Deep Work, Cal Newport

Me estoy leyendo el libro Deep Work de Cal Newport y me gustaría compartir un par de reflexiones que me han parecido interesantes. Las traducciones que os voy a mostrar son de elaboración propia, sin el rigor de un buen traductor.

TIEMPO LIBRE Y TIEMPO DE TRABAJO

La mayor parte de la población asume que la relajación nos hace felices. Queremos trabajar menos y estar más tiempo en la hamaca. Pero los estudios de Csikszentimihalyi´s ESM revelan que la mayor parte de la gente esta en lo incorrecto:

Irónicamente, el tiempo de trabajo es más sencillo de disfrutar que el tiempo libre, porque en el trabajo tienes retos y estas concentrado en un objetivo. Por otro lado, el tiempo libre carece de un orden y estructura, requiere además mucho más esfuerzo para ser llenado en algo que pueda ser disfrutado.

Básicamente lo que viene a decir el libro es que valoramos en exceso el tiempo libre con respecto al tiempo en el trabajo. Pienso que en parte tiene su punto de razón ya que llenar todas las horas del día a través de hobbys y cosas placenteras no es tan sencillo como pudiera parecer. Para algunas personas es muy difícil. Les ocurre a muchos jubilados cuando dejan de trabajar. Algunos de los que leen este foro algún día conseguirán la independencia financiera, otros es posible que ya la hayan conseguido. Es importante tener en cuenta estas reflexiones. También pienso que hay trabajos y trabajos. Algunos más estimulantes y en otros donde te sientes la pieza de una maquinaria.

GRUPOS DE POBLACIÓN QUE VAN A PROGRESAR EN LA NUEVA ECONOMÍA

En la nueva economía tres grupos de población van a tener una particular ventaja: aquellos que puedan trabajar de forma creativa con las máquinas inteligentes, aquellos que sean los mejores en lo que ellos hacen y aquellos que tengan acceso al capital. Si estas unido a cualquiera de estos tres grupos lo vas a hacer bien.

Una habilidad muy importante para la nueva economía es la habilidad para aprender y controlar las cosas difíciles. La mayor parte de las máquinas inteligentes son significativamente más difíciles de comprender y manejar. Quien logre trabajar con la compleja tecnología y además adaptarse a los rápidos cambios de estas tecnologías lo hará bien.

El proceso de adaptarse a las cosas difíciles nunca acaba: Debes estar dispuesto a adaptarse rápidamente una y otra vez.

Si hay un sector que creo que lo va a hacer bien en las próximas décadas va a ser la consultoría tecnológica debido a estas reflexiones que aparecen en el libro. La consultoría tecnológica vive de los cambios constantes que se producen en la nueva economía, se adapta rápidamente y ofrece soluciones. La tecnología es compleja y difícil de entender en muchas ocasiones. Este sector intenta resolver este problema.

Dicho lo cual, a los buenos inversores les gustan las empresas que tienen un negocio o producto que no cambia con el paso del tiempo. La consultoría tecnológica se alimenta de los cambios tecnológicos constantes, pero no goza del favor de un sector donde el negocio permanezca invariable a lo largo de las décadas. Es decir, nunca llegará a ser el mejor sector donde estar invertido.

8 Me gusta

Encantado de leer siempre las reflexiones que le generan sus lecturas.

Solemos valorar más aquello que no tenemos, o nos parece que no tenemos en la proporción justa que disfrutar de aquello que ya tenemos.

Lo del orden y estructura, supongo que dependerá de cada persona, hay quien ya es muy metódico en toda su forma de actuar y hay quienes tendemos a la divagación. Para estos últimos, entre los que me encuentro, en ocasiones la rutina del trabajo supone casi un mal menor. Como aquel refrán de “quien madruga dios le ayuda”.

Creo que los humanos, en general y aunque hay notables excepciones, tendemos a llevar bastante mal los cambios que creemos que pueden suponer una pérdida de nuestra calidad de vida pero suelen ser necesarios algunos de estos cambios para que, a lo largo de los siglos, esta calidad se haya incrementado notablemente.

El argumento del que no quiere que nada cambie suele ser la creencia que tiene que constituye un derecho y una norma “natural” el estado actual de las cosas, pero frecuentemente es un estado convencional/social que nadie asegura que se pueda sustentar sin cambios.

El miedo al cambio suele ser un recurso político tremendo, lo utilizan indiscriminadamente todas las fuerzas del espectro político. Pero es un supuesto gigante con pies de barro. Sin cambios suele ser “complicado” mantener un estado de las cosas convencional/social que en cierta forma suele contenter “desequilibrios” naturales que terminan haciéndolo inviable.

2 Me gusta