Flores para Algernon


#1

En 1959 el escritor Daniel Kayes publicó un bonito cuento de ciencia ficción soft, que inmediatamente obtuvo un gran éxito y acabó unos años después convertido en una novela igualmente exitosa y premiada llamada “Flores para Algernon”. Sin ánimo de querer estropearles la eventual lectura, les diré que narra la historia de Charlie Gordon, un hombre con cierto retraso intelectual al que someten a un experimento quirúrgico que le permitirá superar su discapacidad e incluso desarrollar una gran inteligencia. Lo que aparentemente es un gran bien acaba teniendo sus partes oscuras. Charlie descubre que las personas que tenía por amigos no son más que compañeros de trabajo que estaban a su lado solo para engañarlo, aprovecharse y reírse de él. Más experiencias similares le resultarán muy traumáticas y descubrirá que no siempre es bello abrir los ojos.
Desafortunadamente no existe ningún tratamiento ni pastilla como el de la novela que nos permita convertirnos en superinversores, pero al menos sí que tenemos la posibilidad de disfrutar de una comunidad como +D con un espíritu colaborativo en la que las carencias que unos tenemos en determinados temas quedan suplidas por los conocimientos de otros miembros; cuando no hay tiempo material para poder atender a todas las conferencias de gestores o CEOs que merecen la pena, otros lo hacen y lo resumen. Cuando no hay tiempo para cribar todas las empresas que se quisiera, otros colaboran trayendo a colación esta u otra acción interesante. En resumen, la interacción con otros usuarios nos puede llevar a ser mejores inversores, más conscientes de lo que nos rodea y con opiniones más formadas.
Pero esto también puede tener su lado amargo, y al igual que le sucedía al infeliz Charlie Gordon, se puede llegar a un momento de revelación de la verdad, cuando se descubre que los dioses a los que se idolatraba no son todopoderosos al modo de las religiones monoteístas, sino dioses helénicos, con sus fobias y sus filias, sus envidias, celos y soberbias: todos los defectos y virtudes propios de los humanos.
Los dioses helenos gustan de interactuar con los humanos, tomar forma corpórea al menos una vez al año y predicar su credo rodeados de su coro de deidades menores. Pero también juegan entre ellos y en ocasiones con los humanos como piezas del juego. En ocasiones han rivalizado para ver quién tenía un grupo más fervoroso de fieles, y con objeto de comprobarlo, les han exigido sacrificios en forma de más del 2% de su patrimonio anual. Y los abnegados fieles han pagado, y tal vez si se les hubiera pedido habrían estado dispuestos a llegar hasta el extremo de Abraham.
Pero he aquí que muchos de estos fieles han despertado del apacible estado en que estaban sumidos. Es en ese momento cuando algunos se plantean si los sacrificios que sus dioses les exigen a cambio de sus favores no son ofrendas demasiado gravosas. Incluso han amenazado con abandonar a sus dioses tradicionales en favor de un movimiento herético liderado por un falso apóstol llamado Bogle.
Las aguas de la fe bajan revueltas en los últimos tiempos y no todo queda ahí. Algunos fieles han abierto los ojos y se han encontrado con que eran grey de segundo orden para su dios. Ellos habían practicado con rigor la ofrenda del 1,5% estipulada por los sumos sacerdotes, pero al parecer no ha sido juzgado suficiente por las deidades, que se han denegado a desplegar sus favores en la misma medida que a otros fieles. Algunos han elevado sus plegarias, tratando de hallar una respuesta al desprecio sufrido, pero no han recibido divina respuesta, poniendo en peligro su ya precaria fe. Otros sí que han conseguido que sus plegarias fueran atendidas, pero en lugar de encontrarse con la voz segura, grave y atronadora que esperaban de un dios olímpico, han escuchado solo balbuceos impropios de un ser omnímodo.
Ante esta situación, los desorientados fieles tienen dos opciones. O intentar volver a su estado original de placentero embotamiento o rebelarse contra los atropellos de sus dioses. No es necesario que surja un héroe prometeico para lograr que estos disminuyan su voracidad, sino la acción del conjunto de la feligresía. Deben tomar conciencia de que en última instancia, sin sus fieles quedan despojados de todo poder, reducidos a meras carcasas con forma mortal; que los fieles tienen el poder de acudir a los sumos sacerdotes y emitir sus quejas, y que finalmente incluso pueden amenazar con abrazar esa herejía que va ganando cada vez más fuerza.
Tal vez algunos dioses perezcan en esta batalla que se avecina. Si es así, parafraseando las últimas líneas de “Flores para Algernon”, permítanme que les pida que, por favor, si pueden pongan algunas flores en la tumba de esos dioses.


#2

Gracias por hacernos pensar…:hugs: para los Valuefilios…

Cualquier persona con sentido común, recordará que la visión puede ser turbada de
dos modos y por dos causas distintas, que son cuando uno pasa de la luz a la oscuridad o
en el caso contrario cuando uno pasa de la oscuridad a la luz; y, si recordamos que esto
ocurre igualmente con el alma, cuando veamos a una de ellas sumida en este tipo de
turbación, incapaz de distinguir cualquier objeto, no nos echaremos a reír neciamente,
antes al contrario nos preguntaremos si tal vez, falta de costumbre, no se hallará cegada
debido a que llega de un lugar más luminoso o, por el contrario, surgiendo de una opaca
ignorancia hacia la luz del conocimiento, puede que se encuentre cegada por una
luminosidad inesperada para ella. En éste último caso, nos regocijaremos por su forma de
vivir y de sentir; en el otro, lo lamentaremos con ella, y si se nos ocurre reír será mas bien
con una cierta indulgencia hacia aquella alma que ha descendido del dominio de la luz.
Platón - La República


#3

BRILLANTE :clap::clap::clap::clap::clap: @Cygnus.


#4

@Cygnus: Por artículos como el suyo, fantástico sin duda alguna, es por lo que vale la pena estar aquí. Ese es el Pometeo, encadenado a sus creencias y mordido por las elevadas comisiones, no siempre justificadas. Curiosamente fotografié esa obra del escultor de Igualada, Josep Campeny, el pasado miércoles. ¿Y por qué fotografiar una escultura que veo todas las semanas? ¿Y por qué apresurarse -como si el tiempo fuera a imposibilitar su contemplación y disfrute- a tomar la instantánea? También recogí con mi móvil otra de sus obras, su magnífico Hércules. Si me piden que les mande la foto de su Neptuno, colgado a varios metros, en un pedestal, tendrán que adivinar la escultura cubierta tras una inmensa maraña de plástico amarillo que la recubre en su totalidad.


#5

Gracias por el texto @Cygnus. :+1::+1:

Me has hecho recordar mis lecturas de antaño de Luciano de Crescenzo (El mito de los Dioses, Historia de la filosofía griega, y mi preferido… Orden y desorden, que incluso también viene a cuento).

image


#6

GRANDE Cygnus!!!.
Existe la película?. Así @arturop y gente como yo la podamos ver!!! :joy::wink:


#7

Sí que existe una adaptación, llamada ‘Charly’, de 1968. No la he visto.


#8

Muchas Gracias!!!. La buscaremos aunque con la reseña que usted escribió me pica el gusanillo de leerme la novela.


#9

Te doy las gracias Cygnus por poner negro sobre blanco lo que muchos pensamos y no tenemos la elegancia ni elocuencia literaria para darle forma.
Y como Charlie Gordon, algunos, algunas ocasiones, maldecimos la clarividencia.
Gracias


#10

Grande, @Cygnus. La verdad es que nada como una buena analogía para entender las cosas que pasan.

@Random, por alusiones, yo soy de los que no se ve una película si le interesa el libro hasta que se lo ha podido leer…


#11

No me cabe ninguna duda Sr. Arturo. Comentarle aparte que me gustaría conocer cómo evalua usted las empresas y saber un poquito más sobre el Quant. Le propongo, si a usted le parece bien, que hablara más detalladamente de su estrategia en un Podcast, pues me interesa mucho su visión de los mercados, la selección de los valores y la valoración que hace antes de adquirirlas. Por así decirlo, ese proceso mental que usted realiza tan particular que lo caracteriza antes de tomar una decisión. Sin más, un saludo.