Sobre la metodología de comercialización de Quality Inversión (BBVA)j

No sé si este post es adecuado, ya que afecta a la reputación de una empresa, pero teniendo en cuenta que ya llevo un tiempo entre ustedes y creo haberme ganado cierta reputación como para no estar generando bulos, procedo a postear con una finalidad muy similar a la que creo que tiene la web: compartir conocimiento sobre el mundo de la inversión y facilitar una buena toma de decisiones.

Me comenta un familiar que tras recibir una llamada con motivo de la firma de un documento en BBVA, su gestora le ofrece meter dinero en un fondo: Quality inversión conservadora, con 3/7 riesgo y que en lo que va de año año lleva un -7.3% de rentabilidad actual. No sé de qué manera habrían hablado con mi familiar, pero en su cabeza, algo que había bajado mucho era una buena oportunidad porque ahora tocaría subir.
Le contesto que espero que le haya dado las gracias. Yo no conozco en profundidad el fondo, pero gracias a este foro y a Internet sé consultar morningstar y la CNMV. Sobre todo, gracias a Bogle y a otros, sé que el banquero no es tu amigo y que viniendo de un gran banco español no podemos esperar milagros y hay que agarrarse la cartera. Y efectivamente, cobran un 1.4% de comisión por invertir, entre otras cosas, en el sp500 con un 70% de bonos y un 30% de bolsa. De primeras no me parece un acto criminal, pero el método de comercialización sí que deja que desear.
A continuación le comento a mi familiar las opciones que ya me he cansado de recomendar después de más de un año (Baelo y Finizens) que son más baratos, y me dice que la señora le ha dicho que no le cobraban nada (¡!) y que luego ha visto que un 0.1 (no sé dónde lo habrá visto, quizá sean gastos de reembolso que yo no he encontrado). Que le han dicho que meta mínimo 5.000 o 10.000 euros y al menos durante un año. Le informaron, eso sí, de que en caso de ganancias tendría que pagar impuestos. Al parecer es el único gasto que se contempló.
Miro el folleto y leo “Recomendación: Este fondo puede no ser adecuado para inversores que prevean retirar su dinero en un plazo de antes de tres años”. ¿Menos de tres años es un año? ¿Un mes también es menos de tres años, verdad? El folleto se las trae, pero en todo caso desde BBVA se están diciendo cosas que no aparecen en el folleto para maquillar un producto.
Recomendarle que invierta mínimo 10.000 euros, cuando mi familiar no tendrá más de 50.000 euros en la cuenta también me parece difícilmente justificable.
También me llama la atención que, después de convencer a mi familiar de que no le han dado una muy buena idea, dijera que la “gestora” (palabras de mi familiar) no la “obligó” a nada, que le dijo que lo “mirase en la web”.

Recapitulando:

  • Se omiten (¿ocultan?) los costes del producto de inversión.
  • Se recomienda invertir un año en un producto cuyo folleto dice que no es adecuado para menos de tres.
  • Se recomienda invertir de golpe 5 o 10k euros, unas cantidades con las que hace un año mi familiar no estaría nada cómodo y que no ha invertido nunca antes. Me pregunto de dónde ha salido ese número.
  • Casi con toda seguridad, se hacen predicciones de futuro a corto plazo. Recomendar a un año y con muy poco riesgo en función a lo que ha hecho en el último año (si cae es momento de comprar porque tenderá a revertir y si sube, momento de comprar más porque lo hacemos bien).

Lo de que la gestora te envíe a la web huele a difusión de responsabilidad que atufa. Lo mismo es una práctica común, pero si la comercialización es telefónica y la contratación online, se puede decir que se vendió según lo que pone la página cuando el cliente se queda con los cantos de sirena telefónicos sobre los que no queda constancia.

Sinceramente, no sé cómo los grandes bancos de España (y de todo el mundo) siguen considerándose sitios de confianza. No hablamos del típico abuelo tratando con el buen chico que lleva 10 años atendiéndole en la ventanilla. Hablamos de alguien joven, que sabe usar internet y que recibe una llamada no esperada de un desconocido, en una época en la que invertir causa pavor a la mayoría de la población. Alguien que lo más que ha invertido es en la cuenta naranja y que ante una llamada telefónica de su banco se ve con inclinación a hacer una inversión importante en un producto desconocido hasta hace media hora.
Por suerte, creo que haber hablado con mi familiar de estos temas anteriormente ha hecho que me llamara para consultar y me hará caso.

12 Me gusta

Estimado:
Vivimos en un mundo en el que se diluye la responsabilidad y la competencia es atroz. Están deseosos de captar clientes.

Todavía me acuerdo cuando me llamó Vodafone para ofrecerme una tarifa más barata de móvil, a lo cual rechacé porque no incluía los servicios que necesitaba. La respuesta de la comercial me dejó atónito: “¿Pero Ud. no quiere ahorrar en la factura del teléfono?”.

De todas maneras, a mí siempre me ha fascinado la tolerancia a según que consejos de “expertos”, y a “regatear” en el super, por ejemplo.

1 me gusta

Lamentablemente así es la situación.
Diría que se trata de una mezcla de “omisión” de información por parte del comercial y una cultura de confianza por parte del cliente en la entidad (que no debería ser así) más falta de cultura financiera.
No se informa 100% al cliente y si no te cuestionas y preguntas pros y contras, puede que te la cuelen. Te la cuelan, definitivamente. Después, se disculpan y san se acabó. Pero no es así. La credibilidad de la entidad queda dañada y así también la personal si la gestión se tramitó face to face.
Recientemente he reclamado una cantidad nada más del 5% en concepto de comisión de reembolso de un fondo. La directora de la entidad llamó a un familiar, le insta a hacer unos ajustes en sus inversiones y le cobran ese porcentaje de comisión. Veo el recibo pasado unos meses, pido explicaciones a mi familiar y le insto a que lo reclame. Se reclama, la directora asume el error y que no sabe cómo ha podido ocurrir, etc … Y hasta que no tomé el mando no hemos visto la devolución en cuenta.
Entiendo que en todo el proceso hay más personas involucradas, pero la falta de información al cliente cuando el cliente no es el que solicita ninguna modificación sino que fue contactado para modificar la estrategia por algo “mejor” (por decirlo de algún modo) más la inocencia/confianza del cliente que se basa en 40 años en la misma entidad (vieja escuela), después de todo a mí me genera desconfianza y más ánimo para buscar alternativas a la de esa entidad.
Se trata de un asunto complejo en cuanto a intereses de las partes pero definitivamente el banco no es tu amigo.

6 Me gusta

Cuanto daño han hecho, y harán, los bonus!!

1 me gusta