Reflexiones para un sábado por la tarde


#1

Esta semana tocaba mirar la rentabilidad de mi cartera, cosa que solamente hago una vez al año en diciembre. Y solo la miro una vez por los siguientes motivos:

  1. Por intentar que el ruido me influya lo menos posible,
  2. Porque estoy relativamente tranquilo con mi cartera y con mi método de inversión, construidos pacientemente y (creo) que con sentido común después de un concienzudo análisis de cada fondo y cada gestor (aunque sé que tanto mi cartera como mi método distan mucho de ser perfectos), y
  3. Porque mi horizonte temporal es largo (por poner alguna cifra siempre digo que diez años, aunque en realidad, y si no necesito desmovilizar el dinero por cualquier contingencia, espero que sean muchos más).

Aunque ya sabía que no ha sido un año especialmente bueno para la renta variable (la gente de mi entorno sabe que invierto en fondos y en ese sentido es inevitable obtener información no deseada de compañeros de trabajo, amigos o familiares), el ver cómo tu cartera construida con ahorros conseguidos a base de ímprobos esfuerzos ha caído un 10% (concretamente un 10.5%) es una prueba de fuego para cualquier inversor particular, más dura si cabe teniendo en cuenta que empecé a invertir en abril de 2017. Sabía que algo así podía ocurrir (y que terminaría ocurriendo en algún momento), pero una cosa es pensarlo y otra muy diferente vivirlo. Citando los 4 pilares de la inversión de W.Bernstein (libro al que llegué por las sabias recomendaciones de algunos masdividenders) no es lo mismo simular un accidente de avión que sufrirlo en primera persona…

Pues bien, puedo decir que, aunque lógicamente esta situación no es la ideal ya que las caídas me han pillado al principio de mi andadura inversora, estoy tranquilo. Tranquilo por la cantidad de veces que he escuchado (e interiorizado) hasta la saciedad a gestores y foreros que esto es algo por lo que tarde o temprano todos pasamos y constituye una prueba de carácter para ver si realmente somos inversores a largo plazo (que sobre el papel casi todos lo somos). Tranquilo porque confío en que los gestores estén haciendo bien su trabajo y estén aprovechando las últimas caídas para comprar acciones a buen precio. Tranquilo porque en diez años muy mal tienen que estar las cosas para haber remontado el vuelo, aún dando por bueno que podemos estar a las puertas de una nueva recesión, desaceleración o similar viendo noticias calentitas como esta:

https://www.bloomberg.com/opinion/articles/2018-12-03/u-s-yield-curve-just-inverted-that-s-huge

Y alguien podrá pensar que me he dejado sorber el seso por el marketing value, o que me he casado con mis ideas y que ni siquiera contemplo que pueda llegar a estar equivocado en mi manera de invertir. También puede ser, no lo niego, en esta vida hay muy pocas certezas. Pero en cualquier caso, equivocado o no, creo que lo verdaderamente importante aquí es que a la vista de mi decepcionante rentabilidad este año no he sentido el impulso de salir corriendo y vender mis fondos, como hace mucha gente, sino de seguir invirtiendo como hasta ahora mejorando lo que pueda mejorar.

En ese sentido este es un mensaje de ánimo para todos aquellos inversores particulares que se encuentren en una situación similar. Y también es la oportunidad perfecta de enfatizar la importancia que tiene la formación en el proceso inversor (leer libros, escuchar podcasts, acudir a conferencias de inversores, etc.). Estoy convencido de que si e el último año y medio no hubiera dedicado todas las horas que le he dedicado a mi formación como inversor particular (y han sido muchas…), y si simplemente hubiera invertido por recomendaciones de terceros, ahora no estaría tranquilo ni mucho menos. Mención especial para este foro, que es una fuente inagotable de conocimiento desinteresado, sobre todo para los inversores menos experimentados, y que en mi opinión realiza una tremenda labor.


#2

Enhorabuena por su templanza. Mi pregunta a usted (y también a mí mismo) es si sería capaz de tener la misma convicción y templanza si su cartera hubiera bajado un 50% en lugar de un 10%.
Creo que era Mike Tyson el que decía que todo el mundo tiene un plan hasta que le sueltas el primer puñetazo.


#3

Yo diría que sí, aunque decirlo es mucho más fácil que hacerlo obviamente y un 50% son palabras mayores… Eso no es un puñetazo de Tyson, es un minuto aguantandole directos… Pero creo que sí porque llegado a ese punto sólo vería upside…


#4

Yo pienso (no sé si aguantaría llegado el caso) que lo mejor que nos puede pasar a los inversores que hemos empezado hace relativamente poco es encontrarnos un mercado bajista, y cuánto más mejor.

De igual manera que en tu caso, llevaré entorno al 6% de pérdidas, pero piensa que es poco menos que una suerte poder comprar activos con un porcentaje de descuento bastante aceptable con respecto a unos meses.

Es más, si vamos a largo plazo, porque agobiarse con los resultados a corto plazo.

Saludos


#5

Celebro que también lo veas así, ya que en el fondo creo que es la manera sensata de verlo, aunque no se puede negar que es una prueba mental bastante dura para el inversor novato.

Gran verdad lo de que si vamos a largo no deberíamos fijarnos en la volatilidad a corto (que para mí es lo que hay ahora, aunque con alguna pérdida real en los fondos eso si, como Arytza en Cobas)


#6

En mi caso, entré en Cobas Grandes Compañías cuando perdía un 10% y voy promediando a la baja.
Pensándolo fríamente, puede que tras el error de Arytza vengan tiempos mejores y Paramés y su equipo no vuelvan a cometer el mismo error de meterse en una compañía tan endeudada, a pesar de los activos que pueda tener.

Tendemos a endiosar a los gestores, pero son humanos, y de los errores deberían aprender. Al menos, yo confío en ello.

Saludos.


#7

Un cordial saludo, Segado.

Es cierto que es de Mike Tyson aquello de que “todo el mundo tiene un plan hasta que le sueltas un tortazo”.

Pero si se fija bien, si el plan es concretamente de inversiones, hasta nos puede venir bien que el tal Tyson nos arree un tortazo. Personalmente, puedo asegurarle que no variaría mi plan de inversión, como mínimo, en los próximos cinco años, contados a partir del momento de recibir la galleta de ese tipo. Es el plazo que tardaría en recuperarme para, de forma consciente, modificar mi plan de inversión, si es que llego a recordar en que invertí antes del evento.


#8

Pues si el noviazgo ha sido de irse conociendo poco a poco y descubriendo las bondades y limitaciones de ambos , le auguro un largo y feliz matrimonio.

Me asombra usted .

Claro que se ve que no ha perdido el tiempo .
Usted mismo se da las claves

Saludos.


#9

Muy buenas reflexiones. Conviene pararse a reflexionar de vez en cuando sobre las premisas bajo las cuales uno invierte

Efectivamente. La gente nos confundimos intentando sacar conclusiones del comportamiento diario de las carteras y de los productos de inversión.

No resulta fácil interpretar dichos datos y demasiadas veces uno deja que sus emociones sobre lo bien que le sientan los incrementos y lo mal que le sientan las bajadas, ocupen el sitio que le tocaría desenvolupar al análisis frío de los datos.

Exacto. Lo cual nos lleva al sitio opuesto. Que la gente que está demasiado nerviosa con las actuales bajadas, estaba poco convencida de lo que hacía.

Ya lo venía diciendo estos últimos años cuando las cosas marchaban viento en popa, que escudarse en los rendimientos recientes, por buenos que sean, para justificar nuestra inversión en tal o cual fondo, provoca justo este efecto cuando el mercado se complica.
Y la vehemencia con la cual se expresan determinadas opiniones cuando van bien las cosas igual son signo de la debilidad de fondo de ciertas convicciones.

Si tiene esto claro, lo importante es que no se deje liar por todos aquellos que no tienen realmente este horizonte y le van a pretender vender unos objetivos acordes con lo que ellos venden, no con lo que usted quiere.

Fíjese que si va a largo y ya tiene más o menos decidido como ejecutar su plan, le sobran la mayoría de fondos que se venden con espectativas de corto plazo, los asesores y buena parte de la premsa económica , o al menos de la mayor parte de los artículos que puede econtrar. Por no hablar de las redes sociales con un enfoque similar.

Ojo especialmente con la gente que dice que va a largo y luego toma decisiones de corto plazo a la que el mercado se complica.

Yo no creo que sea demasiado compatible los conceptos año y renta variable para un inversor a largo plazo.
La rentabilidad a largo plazo depende básicamente del conjunto de años no de uno en concreto.

La gente comete el error de creer poder inferir el comportamiento al cabo de 10 años de la suma individual de los años cuando una bajada o subida tremenda hay que verla en su contexto de lo que ha pasado los años previos y/o posteriores.

Lo hemos comentado muchas veces, la renta variable no funciona así. Los rendimientos a veces se sacan de periodos cortos y a veces es al revés.

Por otro lado, ¿de donde sale la rentabilidad de los fondos de RV? Perder de vista que las empresas son la base de la rentabilidad real de largo plazo suele llevar a sacar todo tipo de conclusiones incorrectas. Pero estas conclusiones incorrectas no son exclusivas de mercados bajistas o de caídas. Suelen estar presentes también en las épocas alcistas donde la gente no parece querer preguntarse que igual el mercado está subiendo “demasiado” en relación con la base que proporciona la rentabilidad.

Gran libro, no sólo para leer sinó para releer especialmente cuando se complica el mercado.

Si han leído algunos de los grandes libros de inversión pero no han vivido mercados complicados, las reflexiones y sensaciones que pueden sacar de ellos, ya les digo que no tienen las mismas connotaciones. Vamos que les falta(nos falta) releerlos bajo un prisma de mercado distinto.

Por poner un ejemplo, la perspectiva sobre la inflación, no es igual cuando llevamos bastantes años con una inflación muy baja, que cuando vuelvan a aparecer inflaciones grandes.

Ya le digo que peor es que le pillen al final de su andadura inversora. Nunca nos van a pillar en buen momento a menos que uno ya les quite importancia para largo plazo.

Si nos pillan al inicio es que sería mejor que llegaran cuando tengamos cierto colchón.

Cuando nos llegan al medio sería mejor tener todavía más colchón.

Y si nos pillan al final es cuando más perjudica si uno tiene que deshacer inversiones en renta variable demasiado por debajo de su valor de hace unos meses dado que tenemos que vender más acciones o participaciones para conseguir el mismo dinero que teníamos previsto retirar.

Esto dice mucho a su favor.

Ser inversor no consiste en mirar la cuenta, ir contando como sube el capital allí presente y buscar culpables cuando esto no pasa.


#10

Muchas gracias por la respuesta. Respuestas de este tipo le reconfortan a uno y le hacen pensar en el lema del Liverpool de “you will necer walk alone” :slight_smile: No obstante todavía no me considero merecedor del calificativo de inversor sino en todo caso de aprendiz de inversor (aunque me da la impresión de que la inversión es una disciplina en la que uno nunca deja de aptender…)


#11

Me siento identificado con su reflexión.

Llevo poco tiempo invertido y con caídas dolorosas en todas las inversiones y en especial en los fondos value elegidos. Ya firmaba yo ese - 10%.

Sin embargo no me dan ganas de salir corriendo, eso ni me lo planteo. Tengo que frenar los impulsos de aportaciones extra de golpe que buscan aprovechar las caídas.
Sigo convencido de que el tiempo nos dará la razón.

No se si me habré dejado seducir por el espiritu +D o es que le he cogido la gracia a ver como baja mi patrimonio semana a semana.


#12

Pues ánimo que si de una cosa estoy seguro es que a largo plazo no nos estamos equivocando :slight_smile: Y como antídoto para mantenernos firmes más lecturas y + D. Felices Fiestas a todos


#13

Buena reflexión.
Yo llevo un -9% global. En alguna posición hasta -20%.

Llevaré 5 años invirtiendo, con aportaciones mensuales, es el primer catacrock que estoy sufriendo.

De momento lo llevo bien, es un dinero que no necesito y aunque obviamente no me gustaría perderlo, el hecho de no tener previsto este dinero para algún gasto o proyecto futuro, me permite estar mucho más tranquilo.

Este primer golpe lo estoy llevando como un aprendizaje y autoconocimiento propio.

Finalizo diciendo que según el capital invertido estar en -9% puede significar perder menos en términos absolutos que tener un -2%

Bueno, voy a echar una cerveza para celebrar las bajadas.

Un saludo.


#14

Me apunto a esas cervezas virtuales :slight_smile:


#15

Muy buen titulo para incorporar reflexiones y pajareos varios.

Yo entro poco y siempre llego un poco tarde, uniéndome a la inercia de temas que ya están maduros.

Nosotros en casa invertimos de modo colegiado y toda decisión en general y de inversión en particular, pasa por el tamiz de la puesta en común y de la decisión consensuada.

El motivo que nos anima a modificar de modo sustancial alguna posición de la cartera, nunca al día de hoy ha sido los vaivenes del mercado, ni tan siquiera en 2008/09, donde nuestra cartera llego a caer por encima del 60%. Quizás alguien piense que es una bilbainada hacer esta afirmación, pero yo se que es cierto. Digo esto porque en el último mes estamos debatiendo sobre la conveniencia de darle puerta a Cobas. A primera vista alguien podría pensar que sus resultados están detrás, NEGATIVO.

Para nuestro clan inversor, pesan a partes “cuasi” igual, los siguientes conceptos, a saber:

  • Proceso inversor.
  • Excelencia inversora.
  • Honestidad/consistencia.

En referencia al:

Proceso inversor.

En referencia a este punto, no tengo ninguna duda que nos encontramos cómodos con el mismo.

Excelencia inversora.

Aquí las cosas empiezan a enturbiarse un poco/bastante en los últimos meses con el nuevo equipo. En los últimos tiempos han aflorado posiciones en las carteras, que desde nuestro humilde punto de vista no conjugan bien con la presunta excelencia del equipo inversor:

  • Aritza. Error es claramente por la excesiva e inadecuada ponderación en las carteras. Y no por lo que ha pasado con los problemas de Aritzaen su negocio, las situaciones sobrevenidas si son puntuales, no las considero errores.
  • Telefonica. Una empresa como es actualmente Telefónica, entiendo que no debería de tener hueco en el proceso inversor de un Value como Cobas, por mas que sea una oportunidad de rentabilizar a corto la cartera.
  • Dia. Lo de este título, es una cagada tanto por el análisis, como por el momentun de la compra
  • Duro Felguera. Más de lo mismo.

Honestidad/consistencia.

Nos da la sensación de que la humildad no está en estos tiempos, entre las virtudes de Cobas. Esta característica es un adjetivo importantísimo que todo gestor ha de tener, para sacar nota en este capítulo.

Por lo arriba expuesto, nos surgen grandes dudas de la idoneidad de tener en cartera productos de esta Gestora y en absoluto por que haya tenido un quebranto importante en sus rentabilidad de corto y medio plazo.


#16

Buenos días, con respecto a la humildad, cabe destacar que desde Cobas se ha asumido el error de Aryzta públicamente (aunque es evidente).

Saludos


#17

Gracias por la respuesta. En mi caso Cobas representa algo menos de un 40% de mi cartera (fue mi primera inversión, y error de principiante, no espacié lo demasiado mis aportaciones a Cobas Selección y Cobas Iberia, aunque lo cierto es que tampoco ayuda el hecho de que la gestora establezca una inversión mínima elevada que hay que aportar de una sola vez).

A Paramés siempre le agradeceré haber sido la persona que me abrió los ojos y me hizo dejar de ver la inversión en renta variable como una apuesta de casino, y que me descubrió la filosofía de inversión en valor, algo de lo que sorprendentemente nunca nadie me habló durante la carrera. Luego ya, leyendo e informándome por mi cuenta, descubrí los AZ, Magallanes, Metagestión, Cartesio, etc. libros de Buffet, Lynch, Bernstein, etc. o foros como +D o Finect. En fin, un mundo nuevo.

Dicho esto, efectivamente coincido con Ud. en que errores cristalizados como Arytza o potenciales como Telefonica por apalancamiento excesivo (anatema en el mundo value, y que el mismo Paramés dice rehuir, otra cosa es que los gestores value sean siempre fieles a sus principios o renuncien a ellos en busca de rentabilidades adicionales, lo cual daría para otro post sin duda).

El caso de Dia y Duro Felguera no soy tan categórico, son empresas que operan en sectores complicados con mucha competencia y márgenes muy bajos (cada uno con su casuística particular), y la apuesta podía haber salido mejor o peor. Y la principal diferencia con Arytza, como Ud. señala, es que son apuestas relativamente pequeñas dentro de la cartera de Cobas. Lo que no dudo es de que Cobas haya hecho un análisis exhaustivo y riguroso de estas empresas y haya creído poder extraer valor, aunque en este caso todo parece indicar que podría no llegar a ser así.

Todo esto para decir que, personalmente he decidido darle un voto de confianza a Cobas y a Paramés. Llevo invertido con ellos desde abril de 2017, y hasta que hayan pasado 5 años mínimo no me replantearé traspasar mis fondos a otra gestora. Siempre y cuando durante esos 5 años no haya un Arytza anual que eso no lo aguanta ninguna cartera :slight_smile:

Por último en cuanto a la soberbia del gestor, personalmente llevo poco tiempo en este mundillo y no sabría decirle si se debe a su (reconocida por sí mismo) timidez o si simple y llanamente se le han subido a la cabeza sus éxitos pasados. Tal vez Ud. esté mejor posicionado que yo para juzgarlo si le conoce de su etapa en Bestinver y si ha apreciado un cambio en su discurso y actitud.

PS Me da Ud. gran envidia con el tema de tomar las decisiones de manera colegiada. Yo lo intento en casa, pero me doy cuenta de que aburro a las ovejas y de que estos temas solo me interesan a mí, así que ya he desistido…


#18

Cierto que han reconocido su error “estructurero” y “liberal84”, Ya solo faltaba.

Cuando me refiero a esa prepotencia concretamente del Sr. Parames, no pienso en una entrevista o un evento puntual. Me refiero a una actitud de carácter en los últimos años, que en mi opinión va a más. Yo creo, que visto desde la distancia, si estuviera en su pellejo me recluiría unos días en la soledad interior y puliría algunos modos y maneras.

Esto que comento viene de lejos, concretamente de los últimos años en Bestinver, donde fue directamente corresponsable de dejar con el culo al aire a muchos de los inversores. Esto es historia (y también ha reconocido públicamente su error), pero tengo la sensación de que su perfil como gestor cojea por esa esquina y no ha reciclado.

En referencia a los errores, cuando son puntuales , son si me apuras hasta necesarios, porque esos hechos forman necesariamente parte del proceso inversor. Cuando son tan seguidos y tan anacrónicos con su decálogo inversor, quizás toca valorar si es merecedor de la confianza que recibe del inversor y del pastizal que cobra en comisiones y anexos.

Permíteme no ser más concreto.


#19

Coincido con Ud. FGP en el año 2014 marchó por la puerta de atrás con olvido total de los que decía sus “co-inversores”.
Cosa distinta ocurrió con A de Guzman y Bernad, se mantuvieron con honestidad al timón intentando hacer una transición ordenada.


#20

Para mi, 100% de acuerdo. Cuando no estás de acuedo con tu jefe, hay que saber marcharse con dignidad y elegancia, quedando bien, el resto suena a “ahí te quedas tú y tus participes” ,.Uno de los enemigos en este mundo de la inversión es el “Ego” y cuando les tocan el Ego se olvidan de muchas cosas y se viene arriba cual adolescente ante un estímulo primaro.

La definición clásica del ego indica que es el componente consciente de la psiquis que experimenta el mundo exterior y reacciona ante él. En todos los casos, el ego es un componente de la psiquis del inversor que debe estar sometido a disciplina. Su ego es lo que le crea su imagen de si mismo, la cual sin la disciplina adecuada puede estar ampliamente distorsionada por el éxito del cuál se suele aprender bien poco o nada.