Di que no, y luego negocia, ¡imbécil!

Anoche di forma a este post, cuyo título debería haber sido algo así como “Focus”, o “Concéntrate en lo que conoces”, o alguna derivación políticamente correcta, pero coincidirán conmigo en que no hubiera sido tan divertido, sobretodo teniendo en cuenta que ya estamos prácticamente en fin de semana.

Bien, dichas las presentaciones de rigor, vayamos al fondo del asunto, que no es otro, que la importancia de saber decir que no. Si ustedes me preguntasen las diez lecciones vitales que he aprendido en mi breve paso por el mundo, una de ellas sería esta. No me pregunten las otras nueve, que me llevarán mucho tiempo :wink: . En muchas ocasiones, es más difícil, doloroso, antipático e incómodo, decir que no, que decir que si.

Obvio, pensarán ustedes. Y probablemente lo sea, pero para el que escribe estas líneas, históricamente le ha resultado más difícil decir que no, que decir que si.

Como no estamos en un foro de vicios y placeres que nos subyugan, circunscribiré el relato a la parte inversora, que al fin y al cabo es lo que nos trae a todos aquí. En un mundo con una cantidad de información ingente, lo difícil muchas veces es “rechazar” invertir en tesis que parecen de lo más apetecibles, ergo los Tankers de Paramés, los Premium Brands y demás de TV, las fantásticas small caps del blogger Reminiscences y un largo etcétera.

Puede salírle a uno bien, pero en muchas ocasiones, al ser compañías fuera de nuestro círculo de competencia, la probabilidad de salir esquilado o esquilmado, es realmente grande. En ocasiones, únicamente por no saber que uno debe entrar en los tankers cuando pasa “equis” y que debe salir cuando sucede “zeta” (es un ejemplo, no tengo ni la menor idea de este negocio, por lo que no formulo opinión positiva ni negativa) , y en otras, por no aguantar lo que nuestros amigos yankees llaman las agradables estancias en el “house of pain”, perdiendo la esperanza y vendiendo en el peor momento posible.

Mi conclusión, copiada al “grandpa” y sufrida en carne propia, por melón, es que es mejor dejar pasar muchas bolas, y batear únicamente en la que confías, y a ser posible, batear, volver a batear y repetir, tantas veces como sea posible, hasta que el tamaño de la posición sea lo suficientemente grande, en vez de batear una vez, sesgarnos por el alza o la baja y dejar la posición languidecer.

Tan peligroso es para mi quedarte sesgado y no invertir porque la posición ha subido mucho (ojo, que esta a mi me sigue costando mucho), como seguir promediando a la baja una posición de la que no tienes mucha idea.

En fin, ideas peregrinas… :smile: ¿y vosotros qué pensáis?

9 Me gusta

Y también podíamos decir que, precisamente porque se escapa de nuestro cículo de competencia, delegamos el stock pick en expertos con un track record aseadito.

Totalmente de acuerdo en la importancia de la asertividad y de saber decir no.

1 me gusta

Sin duda tiene razón. Lo mejor es esperar a que aparezcan oportunidades claras y con unas probabilidades de exito superiores al 90% , que aunque al principio uno crea que no son posibles, luego ve que ocurren de forma repetida y continuada: BRK antes de las elecciones americanas, VIS hasta hace nada (quizás incluso ahora), AAPL cuando compro buffet (esta aun me escuece) Etc.
No entiendo como aún hay gente que prefiere complicarse la vida con Tankers y similares.

1 me gusta

100% de acuerdo. Por eso delegamos en gestores.

Más que dejar pasar muchas bolas, yo diría dejar de mirar las bolas que pasan. Deje de leer las cartas de los gestores value y seguir muchos blogs. ¿Para qué?. ¿Buscar nuevas ideas de inversión? Con concentrarte en pocas cosas de calidad te sirve.

Totalmente de acuerdo.

Vale más una acción tranquila…conocida,que deseas que baje para comprar mas…que la superbarata que si baja no sabes qué hacer.

De echo es mi forma preferida de perder dinero.

Hay tantas cosas con los tankeros que pueden ir mal …que si lo comparas con el tabaco,qsr,etc…se te quitan las ganas.

O nike,visa,post.

2 Me gusta

En cierta ocasión me hice la siguiente imagen de mi situación con respecto al mercado , esta era : Oculto en la maleza ( anonimato ) y con la escopeta cargada ( liquidez ) esperar el paso de la presa ( empresa en la que invertir ) .
Pero se daba la circunstancia de tener a mi lado un asesor de las mejores piezas con lo cual a cada pieza que pasaba era mejor esperar que otra superior apareciera, terminé helado de frío y hambriento de presas no cacé ninguna y me fui con la liquidez a casa .
A veces no valoramos ( nunca ) en justa medida nuestra capacidad.

2 Me gusta

Ese punto es muy importante @Pacheco49, de hecho lo solemos comentar entre amigos inversores, acerca de la conveniencia de esperar diligentemente al mejor punto de entrada o ir invirtiendo la liquidez conforme llega.

El conocimiento general indica que mejor esperar al mejor momento y luego invertir, pero mi experiencia me dice que aunque esto sale bien en ocasiones, en otras el camino recorrido en la subida es mayor que el recorrido en la corrección,y te quedas mojado y disparándote en el pie de la mala leche que te entra :smile:

Todas las opciones son válidas, sin duda, pero yo personalmente prefiero poner la estadística de mi parte e intentar jugar a no perder .

3 Me gusta