La lectura está sobrevalorada

Queridos inversores, antes de entrar en pánico les invito a leer el post hasta el final.

Llevo unos días reflexionando sobre este tema que, en mi opinión, puede ser polémico y de interesante debate.

Desde siempre me ha llamado la atención que a una persona que se ha leído muchos libros le llamen una persona culta, que sabe mucho porque ha leído mucho. Pero, si lo pensamos bien, ¿es más importante la cantidad que se lee o lo que se lee?

La lectura, en mi opinión de nuevo, sirve para dos cosas: aprender y entretenerse.

Con un libro puedes aprender mucho, pero también entretenerte mucho. (Lo mejor es aprender mientras te entretienes jejeje) Al igual que puedes aprender y/o entretenerte viendo una serie, peli o documental. Lo importante está en lo que se ve o se lee.

Una persona no es más culta por leerse 100 libros al año. Si son 100 novelas puedes haber aprendido entre poco y nada. Si has leído 20 libros aplicables a cualquier ámbito importante de la vida has aprovechado bien el tiempo. Lo mismo digo de las series, pelis y docus.
Y sí, sé que muchos estaréis pensando en que se pueden aprender o mejorar cosas como la redacción, gramática, etc. Pero con otros hobbies también desarrollas otras cualidades. Por ejemplo con el ajedrez desarrollas paciencia. Hasta en un bar mejoras tus habilidades sociales!!

Lo que quiero decir con todo esto es que la lectura está sobrevalorada si no se lee con la finalidad de aprender. Como entretenimiento unos leen, otros ven series, otros juegan a juegos de mesa, otros hacen cosas con coches, etc. Otros aprenden leyendo, con documentales, escuchando, etc. Y esto último no se valora tanto como la lectura.

Nuestro tiempo es finito. Debemos elegir adecuadamente qué leer.

Y terminando quiero decir que, obviamente, cada uno lea lo que desee. Pero para mí tiene más importancia leerse 50 buenos libros, que enseñen de verdad, a leerse 500 novelas. Eso sí, cada uno se entretiene como quiere.

Y ustedes, ¿qué opinan?

Un saludo :slight_smile:

13 Me gusta

Sinceramente, no me parece que la lectura esté sobrevalorada. Es más, creo que la lectura no está valorada. Poca gente lee, y ya no entro a valorar lo que leen esos pocos que leemos.

9 Me gusta

Si no lo ha hecho lea el Quijote, Don Quijote, como la sociedad de su tiempo sobrevaloraba la lectura de libros de caballería, fruto de esto Don Miguel de Cervantes nos ofrece un libro de caballerías y caballeros andantes que aplica lo malo a lo bueno, es imposible que Cervantes hubiera escrito un libro así sin sus precedentes, que aún de pésima calidad dieron un gran fruto, es como el cine, si todas las películas son buenas ¿qué hacemos cuando queremos una mala? De esas de dormir en el sillón…

Y citando a Cervantes, en su prólogo a la segunda parte del Quijote:

Y no le digas más, ni yo quiero decirte más a ti, sino advertirte que consideres que esta segunda parte de Don Quijote que te ofrezco es cortada del mismo artífice y del mesmo paño que la primera, y que en ella te doy a don Quijote dilatado, y finalmente muerto y sepultado porque ninguno se atreva a levantarle nuevos testimonios, pues bastan los pasados y basta también que un hombre honrado haya dado noticia destas discretas locuras, sin querer de nuevo entrarse en ellas: que la abundancia de las cosas, aunque sean buenas, hace que no se estimen, y la carestía, aun de las malas, se estima en algo.

https://cvc.cervantes.es/literatura/clasicos/quijote/edicion/parte2/prologo_al_lector/default.htm

6 Me gusta

Contestando indirectamente a su pregunta, creo que lo importante no es leer, si no que las circunstancias le inviten a uno a reflexionar, la lectura suele ser un buen sitio para encontrar invitaciones de ese tipo y tarde o temprano, incluso la mente menos inclinada a la reflexión acaba por sucumbir.
Una lectura, una película, una anécdota que le cuenta su abuelo sobre su época más joven son todo invitaciones a la reflexión y al aprendizaje. Cuando yo devoraba libros de joven, la mayoría eran novelas y sin darme cuenta estaba viviendo decenas de vidas a través de esas páginas que pasaba con pasión, un adolescente imberbe tenía acceso a los pensamientos atormentados del dr. jekyll respecto a su dualidad, conocía el narcisismo de dorian gray, las travesuras de tom sawyer o el razonamiento lógico de sherlock holmes y dupin, así como la irreductible personalidad de sandokan, por nombrar unos cuantos.
Creo que ninguno de esos libros podría considerarse por si mismo un libro transformador o un libro “útil” en el sentido estricto de la palabra, pero todos y de manera sutil, pueden conformar un espíritu crítico, independiente y creativo que quizás no se podría conseguir leyendo ensayos académicos sobre nutrición, ciencias sociales o escoja ud. el libro que más útil le parezca, debido a la falta de implicación emocional que me provocarían sin una razón u objetivo de fondo.

En parte, entiendo su razonamiento y lo puedo compartir, uno puede leer y negarse a aceptar ninguna de las invitaciones a la reflexión que le brinda la lectura, pero incluso en las novelas más predecibles y aburridas puede uno encontrar una caricia invisible que pueda despertarle una chispa de introspección. Culta o no, dudo que una persona que lee muchas novelas no haya aceptado ninguna de esas invitaciones que le trae a uno la lectura.

16 Me gusta

Buenos días

No sé dónde escuché una vez una sentencia que decía más o menos lo siguiente:
“Era un sabio de los de antes, cuando no se valoraba la sabiduría por la cantidad de conocimientos que se atesoraban, sino por la capacidad de comprensión de los demás”.

Un saludo

4 Me gusta

Yo soy de leer mayoritariamente libros técnicos, suelo estar entre 2/3 a la vez ya que tengo demasiados “hobbies” De los que me interesa aprender lo máximo posible.
No obstante, considero que de todo tipo de géneros literarios se puede aprender algo, incluso a la mente le va bien sumergirse en ocasiones en según que tramas para relajarla y volver a lo que te proporciona aprendizaje con la mente despejada y descansada para absorber más conocimiento.
Como dicen más arriba, creo que la lectura está muy infravalorada, que tengas mas o menos capacidad de absorción/comprensión, creo que también se aprende con el tiempo que le dediques a ello.
Ergo, en esta vida hay tiempo para todo, leer, ver tv, ir a tomar una cerveza, disfrutar de la familia…el tiempo hay que repartirlo y aprovecharlo al máximo, tenemos fecha de caducidad y pensar así, me hace repartir el tiempo entre cosas única y exclusivamente que me interesan de verdad. Quizás esto es eso que escuchaba de pequeño que llamaban madurez.

3 Me gusta

El gran mal de nuestro tiempo es no saber/poder separar el grano de la paja. ¿Hay alguién que no pierda más del 50% del tiempo que dedica a informarse/formarse ?
Internet por un lado ha puesto casi todo el conocimiento a nuestro alcance, pero por otro nos obliga a perder infinidad de tiempo hasta dar con lo que nos interesa.
¿Hemos salido ganando?
No lo tengo claro.

9 Me gusta

Yo no lo habría dicho mejor. La verdad es que conozco a varias personas que leen mucho pero leen tal cantidad de basura que no los considero cultos ni de lejos.

Eso sí, la gente aficionada a leer suele expresarse bastante bien, lo cual confunde a la hora de saber si una persona es culta o no.

3 Me gusta

Yo creo que está más bien infravalorada. Independientemente de lo que leas, aunque sean tebeos, leer te permite entrenar unas habilidades que hoy en día con el móvil lanzando notificaciones a diestro y siniestro son difíciles de entrenar: concentrarte en algo por periodos relativamente largos, tener que dedicarte varios días o incluso semanas para terminarlo… por lo menos creo que sirve para mejorar la paciencia y la constancia.

1 me gusta

Pensando sobre lo escrito por usted , me ha llevado a mi infancia época en la había muchas personas de mediana edad y mayores que eran analfabetos ,si ,si analfabetos y por lo tanto no sabían escribir , estas personas con el cine y los " docus " no creo que aprendieran mucho pués les faltaba el criterio que te puede dar la narración verbal y escrita como bien dice @AlanTuring

En una película que no gobierne usted , el bagaje con que se enfrenta a ella va a decidir la sustancia que pueda sacar de la misma ; por supuesto que el cine y las distintas manifestaciones culturales son importantes y necesarias , pero para mi lo primero es respirar y eso lo da la lectura , luego bien oxigenado cualquier actividad es bienvenida .

1 me gusta

Es una de las grandes ventajas de la lectura que junto el navegar por las ideas y fantasías de los demás, los que escriben y publican, te permiten una aportación adicional, créame que muy importante, a lo que uno es, piensa y opina.

No se asuste, no le voy a citar ahora la interesantísima obra de un escritor uzbeco de extensísimo currículo.

El problema de los que leen poco, leer, sean diarios, revistas, lo que sea, es lo que Ud. indica pero a la inversa, puedo tener excelentes ideas y opiniones, pero si no las sé expresar y explicar convenientemente, no tengo nada.

Otra cosa es la verborrea, pero ese es otro asunto.

2 Me gusta

Pero entrenar habilidades no significa enriquecerse. Hay muchos hobbies con los que puedes desarrollar habilidades. Y ojo, la lectura es uno de los mejores hobbies, por no decir el mejor. Pero por ello no debería sobrevalorarse la lectura y sobrevalorar a personas que leen mucho (leer pueden leer todos y mucho, seleccionar, reflexionar, aprender y aplicar eso, es otra cosa) En mi opinión.

Yo creo que estamos en tiempos distintos. Los libros de antes tenían poco margen de mejora, se hacían lo mejor posible porque va de la mente del autor al libro. Sin embargo las películas han evolucionado muchísimo. Lo mismo digo de documentales, vídeos, etc. Muchas cosas se aprender mejor visualmente que leyendo. Con ésto no quito importancia a los libros ni mucho menos. Lo que no te da uno te lo da lo otro y viceversa.

1 me gusta

Comer mucho no significa alimentarse bien, como leer mucho no significa estar aprendiendo. Enfocarse en la calidad marca la diferencia.

2 Me gusta

No solo se lee para aprender, hay muchos otros motivos por los que leer, leer es alimento… como diría Panero en “El lamento del vampiro” esa carne que en la calle / se apila…/

Se lee para ver el mundo desde ojos ajenos, para pensar sobre los pensamientos de otro, un loco o un suicida, para viajar a sitios que no existen, para desenmascarar verdades, para encubrir realidades, para censurar ideas, para ser un héroe o un villano, para estar en un gulag, en un campo de concentración, en una guerra o en un palacio, comer manjares, visitar Venecia o bañarse en una bañera con heces humanas, se leer para salir de la rutina, para tener rutina, jugar a la ruleta, perder en las carreras de caballos, morir en una reyerta, ser periodista, torero, poeta, borracho o lector, no sé si todo esto, y lo que se le ocurra, es aprender pero al menos para mi aprender es uno de los motivos más flojos para inducir a alguien a leer.

¡Es el Tedio! — los ojos preñados de involuntario llanto,
Sueña con patíbulos mientras fuma su pipa,
Tú conoces, lector, este monstruo delicado,
—Hipócrita lector, —mi semejante, — ¡mi hermano!

Charles Baudelaire
https://es.m.wikisource.org/wiki/Las_flores_del_mal/Al_lector

6 Me gusta

Efectivamente, este tema creo que es polémico e interesante a la vez. Empezando por su pregunta sobre si la lectura está sobrevalorada, mi respuesta sería que depende. Si nos atenemos a lo que la gente dice, sí que considero que está sobrevalorada. Si, en cambio, nos atenemos a lo que la gente hace, pienso que no.

Y es que en este tema hay una importante disonancia entre lo que se dice y lo que se hace. Casi todo el mundo parece valorar la lectura como muy importante pero la realidad es que se lee poco, así que tengo mis dudas sobre cuál es la verdadera valoración que se le da.

Sobre la lectura de textos técnicos, ensayos, etc., parece que todos coincidimos en su gran importancia. En este aspecto no cabría hablar de sobrevaloración. Bien distinto es cuando hablamos de literatura de ficción. Parece que la opinión mayoritaria es que no existiría tal sobrevaloración, postura que no comparto plenamente.

Considero que un hombre que después de los 40 años todavía lee novelas es un puro cretino” dijo Josep Pla. Creo que con esta sentencia buscaba provocar, y en absoluto calificaría como tales a aquellos cuarentones que disfrutan de una buena novela. Pero lo cierto es que si bien es indiscutible el valor estético y el deleite que puede llegar a producir una obra literaria, tampoco iría mucho más allá en la valoración de las funciones que tradicionalmente se le han asignado. A continuación desgloso algunas de ellas.

Artitóteles ya hablaba en su Poética de que la literatura es una imitación de la acción y de la vida. Por tanto tendría un valor descriptivo de un tiempo y un lugar. Y al parecer le otorgaba más valor que a un texto historiográfico. No puedo estar más en desacuerdo. El escritor de una novela, aunque sea de la corriente realista, no tiene obligación de ser fiel a la realidad, e incluso aunque lo consiga, no deja de ser su realidad y la pretensión de objetividad que se le presupone a un historiador queda en un segundo plano en el caso del novelista. Así pues, si se busca comprender el pasado, considero superior el trabajo del primero al del segundo.

Otros han destacado la función social de la literatura, pero este es un punto que me hace sentir bastante incómodo teniendo en cuenta la deriva que este pensamiento produjo, sobre todo en el siglo pasado. Los teóricos marxistas, desde el materialismo histórico, han considerado que la literatura es una superestructura ideológica y algunos líderes comunistas como Mao no dudaron en considerarla que debía ser una herramienta más de la revolución. Creo que a la literatura se la debe dejar tranquila y no obligarla a cargar con una cruz que le correspondería a otros.

Si descontamos estas dos funciones, aun nos quedaría al menos una tercera función, la moral, que nos retrotrae a la catarsis aristotélica. Es muy cierto que la novela puede despertar sentimientos muy elevados, pero realmente no es algo ni mucho menos exclusivo de ella. Y en última instancia habría que preguntarse si un texto de ficción aporta al respecto un sustento más sólido que un tratado de sociología, filosofía política o moral.

Dicho esto nos queda el innegable valor estético y placentero de la novela, pero no alcanzo a entender por qué ello tiene que otorgarle un valor superior a su lectura. ¿Por qué consideramos más elevado leer una novela que bailar o ir al cine? ¿Acaso no hallamos también estética y disfrute con estas actividades? Y siendo reduccionistas, la estética no tiene razón de ser si no es porque al lector le produce una sensación placentera. ¿Es más noble leer una novela o pasear por el campo? Un sí incondicional a lo primero creo que sería un ejemplo de la sobrevaloración de la que hablamos.

En definitiva creo que lo importante es la calidad de lo que se lee. Estoy de acuerdo con la revelación de Sturgeon, que viene a decir que el 90% de lo publicado es basura. Un lector poco exigente puede leer cientos y cientos de novelas sin sacar gran cosa de provecho más allá de unos ratos entretenidos. En cambio un lector más selectivo y que asimile plenamente los contenidos puede sacar grandes beneficios de otro tipo de literatura con más contenido informativo. En resumen, coincido con la postura de @Jadiar y mi respuesta final sería que leer está sobrevalorado o no dependiendo de cuál sea la verdadera valoración de la gente y del tipo de literatura del que se trate.

8 Me gusta

A mi juicio, está infravalorada. Y es tan bajo el nivel lector, que fomentar la lectura me parece algo crucial.

Ahora bien, entre lectores, lo que puede estar sobrevalorado es hablar de cantidad. Puedo decir que soy una persona que lee muchísimo, pero el valor lo intento sacar en la selección, aprendizaje y algo crucial: descartar. No creo en el “buy&hold” de la lectura, creo que si un libro no cumple debe ser abandonado y con esto soy tajante.

Creo también que no la lectura, sino la novela, puede estar sobrevalorada. Creo que con la novela se aprende mucho, no solo historias y vidas interesantes, también recursos estéticos y narrativos muy útiles. Pero si una persona lee 200 novelas de vampiros adolescentes al año, es un digno entretenimiento como puede ser ver una serie de netflix del tirón, pero no mucho más.

Al final, mi respuesta sería “no, depende y sí”

Sí, sí, y quemarlo… yo estoy de acuerdo, el problema es que si cumple o no cumple es subjetivo, yo he leído libros fascinantes que he recomendado y han resultado decepcionantes, he leído libros fascinantes que hoy me parecen basura, he tirado libros que luego he vuelto a comprar y releer completos, ay! el juicio de un libro, es como el mercado tiene su momento.

Yo diría que leer es un acto íntimo, novelas, ensayos, biografías, política, filosófica, psicología, poesía, fotografía, mecánica, matemáticas, física, etc, etc… todo eso y mucho más está en los libros, el que prefiera bailar o ir al cine es cosa suya y muy loable, para mí el cine es algo que forma parte de mi vida, para bailar ya no me dan los huesos… pero para leer, hasta que me quede ciego o me echen tierra (hasta novelas) ¿el motivo? pues simple, no sabría vivir sin leer, dicho de otra manera, leer forma parte de mi vida íntima, es algo que uno hace para sí mismo, así que igual empiezo termino, es un acto íntimo y poco público.

2 Me gusta