a ser menos consistente a largo plazo que al invertir en negocios.

El motivo es el siguiente: cuando inviertes en renta fija tu rendimiento, en el caso de que solo inviertas en esta clase de activo, va a estar determinado por los tipos de interés que pongan los bancos centrales.

Por lo tanto, el inversor pardillo debería ser cauteloso con sus inversiones en renta fija y no comprar este activo cuando la relación riesgo-recompensa no es interesante.

Si tienes la posibilidad de comprar bonos con un cupón del 1% anual, lo conveniente es si hay algún activo que me genere una mayor rentabilidad.

*Disclaimer: El Contenido es solo para fines informativos y de entretenimiento, no debe interpretar dicha información u otro material como asesoramiento legal, fiscal, de inversión, financiero o de otro tipo. Cada inversor debe tener criterio propio, no basar sus inversiones en lo que dice este pardillo.

3 Me gusta

Lección para el inversor pardillo: que caiga el mercado no tiene por qué significar nada para tu portafolio

Buenas tardes, en el breve post de esta semana quisiera recordar un punto fundamental en la inversión: porque caiga el conjunto del mercado no tiene por qué caer tu cartera.

Ya que, por mucho que oigamos que el Nasdaq 100 o el S&P 500 han caído casi un 20% o más desde máximos, esto no afecta a nuestras empresas ni tiene que afectar a nuestros retornos.

Basta por ejemplo con fijarse en la ya analizada Azkoyen, que este viernes se disparó en bolsa casi un 10% tras comunicar que iban a repartir un dividendo extraordinario.

[]

El motivo por el que nuestras inversiones pueden ir a contracorriente es el siguiente: por mucho que los mercados en general caigan puede haber sectores o empresas que no se vean afectadas.

Ahora bien, quisiera advertir de un peligro poco comentado de las caídas bursátiles: cuando es un periodo estable y tu compañía baja bastante en un día, sabes que habrán publicado alguna información que no ha gustado a Mr Market. Ahora bien, cuando todo está bajando no sabes si tu empresa baja por inercia o ha publicado alguna información relevante.

Con el fin de estar al día con la información de cada empresa quisiera exponer un “truco” para conseguir que la CNMV te comunique cada vez que una de las empresas cotizadas en España publique resultados o alguna información relevante.

El proceso es bastante sencillo:

  1. Buscar “suscripciones públicas a una compañía CNMV”.

  2. Registrarse

[]

Una vez registrados deberemos añadir una suscripción a una compañía:

[]

Posteriormente, es conveniente dirigirse a la búsqueda por entidades para recibir información sobre las compañías españolas que nos interesan:

[]

A modo de ejemplo utilizaré la compañía Ebro Foods. Para añadirla, bastaría con buscar su nombre y cuando nos aparezca la compañía hacer clic y después pulsar la flecha inferior.

[]

Tras esto, haremos clic en la información que nos interese. Para ello basta con ir al apartado de tipos.

[]

Por último, vamos a datos de suscriptor, ponemos un nombre a esa suscripción y damos a guardar.

[]

Espero que este post haya sido de su agrado y que si no aplicaban esta funcionalidad de notificación automática, y la consideran interesante, la implementen, porque le evita a uno tener que mirar cada día si han publicado alguna información las compañías que uno sigue.

*Disclaimer: El Contenido es solo para fines informativos y de entretenimiento, no debe interpretar dicha información u otro material como asesoramiento legal, fiscal, de inversión, financiero o de otro tipo. Cada inversor debe tener criterio propio, no basar sus inversiones en lo que dice este pardillo.

8 Me gusta