La bolsa o la vida

¡La bolsa o la vida! …como decían los asaltantes de caminos…

¿Y por qué elegir? ¿Por qué no quedarse con las dos?

Como os voy a relatar a continuación, la vida me ha llevado a la bolsa, y la bolsa me está devolviendo intereses a la vida…

Por un acontecimiento en el ámbito laboral, comencé a dedicar más tiempo a mí mismo. Pasé de ser esclavo de mi trabajo, a utilizarlo para mi desarrollo personal, tras una etapa previa de adaptación. En ese tiempo, y coincidiendo con el final de unos ingresos recurrentes por una renta, me comencé a hacer preguntas, más y menos trascendentales, entre las que se encontraban qué pasa si me quedo sin trabajo a mi edad, qué pensión me quedará, cuánto me costará la educación de mis hijos cuando sean mayores… Y empecé a navegar por foros de inversión.

Aprendí, y sigo y seguiré aprendiendo mientras pueda, algo de inversión, de por qué y qué hacer con mi dinero. En paralelo fui aprendiendo de qué fuentes beber [+D por ejemplo :wink: ] y cuáles desechar, y me di cuenta de que las que más me gustaban compartían ganas de aprender y mejorar pero no sólo en inversiones -LA BOLSA-, sino también en otros aspectos susceptibles de mejora: conocimiento, actitud, nutrición, deporte,… -LA VIDA-

Por ejemplo el interés compuesto, que aunque no estoy convencido al 100% de que finalmente resulte tan real como atractivo en la teoría, lo utilizo en mi vida personal con mi familia y amigos. Y esto es una verdad: cuanto más les das, más te devuelven.

Por ejemplo el conocimiento, la lectura de ciertos libros que te abren la mente y te enseñan a pensar, a tomar decisiones, y otros que te recuerdan cosas que ya sabes pero que con el día a día olvidas poner en práctica, aplicados a la vida, y por qué no, a la bolsa.

Por ejemplo el desarrollo físico, a nivel nutrición y ejercicio, nuevamente recordatorio de cosas que ya sabes y que te prometes continuamente que cumplirás, pensando en el largo plazo, pero acabas no haciéndolo. ¿Y qué tiene que ver con la inversión? Pues debe ser que cuando te decides a ser mejor, lo haces en todos los aspectos. Y a tu cerebro le gusta y ya no te deja dar marcha atrás.

Y así más cosas que ya habréis experimentado, pero que escribirlas harían este texto demasiado largo para un post.

Entonces, ¿con qué opción del título nos quedamos?

La bolsa o la vida…

26 Me gusta

Qué frase más buena. Me siento totalmente identificado, como ya comenté en uno de mis posts me ha pasado algo así durante el año pasado. No solo he empezado a manejar activamente mis finanzas y a hacer deporte (mejora que se ve a simple vista, lo que es muy motivante). Cosas tan mundanas como cenar y dejar los platos sin fregar hasta el día siguiente también son cosa del pasado. Parece una chorrada pero creo que al final todo está relacionado.

6 Me gusta

El interés compuesto no es una teoría, son matemáticas y al final todo dependerá de las cifras… Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice, las cosas son así, pero muchos no lo comprenden

2 Me gusta

Se suele mostrar cómo el interés compuesto afecta muy positivamente en el largo plazo a la revalorización de las inversiones, pero también debe aplicarse de igual manera a la inflación y a las comisiones.

2 Me gusta

Gracias por la comentarios. Ha sido mi primer post, incluso antes de presentarme (de mala educación, lo sé, pero es que quería publicarlo antes de que se me fuera la inspiración :relieved:). Me ha motivado para seguir publicando lo que piense que puede aportar, pero sobre todo para contribuir con mis comentarios a posts de otra gente, ya que te hace sentir que sí has aportado algo a los demás.