Conocer un modelo de negocio

Lo bueno que tiene mi profesión es que me ha permitido y me permite entrar en contacto con una gran variedad de industrias y tecnologías. Soy consciente que en 2020 únicamente se considera tecnología aquello que ha nacido en un café de Palo Alto cercano a Sillicon Valley, pero algunos a los que nos gustan cosas tan banales como comer o desplazarse de una parte la península a otra, agradecemos profundamente que haya una nueva gama de autómatas programables, cámaras de visión artificial o servomotores que hagan que pueda comerme una lechuga que no esté mustia o que pueda conducir con seguridad, porque alguien ha diseñado los controles de calidad de forma que mi coche se haya ensamblado correctamente.

Me gusta ver como funciona desde dentro el mundo de las energías renovables, y en los últimos tiempos como la robótica es capaz de entrar en campos como la oncología diseñando equipos que hacen que si nos tienen que dar la mala noticia de un cáncer tarde mucho menos de lo que se tardaría hace unos años y con mayor fiabilidad.

Cada industria tiene una música distinta, unos engranajes distintos, una forma de funcionar en definitiva, que hace que integrar una tecnología en automóvil sea completamente distinto a hacerlo en el sector energético o farmaceútico, siendo los componentes usados en algunos casos los mismos. Las prioridades, los plazos de entrega, los costes etc… hacen que lo que se valora en una industria tenga poco o nada que ver con lo que se valora en otra. Unos te machacan los márgenes hasta la extenuación y otros te permiten vender con mayor margen pero exigen un cumplimiento letal en caso de fallo de las condiciones de entrega, por poner algún ejemplo.

Como ven, al que escribe le han salido los dientes en el mundo tecnológico, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Es un mundo fascinante, y muy divertido, pero la competitividad es ciertamente compleja y para que negarlo, agotadora.

Cada día estoy más desconectado de las redes sociales a excepción de +D, que lógicamente considero mi/nuestra casa. De manera consciente, decidí dedicar más tiempo a estudiar, leer, o simplemente hablar con mis amigos virtuales o reales, pero alejarme de algo que tiene tantas cosas buenas como malas. Reconozco que la parte cainita de twitter, me divierte y me crea rechazo a partes iguales. A veces algún amigo me pasa algún tuit, o algún post que piensa que me puede resultar interesante y francamente se lo agradezco. Otras veces curioseo por las cuentas que seguía , o visito proyectos de amigos que hacen las cosas francamente bien. La mayor parte de las veces la información me resulta muy útil, pues uno aprende mucho leyendo a gente instruida en un determinado campo de conocimiento.

Una cosa que me parece bastante positiva es cómo ha aumentado la percepción de que "lo más importante es entender el modelo de negocio", y estoy esencialmente de acuerdo. Entender bien las dinámicas por las que se mueve cualquier negocio son fundamentales si uno se atiene a ese factor. No es sólamente el negocio, sino los proveedores, los competidores, las materias primas que se usen, las tecnologías en juego, las posibles amenazas a las que se enfrenta el sector, la empresa, la dificultad de captar talento y un largo etcétera.

Sin embargo, las redes sociales, han fomentado también al hombre light. Un hombre light sería básicamente un señor que te dice que lo más importante para estar sano es comer bien y hacer deporte, y te lo dice mientras se está comiendo una hamburguesa grasienta y tiene unas lorzas propias de no haber hecho demasiados programas de esos de Marcos Vazquez.

Entender un modelo de negocio no es decir que McDonalds es un Reit. Si no sabes esto, es que básicamente no te has molestado en abrir una memoria de McDonalds. Entender su modelo de negocio va mucho más allá de eso. Tampoco es conocer que Ray era un psicópata que les ventiló el negocio a los hermanos etc… de nuevo, es mucho más que eso. Por supuesto no es decir que es un gran negocio porque lleva diez años o los que sea subiendo, como se imaginarán es mucho más que eso.

Me gustó especialmente la conversación que tuvimos con @Carlos_Otermin , porque se podía ver fácilmente cómo se veía desde dentro el e-commerce. Me imagino que si uno le pregunta a Carlos si conoció el modelo de negocio en dos tardes, su respuesta sería cuanto menos divertida. Hacen falta muchas horas, muchas conversaciones, muchas de ellas con insiders a los que cuesta mucho acceder si uno no está en el circuito etc… y luego como nos comentó, es fácil ver que una SMART puede tener un negocio de la leche, pero unas valoraciones que ningún señor en su sano juicio que conozca realmente el modelo de negocio pagaría en este momento. ¿Quien conoce mejor entonces el modelo de negocio? ¿El que tiene un conocimento profundo, o el que ha invertido y ahora gana un XX%? El mercado le da la razón (temporalmente) al segundo, pero creo que cualquiera con dos dedos de frente no cogería esa cerilla y correría demasiado tiempo el polvorín.

Las capas de conocimiento que forman nuestro mapa mental de cualquier campo son muchas, y adentrarse en la espesura de un sector es realmente duro y complejo. Hacen falta muchos meses para entender un modelo de negocio, y muchos meses más para ver las dinámicas que subyacen al mismo, que generalmente son como las aguas que moverán al barco. Hasta el mejor barco puede naufragar en una tormenta perfecta, y hasta el barco más destartalado puede llegar a puerto con un mar calmo.

Me asusta la banalidad con que hoy se afirma que uno puede conocer veinte o treinta modelos de negocio, cuando en mi experiencia haría falta una vida muy bien aprovechada para poder conocer realmente diez modelos de negocio.

No, conocer un modelo de negocio no es eso, y desde luego, no es solamente eso. Conocer un modelo de negocio, es además, tener un modelo sobre cuanto piensa uno que van a crecer los flujos de caja, los beneficios etc… de modo que vea si lo que uno está comprando le puede ofrecer unos buenos retornos.

Esta época realmente favorece al hombre light, pues en un entorno en que las compañías que más han subido en bolsa son las que no han tenido beneficios, es muy fácil tirar por tierra las valoraciones, pues “el mercado temporalmente le da la razón” si a lo que uno atiende es al precio. De ahí al invertir es un arte, sólo hace falta un poco de audacia y unas cuantas dosis de autoengaño, convenientemente ensalzadas por la manada.

Lo triste del asunto, es que muchos jóvenes inversores recién llegados, una y otra vez volverán a verse atraídos por el brillo de esas pepitas de oro, y cumplirán de nuevo el famoso axioma que comentaba Greenblatt en su transcripción, de entrar arriba y vender abajo. Nihil novum sub sole.

Esto, nos guste más o menos es y seguirá siendo así. Y lo más importante de todo, es que debe ser así. La cadena trófica funciona porque las gacelas son presas de los leones. La rueda del dinero seguirá transfiriendo riqueza de unos inversores a otros, pues así debe ser.

Termino con este apunte del artículo de esta mañana, que me parece esencial

Lo bueno de la inversión es que se parece bastante a nuestro paso por el mundo. Solos venimos y solos nos vamos, por lo que de lo único que uno debería preocuparse verdaderamente es de buscar su camino, y en caso de que alguien le pregunte el qué, le ayude uno a encontrar su como. Un como, que siempre será personal e intransferible. A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.

Disfruten del fin de semana,

51 Me gusta

Tienes toda la razón. A mi me incomoda muchísimo por ejemplo estar rascando la superficie de un negocio, apenas haberme leído unos cuantos informes anuales, y ya en redes sociales hay quien te tilda de experto por comentar cuatro cosas que, es eso, están en los informes (¡pero pareces un experto porque casi nadie se los lee!). Ya luego tienes que ir un paso más allá. Escarbar, hablar del tema con algún insider si tienes la suerte de conocerlo… y aún así no estás ni acercándote a dominar nada (que por cierto, también hay que aprender a trabajar con ello, apañarte con ir conociendo los drivers más importantes en negocios asequibles).

El problema es que nos gusta lo fácil. Te encuentras incluso tipos que ofrecen servicio de asesoramiento para estos temas, y charlando un poco con ellos te das cuentas que es que ni se han leído el informe del último año de la empresa en cuestión. Leértelo en profundidad, porque leértelo te lo lees en un momento, entenderlo bien ya es otro tema (a mi me gusta pararme en cada página, y obligarme a apuntar a modo de resumen todo lo que considere relevante, como si no pudiera volver a leerme dicho informe -de hecho la idea es esa, poder volver a cada año a refrescar y no tirarme la vida desentrañando de nuevo todo en un idioma que normalmente no es el nativo-).

Con la volatilidad de los tiempos de pandemia a algún amigo le dio por empezar a invertir. Ninguno llegó a leerse un simple informe, a interesarse por aprender contabilidad, y claro, cuando les han pegado el tortazo han huido espantados (recuerdo uno que invirtió en Repsol y Boeing, le pregunté por qué, y me dijo algo así como que “habían caído demasiado”). Pero qué sabrás tú si han caído demasiado o no si no has intentado valorarla.

Si los negocios no son fáciles, y comprar acciones es comprar pequeñas partes de negocios, no tiene ningún sentido pensar que invertir vaya a serlo. A mi me hace gracia cuando me preguntan cosas tales como por qué no invierto en ACS, “si es una oportunidad”. Me hace más gracia porque no tienen ni pajorera idea de lo compleja que es. Si ya Enagas si te pones mínimamente a profundizar tiene su miga, imaginaos una empresa con decenas o centenares de filiales. Pero como ni intentamos valorar, pues no nos damos cuenta de que nos viene verdaderamente grande (y de hecho a veces si cometes el error de haberte metido en una empresa sobre la que en el fondo descubres que no tienes la suficiente certidumbre sobre sus flujos de caja futuros, pues tienes que entonar el mea culpa -le ganes o pierdas dinero-, venderlo todo y enmarcarte cara al futuro que ni una más así, nunca más descubrirlo a posteriori).

Esto es un pozo sin fondo de horas. Eso no significa que no puedas armar una cartera decente invirtiendo a la vez que tienes tu trabajo, pero chico, nadie regala nada (caso contrario, pues lo de siempre, delegar en la gestión pasiva o en la activa, pero si no te da la vida para llevarlo de manera decente, pues hay que ser honrado con uno mismo, te va en ello el bolsillo).

A mi también me mosquea el ver que se habla alegremente de negocios buenísimos, y que luego la masa compra, cuando existe un riesgo evidente de estar sobrepagando, y cuando encima el que las menciona las compró en un momento de infravaloración (o peor, ni las tiene). Alguna vez se pregunta por qué algunos ponemos algún disclaimer o advertencia si no tenemos obligación legal… pues es eso, por sentido de la responsabilidad. Si yo sé que la empresa X está probablemente cara, y yo no la compraría ni loco, pues o bien no hablo de ella, o al menos hablo de ella mencionando que a estos precios me parece sobrevalorada (y lo cómodo es no hacerlo, pero es lo responsable). La responsabilidad individual está bien, y yo soy muy liberal, pero ser prudente cuando el ahorro de terceros puede verse afectado por tus palabras ya es un tema casi de educación.

Corto ya el tocho. Muchas gracias por el escrito don José, muy acertado como siempre, y que pasen todos un fantástico fin de semana.

26 Me gusta

Muchas gracias tanto a Jose por su post como a Javier por su comentario.
No sé si esto es bueno o malo, pero pienso exactamente lo que ustedes.

Muy complejo si no se está dentro conocer un negocio. Luego ya hacer el forecast ni les digo! Tal vez sea hasta mejor no conocerlo bien para ello.

11 Me gusta

Cuando se invierte rascando la superficie, el momento de la verdad llega cuando la cotización de la empresa baja sustancialmente o sencillamente tiene una tendencia a la baja a lo largo de varios años.
Si la cotización de la empresa sube, se suele presumir de que se conoce el modelo de negocio, sus ventajas competitivas, etc. Ahora bien, si la cosa se pone fea, como que te empiezan a entrar dudas, y si ya se pone muy fea, la duda es tan grande que te provoca vender en el peor momento.

Llevo ya unos años convencido de que es más fácil saber comprar que saber vender.

Me recuerda al chiste del bilbaíno que entra a una barbería para afeitarse. Cuando el barbero le quiere echar la espuma de afeitar en un lado de la cara, el cliente le dice: “Oye, no hace falta la espuma, mejor a pelo, que soy de Bilbao”
El barbero comienza a afeitarlo con la navaja y empieza a hacerle cortes en la cara, el cliente parecía el Jesús de La Pasión de Cristo. Cuando le va a afeitar el otro lado, el cliente le dice: “Oye, mejor a este lado de la cara sí me echas la espuma, que no soy de Bilbao, Bilbao, sino de las afueras”

16 Me gusta

Cualquiera con dos dedos de frente estará de acuerdo con el post.

Sin embargo, creo que llegar a conocer profundamente un modelo de negocio para tener una cierta certidumbre a la hora de valorar una empresa y en definitiva saber lo que se está haciendo, está al alcance de muy pocos.

Tengo la sensación que detrás de la frase “entender el modelo de negocio” se esconde, en la mayoría de los casos, la simple necesidad de crear una narrativa para racionalizar una decisión que ya ha sido tomada.

Es probable que esté equivocado, pero creo que si bien es necesario ser consciente de la naturaleza de las empresas y sectores en los que se está invirtiendo, también es extremadamente importante tener el coraje para tomar decisiones aún a riesgo de estar equivocado y sobre todo, tener paciencia para que el tiempo pueda hacer su trabajo.

20 Me gusta

Una aportación excelente, @Tiedra

Las redes sociales han traído grandes avances en muchos aspectos, compartir el conocimiento es y seguirá siendo una excelente manera de hacer avanzar las sociedades, pero sin embargo no están exentas de riesgos, uno de los cuales es precisamente ser una picadora de carne para los nóveles que se acercan al mundillo inversor.

Nada ciega más que el ansia de ganancia inmediata y esto lógicamente no va a cambiar. Me costó bastante verlo, y he de decir que algunos amigos lo vieron bastante antes que yo, pero es que es simplemente así. La gente miente, sería la versión corta, la larga nos exigiría un nuevo texto.

Una manera sencilla de ver si uno realmente considera que lo más importante es entender el modelo de negocio, es ver el respeto que se tiene por las tesis de otros.

@camacho113 , brillante lo del forecast. Cuanto más se conoce algo, más difícil hilar con certidumbre, como bien sabe cualquier directivo que haya preparado planes operando en sectores complejos o no predecibles.

@Segado , ciertamente es así. Hacia arriba todos vamos bien, hacia abajo ya nos incomoda más. Comprar es complejo, y comprar correctamente exige saber que estaremos en terrenos movedizos mucho más de lo que pensamos.Leyéndole me venía a la mente algo como que

Si comprar no es en si mismo un acto voluntario de humildad, vender, quizá obligatoriamente lo será

@ignatius , no creo que esté equivocado, pues esos factores son “además de”, e igualmente necesarios. Tener los suficientes bemoles para aguantar abajo está al alcance de pocos.

Terminando ya, la idea del post es simplemente que no hay verdades absolutas ,que muchos caminos son válidos y que las narrativas bellas o lógicas (como que para estar sano “hay que hacer deporte y comer bien”), cuando uno va al detalle son bastante más difíciles de llevar a cabo si uno no se queda en la superficie. La inversión como cualquier actividad humana se basa simple y llanamente en tratar de domar la incertidumbre y tratar que los razonamientos propios sean lo más acertados posibles, lo cual constituye en si mismo un acto de humildad al ver lo poco que se conoce y lo mucho que se ignora.

A ver si más amig@s se animan y vemos su visión del asunto.

14 Me gusta

Totalmente cierto lo que aquí expone. Cuando estas metido en un sector, todos los días aprendes algo nuevo, y ahora sale gente que sabe de “todo”, y pontifica, que es mas grave. Pero lo que es mas grave, es que hay personas que les dan pábulo, ya que de alguna manera, “vende”. Algo falla. No es posible que unos seamos tan tontos, y otros tan “listos”, o es que son eso lo que son? Unos listos de tomo y lomo.

11 Me gusta

Gran post señor @jvas, aunque eso tampoco supone nada nuevo bajo el sol dado el nivel que siempre atesora. Ahora bien, por jugar a abogado del diablo ¿Cuántos de los amigos del foro podrían poner la mano del fuego sin quemarse? ¿Qué pasa con los que llevamos en Adarve empresas de las que no conocemos ni el nombre y nos consta que nuestros gestores no pueden llegar a conocer al dedillo el modelo de negocio (porque hemos pactado que así sea, por supuesto)? ¿Es por tanto necesario conocer el modelo de negocio de cada inversión o sólo para aquellas personas que tienen su cartera individual de acciones? ¿Conocen los ilustres el modelo de negocio de las 51 (y candidatas) del +D51 Global Teforras?

No espero respuesta de ellas ya que es todo un ejercicio retórico orientado principalmente a mostrar mis carencias, que considero parte capital del aprendizaje. En mi cartera tengo acciones individuales cuyas empresas entiendo pero, por desgracia, para la mayoría no tanto como se indica, y fondos de los que directamente tengo 0 idea de las empresas individuales, pero se mucho de sus gestores (aunque nunca he hablado con un insider de su familia para conocer los riesgos de jubilación o cambio de gestora).

Todas esas cosas las desconozco y tengo suerte de saber que las desconozco, lo cual involucra riesgos pero, en mi humilde opinión, menos que si creyese que domino el modelo de negocio de cualquiera de ellas. Estoy seguro que ahí vendrían los palos gordos de verdad, porque es un ejercicio de una complejidad muy alta, y cualquier falsa seguridad sobre cosas desconocidas puede ser fatal.

17 Me gusta

Gracias @jvas y demás colegas por sus comentarios en este post, porque me veo reflejado en su cita. En mi corta trayectoria de inversor, aunque larga en intentarlo (Octubre negro de 1987), el estudio y lectura de autores consagrados junto a las recomendaciones de este blog al que admiro me permiten ver en gran angular. El camino que se recorre como inversor ha de ir acompañado al crecimiento personal, porque uno y otro se dan la mano. La serenidad que transmite tener la cabeza bien amueblada ayuda a pensar mejor, reflexionar sobre diferentes puntos de vista, en definitiva ser más completo como persona, y lo de mejor inversor vendrá por añadidura.

+D me ha ayudado en este camino, y les estoy agradecido a todos los que hacen grande esta comunidad.

Un saludo y buen fin de semana.

11 Me gusta

Muy buenas reflexiones, @Dudweiser , intento responderle de la mejor manera que se.

Pocos. Pero no por nada, básicamente porque hablamos de cosas realmente complejas. Hay ciertos conocimientos que como bien dice @edudiaz1958, sirven para detectar estas cosas con más intensidad.
Seguro que si ustedes están metidos en un sector y miran más de una tesis de cualquier empresa, se tiran las manos a la cabeza por cosas que simplemente son erróneas.

También es cierto que aquí en +D hay gente muy potente cuyo trabajo es ese, o que sin serlo le meten muchas horas y pasión por entender realmente los drivers de los negocios. Lo realmente interesante de ellos es que son gente muy humilde y rara vez presumirán de que conocen el modelo de negocio, o de que tenían razón por que ganaron tanto o cuanto.

Lo que te suelen decir cuando hablas con ellos es el grado de incertidumbre que ven, que por lo general suele ser bastante alto.

Adarve no se basa en el estudio del modelo de negocio, por lo que no tendría mucho sentido preocuparse por ello. Quizá en un fondo que tenga una rotación muy baja si sería interesante analizar empresa por empresa, pero más por el gusto de conocer un poco mejor el estilo de gestión que por una necesidad real de hacerlo, pues también es cierto que si uno está subcontratando la gestión de su capital y tiene que trabajar lo mismo que el gestor, quizá lo mejor sea comprar directamente las compañías y no tener que pagarle al gestor, vaya.

Como sabe formo parte del equipo e ignoro completamente la mayoría de los modelos de negocio de las compañías que forman el fondo, y las que conozco, las conozco más por curiosidad , pero sin embargo si entiendo el porqué entraron en los modelos o la causa de que hayan salido, que para mi es lo más importante si hablamos del tipo de inversión que hacemos . (De esto hablamos bastante en el Podcast que hemos grabado hace unos minutos).

Esto que le voy a decir suena un poco de perogrullo, pero es que realmente es necesario conocer el modelo de negocio cuando uno invierte con acciones individuales, siempre que su criterio para comprar las compañías sea conocer el modelo de negocio, (que suele ser en la mayoría de ocasiones), no se si me explico.

Básicamente hay muchas maneras de invertir en que conocer el modelo de negocio te da exactamente igual, pero quizá por la herencia value o no se la razón, parece que hoy todo lo que se aleje de conocer el modelo de negocio (aunque no conozcas sino obviedades), tener baja rotación (aunque tu cartera de hace tres años no se parezca en nada a la de hoy), o una búsqueda cuasi enfermiza por pagar menos comisiones (que es fundamental, vaya, pero entiendo cuando uno compra lo que sea debe mirar más factores aparte del precio), el skin in the game, y mantras similares, pues son la corriente mainstream y todo lo que se aleje de eso se ve como malo sin siquiera hacer esfuerzo alguno por entenderlo.

Hoy en día y parafraseando a @Fabala en su brillante presentación

A mi me pasa algo similar, y me divierte enormemente ver la naturaleza humana. Ayer nos echamos unas buenas risas precisamente con esto.

Al final, pues es como todo en la vida, de los dogmas a tergiversar la realidad hay un paso. En este post hablamos de conocer realmente el modelo de negocio, pero hay muchos ejemplos más.

Me recuerda mucho al chiste ese del conducto en sentido contrario, que en alguna ocasión ya he puesto por aquí

La idea siempre es la misma, huir completamente de los planteamientos maniqueístas de “sólo hay dos maneras de invertir, la mía y la errónea”. Básicamente porque yo pienso que esto es malo en si mismo, porque creo que no se puede aprender si no se mantiene un sentido crítico. También es cierto que yo no entro en polémicas, y que nunca me verán enzarzado en discusiones inútiles. Si uno está convencido de que lo suyo es lo mejor y que todos los demás están equivocados, pues fantástico, quizá hasta tenga razón, quien sabe.

Aunque no me lo pregunta, me parece interesante, pero no sabría responder a esa pregunta, pues habría que distinguir quienes son los ilustres :smiley: , asimismo entiendo que dentro de los mismos habría unos que conocerían algo más un modelo de negocio que otros. También es cierto que las empresas que seleccionamos fueron la fusión de muchos inversores diferentes, por lo que uno puede tener un cierto conocimiento en una empresa determinada e ignorar completamente otra.

Sus reflexiones me parecen muy acertadas, pues denotan curiosidad y sentido crítico, y diría que eso es lo más importante para ver donde pisa uno. Como en todas las cosas complejas sin embargo no suele haber una respuesta única.

@edudiaz1958 @ultreya , completamente de acuerdo con lo que comentan.

20 Me gusta

Muchas gracias por la respuesta. En este foro yo me considero, y posiblemente me consideraré durante años, uno de los más ignorantes, por eso mis aportaciones suelen ir a buscar el contrapunto. No porque dude de nadie, de hecho los tengo en tanta estima que si aspirase a tener los conocimientos de la media del foro creo que no llegaría a invertir, por mucho que haya leído hasta ahora. Lo hago por entender y aprender, e intentar medir el equilibrio de las cosas. En uno de esos ejercicios descubrí que aquello a lo que me llevo dedicando años se parece como un huevo a una castaña de mi empresa a la rival. El dichoso modelo de negocio de una se centra en SaS mientras que la otra es una bodyshopper, pero de puertas afuera son casi gemelas.

Desde entonces soy de los que se atreve a bajar a nadar después de medir muy bien todo lo visible, pero teniendo claro que “el mar no avisa dos veces” y al primer susto que me demuestra no estar bajo control, me salgo.

10 Me gusta

Excelente artículo , le felicito .

La mayoría solemos comenzar diciendo , lo malo que tiene mi profesión .

Bien podría referirse a personas .

Cualquier persona a lo largo de su vida .

[quote=“jvas, post:1, topic:13291”]

A cualquier persona a lo largo de su vida , le puede ocurrir que .

Lo mismo ocurre con los llamados amigos y con el aparentar .

:clap: :clap: :clap:

Sí este artículo estuviese en el hilo sobre el estoicismo , encajaría perfectamente , si cambiamos los objetos por personas y los conceptos teóricos por sentimientos .

4 Me gusta