Randomness is unpredictable


#1

Cada momento de la historia es una encrucijada con una miríada de sendas hacia el futuro. Se avanza desde una encrucijada a la siguiente y, por alguna razón misteriosa, se sigue primero una senda, y después otra. Algunas sendas son más anchas y están mejor marcadas, pero a veces se producen giros inesperados.

Cuando Constantino subió al trono de Roma en el siglo IV d.C., el Imperio Romano se enfrentaba a un amplio horizonte de posibilidades religiosas. Podía haber perseverado el politeísmo tradicional o haber triunfado cualquiera de los diversos cultos existentes (entre otros, el maniqueísmo, el mitraísmo, los cultos a Isis y Cibeles, el zoroastrismo, el judaísmo, el budismo…). El cristianismo era una secta esotérica oriental minoritaria y acabó triunfando sobre las otras, convirtiéndose en la religión oficial y definitiva del Imperio. Los historiadores pueden especular sobre las razones (“algo hubo en la biología, la genética o la geografía que hizo inevitable lo que ocurrió”), pero no pueden explicar por qué cristalizó esa posibilidad concreta. Nos ofrecen una historia para explicar en retrospectiva por qué aquel resultado era inevitable, pero no nos hablan de las sendas no tomadas.

La historia, la política o los mercados financieros no se pueden explicar de forma determinista y no se pueden predecir porque son sistemas caóticos. Hay tantos elementos en juego y sus interacciones son tan complejas que variaciones extremadamente pequeñas en la intensidad de las fuerzas y en la manera en que interactúan producen grandes diferencias en los resultados.

Además, los sistemas caóticos reaccionan a las predicciones. Si p.ej. desarrollamos un programa informático que prediga con un 100% de exactitud el precio del petróleo mañana, los inversores reaccionarán inmediatamente a la previsión, que en consecuencia no se materializará. Si el precio del petróleo es de 90 dólares y el programa informático predice que mañana será de 100 dólares, los inversores comprarán petróleo y el precio subirá a 100 dólares hoy. ¿Qué ocurrirá mañana? Nadie lo sabe.

¿Los próximos años tendremos crecimiento económico o volverá la recesión? ¿Se convertirá China en la principal superpotencia? ¿Nos encaminamos hacia el desastre ecológico o hacia el paraíso tecnológico? ¿Se independizará Cataluña del resto de España? Pueden ofrecerse buenos razonamientos, pero no tenemos manera de saber lo que pasará con seguridad. Dentro de unas décadas, la gente mirará hacia atrás y pensará que todas estas respuestas eran evidentes.

Retrospectivamente todo resulta obvio.

But randomness is unpredictable.

(Notas del libro Sapiens, de Yuval Noah Harari).


#2

Yo añadiría el clima también.

Querrá decir con 100% de exactitud :slight_smile:, y paradójicamente si es el caso ya no puede hacer trampas con lo que sigue porque en ese caso no podría haber sido 100% exacto

Efecto retrovisor

¿Se comerá el Balue al Value? ¿Dejará FGP de comer pan para la vida? ¿Se arruinará el fondo de Berko? ¿Se comerán algunos el short de Tesla con patatas? ¿Nos desvelará @Fernando que está construyendo una posición de enjundia en fabricantes de armas?

Unpredictable por favor :slight_smile:


#3

Pues sí. Ya lo dice Taleb cuando habla sobre la predicción, ya no solo porque sea imposible conocer el futuro, sino por nuestra propia actitud:

Somos ostensiblemente arrogantes en lo que creemos que sabemos.

Cuanta más información se nos da, más hipótesis formulamos en el camino, y peores serán. Se percibe más ruido aleatorio y se confunde la información.

Nuestros predictores pueden valer para predecir lo habitual, pero no lo irregular, y aquí es donde en última instancia fracasan.

Y así podría seguir añadiendo perlas como estas hasta cansarme.


#4

arreglao. Para darme una guantá


#5

El clima es un sistema caótico de nivel 1: las predicciones no le afectan. Aunque está influido por muchísimos factores, podemos construir modelos informáticos cada vez más complejos para hacer pronósticos mejores (que siempre serán incompletos).

La política o los mercados bursátiles son sistemas de nivel 2: reaccionan a las predicciones. El ejemplo del petróleo del primer post. Otro ejemplo: si a Rajoy le hubieran predicho que le iban a echar del gobierno, habría dimitido y el PP seguiría gobernando, o habría convocado elecciones. La moción de censura triunfó porque nadie la pudo predecir con exactitud.


#6

Tener esto claro le ahorra a uno gran cantidad de sufrimiento y energía quemada inútilmente. La sensación de seguridad es siempre falsa, si bien es necesaria para tener algo sólido a lo que agarrarnos, aunque sea únicamente como construcción mental para sentirnos mejor.

Por no irnos por las ramas, en nuestra faceta inversora, tenemos ejemplos muy claros. Ver las tesis de inversión y cómo las exponen los gestores, nos da una visión clara del marco mental de cada uno de ellos. Personalmente, cuando veía algunas tesis planteadas con una seguridad brutal años atrás, me reforzaba en la idea de la bondad del gestor, y ahora mismo, en algunos casos, me aterra y me crea rechazo a partes iguales. Negar lo impredecible de las cosas, es válido como argumento de venta, pues contenta a las masas inversoras, pero no deja de ser un detalle más de “hoy si, mañana no y pasado ya veremos”.

Si además, con esta sensación de seguridad se busca incrementarla, potenciando los aciertos de uno, y dejando de lado, o apenas marcando ligeros fallos del pasado, constituye el cocktail perfecto para un desastre de dimensiones considerables.

Enhorabuena por su post, @javi_talavera , es una reflexión muy interesante,


#7

Cierto. Pero la mejora de la predicción en meteorologia y climatologia es en gran parte con el paso a la predicción probabilista, veo una limitación en la predicción determinista, salvo en el corto plazo. A pesar de la mejora en modelización numérica y aumento resolución modelos o la inclusión de modelizaciones no hidrostaticas para considerar la conveccion (y no Simplemete parametrizacion). Para medio plazo yo solo confío en predicción probabilista (vía predicción por conjuntos/ ensembles).


#8

¿Ah no? ¿Y entonces por qué siempre sale al revés de lo que dice el hombre del tiempo?


#9

Eso sería algo totalmente predecible jajaja. La sorpresa sería que comprase no sé… mineras de oro (Estoy convencido al 110% de que eso nunca ocurrirá). De todas formas ahora me estoy reformando y ultimamente solo miro empresas éticas tipo… bancos de inversión jajaja.

Magnifico artículo @javi_talavera.
Puede que esto que voy a decir sea la tontería del siglo: estoy convencido de que la inmensa mayoría de los sucesos medianamente relevantes ocurren, en buena medida, por una suerte aleatoria de casualidades. Y luego, ya vamos creando la narrativa dando explicaciones y tirando de retrovisor para ver las bondades/miserias pasadas de una empresa, fondo, descubrimiento científico, gobierno, equipo de furbol…

Tengo que reconocer que en este tema tengo cierto grado de confusión: estando de acuerdo con el

no puedo evitar aferrarme a la idea de que el pasado y el presente pueden ayudar no a predecir el futuro (que es lo único que existe) pero sí a, como mínimo, ayudarnos a evitar meternos en según que líos. Por ejemplo a caer dos veces en Abengoa (por decir algo).


#10

En este artículo aparecía el siguiente informe que un analista del Pentágono remitía a George Bush, en abril de 2001, a pocos meses del ataque a las torres gemelas.


#11

Siempre he tenido cierta debilidad por aquellos “pensadores” capaces de salirse de la senda marcada y de buscar razones, para ciertos eventos, que se salían por mucho de las oficiales.

A veces la mera ideología o las creencias de uno mismo le impiden ser capaz de plantearse que lo que pasó pudiese tener otras causas.

Otras veces he comentado mi debilidad por Cioran. Con su particular estilo, donde la ironia, el sarcasmo y el humor negro juegan un papel principal, sus reflexiones sobre el nacimiento y posterior difusión del cristianismo en particular, y de las religiones en general, son tan fértiles como campo de análisis como difíciles de plantear para alguien que tenga profunda simpatía por esas creencias.

A mi hay una que me resultó muy ilustrativa cuando se reía de lo complicado que lo tenían para competir el estoicismo o el epicureismo cuando lo que ofrecían era mucho menos atractivo que la vida eterna que ofrecía el cristianismo.
Seguro que como inversores pueden hacer fáciles analogías a este comentario.


#12

Así es el origen de todo , primero ocurre y luego contamos la historia ; es tan simple que nos cuesta aceptarlo y además parece una tontería cuando es todo lo contrario , me uno a su convencimiento .