Mi Proceso Inversor. Parte 3/3; Metodología

100% de acuerdo.
El tema de Bayer creo que es bastante emocional por lo de Monsanto y su mala prensa ya legendaria.

2 Me gusta

No hay por donde cogerlo este tema del glifosato y Monsanto, la gente oye Monsanto, Bayer, Glifosato… y se acuerda de Hitler prácticamente

1 me gusta

Pues creo que tiene toda la razón.

En el tema de Bayer el primer error fue mío ya que, en el sentido de informar y darle bombo, le di más importancia de la que le suelo dar a cualquier otra empresa que tenemos o hemos tenido en cartera. Es probable que mi actitud inicial, claramente motivada por algún sesgo cognitivo intentando justificar y explicar la compra, haya sido el detonante de un interés especial por su parte.

Espero haber aprendido algo…

2 Me gusta

Normal, y el tema Bayer no ha terminado aún. Tal vez incluso se puede volve a hundir otra vez, pero Bayer es Bayer, y lo del glifosato creo que no se sostiene ni desde un punto de vista científico ni desde un punto de vista jurídico. Lo de la sentencia a favor de la pareja de granjeros es de las cosas más alucinantes que he visto en toda mi vida.

Además ni que Monsanto fuera la única empresa que ha usado glifosato, tendrá que caer casi toda la industria agroquímica, y sin ninguna prueba científica, y habiendo pasado todas las certificaciones y todos los controles de la FDA y las principales agencias estatales del medicamento mundiales…

1 me gusta

Nadie que no sea de este mundillo y lleve más de 10.000 horas de estudio/lectura/reflexiones, es incapaz de entenderlo por eso “lo mejor es el silencio y encogerse de hombros cuando sale de forma banal el tema de las inversiones porque han oído campanas en el telediario, radio o prensa”.

9 Me gusta

Es fundamental no hablar NUNCA con la pareja de la bolsa. Ni cuando va bien, ni por supuesto cuando va mal.
Quién no sabe de esto, no puede entendernos. Ya cometí éste error y ahora soy una tumba.
De hecho, más que aguantar en las caidas, para mí, el autentico reto es que nadie de mi familia note si gano o pierdo.

16 Me gusta

Lo más triste/frustrante/decepcionante es cuando NO QUIEREN ni muestran interés al menos de escuchar.

No lo digo ya por la pareja, que al fin y al cabo aunque se interese más o menos, si muestran cierto grado de comprensión al permitirnos invertir los ahorros.

El problema es con los familiares o amigos cuando ves que no poseen un mínimo de educación financiera, y aún así la opción más sensata por nuestra parte es no decir ni mu.

Hace unas semanas le comenté a un amigo fumador medio en broma medio enserio, que lo que él se gasta al año en tabaco, es más o menos la misma cantidad que me paga Altria en dividendos, siendo un trasvase de riqueza de libro.

Pues ni así.

13 Me gusta

Ya tenemos algo en común, hago lo mismo, a mi esposa solo le digo, siempre, que pierdo muy poco dinero, tampoco me alejo mucho de la realidad y ella, como ve que todo sigue igual, no me hace el más mínimo caso. Si le dijera que gano se interesaría por el cuanto y si le cuadra, querría invertir en Tiffany, pero en lo que hay dentro, viaje a NY incluido.

Eso sí, saco a relucir el tema muy pocas veces, solo cuando de forma distraída me lanza: ¿Cómo te va en esa jaula de grillos? Yo la tranquilizo al instante: Normal, no te preocupes (El normal hay que decirlo con empaque y mirándola a los ojos por lo que luego digo). Y lo crean o no se acaba la conversación inversora.

El truco está en lo de “normal”, si hay algo que cuadra con el siempre subjetivo concepto de lo que es “normal”, es porqué mi mujer está convencida que lo que es normal es lo que es ella, piensa, dice, hace y siente y, por ello, no concibe que yo pueda actuar de contrario, una mujer normal no viviría con un anormal, ello me consuela. Y todos tan contentos, menos mi cartera.

9 Me gusta

Con esa actitud seguro que para su familia tiene usted un Aura de saber , más que si tratara de dar explicaciones . :smile:
En mi caso sólo comento cuando cobramos dividendos :
Yo - La empresa X nos ha dado dividendo .
Ella ¿ cuanto ? - X
Ella - ¡ pues vaya ! , lo que tienes que hacer es , cuando ganes vender .
:joy: :rofl: somos como Espartanos de la inversión ,nadie sabe de nuestras cuitas y nosotros contentos defendiendo nuestro paso de Las Termópilas

11 Me gusta

Pues estuve pensando al respecto en las vacaciones de navidad y decidí que si me planteaba buscar un trabajo, iba a enfocar la búsqueda tal y como enfoco la inversion:

Empresa de calidad, con un buen modelo de negocio, que cuide al trabajador (en vez de al accionista) y pasando por problema temporales.

En el sector de la construcción, lo de la empresa de calidad y buenas condiciones laborales son cosas que se acercan a la utopia, así que las condiciones de partida no son sencillas.

Por mi perfil e intereses profesionales, siempre tube una sana envidia de otros sectores, como el de automoción o aeronáutico, donde tanto vehículos y aviones se construyen y ensamblan en plantas de producción.

Por ello, siempre he vivido con cierta frustración lo que ocurre en obra: improvisación, errores, dejadez, retrasos, sobrecostes, lidiar con personal poco cualificado, etc.

Encontré una empresa a escasos 15km de mi domicilio con un modelo de negocio muy diferente al clásico estudio de arquitectura o empresa constructora:

Es una empresa que diseña y fabrica edificios modulares en madera, que dispone de un departamento de diseño y una planta de producción.
Es una empresa en crecimiento con un nicho de mercado en expansión, donde se puede explotar lo mejor de las metodologías de diseño modernas y combinarlas con las ventajas que ofrece la producción en taller.

Además pasa por problemas temporales como muchas otras en la region donde vivo y no es debido a crisis sectoriales, sino a la escasez de mano de obra cualificada, lo que me daba poder de negociación.

En la entrevista, quede bastante impresionado con el modelo de negocio y en la negociación del contrato me sorprendió gratamente la ética profesional y personal de los CEO, que fueron los que me hicieron la entrevista.

Tube la suerte de conectar muy bien en lo personal y en lo profesional. Quieren “robarme” e implementar la metodología de trabajo que he desarrollado en mis 5 años como autónomo.
Me ofrecieron en puesto el mismo día de la entrevista y además he podido negociar el contrato con las condiciones que yo quería.

Toda esta parrafada no es por echarme flores, y si así se entiende, pido disculpas.
La razón de este post es la de indicar que, al haber planteado la búsqueda de trabajo como inversor y no como trabajador, me ha ayudado a desechar mucha morralla en la selección de empresas y evitar ciertos modelos de negocio obsoletos y no aptos a largo plazo.

Si no voy a invertir en empresas con malas perspectivas a largo plazo, ¿por que voy a querer trabajar en ellas?.

Si he acertado o no, solo el tiempo lo dirá.

A partir de abril se inicia una nueva etapa que, además de reducir mis responsabilidades, me va a permitir liberar una gran parte del fondo de reserva y me va a dar ingresos recurrentes para invertir.

Iré actualizando.

22 Me gusta

Un enfoque muy interesante y al menos para mi novedoso , esperando actualizaciones y una vez realizado el trabajo de selección , suerte .

1 me gusta

Yo estoy en el sector aeronáutico y estas cosas también ocurren desgraciadamente.

1 me gusta

REFLEXIONES SEMANA DEL CORONAVIRUS

Pues esta última semana de febrero ha sido bastante movida.
A mi me ha pillado de vacaciones y bastante desconectado del día a día de los mercados, y como no tengo las claves de IB conmigo ni tengo la app del móvil, me he visto obligado a pensar sin hacer nada.

No se a ustedes, pero a mí son las semanas que me gustan y como lo único que he podido hacer es pensar, hay algunas cosas que me rondan la cabeza.

Salvo en empresas puntuales como Boeing y alguna otra, esta caída nos pone a niveles de octubre de 2019 (S&P 500).
La verdad es que no recuerdo haber estado especialmente contento con los precios por aquella época, salvo 3M, MO y poco más.

La pregunta que ronda mi cabeza es:
¿Qué diferencias existen respecto a hace 4 meses?

Sin duda sabemos más que entonces, ya que conocemos los resultados anuales, así que objetivamente disponemos de más información por el mismo precio.
En teoría podemos tomar mejores decisiones, o al menos hacerlo con más información.

Pero esos resultados no han sido en líneas generales tan espectaculares como para hacer baratos los precios de octubre de 2019.

Creo que a lo que nos estamos enfrentando es a un sesgo anclaje mediante el cual comparamos los precios actuales con los máximos registrados de hace una semana.

Si solo nos fijamos en la caída, parece que estamos en las rebajas, pero ampliando el marco temporal a apenas 3-4 meses, nos encontramos en el mismo punto.

Entonces me hago otra pregunta:
Si no compré hace cuatro meses a los mismos precios
¿Por qué ahora sí tendría que hacerlo?

Pues no tengo respuesta.

16 Me gusta

Si las empresas empiezan a recortar beneficios ( creo que será la peor consecuencia del Coronavirus) los precios aún deberían seguir cayendo aunque imagino que no con tanta crueldad como esta semana.
Además esto sigue creciendo ( de momento en Europa no se frena el contagio) por lo que creo que los recortes de beneficios aún pueden ir a más.
Ojalá me equivoque en todo , por que más allá de que las acciones caigan o no sería un desastre si se empezase a destruir empleo o cosas similares.

3 Me gusta

Eso es algo que no se ve en los gráficos y que puede suponer un golpe moral durísimo si además va unido a una reducción del patrimonio invertido en Renta Variable del 50-60%

2 Me gusta

Cada vez que leo “si cae me da igual seguiré aportando y promediando a la baja” creo que la gente no es consciente de que una caída fuerte de los índices puede venir acompañada de pérdida propia de empleo y como dice puede ser un golpe moral muy duro. Así que igual te encuentras en la situación que usted comenta , perdida del 40% o similar de la inversión y pérdida de trabajo con lo cual no creo que puedas seguir comprando.

9 Me gusta

Esto es lo mismo que he pensado yo durante esta semana, aunque se han puesto algunas cosas mucho más apetecibles que hace 4 meses, por lo que tengo algo de munición preparada para la semana que viene…

4 Me gusta

Porque ya ha quedado desmostrado que ese precio se superó con creces y sin ningún esfuerzo.

REFLEXIONES CRISIS CORONAVIRUS (PARTE 2)

No se muy bien como enfocar este nuevo post, así que según vaya escribiendo se irá articulando solo.

Lo que está pasando es la hostia en vinagre.
Como no soy epidemiólogo o virólogo, pues mi opinion de poco sirve, aunque creo que esta situación nos está enseñando las costuras de nuestro sistema económico, sanitario y social, ya que se está viendo desbordado y muy poco preparado para gestionar acontecimientos que se salen de la línea establecida. Y a una velocidad récord.

Hay pánico y preocupación, eso se ve en los mercados.
Aquí en Alemania, donde aún se puede salir a la calle, la frialdad y desconfianza de la gente es brutal. Nadie se acerca, nadie se abraza, nadie se toca y me doy cuenta de que uno, ya de forma inconsciente, mantiene esa distancia de 1 - 1,5m para comunicarse con los demás.

Quizá la evolución de los mercados, cuando en el futuro analicemos la frialdad de las gráficas, no se diferencie a alguna de las crisis anteriores y se harán cálculos de lo millonarios que seríamos si en estos momentos hubiésemos invertido en alguna empresa o índice determinado.

Es probable que así sea, pero lo que las gráficas y los periodos de bonanza no dicen, es que los desplomes son momentos en los que, paradójicamente, quienes menos sufren son las empresas cotizadas.
Yo no me preocuparía demasiado por ellas, al fin y al cabo, son las que están mejor preparadas para afrontar y superar situaciones extremas.

La gran mayoría de las empresas que todos conocemos ya han vivido otro tipo de situaciones apocalípticas y ahi siguen.
Las que no lo logren, serán absorbidas por otras. En el peor de los casos quebrarán, y otras serán nacionalizadas.

Lo que más me preocupa somos nosotros: trabajadores, autónomos, pequeños empresarios, familias, jubilados, discapacitados, dependientes, etc.

Si las cosas se ponen feas, por desgracia seremos los que vamos a salir peor parados de todo esto, por lo que no se estrujen los sesos demasiado por si alguna empresa de su cartera ha recortado el dividendo, o si las perspectivas de negocio son buenas o malas.

Es irrelevante, preocúpense de su salud, de su familia, de sus puestos de trabajo y de sus finanzas personales.

La gran mayoría de las empresas cotizadas van a salir reforzadas de esta situación y los índices volverán a su senda alcista.
Si no es así, créanme que la Bolsa no será nuestra mayor preocupación.

Las épocas de bonanza como las que hemos vivido, en realidad sirven para que nos interesemos por la Bolsa porque queremos sacarle rentabilidad al dinero ahorrado que no necesitamos. Todo un lujo.
Son momentos de aprender, de pensar, de reflexionar, de cometer errores y de mejorar.

En las situaciones difíciles como la actual, es cuando hay que actuar y ejecutar lo aprendido.
Llevamos años quejándonos de lo caro que está todo.
Pues bien señores, ahora es cuando las empresas y los índices están menos caros y no tiene sentido asustarse, hay que actuar o en su defecto, no hacer nada.

Da igual si hemos llegado al suelo o vamos a hundirnos más en los infiernos.
Si hace un mes usted se quejaba de lo caro que estaba todo, ahora tiene oportunidades a su alcance que seguro no se daban ni en sus mejores sueños.

Eso sí, hay que hacerlo con cabeza y en base a lo que hemos aprendido y repetido hasta la saciedad:

  • Invertir solo el dinero que no necesitemos a medio plazo
  • Mantener un colchón de seguridad
  • Tener paciencia
  • Diversificar
  • Espaciar las compras
  • No vender

Si lo hacemos así, es probable que mal no nos vaya a ir.
Eso lo dice uno que ha hecho un par de buenas cagadas este año, que ya comentaré más adelante.

Ahora toca preocuparse de nuestra salud y bienestar, de nuestra gente, de nuestro sustento y de ser una esponja para aprender lo máximo posible de la situación que estamos viviendo.

Un saludo a todos.

32 Me gusta

Absolutamente de acuerdo, @ignatius. Sobre todo en lo de que ahora no sirve de nada preocuparse por la bolsa cuando lo que peligran son nuestras vidas.
Yo añadiría que tampoco tiene sentido ver qué esta más barato o menos, pero comprendo que ahora haya quien quiera sacar mejor partido de la situación e intentar comprar a mejores precios. ¡Los de hoy, los de mañana, los de dentro de un mes?.

3 Me gusta