Las luces de neon


#1

Se está convirtiendo en una molesta costumbre, leer comentarios brillantes de ustedes, que me hacen reflexionar y plasmarlo después en forma de letra. No se quejen amigos, es su karma, merecido lo tienen.

El caso es que ayer leí de nuevo dos comentarios de @Pumuki y de @Luis1 y la maquinaria se puso de nuevo en marcha.

Divaguemos un poco juntos, si les apetece.

Primera reflexión: Tenemos lo que como masas demandamos.
El otro día me preguntaba porque en España no teníamos fondos como el de Akre, o Russo, Rochon…y no, por favor , a mi me gusta el chocolate puro, el sucedáneo de algarroba me revuelve las tripas solo con olerlo.

La cuestión no es baladí, tenemos unos fondos excelentes que yo los etiquetaría como fondos value de “reversión a la media”, que representan un estilo de gestión muy marcado, y que diría que dentro de su categoría son excelentes. Básicamente te vas donde ha habido una gran batalla, recoges a los heridos que crees que sobrevivirán, y pasados unos meses si se curan, fenomenal, y si no se curan, pues verdes las han segado. 2+8=10, de media, 5, todos contentos.

Aguantas el escarnio si te sale un dos, y sacas pecho cuando trincas un 8 y a vivir que son dos días.

He aquí, mis queridos amigos, las luces de neon. Dado que ustedes viven la mayoría en la piel de toro, y comparten genes con el que escribe, pues concordarán que a los españoles nos gusta de manera genérica la paella (o más en genérico comer), el buen vino o la sangría (beber) y los pelotazos.

Si, no se haga el estrecho. En España nos gustan así en general los pelotazos.

Y claro, la regla número uno de cualquier empresario es simple. Vende, lo que quieran tus clientes. Mucho.
Luego ya si quieren añadimos más reglas , bla, bla, bla…pero en resumidas cuentas, el gasto más importante de una empresa es no vender.

Y claro, los fondos como cualquier hijo de vecino, se adaptan a lo que demanda el mercado. Es lógico.

Miren que cosa más curiosa, que no se si les pasará a ustedes.

Ves que la apuesta de MakingValue por algo radiactivo tira como un cohete y piensas: “Tengo que comprar MakingValue”

Ves que la apuesta de MakingValue por algo radiactivo cae como un yunque y piensas: “Tengo que comprar eso radiactivo”

Ya ven, typical spanish… a este fenómeno científico le llamaremos “The Quest for The Pelotazo”

Resumen 1: No podemos negar nuestra cultura, y en un país como España, lo que nos gustan son los beneficios rápidos.

Segunda reflexión: Los marcos mentales lo son todo.

Esta parte me encanta, básicamente porque lo que queremos los inversores es buscar certidumbre en un mundo de incertidumbre, y claro…así nos luce el pelo.

Cuando le comenté a @Pumuki lo de la tesis correcta, básicamente me refería a este punto. Me explico.

Entre lo que Warren dice, y lo que Warren hace, hay una diferencia abismal.

Los mayores y más férreos defensores de cualquier teoría económica, y si , pueden meter a los austriacos en el saco , parten con unas limitaciones de tres pares de narices. Si, eso es lo que pienso.

Soros no derrotó a la libra leyendose libritos de economía. Warren no construyó su imperio, leyendo y asistiendo a clases de Graham únicamente.

A Warren le hicieron un degradado en su joven pelo con Berkshire cuando era joven, que ríase usted de las tribus urbanas de hoy en día. Como estamos entre amigos podemos decir, que le dejaron el culo como a un mandril.

Fuera de bromas, mi punto es que Warren vivió en su propia carne, lo que era invertir en un negocio basura, y decidió que a partir de ahí, Finisterre. Me juego el huevo derecho de Munger, a que le marcó más eso, que las charlas con su buen amigo.

Y todo este rollamen, para decir que el marco mental lo es todo. Tu manera de pensar, de entender el mundo, de entender el riesgo viene determinado por tu marco mental. Y esas cosas queridos amigos, no se aprenden en los libros.

Cualquiera que haya vivido el mundo de la empresa sabe, que un porcentaje alto de MBA´s son un arma de destrucción masiva.Básicamente porque creen que saben, pero realmente no tienen ni idea. Y eso es peligroso.

Dense una vueltecita por Twitter y verán la fauna y flora.

Tercera reflexión: No es posible saber de todo, todo el tiempo,

Cada vez que veo un inversor, que lo mismo sabe de life sciences, que de petroleras, que de negocios de internet, me cojo la cartera, lo miro, me hago el sueco y salgo por patas.

Y este punto lo enlazo con lo que muy bien describe @Pumuki en su acertada respuesta.

Muchos en mayor o menor medida hemos transitado esas calles. Y muchos más listos que yo, han llegado a la conclusión de que la suerte está ahí. No voy a volver con la matraca del maquillaje contable de Margaret Astor etc… porque sueno ya demasiado rallado.

Mi tercer polémico punto es que los inversores en general solo podemos aspirar a coger la melodía y a partir de ahí deducir en mayor o menor medida por donde irán los tiros. Que la mejor o menor eficiencia del acierto vendrá determinada por lo bueno que sea el marco mental que nos hemos construido.

Si has gestionado alguna vez negocios, una de las cosas que te llaman la atención es la diferencia entre los asset light y los asset heavy . En los primeros, las estructuras son ligeras, se mantienen por intangibles, y el proceso de generación de plata es muy fluido. En los segundos necesitas varios trailers de Prosegur para que el bicho se mueva y no se salga de la carretera.

Luego ya tenemos barreras de entrada, moats , ventajas competitivas de escala y un sinfín de historietas del mundillo de Mintzberg, Drucker et al.

TU marco mental es el que determina la diferencia que marca la diferencia , y eso amigo, es la línea para cuando vienen mal dadas, sobrevivas dignamente, o te quedes flotando boca abajo.

Cuarta reflexión: Nunca confuda vehemencia con seguridad.

Mi última reflexión es que hay que ir con mucho cuidado con todos los que expresamos nuestras opiniones de manera contundente, conmigo el primero. Y los gestores no se salvan. De esto sabe mucho más que yo, mi amigo @agenjordi .

Mucho cuidado, porque tan importante es medir la rentabilidad, como medir los riesgos. Y claro, de los riesgos no se acuerda nadie salvo cuando pasan. Y ahora mismo, muchos fondos están tomando unos riesgos que te ponen los pelos como escarpias.

Bueno, pues después de todo este rollo, estamos como al principio. Hemos divagado circularmente para acabar terminando con la frase de los judíos americanos, no hay ninguna comida gratis. Así que nuestro último reducto es pensar por nosotros mismos, crearnos nuestro marco mental, intentar no cegarnos con las luces de neon y agarrarnos a la certeza de que tarde o temprano, todos acabaremos criando malvas, porque todo lo demás se va a mover más que un barco en una tempestad.


#2

Otra vez un artículo que da mucho para reflexionar (o al menos ya ha dado, de eso estoy seguro)

Yo no estoy de acuerdo con esta generalización. Creo que además de injusta es dañina. Ladrones y advenedizos hay en todas partes, y no creo que en mayor o menor proporción que aquí. La expresión quick buck no es española. No se cómo se dirá en chino, pero vamos si ahí no hay un montón de gente que está pensando en cómo zumbar a toda velocidad que me aspen.

Muy de acuerdo, y aquí es muy difícil o quizá imposible por definición el salirse de uno mismo. Este concepto y sus derivaciones es algo que me produce mareos, por los niveles de abstracción e indirecciones acumuladas. ¿Somos capaces de detectar cuándo nos estamos engañando a nosotros mismos? ¿Y qué me dice de cuando parece que sí pero aún así lo aceptamos y seguimos cavando?

El problema no es el medio. Simplemente la exposición. Tampoco estoy de acuerdo con la cruzada antiTwitter que detecto en algunos (como concepto, no hablo de como negocio). Simplemente hay que ser selecto, como en la vida misma. Yo el otro día por ejemplo seguía a un señor que me interesaba por algunas cosas que decía y soltó que “lástima que el GAL no acabara el trabajo” y dije pues hasta aquí, adiós.

Bueno aquí se está saltando Vd. a las empresas con apalancamiento operativo alto. Otra cosa es que a eso le llame intangibles, pero bueno es una precisión técnica nada más.

Ahí a tope de acuerdo. Me viene otra vez el sólo se que no se nada a la cabeza. Gracias otra vez por la estimulación intelectual, camarada del metal.


#3

Cierto, estoy de acuerdo en todos los puntos. En la metáfora del pelotazo también. Básicamente es una generalización y por tanto dañina :smiley:


#4

Sus reflexiones son cada vez mas profundas .
Muy de acuerdo con la cultura española del pelotazo , no nos engañemos amigos la sangre latina corre por nuestras venas :relaxed:


#5

Igual que a lo de que a todos los españoles nos gusta la paella. No he pasado más hambre en mi vida que en un curso que hice en Valencia y nos pusieron todos los días arroz para comer, supongo que por eso del tópico. Sobreviví a base de palillos de pan.


#6

Grandes reflexiones como siempre. Agradezco mucho este tipo de entradas

totalmente de acuerdo aunque el concepto de masas es relativo; esto me ha hecho pensar que la “quest por el pelotazo” ligada al mondo value, también puede estar a la base del “exito”, medido en facilidad para captar capital, de proyectos antagónicos como la Smart Social Sicav o la Sicav de Ajram.
Pero no hay que olvidar que todo eso es una minoría dentro de las masas inversoras que acuden a las oficinas bancarias y esas masas, aunque puedan tener el gen de pelotazo latente, al cual probablemente darán satisfacción a través de loterías varias, tienen necesidades muy diferentes o dan prioridad a otros factores como la falsa seguridad, falsa, en muchos casos, imagen de conocimiento y experiencia de los consultores y la no necesidad de dedicar tiempo a temas que no interesan o no se entienden. A todos estas masas la banca les ofrece lo que ellos piensan necesitar y demandan.

Uno de los factores que mas me han impactado en el ámbito financiero ha sido entender que es un mundo totalmente probabilístico y que nunca se puede tener la seguridad de nada, lo que me ha esforzado a entender y profundizar las implicaciones de eventuales escenarios negativos, aunque hayan probabilidades bajas de ocurrir.

Totalmente de acuerdo. Siempre he tenido una preferencia entre las personas con las cuales he venido en contacto, que emanan o comunican un mensaje de humildad.
Esto lo he trasladado al mundo financiero donde, cuando la preparación es indiscutible, tiendo siempre preferir si es acompañada de humildad y , en otros casos, me parece percibir, a menudo, que la vehemencia y la complicación se usa como pantalla para esconder la escasez de preparación.


#7

Me ha recordado su texto, la falacia que supone en muchos casos llamar inversor conservador a según que tipo inversores, normalmente guiados por este patrón que comenta o al menos parte de ella.

Cuando se produce cierto nivel de burbuja, el mismo inversor que no quiere asumir según que riesgos de ninguna manera en condiciones habituales, en esos momentos sufre una trasmutación o realmente sale a luz sus verdaderos instintos, y se convierte en justo lo contrario de lo que supuestamente decía ser.

Vamos lo que había comentado otras veces, que la miopía sobre el riesgo de no poco inversor conservador le puede llevar fácilmente a asumir según que riesgos justo en el peor momento para hacerlo, por creer que no son tales y que uno puede tener grandes revalorizaciones fácilmente sin riesgo.


#8

Totalmente de acuerdo, @Pompeyano , a mi me pasó algo parecido en mis visitas a Suecia y el eneldo. Qué manera de amargarme exquisitos salmones :smiley:

@Fabala , esa es una reflexión brillante, a veces tendemos a dar más peso a esas minorías, simplemente porque son las que más ruido hacen.

Pensar de manera probabiliística es de las cosas más útiles que una persona puede aprender. Establecer rangos de probabilidades, te hace ser consciente de lo lejos que está uno de las verdades absolutas y sobretodo te permite mejorar tu toma de decisiones.

Por último, la vehemencia suele ser un signo de inseguridad, de eso no me cabe duda, aunque hay algunos casos en que mezclado con una mala interpretación del mundo, constituye la mejor receta para sufrir agónicos percances.

Gracias por sus aportes, caballeros.


#9

Este párrafo le hace a usted muy grande. He notado cierta liberación de adrenalina en su escrito inicial, puedo estar equivocado. Espero las causas que lo han provocado, si existen, reviertan a la media. Me ha gustado mucho su mención al riesgo algo inherente en todo tipo de decisiones importantes en la vida. A veces pasa que nuestro entorno (profesional o familiar) no lo entienden o minimizan un planteamiento que para nosotros ha sido muy cuidadosamente elaborado antes de tomar deicisión alguna. En las inversiones sucede lo mismo o muy parecido.

Es mi pequeña y humilde reflexión respecto a las luecs de Neon


#10

Yo creo que no hay que olvidar que la mayoría de gestores españoles de largo historial, se han iniciado invirtiendo en España, y el mercado español condiciona mucho el posible estilo final que puede tener uno. No es lo mismo buscar ciertos tipos de negocios en USA o UK por ejemplo que hacerlo en España.

Luego hay que ver que se califica de éxito de cierta forma de invertir. El estilo es una parte importante del resultado pero como se aplica termina influyendo tanto o más.

A mi me preocupa como un inversor del estilo que sea va a terminar aplicando el mismo y hay inversores value pésimos como los hay de todos los estilos. Un sistema razonable de inversión, que hay muchos, mal aplicado , se convierte en algo nefasto. El éxito del value en España en realidad es el éxito de Paramés y su equipo. Porqué de los “value” que compraron Terra a 50 poca cosa se cuenta.

Tal vez lo que más me disguta del panorama actual es, como dada la competencia y dada la tendencia natural de los inversores a inflar las espectativas en mercados alcistas, desde mucho entorno de las gestoras, se está insistiendo demasiado en mensajes en esta línea en lugar de insistir en los mensajes de prudencia tan necesarios en el estado actual del mercado después de varios años de fuerte sesgo alcista.

Si uno repasa el historial de Paramés por ejemplo podrá observar un montón de mensajes de prudencia cuando la evolución del mercado era muy positiva y reservarse el optimismo para cuando realmente hace falta, para las situaciones de mercado complicadas realmente.

Igual es que uno tiende a filtrar los mensajes para quedarse con aquellos que van más con su forma de enteder la inversión, pero a mi me disgusta que actualmente desde las gestoras que deberían marcar la línea por el historial y la forma de invertir de sus gestores, se ha perdido bastante aquello de mantenerse alejado del ruido que hay alrededor del mercado. Creo que deberían reflexionar para recordar cual es su verdadero objetivo, lograr tener un partícipe estable en el tiempo, y dejarse de tanta competencia por captar algo más o algo menos a corto-medio plazo.


#11

Pues tiene toda la razón, @Especulata . En ocasiones, escribo para “liberar la mente”, y es cierto que la testosterona muchas veces nos puede jugar malas pasadas.

Si ese es el caso, pido disculpas, pues no es ni mucho menos mi intención, aunque también he de decir, que no me gusta escribir siendo políticamente correcto. Una de las mayores enfermedades de esta década es precisamente esto, y creo que es nuestra obligación decir lo que pensamos.

Espero no haber sido irrespetuoso, y si así ha sido, acepten mis disculpas.


#12

No acepto sus disculpas :blush:, porque no es necesario simplemente se ha expresado como lo hacemos el resto, con respeto. Yo por mi actividad laboral, sufro muchos cambio del ritmo circadiano lo cual afeca a la mente y quizás a alguna de mis respuestas en determinados momentos. Como digo yo “soy asín”.


#13

A mi me gustan este tipo de reflexiones porque obligan a pensar.

Una gran forma de decir mucho con muy poco. De hecho creo que ambas se retroalimentan.

El marco mental podria estar definido por una mezcla de lo que ignoramos y por lo que creemos saber en cada momento, y a medida que vamos ganando en experiencia y enfrentando la realidad, el marco mental va cambiando.
Seria algo plastico que nos permite cambiar de opinion y argumentar el porque.

El marco mental nos serviria para estructurar nuestras ideas, generar confianza y actuar de una determinada manera.
Si no existiese el marco mental, seriamos incapaces de tomar decisiones y estariamos paralizados por la duda.

Eso si, el marco mental no implica ni tener razon ni tomar buenas decisiones.

Muy interesante lo que ha escrito @jvas.


#14

@jvas. Su articulo me recuerda que algunas luces de neon se han apagado para mi. Dicen que no hay que hablar en caliente -y mucho menos escribir, porque los grafismos no se los lleva el viento-. He empezado a contar. 1, 2, 3…, con el inconveniente de que cuando llegue al 10 estare igualmente “apasionado”. Cuando llegue al millon igual escribo algo en relacion a sus magnificas ideas.
Nota: El ordenador desde el que escribo no me deja poner un puñetero acento. Disculpen,


#15

Cómprese un Apple hombre, seguro que le ha puesto Blackberry OS a ese ordenador.


#16

Venga, @Luis1 , anímese a dar su opinión. Creo que a estas alturas de nuestras vidas, ya tenemos más o menos claro que no nos van a contratar en el mundillo financiero :sweat_smile:

Tampoco creo que nadie se deba tomar a mal nuestras opiniones, pues personalmente no tratamos de ser ofensivos en ningún momento, aunque entiendo que cuando no masajeas al Kobe, o simplemente cuestionas las creencias extendidas, alguien se lo pueda tomar a mal.

El mayor problema es que nos quiten la publicidad y tengamos que… ah, pardiez, que no tenemos publi :laughing:


#17

Creo que no está ligado decir lo que se piensa con intentar no ser dogmático. Muy interesante su post.
Saludos.


#19

No vale la pena entrar en barrizales, @Luis1 .

Con muchas ganas de leer ese libro que tiene en marcha. Mucho ánimo y que las cosas que le preocupan, se disuelvan con el tiempo. Un abrazo fuerte